La ley mancha

Por: | 02 de marzo de 2011

Mich

Atención. Ligeros espoilers

Cada uno tiene sus debilidades y la tele no es una excepción. Lo malo –y seguro que muchos de ustedes me comprenden- es que con tanta diversificación, tanto canal y tanta ficción, los afectos se vuelven resbaladizos y lo que antes era el amor de tu vida es ahora un romance de unas semanas. Mi abuela, por ejemplo, estaba enamorada de Perry Mason, y sigue siéndole fiel (hasta el punto de que consciente de que está sorda como una tapia se ha comprado unos auriculares para oírle bien) a pesar de todos esos abogados (y abogadas) que pululan estos días por la caja tonta. Actualmente no existen esa clase de relaciones profundas con los personajes televisivos: demasiados vicios como para escoger solo uno.

Sin embargo yo debo confesar que entre un mar de obras maestras (la década de oro de las series, que –sí- ya ha acabado, donde peleaban Los Soprano, Hermanos de Sangre, A dos metros bajo tierra, The wire, Deadwood, etc...) perdí la cabeza por un hombre capaz de arrancarle al demonio los cuernos a mordiscos. Su nombre era Vic Mackey.

Vic Mackey, interpretado por el magnífico Michael Chiklis, era un poli de Los Ángeles. Bajito, cachas y con el centro de gravedad bajo (como Messi) el buen Mackey embestía a los sospechosos como un Mihura con placa. Bueno, eso no es todo. Mackey también mataba, robaba, extorsionaba, traficaba y era capaz de atizarle a un sospechoso con la guía telefónica para después tomarse un cafelito con los colegas, que son como él pero un poquito más altos.

 

De hecho el poli es tan malo que a la mitad del primer episodio de The Shield (que así se llama la serie) uno siente la tentación de apagar la tele y dejar de sufrir. No lo hagan, perseveren, porque en la serie se esconde Shawn Ryan, uno de los mejores creadores de los últimos tiempos (como demuestra la muy reciente The Chicago Code) y porque en sus siete temporadas hay más talento que en el 90% de las películas que nos tragamos cada año.

Lo malo (porque lo es) es que The Shield coincidió en el tiempo con todas las series antes mencionadas y su robusto reparto y la fiereza de sus guiones no fueron suficiente excusa como para que Mackey y sus colegas repartieran estopa en España, donde quedaron relegados al furgón de cola. También es verdad que las tres primeras temporadas, siendo notables, no permitían anticipar lo que sucedería en la cuarta… y en la quinta, la sexta y la séptima.

 

Y es que al principio Mackey era malo-malísimo y su otro lado (el de padre de familia con dos hijos, uno de ellos autista, sin suficiente dinero como para pagar las deudas y obsesionado con su propio sentido de la justicia) quedaba oculto bajo un montón de conversaciones con olor a macho. Tanta testosterona le restaba entidad dramática a la serie, sumergida en un mar de encontronazos a mano armada, perfecta para los amantes de la acción sin destilar pero monótona para los que buscaban un componente adicional, un complemento directo.

En la cuarta temporada se produjo el primer bandazo importante de la historia de la serie, cuando se incorporó Glenn Close (antes de dar el salto a la abogacía perversa con Daños y perjuicios) como capitán del Corral, la comisaría donde ejercía Vic Mackey. La llegada de una mujer con galones cambió la dinámica de la serie, equilibró la narración y permitió –por primera vez- que Mackey se convirtiera en un personaje casi Shakesperiano, lleno de varices dramáticas: un soldado sin causa cuya valía más allá de sus dominios, de las calles que le temen, es la de un simple comparsa. El poli, reducido finalmente a la condición de ser humano (por grande que sea su pistola) alcanza en esta temporada el súmmum.


Después vendría Forest Withaker (descomunal su papel de chiflado -y paranoico- agente de asuntos internos), y al final llegaría Clark Johnson (actor y director, conocido por su papel de Gus Haynes en The wire) que pondría el broche a la séptima temporada, un prodigio de tempo y profundidad comparable a la mejor temporada de cualquier serie, antigua o moderna, incluyendo a HBO en el lote.

El último episodio de The Shield era una bofetada en la cara de los que aman los finales felices, los ilusos, los optimistas. Sonaría mal decir que estamos ante el final más terrorífico y brutal jamás visto en una serie de televisión, pero como no perdemos nada por intentarlo, digámoslo: The Shield tiene el desenlace más terrorífico y brutal jamás visto en una serie de televisión. Tanto que, con el fundido a negro, uno no sabe si odiar o amar o sentir pena por Mackey. Eso sí, no hay manera de olvidarle: créanme, lo he intentado.

Hay 30 Comentarios

Toni, una cosa más echo en falta Life, el hecho que ella no haya querido participar en más capítulos, por cierto lo hacía muy bien, pero él era la gracia, no entiendo dejen de producir esta serie. Por trabajo no he podido mirar Wire, a ver, si me engancho. otro saludo

Toni, para mi ha sido y será una de las mejores que he visto, bestial. Ha quedado ese sabor amargo pero inquietante a la vez, de cómo puede acabar un super poli que se desmadra y al que estas ligado, llegando a entender su lado oscuro.
Aparte de Vic, deseo ver a Brenda y Goren dos de mis preferidos, con Gleen Close. Por cierto sabes si saldrá otra temporada The Closer?.
Un saludo

Una serie superlativa que tiene algunos de los momentos más impactantes y más dramáticas que he visto jamás.

Lo más grande que se ha hecho para Tv junto con The wire y Breaking bad... Infravaloradísima e injustamente desconocida, que poco a poco va ganando adeptos... Yo ya he hecho que la empiecen a ver unas 5 personas y todos están flipando con la serie. No solo es un divertimento absoluto que te mantiene en tensión constante, sino que es una compleja huida hacia delante milimétricamente desarrollada. Yo tengo a THE SHIELD en un altar!!

The Shield es de las mejores series... debeis ver entonces el homenaje que le hacen en no se que capítulo de la temporada 2 de Lie To me.
Prácticamente todos los personajes de The Shield salen como invitados en ese capítulo... lamentablemente faltan Vick y Shane.

Totalmente de acuerdo con Brian, esta del todo infravalorada.

Yo la vi hace un tiempo y decir que llore con el final, estuve un tiempo desconectada de las series por el gran vacio que me dejo Vic. La siguiente fue The Wire.

Muy infravalorada, no?

The shield es y será la mejor serie de la Historia de la TV.En estos tiempos de corrección política que corren,habrá que esperar mucho tiempo para que aparezca algún producto tan atrevido,realista y noble.Una lástima que no tuviera el éxito que se merecía.Cómo dice mi amigo Paco:Lem was family forever.

Este blog es cada día más imprescindible, menudo entradón!
Empecé a ver The Shield en ETB2, cuando estudié en la UPV. Me encantó Vic, que siempre será Vic (¿verdad?)

Ahora flipo con Walton Goggins en Justified y cada vez que tiene una escena pienso que, si me despisto, igual sale el gran Vic Mackey hablando con él, pegándole una paliza a alguien, tomando la justicia por su mano...

Una novela basada en esa titánica serie.

http://unahistoriadelafrontera.blogspot.com/2010/11/ya-la-venta-en-librerias.html

La he leído: flipante. Mantiene el pulso de la teleserie.

Descubrí esta serie por un compañero y amigo (gracias Sergio) y ha sido la experiencia televisiva más impactante de mi vida. Ya se ha comentado casi todo, sólo envidio a los que la descubran ahora, aunque volveré a saborearla periodicamente.Es una serie tan completa y trabajada que lo merece.Y por supuesto y pese a todo ¡¡Viva siempre Vic Mackey !!(Lem was family).

Gente linda, ayer termine de ver la septima temporada. A las 4 de la mañana comencé el último capítulo. Fue tremendo, todavía resuena en mi cabeza este increible final. A los que quieren retomar la serie les diría que no pueden evitar de ver la cuarta temporada, ya que el ingreso de Glenn le dá un nivel de acidez a la serie que creo que se repite solamente ya para la septima temporada..... Nunca via algo igual y creo que no se podrá repetir. 100% recomendable.

Esta serie es la mejor que he visto en los ultimos tiempos por su intensidad dramatica.......te pone de los nervios.....the wire tb esta bien pero tiene momentos muy lentos solo me entusiasmo la segunda temporada ...Esta es toda tension Muy recomendable...............

Por fin se reivindica esta gran serie. Gran artículo.

Una de las mejores series que he visto, que grande, no pierde fuerza en ninguna de sus temporadas. Casi llora cuando acaba... Quiero mas....

Es mas, creo que voy a verla de nuevo.

Me quedé en la mitad de la primera temporada. Pero este post y vuestros comentarios han hecho que me lo replantee: volveré a verla. Aunque estoy pensando si empezar directamente desde la quinta temporada. ¿Se puede o cometo un sacrilegio?

La mejor serie que he visto en años. Y lo que comenta el bloguero sobre el final de la serie. Eso es un final y no otrost...

A mi la nueva serie de Shawn Ryan me parece interesante pero con algunos problemas de casting

Gran serie. Lo peor de ella es que siempre va a ser comparada con The wire. En esa pelea pierde pero eso no quita que sea entretenidísima y buena. Voy por la segunda y estoy totalmente enganchado.

El centro de gravedad bajo como Aguero tb.

http://planetamancha.blogspot.com/2011/01/shield.html

a mi la sexta temporada me parecio la peor de todas, parecia hecha "muy aprisa" (no recuerdo si coincidio con la huelga de guionistas), con poca trama...eso si con la septima recuperando y un final grandioso, con Vic recibiendo el castigo mas duro que podia recibir y totalmente inesperado. Hubiese preferido otro final para Shanne (imperdonable lo de Lem!) y tambien me parecio un poco que estirarion en exceso la trama del tren del dinero (que en el fondo, es la base de toda la serie...con ese dinero que es capaz de romper "los lazos de sangre de cuatro hermanos")

Un poco del mismo estilo aunq a nivel menor y tomandose menos en serio a si misma, recomendaria Rescue Me (equipo de rescate)

totalmente de acuerdo, si esperas un poco y aguantas los primeros capitulos, no puedes despegarte ya de la silla ni tampoco a Vick Mackey de la cabeza, hace un año que terminé de ver la serie y todavia me sorprendo pensando con lástima que habrá sido de él..

Qué alegría me da ver a gente q ha compartido esta gran serie conmigo. Desde que la descubrí hace años, siempre le hablaba a mis amigos sobre ella. No la vio nadie nuncaaaa. No conocía a nadie con quien compartir esos subidones que te daba la serie. Y luego creo q fueron 2 años esperando casi para que llegara la temporada final... Resumiendo: serie espectacular y Vick siempre en el corazón.

He estado años viendo esa serie y es buenísima, muy dura a veces, pero como la vida misma. Qué gran papel hace Michael Chiklis y el resto del reparto, muy recomendable pero no apta para gente sensible, después de algún que otro capítulo te sientes mal pero satisfecho de haber visto algo real y creible.

Para mí,dentro de que The Shield es una serie brutal, la mejor fue la quinta temporada,la de la aparición de Forest Whitacker. Nunca estuve tan enganchado a una temporada de ninguna serie como a esa, la tensión que había en cada capítulo era terrible, y el nivel de los actores es tremendo.

Y sí,los últimos capítulos de la serie son increíbles, pero el final, como a todos, nos deja con una única (y enorme) duda...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal