The wire (ahora desde dentro)

Por: | 18 de mayo de 2011

Wireblog 

Está mal que empiece un post hablando de mí mismo pero tengo que referirme a ello para explicar lo que viene a continuación. La semana pasada estuve en Florida, en un sitio pegajoso tocando a Tampa llamado St. Petersburg. No fui por vacaciones (soy más de frío) sino para una misión concreta: entrevistar a Dennis Lehane.

Lehane publica nuevo libro, La última causa perdida, en la que retoma a sus hijos literarios, dos detectives con poca paciencia y mal carácter. Los amantes del séptimo arte recordarán a la pareja, Gennaro y Kenzie, por aquella -estupenda- película llamada Adiós, pequeña, adiós, con la que Ben Affleck cerró muchas bocas (por no decir todas) demostrando que podía ser un director de cine. Uno de verdad. La película adaptaba a su vez otro libro de Lehane llamado (en España) Desapareció una noche, que fue publicado por RBA (como todos los demás).

 

Al grano que sino hay quejas.

Lehane, un señor de Boston, es un mito en el universo televisivo por su participación en The wire. De la serie no hay mucho que decir a estas alturas: probablemente la serie más discutida, alabada y revisionada de todos los tiempos; deliciosa de principio a fin, compleja, articulada, interpretada a coro sin ser coral y profundamente individual sin ser individualista. Un trabajo en equipo en el que cada uno se movió por su cuenta para acabar alcanzando el éxtasis por la mera fusión de reparto, guión y dirección. Un imposible disfrazado de sencillo.

Algo que nunca se había visto antes y que -difícilmente- se verá después (sí, The corner era excelente pero no es The wire; sí, Homicide era maravillosa pero no es The wire; Sí, Treme es fabulosa pero no es The wire). Tiempos diferentes, necesidades diferentes, ejecuciones diferentes.

  

Dicho esto y una vez en el terreno y con una copa de vino blanco en la mano era imposible no interrogar a Lehane sobre la serie en cuestión ya que él la vivió desde las tripas. Aclarar que el bostoniano escribió tres capítulos, uno de la tercera temporada, otro de la cuarta y otro de la quinta.

Os lo dejo en sus palabras:

"The wire... oh tío, esa serie me perseguirá mientras viva. La verdad es que no sé, cuando entré allí la serie, en la tercera temporada, no era ni fu-ni fa. Nadie la miraba y la presión era cero, la única presión que existía es la que nos metíamos nosotros mismos. Es más, antes de que se empezara a emitir la cuarta temporada (que como sabrás es la mejor de todas), David [Simon, creador de la serie] recibió una llamada de arriba diciéndole que si las críticas no eran la hostia que se olvidara de seguir con ello. Estábamos colgando de un hilo y si bien es cierto que algunos como Bill Keller [editor del New York Times] y algunos otros nos apoyaron la verdad es que no teníamos demasiadas esperanzas de seguir en antena. Ni siquiera sé como llegamos a la cuarta temporada. Lo demás se me escapa: fue un milagro. Cuando emitimos el primer capítulo de la cuarta nos cayó una marea de elogios, desde arriba nos dieron luz verde y allí empezó una nueva serie.

La gente no me cree pero The wire no empezó a ser The wire hasta ese momento. ¿Qué aprendí con The wire? La verdad fundamental de este negocio: puedes preocuparte de escribir o puedes preocuparte de ti y de tu ego. En aquella sala, con [George] Pelecanos, Richard [Price], Ed [Burns] y David [Simon] no había sitio para tonterías, podías meterte tu ego donde te cupiera porque aquellos tipos iban a machacártelo sin miramientos. Te lo digo: la sala de escritura de The wire era la guerra. Una guerra continua por mejorar, donde se peleaba a muerte por cada puto párrafo de cada guión. David no está para bromas y es uno de los tipos más focalizados que he visto en mi vida, cada palabra era importante y no podías juguetear ni hacer el tonto entre esas cuatro paredes. ¿Sabes de qué me acuerdo? De la primera vez que entré ahí y durante un par de días no logré entender de qué coño estaban hablando [Risas]. Así era The wire: indescifrable.

Creo que la serie tenía muy claro desde el inicio que su arco argumental abarcaba cinco temporadas. Se pensó así desde el inicio y tuvimos la inmensa fortuna de poder llevarlo a cabo. Ninguna serie debería durar más de cinco temporadas, después de eso pierden fuelle o se convierten en tonterías. Ejemplos los hay a millones. ¿Qué por qué The wire es tan especial? No lo sé tío, yo solo trabajé allí [Risas]".

Hay 51 Comentarios

the wire temp 1 la he visto tres veces, la tercera dos, la cuarta dos, la quinta no la he visto y la tengo para ver este verano( es lo que tiene ser papá de dos renacuajos) y para mí el sumum de la serie la temporada 2 la he visto cinco veces.( todas en inglés porque el doblaje es infame.)

Una serie tremenda. Yo la he visto unas cuantas veces y me quedo con la segunda temporada. Es magistral.

La segunda chicos, la segunda es la mejor......

¡Qué bien traído, Toni! Por si puede ser de interés, por aportar otro ángulo, el propio Lehanne también hablaba bastante sobre The Wire en una entrevista que le hizo Enric González. Decía, con toda razón, que la quinta temporada era más floja.

http://www.elpais.com/articulo/cultura/furia/ironia/Lehane/elpepucul/20100122elpepucul_1/Tes

Y es que la cuarta es insuperable... y eso que tenían a McNulty fuera de cobertura.

En The Wire, te das cuenta de que todas las temporadas estan intimamente ligadas, incluso en la quinta cierran cabos sueltos de la primera... A ustedes les paso aquello del mito de "Depresion post-The Wire" ???

Creo que Lehane se pasa diciendo que hasta la cuarta temporada(cuando llegó el) The Wire no empezó a existir.
Aun así solo con el libro "Cualquier otro día" se merece el respeto de cualquiera.

Que Ben Affleck ha callado todas las bocas????? pero alguno de los que vieron la película leyeron antes el libro???? es una adaptación triste y mediocre.

The Wire es como un viaje, relájate y disfruta del paisaje de Baltimore.

insisto con el comentario que no debes haber ido hasta allí,
(sí que queda mal fardar de tu vida, si eres periodista,eso lo
has leído, no?) para una pregunta, seguro que tienes más. y espero que lo compartas. porqué los blogs de el país tienen desarrollos tan cortos de sus posts? venir hasta aquí por una carilla y quedar a medias es muy frustante. gracias

A mi también me costó un poco entrar en la serie...pero no te vas a arrepentir...La cuarta temporada es una pasada...pero la segunda...buff, la segunda es aún mejor.

Estoy en la tercera temporada, hacia la mitad. La que menos me está gustando, estoy desconcertada después de las dos primeras que me parecen geniales.

Yo también me quedo con la segunda, es grandiosa.

The wire es muy especial, me encanta de principio a fin, xo si me tuviese que uqedar con una temporada esa seria la segunda, una historia clásica de gangsters, sin casi relación con la trama principal de la serie, con su principio y su final geniales, como la guinda en un pastel. Sólo esa temporada hubiera sido suficiente para justificar cualquier serie, y el hecho de que se la pudieran permitir es casi un milagro.

Si tuviera que elegir trilogía de mis series de cabecera américanas actuales (soy muy fan de las series inglesas también), serían The Sopranos, The Wire y Six Feet Under (Si fuera cuarteto añadiría Carnivàle).
La primera ya la he visto dos veces y nunca me cansaré. Ahora estoy empezando a ver The Wire por segunda vez desde el primer episodio y la verdad es que gana mucho, te situas mucho mejor y te fijas en muchos detalles que antes no habías visto. Dejando aparte que Lehane y Pelecanos son dos de mis escritores favoritos.
La tercera me la reservo para más adelante (me refiero a su segundo videado, como diría mi amigo DeLarge).

A mí lo que más me gustó de The Wire es que parece que sus autores han mamado la calle, que creo que es lo más difícil de reflejar, normalmente los barrios bajos suelen quedar muy falsos vistos desde los ojos de quienes tenemos bastante calle en nuestros pies.
.
Eso, y los detalles que hacen que los asesinos tengan sentimientos y ciertas normas morales y que los buenos no lleguen nunca a ser hérores, supieron hacerlo a todos humanos.
.
Todo eso me enganchó a The Wire, una serie muy entretenida e interesante en sus tres primeras temporada. Pero la cuarta temporada... ¡Ay, la cuarta temporada! Esa me hizo amar The Wire para toda la eternidad. ¡Qué pequeño se siente uno creativamente cuando ve estas maravillas!

¿Que lo bueno de la serie (curiosamente cuando él llegó) no comienza hasta la tercera temporada no se lo cree ni él?, ¿y la cuarta la mejor? Anda...

Iker.The Corner no está en castellano.Creo que ni siquiera está a la venta en España.Es una serie anterior a The Wire.Centrada en las drogas,especialmente en los consumidores de Baltimore West,no con los traficantes.Sería una especie de génesis de The Wire.
Magnífico escritor Lehane.Pero creo que su aportación a la serie es minúscula comparada con la de otros.

Hola!
La verdad que poco he visto que esté a la altura de "The Wire". En cuanto a "The Corner" y "Homicide", están en castellano? Si es así, cómo se llaman? Porque me gustaría verlas.
Gracias!

Ahora me explico por qué no soy capaz de engancharme a ella después de temporada y media. No le veo la gracia. Al parecer debo llegar a la tercera sin protestar para luego poder decir que es una obra maestra. Estoy por irme directamente a la cuarta temporada. Por cierto, Toni, corrige la falta de ortografía, please: no es "sino" sino "si no". De nada.

No he visto los capítulos de Lehane en The wire, pero sus libros son buenos, alguno extraordinario, "Cualquier otro día" es un buen ejemplo. Como en The wire sus personajes y la ciudad (suele ser Boston) forman una unidad y ésta, no para de hablarte.
Trascienden la novela negra, no sé si será realismo social, la muerte del sueño americano, lo que sea, pero te hacen sentir testigo y parte del desarrollo de la novela.
Tiene la virtud de unir hechos históricos con ficción sin que se noten las costuras.
Sumando todo resulta que, sin hacer mucho ruido mediático, al terminar de leer sus libros la huella que te dejan es mucho mayor de lo que preves antes de comenzar.

No he visto los capítulos de Lehane en The wire, pero sus libros son buenos, alguno extraordinario, "Cualquier otro día" es un buen ejemplo. Como en The wire sus personajes y la ciudad (suele ser Boston) forman una unidad y ésta, no para de hablarte.
Trascienden la novela negra, no sé si será realismo social, la muerte del sueño americano, lo que sea, pero te hacen sentir testigo y parte del desarrollo de la novela.
Tiene la virtud de unir hechos históricos con ficción sin que se noten las costuras.
Sumando todo resulta que, sin hacer mucho ruido mediático, al terminar de leer sus libros la huella que te dejan es mucho mayor de lo que preves antes de comenzar.

No he visto los capítulos de Lehane en The wire, pero sus libros son buenos, alguno extraordinario, "Cualquier otro día" es un buen ejemplo. Como en The wire sus personajes y la ciudad (suele ser Boston) forman una unidad y ésta, no para de hablarte.
Trascienden la novela negra, no sé si será realismo social, la muerte del sueño americano, lo que sea, pero te hacen sentir testigo y parte del desarrollo de la novela.
Tiene la virtud de unir hechos históricos con ficción sin que se noten las costuras.
Sumando todo resulta que, sin hacer mucho ruido mediático, al terminar de leer sus libros la huella que te dejan es mucho mayor de lo que preves antes de comenzar.

Most def!

¿ Y para esa entrevista de media página fue el tío este tan lejos ?^Por teléfono lo hubiera hecho cualquiera.

Saludos

Muy grande Lehane. Que ganas de verla otra vez porque me enteré tarde que Lehane había escrito capítulos. La cuarta temporada fue la mejor sin duda.

http://planetamancha.blogspot.com/2010/10/gone-bay-gone.html

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal