Historia negra de los Emmy

Por: | 17 de septiembre de 2011

The_wire

Los topicazos de los Emmy nos los sabemos de memoria: los premios más importantes del mundo de la tele, los que todos (y todas) ansían poseer, los más y mejor comunicados. Aquellos en los que la peña de Hollywood se deja la pasta a millones (en nombre del dios del marketing) y un termómetro de lo que está de moda (y lo que deja de estarlo) en el universo catódico. La otra parte, la más oscura, es menos conocida y el titular es demoledor: The wire solo recibió dos nominaciones a lo largo de sus cinco temporadas y -para acabarlo de arreglar- nunca se llevó ningún premio.

 

Supera eso, como se suele decir.

Así es como la serie de David Simon, probablemente (y podríamos quitar el probablemente y nadie debería ofenderse) la mejor serie de la historia de la televisión, fue ninguneada de mala manera: ninguno de los actores/actrices recibió nominaciones en alguna categoría, los directores –genios/as en su mayoría- fueron ignorados de mala manera, a todo lo demás, ni caso. Lo único que recibió The wire fue dos nominaciones al guión, que –naturalmente- no ganó. Así se resume –en cuestión de premios- una historia de Baltimore que transcurrió entre 2002 y 2008.

Vale, dirán algunos/as, pero Deadwood, Hermanos de sangre o Los Soprano se cubrieron de oro y recuperaron el honor para HBO. Siendo eso una verdad como un templo el hecho de que durante cinco años sus miembros no consideraran oportuno premiar a McNulty, Omar, Bunk, Daniels, Stringer Bell ( a cuyo actor, Idris Elba, nominaron después por Luther) Bubbles o Marlo pone en entredicho la reputación de la organización (como cuando los Oscar ignoraron a Stanley Kubrick o Alfred Hitchcock y se quedaron tan anchos).

 

Pero esta no es la única injusticia que los señores al otro lado del Atlántico han pergeñado contra la buena tele: ¿cómo se puede dar dos premios menores a un pedazo de serie como Battlestar Galactica? (dos Emmys en 2007 y 2008 a los efectos especiales y uno en 2009 a los efectos de sonido, y hala, pa casa), ¿y qué me dicen de una serie tan especial como Friday Night Lights, que desde 2006 solo ha recibido un premio –al mejor reparto- y ha sido ignorada a lo grande desde entonces?. También podríamos hablar de Freaks and Geeks (el padre y la madre de The big Bang theory) o FireflyFirefly!), series míticas donde las haya que siempre se fueron de vacío o con algún premio (ese comodín que es el mejor reparto) de esos que no importan demasiado.

 

Tampoco es demasiado normal que un show como Glee aparezca por todas partes mientras que Hijos de la anarquía, que aunque guste más o menos cuenta con Katey Sagal, Ron Perlman o Ryan Hurst, actores a los que nadie discutiría una nominación, sea borrada del mapa así por la cara. Cierto, su creador Kurt Sutter es un bocazas pero eso ni da ni quita méritos.

Veremos que sucede este año, los ignorados volverán a cabrearse y al final las campañas de marketing pesarán más que el talento (algunos pensábamos que eso pasaba solo en los Oscar, ya que en los Globos de Oro nadie se funde ni un dólar) contando con que también habrá vencedores/as dignos/as y a los que ni siquiera el dichoso dios de la pasta les podrá separar de su merecido premio. Dicho todo lo anterior: este año la calidad es tan alta que va a ser difícil que se equivoquen.

 

P.D.: mi compañera Miriam me chiva el otro gran desliz de los Emmy, cuando Martin Sheen se quedó sin premio por El ala oeste de la Casa Blanca... siete temporadas seguidas ignorando a Jed Bartlet. Otro récord. 

Hay 33 Comentarios

Acabo de acabar Battlestar Galactica y me ha gustado mucho. Evidentemente los efectos son sensacionales pero sus intérpretes, ambientación,dirección la hacen una serie indispensable no solo para los amantes de la ciencia ficción sino tabién los amantes de las series dramáticas.

Pues sinceramente, a mi la existencia o no de estos premios me la trae al pairo. El dinero mueve el mundo, es un hecho, con lo cual cualquier premio donde el dinero esté por medio, no tiene ningún tipo de validez a mi juicio. El problema es lo que dice Francisco, que por culpa de ello no continúen series que realmente se lo merecen.
Y viendo los premiados, qué quereis que os diga. Hermanos de sangre la dejé de ver porque me la comía lo máximo, y Los Soprano no veía el momento de llegar al último capítulo de la última temporada porque no aguantaba más la historia de semejantes sociópatas y los giros que daban los guiones por toda la cara, inexplicables y que solo alquien que fume crack lo puede llegar a entender. El final solo confirmó una vez más que había perdido mi tiempo. En cambio The wire era tan buena que no quería que terminara, no quería llegar al último capítulo porque la amaba. Personajes carismáticos como ninguno, verdades como puños... sencillamente, una obra de arte. Y lo mismo puedo decir de Firefly. ¿Que no se llevan premios? Eso es porque son las que más se lo merecen. Quedémonos con eso.

Este blog cada vez es más mierda. ¡Casciari!!!!

Los premios que dan los américanos son lo que tienen, como le dice el francés de Soñadores (Bertolucci) a un joven Michael Pitt: "es increible como los americanos no tenéis ni idea de vuestra propia cultura". Solo espero que Peter Dinklage se lo lleve al mejor secundario. Un saludo desde nuestro blog, hoy hemos hablado de películas sobre fútbol español que deberían existir ahora que los ingleses están haciendo films tan chulos sobre el suyo (United, Damned United...). Pinchad en mi nombre si os apetece pasaros

A mi lo de los premios no me molesta demasiado, a mi me molestan las cancelaciones, sobre todo la de carnivale.

P.D. Una vez veas la serie "The Prisoner" (la vieja) igual cambias de opinion respecto a cual es la mejor...

¿premios populares a un serie (hablo de The Wire) que es políticamente incorrecta, pero de verdad, no en plan como-mola-sacar-los-pies-del-tiesto? ¿un premio a una serie inteligente que te hace pensar o que incluso puede cambiar por completo alguno de tus prejuicios más arraigados? ¿un premio que pone cargas de profundidad en el status quo más socialmente aceptado? Por supuesto que no. Sería sentar un muy mal precedente. El montaje final en los dos ultimos minutos del ultimo capítulo de la temporada 2 (por poner sólo un ejemplo) siempre me parecerá absolutamente escalofriante por todo lo que implica. Una composición en estado de gracia técnico y emotivo que no se puede olvidar. Y es extrapolable a cualquier pais occidental.

A mi no me molesta especialmente que no tengan premios. Lo que si me molesta es que por no tener premios no obtengan el dinero o el apoyo suficiente como para continuar la serie. Como presumo que ocurrió con The Wire, ese fin de de temporada apresurado de solo 10 capítulos, esa temática judicial que ya se estaba apuntando como hilo argumental de la siguiente temporada y que ya nunca veremos....eso si me molesta.... shiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiitttttttttt

Sabía que The Wire no se había llevado ningún premio, pero no sabía lo del Ala Oeste. Por mucho marketing que haya y demás historias, a mi me parece algo totalmente inexplicable.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal