Las decepciones de 2011

Por: | 27 de diciembre de 2011

Dexter

(Con la colaboración de Miriam Lagoa y Álvaro P. Ruiz de Elvira)

Dentro de nuestro repaso del año, en el que ya hemos desgranado las mejores series de 2011, abrimos un espacio para las mayores decepciones que nos hemos llevado este año. Temporadas que no han satisfecho las expectativas, estrenos con mucho ruido y pocas nueces ... Aviso para navegantes: no es un listado de las peores series del año, sino de nuestras mayores decepciones. Tampoco están en este orden por una razón en concreto. Por las propias características del post, puede tener algún spoiler. Y, por supuesto, los lectores pueden, y deben, estar en desacuerdo y expresarlo (siempre respetuosamente) en los comentarios.

- Sexta temporada de Dexter:  La última temporada no ha hecho más que acentuar la caída en picado que ha sufrido la serie tras una brillante cuarta temporada. Un oponente nada carismático, nuevos personajes a medio desarrollar, hilos argumentales que van a ninguna parte (al menos de momento), algunas tramas casi surrealistas (véase el caso de Debra en los últimos capítulos) y giros de guion nada sorprendentes han acompañado a Dexter en su periplo por el mundo de la religión. La excepción es una rareza en mitad de la temporada: el capítulo titulado Nebraska, con guiños a los mejores momentos de la serie. Con dos temporadas más ya confirmadas, los guionistas tendrán que aplicarse a fondo para reconducir el destino de una serie que nos regaló grandes momentos seriéfilos en el pasado y que hoy es una sombra de lo que fue.

- El final de The Killing: Nos enganchó con su gran arranque, con ese aire oscuro y triste, ese Seattle siempre lluvioso, con esas tres historias paralelas unidas por el asesinato de la joven Rosie Larsen. Sin embargo, el final... Ay, el final. ¿Expectativas equivocadas? Tal vez. Al tener como referente la original danesa, buena parte de los seguidores de la serie vio el cierre de temporada como una tomadura de pelo. Está claro que la decepción es generalizada y justificada ante una conclusión que deja todo pendiente.

 

- Misfits: La incorporación de personajes nuevos a un núcleo ya formado siempre es complicada, pero a pesar del arranque a trompicones de Rudy, ha terminado medio encajando en el grupo. El problema de la tercera temporada de Misfits ha estado en unas historias sin la fuerza de las anteriores. No ha sido una temporada mala, incluso ha tenido momentos interesantes. Pero le ha faltado gancho y fuerza comparada con los episodios previos. Unos poderes nuevos de los que casi no se puede sacar provecho y el escaso desarrollo de los personajes no ha ayudado. Y, sobre todo, nos queda la duda de lo que ocurrirá en los próximos capítulos. El final de la tercera temporada podría haber sido una conclusión redonda para la serie. ¿Era necesario alargarla en estas circunstancias?

- La lentitud de The Walking Dead: La serie basada en los cómics de Robert Kirkman nunca se ha caracterizado por una gran velocidad en la narración. Si en la primera temporada ya comprendimos que la historia se iba a centrar más en los personajes y sus relaciones que en los zombies, en los primeros capítulos de la segunda temporada, los emitidos antes del parón, la lentitud se ha hecho desesperante. Lo peor es que las relaciones entre personajes y sus diálogos interesan más bien poco. El último capítulo emitido ha dado algo de esperanzas. Habrá que seguir dándole una oportunidad, a pesar de la decepción.

 

- Cheers a la española: En realidad ha sido una de las decepciones más previsibles de este año. Desde el principio, el proyecto no hacía prever nada bueno. ¿Adaptar la clásica serie de los 80 al estilo español? La presencia de Antonio Resines y el sabor a Los Serrano que le otorgaba no ayudaba a la combinación. El estreno de la serie solo confirmó lo que ya se esperaba: una versión sin gracia que no llegaba ni a sombra borrosa del original. Poco más de dos meses después, y tras haber paralizado el rodaje para reescribir los guiones, fue cancelada. Para guardar en el museo de los horrores, la versión de la canción de apertura que interpretaba Dani Martín.

 

- El regreso a los 60: Inspiradas por el éxito de Mad Men, las cadenas estadounidenses NBC y ABC se apuntaron a la fiebre del regreso a los 60 y a sus looks vintage y glamurosos. La primera decidió hacerlo adentrándose en el mundo de las conejitas de Playboy. Ya el piloto de The Playboy Club hizo prever el desastroso final que tuvo la serie, que aguantó en antena solo tres capítulos. ABC se decantó por recuperar la mítica compañía aérea Pan Am. Sus azafatas protagonizan una serie que camina por la línea floja por culpa de unos guiones que no terminan de despegar y una audiencia que la va abandonando poco a poco.

- El fiasco de Terra Nova: A principios de año era uno de los proyectos señalados en rojo en nuestro calendario seriéfilo. En primavera comenzaron los primeros rumores sobre los problemas que se estaban viviendo en el rodaje del piloto y en septiembre los temores se confirmaron con el aburrido primer capítulo de la serie. Dos horas de trama atropellada, personajes planos y dinosaurios de saldo. Terra Nova no mejoró en los capítulos siguientes, de vez en cuando aparecían algunos destellos, pero en general la primera temporada ha sido uno de los fiascos de 2011. Los directivos de Fox todavía no se han pronunciado sobre el futuro de la serie, pero a estas alturas tampoco es algo que nos quite el sueño.

 

- El estreno de Falling Skies: Hubo un tiempo en que la marca Spielberg significaba aventura, calidad casi extrema, una promesa de entretenimiento absoluto. En el cine, bajo su sello aparecieron Los Goonies, Los Gremlins o Regreso al futuro. En la televisión, Cuentos Asombrosos. Pasó el tiempo y llegaron pequeñas grandes joyas (Hermanos de sangre) intercaladas con productos peores. Hasta que llegó 2011. Dos series, dos. Y las dos por el mismo camino mediocre: Terra Nova, y la gran decepción: Falling Skies. Una mezca de V, los Visitantes, con cualquier película de invasión aliénigena, donde todo es previsible y los momentos edulcorados sobran. Bien hecha, sí. Pero muy por debajo de las expectativas. ¿Remontará en la segunda temporada? ¿Tendrá un presupuesto similar? ¿Aportará algo nuevo, o al menos, algo más entretenido y sorprendente en su historia?

 

 - Escaso riesgo en los premios: Tanto los Globos de Oro como los Emmy no depararon grandes sorpresas este año. En especial, los Emmy no arriesgaron nada en los premios de las comedias. Modern Family sigue siendo la preferida, igual que Glee lo fue en los Globos de Oro. Sin novedades en unas categorías en las que se podría tener más en cuenta series más rompedoras como Community o Parks & Recreation.

- La despedida edulcorada de Entourage: La comedia de HBO nos había dejado grandes momentos y sorprendentes cameos a lo largo de sus ocho temporadas. La última, que se emitió en verano en EE UU, solo tuvo ocho capítulos y la consecuencia fue que todas las tramas que se arrastraban desde la séptima se cerraron deprisa y corriendo. La serie se había adentrado en el lado oscuro de la fama en Hollywood pero tuvo un final de comedia romántica. Ni siquiera la promesa de que Vince Chase y su séquito se despedirán definitivamente en forma de película es suficiente: Entourage no era esto.

 

- Sin noticias de Mad Men. El drama de de AMC lleva más de un año y medio sin estrenar capítulos nuevos. Las tensas relaciones entre Matthew Weiner y la cadena de cable hicieron incluso que peligrara su continuidad. Meses y meses de negociaciones que supusieron primero que se suspendiera su regreso en verano y luego que se retrasara el inicio del rodaje a agosto: un culebrón fuera de pantalla y un año flojo en estrenos que han provocado que hayamos echado aún más de menos la serie. Si no se tuerce nada a última hora, la quinta temporada se estrenará en EE UU en marzo.

- Las nuevas comedias de la temporada de otoño: Si exceptuamos New Girl, Suburgatory y, quizá, Dos chicas sin blanca, las series cómicas que se estrenaron en septiembre en Estados Unidos no brillaron precisamente por su comicidad. Up all night y Whitney se mantienen en antena, a pesar de unos datos de audiencia más bien discretos. Sin embargo, Free agents fue cancelada rápidamente. Mejor borrarla de nuestros recuerdos.

 

Hay 137 Comentarios

Antes de hacer este artículo ¿el escritor se ha visto toda la temporada de Terra Nova? si bien es cierto que la expectación no correspondió a lo que luego se hizo (capitulos aburridos y largos) el desarrollo de los acontecimientos al final de la temporada ha sido bastante revelador y excitante. De hecho a una servidora que seguía viendo la serie para ver en que desembocaba le ha sorprendido gratamente pero no veo nada de eso reflejado en el artículo y me extraña así que pienso que simplemente ha dicho: bueno esto no era lo que se esperaba así que paso de verla. Insisto: floja al principio pero recupera fuerza.

P.D.: Tanto Dexter como The Walking Dead estan basados en novela y cómic respectivamente. Hasta donde yo se la segunda lo esta siguiendo fielmente, es una serie basada en personajes, en como estos se desarrollan psicológicamente. Si no es lo que esperabais como serie, es que no tienes toda la información. Que al final el caso es quejarse por lo que se ve.

Buen artículo, muy triste la decadencia de Dexter (deje la última temporada a la mitad), yo The Walking Dead la veo dando el botón de fast forward hasta que pasa algo y a veces no sucede nada de nada. El final de Entourage fue patético, se ve que no se podía cerrar de mal rollo que había que comenzar a currar en el mundo real.

Me sigue sorprendiendo lo sobrevalorada que está Dexter. No me parece una mala serie, pero tampoco creo que sea la bomba. El argumento de la primera temporada, es de risa.... ¿su hermano? ¿la muerte de su madre? Ridículo comienzo. La segunda, me pareció más entretenida o, por lo menos, coherente... por fin alguien sospecha de un tío tan raro. Y, aún así, la serie flojea. La tercera temporada.... en fin... mejor paro....

Demasiados comentarios rutinarios en plan seriéfilo fashion. Prácticamente no existen alusiones a una serie maravillosa como Urgencias, que destripa la sociedad capitalista moderna sin piedad, con una intensidad dramática a la altura de The Wire y con el mérito añadido de 14 temporadas y una gran cantidad de personajes a los que llevar para adelante. Tampoco debe estar muy bien visto comentar la "vulgar" NCIS, las tramas policiales, en efecto, no valen demasiado, pero si se contempla como lo que en realidad es, una comedia pura y dura, la frescura y relaciones entre sus personajes superan a la mayoría de las de su género que aquí se han mencionado.

Natalia, coincido en las que puedo opinar completamente contigo como son Terra Nova que no hay por donde cogerla (saltan en el tiempo hacia atras y se traen de todo a ese mundo primigenio, desde quirofanos super tecnologicos, coches todo terreno que no se sabe con que energia se mueven, armas etc...pero ninguna fabrica de nada) los dinosaurios son de segunda fila y cuando aparecen la tribu de los "malos" que viven en los arboles ya apaga y vamonos, The Walking dead tiene el ritmo comparable a la velocidad de los mismos zombies al caminar...y para mas colmo paran en el episodio 7 cuando empieza a animarse hasta febrero, manda narices...

En la que no coincido para nada es con Dexter, hombre reconozco que me he hecho algo incondicional de la serie por tanto del personaje, pero aunque la serie no esta al nivel de otras temporadas, mantiene el interés, que creo tiene su merito estando ya en la 6 y deja las cosas en su punto mas alto para la 7. Estoy esperando impaciente la 9 de 24, que para mi ha sido y con diferencia una de las mejores series de los últimos años, junto a The Wire, Breaking Bad.

"Hay que ser muy ingenuo para creerse que Natalia de verdad se ha visto todas las series para las que escribe críticas"
Pues algunos nos vemos estas series y muchisimas más, y sin ganarnos la vida con ella, solo como hobby.
Y es por esas otras series que vemos, que estas nos decepcionaron.

PD: La única con la que disiento algo es con "Entourage", a mi no es que no me gustase, pero si me decepcionó algo la última temporada

Hay que ser muy ingenuo para creerse que Natalia de verdad se ha visto todas las series para las que escribe críticas, y menos que las ve prestándoles atención detenidamente, no hay humano que pueda hacer eso. La prueba está en su crítica a Dexter. Yo me di cuenta de lo de Debra-Dexter desde la PRIMERA TEMPORADA, pero claro, yo presto atención a lo que veo, en lugar de hacer críticas en base a lo que leo en internet ¿verdad Natalia?

Muy acertada esta lista!! Aún así hay series, como Pan Am, que fueron una desilusión, que nos trajeron personajes entrañables y muy buenos como Colette. A ella la hemos incluido en el top 20 de los mejores personajes de series 2011. http://www.seriesdebolsillo.com/2011/12/mejores-personajes-series-de-tv-2011.html

Completamente de acuerdo con esta artículo. De hecho, bastante sorprendido por los comentarios en contra cuando se trata de una mera crítica constructiva.Hay quién se toma las críticas como algo personal y simplemente hay que entender que cada uno es libre de opinar como quiera, pero que no todo vale.

No entiendo como The Walking Dead puede seguir emitiéndose, ya no es que sea lenta hasta lo insoportable, es que no sé si alguien puede prestar mínima atención a los diálogos. O más aun, esperar a que pasen los anuncios para seguir viéndola.

Menuda panda de fanáticos hay por aquí. Mis amigos y yo llevamos viendo Dexter desde la primera temporada y coincidíamos que las dos primeras y la cuarta es de lo mejorcito que se ha visto en televisión. Ahora, si esto que hemos visto este año y el anterior os parece de calidad, mejor os engancháis a Bones o a Navy.

totalmente en desacuerdo con la critica a dexter, por dios el final!!!!!!!!!!! lo de debra un poco surrealista no lo niego, pero bueno, es una serie!!!!

Entiendo de que Dexter pegó un bajón en la 5ta temporada, pero aclaremos cosas. 1- Dexter siempre ha sido una serie que ha comenzado poco a poco, en todas sus temporadas, salvo la tercera que comenzó con mucha fuerza. 2- La cuarta temporada si bien fue excelente, lo realmente bueno fue su final, no por ese detalle deberíamos dejarla como una obra maestra. 3- Su sexta temporada fue buena, se tocaron temas diferentes, como la redención, el legado que dará a su hijo (sobre el cual siempre se pasó en puntas de pié) el vinculo con su hermano y sobretodo el interés por volver a Debra alguien operante. 4- El final de esta temporada me parece lógico. 5- Se habla de que el enemigo de esta temporada es poco carismático, aunque en lo personal me parece original el concepto de un fanático, algo distinto al resto de la serie, me parece ridículo que se hable de lo carismático de sus adversarios cuando los de la segunda temporada no tenían carisma alguno... Discrepo y mucho con los comentarios vertidos al respecto... Por otra parte sobre Entourage, no podría estar más de acuerdo, una serie interesante, con cosas muy buenas como Ari Gold y cosas que sobran como Tortuga (¿Qué pintaba en la serie?).

La segunda temporada de The Walking Dead ha sido soporífera y con un trasfondo de moralina insoportable. Estoy totalmente de acuerdo

lamentable critica. ya se una seccion de este periodico que no volvere a leer.

Natalia no te ofendas, pero dejé de leer tu critica sobre Dexter cuando llegue a la parte "tramas casi surrealistas (véase el caso de Debra en los últimos capítulos)", si no entiendes lo de Debra es porque NUNCA has prestado atención a la serie.

No es por nada, pero los tebeos de The Walking Dead ya eran lentitos, a mí es precisamente lo que me gusta de la serie, que no se lanza a sacar carnaza sin más. La pena es que lo están soltando en minientregas de seis capítulos, pero la historia tiene miga para seguir tirando durante mucho tiempo.

Una opinión... la tuya. Ahora viene la mía. Tus decepciones han sido de lo mejor de este año; Luego opino que, o bien no has visto nada más y criticas por criticar, o realemente no tienes ni zorra idea de series.

Con amor... :)

Suburgatory es mala como un dolor, dos chicas sin blanca es de lo mejor de este año, dexter ha estado genial y spielberg hace mucho que solo hace basura con tintes politicos, para gustos los colores.

Me hace gracia que critiquéis "la lentitud" de The Walking Dead, y que luego en vuestro apartado 'Sobre los autores' escribáis: "Vibramos con The Wire" que es muchísimo más lenta.
Las dos son excelentes, no tenéis por qué criticar ese aspecto de The Walking Dead solo porque creáis que el género zombie tiene que estar obligado a mostrar continuamente un ritmo trepidante de gente escapando y bichos mordiendo.
En ficción existe lo que se denomina 'capítulos valle', con un ritmo más pausado, que ayudan a que la trama avance.

The Walking Dead ha sido desde un principio un culebrón encubierto, una serie de historias con mala temporización y momentos realmente absurdos, fallos increíbles y cada vez menos zombis... Entiendo que les guste a los fans de "Crepúsculo", pero poco más.

¡Que extremistas somos! No hay que sentirse herido por leer una opinión distinta a la propia. Yo dejé Dexter en la segunda temporada ya que el personaje en si (creo que) no da para mas, no puedo intentar buscarle aristas a una esfera ni creárselas artificalmente. The walking dead es un petardo infumable, hay muchísimas series que hacen un par de capítulos de enganche al principio un final medio aceptable con alguna intriga por resolver y una serie de capítulos de relleno soporíferos. The walking dead es justo eso, esta temporada ha sido de lo peor que he visto. Como bien habeis dicho, House ha saltado el tiburón, pero mantiene audiencias. Tampoco se le podía pedir demasiado a un personaje tanto o mas gastado que Dexter, los borrachos son divertidos hasta que te potan encima, y estos dos están demasiado vistos. The killing era previsible, los americanos son muy cutres con las adaptaciones y la danesa es insuperable. Lo de Cheers era crónica de un fracaso anunciado, hacer una versión "castiza" de una serie que, como un bar abierto durante mucho tiempo y sin remodelaciones, huele a rancio y naftalina de urinario, es un losa muy pesada. Pero si a todo esto le unimos personajes como Resines bastante encorsetado en personajes de la España profunda, el fracaso está asegurado. A falling skies le pasa algo similar, Steven Spielberg ha pecado de torpeza al pensar que las nuevas generaciones de niños piensan exactamente igual que los de hace 30 años y presenta un producto que desprende un aroma a ñoñería barata que sienta de culo.

A mí me parece que la han cagado pero bien en The Walking Dead. No acabo de entender como se perdió Sofia en el bosque estando como mucho a cincuenta metros de la carretera. ¿Por qué narices sólo fue Rick detrás de ella y nadie más? ¿Por qué cojones no podía con los dos zombies a la vez, si lo había hecho anteriormente? Todo muy forzado.

EStoy de acuerdo. Dexter tendría que haber terminado en la 4º temporada, darle más vueltas a lo mismo es ridículo, por favor, dejad de explotar las gallinas de huevos de oro porque al final es una decepción para todos.
De la sexta... como todos los finales DECEPCIONANTES, aburridos donde solo se salva la escena final.

Es cierto que la sexta temporada no ha estado a la altura de la 4º, lo cual me parece muy difícil, porque sin duda ha sido la mejor de todas hasta ahora y será complicado igualarla de nuevo sin caer en las repeticiones y clichés. Pero tampoco considero que haya sido una gran decepción, los primeros capítulos de la temporada, me mantuvieron en vilo, con un muy buen guion que dejaba más cosas a la imaginación que certezas. Salvo algúnos capítulos en los que sí se puede acusar la lentitud argumental, pienso que esta última temporada de Dexter ha sido bastante buena, con un buen final (quizás algo predecible en el sentido de que tarde o temprano se veía que pasaría, pero incierto en el cuando), por lo que me resulta incomprensible que la cataloguen como un fracaso, aún así, hay opiniones para todos los gustos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal