Personajes cargantes

Por: | 02 de diciembre de 2011

Hay personajes que nacen para ser cargantes, otros te los encuentras por el camino. No nos referimos a los malvados, que son imprescindibles y casi siempre los más interesantes. Hablamos de aquellos a los que casi nos obligan a querer pero que al final terminamos odiando. Hoy nos toca confesar...

Hugo Reyes, Hurley, de Perdidos (por Natalia Marcos)

Hurley

En una isla en la que nadie se explicaba nada y en la que los personajes se iban dividiendo en grupos por afinidad, daba igual dónde miraras que siempre estaba en medio Hurley. Dicen que era uno de los personajes más carismáticos de la serie y que todo el mundo le quería. Pero ese exceso de buenrollismo me sobrepasaba.

Para mí, el personaje que interpretó Jorge García era soso y estaba de relleno en cualquier trama. Fiel acompañante de los verdaderos protagonistas, sentí que los guionistas le daban el tratamiento de perrito faldero, siempre al lado de los demás pero sin aportar demasiado a la historia. Vivía obsesionado con una serie numérica que le perseguía a todas partes y que era uno de los juegos recurrentes entre las decenas de misterios que rodeaban a los náufragos del vuelo 815 de Oceanic Airlines. Pero daba igual lo que sucediera. Hurley permanecía ahí, impasible, sin reaccionar. Y con ese dude siempre pegado a su boca... Siento decirlo, pero Hugo no me caía nada bien.

 

 

Debra Morgan,  de Dexter (por Natalia Marcos)

Debra

Si hay alguien obsesionado por el trabajo esa es Debra Morgan. La vida de la hermana de Dexter gira en torno a dos pilares: su trabajo en la Policía de Miami y su hermano adoptivo. Y no sabe vivir sin uno u otro. Vive agobiada por ella misma, por la sensación de que su padre no le prestó la atención que le habría gustado en beneficio de su hermano. Deb, ya eres mayorcita, supéralo.

Debra se ha quedado atascada en medio de su propia incapacidad para romper las cadenas que la atenazan. Solo podemos sentir lástima por su puntería para elegir la pareja que menos le conviene y porque, para qué negarlo, tener al enemigo en casa añade cierto nivel de dificultad. En lo que sí que es una experta es en quejarse. Y cuando no se queja, maldice o insulta. Lástima que Dexter le tenga cariño y no parezca tener intención de usar sus cuchillos contra ella...

 

 

Ted Mosby, de How I met your mother (por Miriam Lagoa)

Mosby

Tras dos años de travesía por el desierto creativo, How I met your mother ha recuperado el tono en la séptima temporada… pero no gracias a Ted Mosby.  El protagonista de la comedia de CBS ha terminado devorado por sus compañeros de reparto, algo que también le ha pasado a Leonard en The Big Bang Theory.  A estas alturas de la serie, el relato de Mosby de sobre cómo conoció a su mujer hace que sientas pena por esos dos hijos que aguantan desde hace siete años la prodigiosa memoria de sus padre.

En su defensa se puede echar mano de su colección de novias, que salvo algunas excepciones, tampoco han ayudado a mejorar la imagen del arquitecto Mosby. Al frente de la lista está Stella, uno de los personajes más antipáticos que han pasado por la serie, y Victoria, que parecía ser la candidata ideal para ser la madre del título pero que acabó siendo tan empalagosa como sus magdalenas. Ya va siendo de que Ted madure un poco y deje de lado ese romanticismo ñoño que desde hace tiempo es lo más prescindible de la serie.

 

  Sookie Stackhouse, de True Blood (por Miriam Lagoa)

Sookie

Hay personajes que se vuelven cargantes con el tiempo, Sookie Stockhouse lo es desde el minuto uno de True Blood. Egocéntrica, inmadura, cursi hasta decir basta… Sookie  se pasa gran parte de la serie quejándose o metiendo la pata, algo que se traduce en peligro de muerte para cualquier personaje que se acerque a menos de un metro de la camarera del Merlotte’s. Como le pasa a Anatomía de Grey con Meredith, True Blood sería una serie mejor si no perdiera el tiempo con la cansina vida de su protagonista y le diera más juego a los secundarios, que son muchos y más interesantes que Sookie Stackhouse.

Uno de ellos resumió en esta escena de la cuarta temporada lo que pensamos muchos espectadores. Pam, qué razón tienes.

 

 

Betty Draper, de Mad Men (por Álvaro P. Ruiz de Elvira)

Betty-draper

Que Betty Draper me resulte totalmente insoportable no significa que no me parezca un gran personaje. Pero su frialdad (paralela a la de Don), sus miradas perdidas y la relación con sus hijos me ponen nervioso. Lo cual creo que habla a favor de lo bien que los guionistas han creado un personaje incómodo. Aunque a veces me quedo con la sensación de que January Jones es siempre así de fría…

Ni siquiera todo por lo que tiene que pasar me conmueve: Los engaños de Don (con otras mujeres o respecto a su pasado), las opiniones desfavorables de otras mujeres, el psicólogo de la primera temporada, su padre, etc… Frente a las historias de los publicistas y todo lo que ocurre en esa Avenida Madison, los caprichos e ideas de los clientes de la agencia de publicidad y el trasfondo de esos años 60 en EE UU, lo que le ocurre a Betty (que sí, que ella refleja muy bien varios aspectos de la época) al final es lo que menos me importa. Y además tiene en la serie otro personaje femenino mucho más potente: Joan (Christina Hendricks) y su profesionalidad (en el trabajo y en su vida privada) totalmente insuperable...

Janice Soprano,  de Los Soprano (por Álvaro P. Ruiz de Elvira)  

Janice-soprano

 
Si Mad Men me parece una de las mejores series del último lustro, Los Soprano probablemente sea una de las tres mejores series de la pasada década. Y aún así, a veces es bueno buscar algo no tan positivo. En esta serie para mí es Janice (Aida Turturro), la hermana de Tony Soprano. En concreto en la segunda temporada, cuando aparece por primera vez. Al igual que con Betty, el personaje es imprescindible, pero tiene momentos, en esa segunda temporada, junto al gran personaje que es Richie ‘old school’ Aprile, que es para hacerle una oferta que no pueda rechazar y hacerla desaparecer..

Janice, con su pasado hippie, la relación con su madre (y su hermano), su supuesto síndrome del túnel carpiano que le sirve de excusa en varios momentos para no dar palo al agua, su relación con Ralph Cifaretto (otro cargante) y sus intereses creados llegan a cargar incluso al bueno y santo de Bobby (el viudo con el que se casa…). Pero sí, es una Soprano. Y a veces también tiene su dósis de grandeza.

------------------------------------------------------

¿Cuáles son vuestros personajes cargantes?

Hay 238 Comentarios

Pero es que nadie va a nombrar a Skyler White de Breaking Bad...

Por Dios, si es de los personajes más murgas de la historia...

En Lost Jack era el cargante, por amor de Dios. Y en Breaking Bad, Marie, la cuñada de Walter es bastante insoportable. Y sí, al pobre Ted Mosby no hay quien lo aguante, es el tipo más pesado y obsesivo desde Seinfeld.

Solo estoy plenamente de acuerdo con Sookie XD A mí Hurley no me carga y Debra tampoco; de hecho y cómo han dicho más arriba casi que es más inosportable Laguerta en ese sentido. ¿Ted? Ted no es cargante, en realidad ninguno de los 4 me lo parece a mí, solo cuando vemos a Barney en exceso podemos hablar de algo cargante.

Ah, y si hay alguien cargante es SHELDON, qué raro no verle en ese ranking XD

Todo el elenco de The Walking Dead.
(Un bluff como una casa)

A mi Shane de The Walking Dead me produce esa sensación de amor odio. Es un malote de tomo y lomo... pero muchas veces tiene razón: para sobrevivir en un mundo apocalíptico repleto de zombis hay que tener más maldad.

El personaje de Skyler en Breaking Bad

Walter Jr. en Breaking Bad, no lo soporto ni en V.O. ni traducido

Creo que habéis sido demasiado benévolos con "True Blood" ¿solo Sookie es cargante? ¿y los novios? ¿y el hermano? ¿y la amiga? ¿y la vampira pelirroja? ¿y el dueño del restaurante? ¿y su hermano pequeño? ¿hay algún personaje de esa serie en caída libre que no sea insoportable?

Cómo se te ocurre poner a Debra Morgan en la listaaa!!!!! Pon a Lagüerta

Más que Hurley el personaje más cargante en Lost es, sin duda, Michael! Todos y todas nos llevamos las manos a cabeza cuando volvió en la cuarta temporada, ¿o no? ;)

Rose Byrne, en Damages, es absolutamente insoportable. Primero abogada confiada para, en un pis pas, convertirse en un témpano no creíble, nada visceral y con una mirada perdida que intenta transmitir dureza pero que parece somnolencia.

http://casaquerida.com/2011/11/30/valencia-marca-el-rumbo-de-la-ruina-presente-y-futura/

Shane de The Walking Dead! No puedo con ese rollo de tipo duro, chungo y malote que lleva. Espero que le metan un buen bocado pronto ;)

Lisa Kimmel Fisher en dos metros bajo tierra es para mi uno de los personajes más insoportables y odiados de los que he visto pasar por la pantalla, no podía con ella, a ratos también me pasaba con Claire Fisher.

« Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal