'Lost in translation' en las series

Por: | 07 de diciembre de 2011

Traduccion

¿Qué pasos se dan desde que se graba un capítulo de una serie en un idioma que no es el castellano hasta que los espectadores españoles ven el episodio doblado? Es un proceso en el que intervienen varios profesionales cuya actividad es fundamental para que las series lleguen a nuestra televisión. Dejamos a un lado el debate entre series dobladas o en versión original y nos centramos en la complicada labor de los traductores de series, el paso previo al doblaje. Un trabajo que en ocasiones se lleva a cabo contrarreloj y que presenta grandes dificultades.

El traductor, redactor y presentador Xosé Castro describe al traductor audiovisual como "el responsable de adaptar los diálogos al público español, tanto para doblaje como para subtitulación. Crea la versión española a partir de la extranjera". Una vez traducido, se manda al estudio de doblaje, donde puede sufrir modificaciones por "el ajuste (adaptar el texto al movimiento labial de los actores), preferencias del cliente, pequeñas improvisaciones de los actores..."

Las dificultades de la traducción

Uno de los problemas actuales de la traducción de series es el tiempo de entrega del trabajo. Xosé Castro explica que, aunque el tiempo que se tarda en traducir un episodio depende mucho del contenido del mismo, "un capítulo de una serie de unos 20 minutos suele traducirse en uno o dos días. Una serie de unos 45-50 minutos, en 2-4 días".

María José Aguirre de Cárcer fue la encargada de traducir Perdidos. Esta serie, y en especial su última temporada, es un ejemplo claro del escaso margen de tiempo entre su emisión en Estados Unidos y en España, lo que añade dificultad al proceso de traducción. "A lo largo de toda la última temporada, para que la emisión de cada episodio coincidiera con su estreno en Estados Unidos, trabajé con versiones preliminares y a veces incluso tuve que traducir directamente de imagen, sin un guion escrito". Esta forma de trabajar le permitió ver la serie desde otro punto de vista: "Como fan de la serie, me divertían mucho las imágenes preliminares sin retoques de 3D, ni efectos especiales de posproducción. Ver a Sawyer sujeto por un arnés, colgando de un acantilado de cartón piedra con una colchoneta en el suelo me resultaba tan emocionante como si fuera un acantilado de verdad".

 

Otra dificultad con la que se encuentran los traductores de series es mantener la coherencia a lo largo de las temporadas que tiene una serie. "Para ello, creo glosarios con frases recurrentes, latiguillos, nombres de personajes, etc. También procuro conservar todos los guiones originales y mis traducciones para  posteriores consultas", explica por correo electrónico Aguirre de Cárcer, que en este momento está concentrada en la traducción de Futurama, Glee, El cuerpo del delito y acaba de terminar la tercera temporada de Bored to death y la película de Los Muppets

Precisamente Glee es una de las series en la que se está encontrando más dificultades. "Aparte de que contiene mucho diálogo y algunos de los personajes hablan como metralletas, cada uno de ellos tiene su propia forma de hablar, lo que llamamos idiolecto. Rachel, por ejemplo, es muy refinada y directa, mientras que Santana es mordaz, sarcástica, emplea motes y frases rebuscadas. Por otra parte, hay que traducir las canciones para su subtitulado y, en ocasiones, como en el caso de muchos temas de música rap, presentan una dificultad añadida".

 

Diferencias culturales

Sin embargo, a la hora de hablar de los escollos con los que se encuentran los traductores, Xosé Castro no duda en destacar las referencias culturales. "En las series se hace referencia a cuestiones culturales, humorísticas, de actualidad, a modas, personas y tendencias que son conocidas en el país de origen, pero puede que no lo sean aquí". Para hacer frente a esta dificultad, Castro recuerda que "el objetivo de un traductor de series no es traducir diálogos, sino emociones. Si en una escena, los espectadores estadounidenses se ríen a carcajadas o lloran, los espectadores españoles también deben reír o llorar. Esto implica reinventar chistes o hacer referencia a personajes más conocidos para el público español".

Los giros verbales y las frases hechas son muchas veces imposibles de traducir. Imaginemos por un momento que la serie española Aida se exportara tal cual a un país de habla no española. La dificultad es extrema a la hora de traducir guiones en los que buena parte de la comicidad viene por confusiones con el lenguaje, dobles sentidos o por las expresiones propias de un personaje. ¿Cómo afronta un traductor estos problemas?

Xosé Castro explica estas dificultades poniendo algunos ejemplos de expresiones propias de la cultura estadounidense. Traducir literalmente I am in a Spring Break mood ('Estoy con humor de Spring Break') no tiene sentido si se desconoce que esas vacaciones escolares de primavera eran sinónimo en este caso de playa, sexo y alcohol. O la frase Beaches in Europe are a non-stop Mardi Gras, but without the necklaces (literalmente, 'Las playas en Europa son como un Mardi Gras constante, pero sin los collares') carece de lógica si no se sabe que una de las tradiciones del carnaval del Mardi Gras es que las mujeres enseñan el pecho a los desconocidos que les regalan collares.

En este sentido, Castro destaca a la versión estadounidense de The Office como uno de sus trabajos más complicados. "Prácticamente todas las escenas tienen algún juego de palabras o referencia a la cultura, el deporte o el mundo del espectáculo en los Estados Unidos".

El uso cada vez mayor del español en las series estadounidenses está produciendo también muchas dificultades a la hora de traducir y adaptar los guiones a la emisión doblada. ¿Cómo traducir momentos en los que un personaje no entiende lo que dice el otro porque utiliza el español? Inevitablemente, en el proceso se pierden detalles y rasgos esenciales de los personajes.

 El caso de Los Simpson

Una de las series más veteranas, más traducidas y que más dificultades ofrece es Los Simpson. Cada traducción de Los Simpson es un mundo. Y al comparar las versiones dobladas con la versión original siempre se encuentran detalles que cambian ligeramente. En el blog Simpsonitos sus autores y los comentaristas del blog se dedican a señalar las diferencias entre la versión estadounidense de la serie y su traducción al español neutro.

Doh-homerEn España, también es María José Aguirre de Cárcer la encargada de traducir la serie de la familia más famosa de Springfield. Muchos de sus chistes se apoyan en la imagen, "lo cual te limita mucho. Se puede decir que, en algunos casos, más que traductores somos adaptadores porque, al no poder traducir literalmente un chiste, un juego de palabras o una frase hecha, tenemos que basarnos en el gag original para crear uno nuevo".

Sin embargo, procura siempre ser lo más fiel posible y, "al mismo tiempo, acercar los diálogos al espectador español sin recurrir a referentes exclusivos de nuestra cultura. Creo que el espectador debe sentir que está viendo una obra extranjera. Por ejemplo, si aparece el nombre de un personaje público desconocido en España, lo sustituyo por otro, también estadounidense, pero conocido por el espectador español".

Traductores 'amateur'

¿Y su opinión sobre la proliferación de subtítulos elaborados por aficionados a las series en Internet? Xosé Castro destaca la generalizada baja calidad de estas traducciones, aunque "he visto traducciones que son bastante decentes".

Le sorprende que haya quien dedica a esta labor "mucho tiempo personal, sin reparar en que hay personas o empresas que se lucran cómodamente gracias a su trabajo regalado". "De todos modos, como predecía Nicholas Negroponte en 1995, 'la gente no quiere ver mejor la televisión; quiere ver mejor televisión', y eso significa ver lo que uno quiere cuando uno quiere. Las productoras, distribuidoras y emisoras están tardando en adaptarse a este cambio, que ya hace tiempo que está en marcha", concluye.

 

Hay 96 Comentarios

Adaptar los chistes para que "la gente normal" los pueda entender es tan grave que alguien debería morir por tomar decisiones así.
Otra cosa muy grave son las contínuas cagadas de cultura general. Hay fallos realmente tontos. Es difícil entender que nadie en todo el equipo se de cuenta.
Y es increíble que una persona que trabaja doblando no haya tenido tiempo de aprender a pronuciar bien en inglés. Cuando un personaje canturrea algo en inglés parece que lo interpreta el príncipe de los gitanos.

En respuesta al mensaje publicado por Sergio a las 11.30h.

Sergi, me parece muy bien que estés a favor de la VOS, yo también tiendo a ver cine y series en VOS en la mayoría de los casos, pero considero tu mensaje inapropiado pro varios motivos.

1. El artículo habla de la traducción del original, proceso necesario en ambos casos (doblaje y subtitulado) para que quien no habla el idioma del material original pueda entenderlo (nadie habla TODOS los idiomas)

2. Ahora que la televisión digital nos permite elegir el idioma en que escuchamos (original o doblado) y activar o desactivar subtítulos, entiendo que condenar o desear "muerte al doblaje" implica única y exclusivamente el deseo de limitar la opción de elegri de quien no piensa como tú. O incluso de quien no puede disfrutar de la opción de tu preferencia. Si sólo se subtitula, por ejemplo, las personas invidentes no podrían disfrutar de series en idiomas extranjeras, que sí pueden disfrutar en su versión doblada.

En resumen, mi respuesta es:
Muerte a la imposición de nuestras preferencias al resto de personas. Viva la diversidad de opciones.

TAV, te había puesto un comentario pero parece que no se ha grabado. Mi apunte era respecto la sorpresa de Xosé de que alguien dedicara su tiempo a una afición no remunerada y lo triste que esa manera de pensar resulta. Si tú dices que de vez en cuando también haces colaboraciones altruistas, ¿no estás de acuerdo conmigo?
Tu queja de que no se valora el trabajo profesional, ¿de qué viene? ¿Quién se ha quejado? Tom Castro ha dicho que los aficionados traducen más rápido que los profesionales, y eso es cierto, porque probablemente hay más personas dedicadas a ello, y en cuanto a la calidad ha admitido que es desigual. Y desde su punto de vista no deberían traducirse los gags y las referencias, pues nada, es un punto de vista. ¿Por qué a partir de aquí deduces que no se valora tu trabajo?

Muy buen artículo. Es loable la labor de estos profesionales, que no sólo aplican sus conocimientos para el doblaje sino también para los subtítulos.
De todas formas, la mejor manera de gozar de un film es siempre a través de la versión original, aunque, desgraciadamente, en España haya tan poquísima tradición. http://unmundocultura.blogspot.com/2011/11/barcelona-y-la-crisis-de-la-version.html

Gracias a TAV y a PTK por sus esclarecedores e interesantísimos comentarios, que contrastan con los de los tres primeros, tan aficionados al pimpampum del que no quiere pagar por nada ni aportar argumentos. Dificultades lingüísticas aparte, en un medio como el audivisual es absolutamente imposible traducir fielmente el original por las obvias limitaciones de gesticulación en el caso del doblaje y de espacio en el caso del subtitulado. O al menos si se quiere mantener el formato de doblaje al que está acostumbrado el telespectador español (quien haya visto un doblaje, por ejemplo al polaco, sabrá de qué hablo). Por poner otro ejemplo, el doblaje al finés de "Los Serrano" o de "Aquí no hay quien viva"se deja en el tintero casi el 40% de los diálogos por diferencias culturales pero, sobre todo, por motivos de espacio, porque es materialmente imposible transcribir todo lo que dicen a la velocidad que lo dicen. No me quiero imaginar cómo lo habrían resuelto si en ese país se doblara...

Es sorprendente que a estas alturas estemos todavía propagando conceptos vacíos y falaces como el del español "neutro". No existe tal cosa, nadie habla español "neutro", más allá de las convenciones del telediario. Además, lo que en la Península Ibérica se considera neutro es bien distinto de lo que es neutro en Latinoamérica. En España hablar de español "neutro" es utilizar un eufemismo para referirse al español castellano, a la variedad ibérica central. El que en España se acepten mal otras variedades del español tiene mucho que ver con una visión del idioma bastante reduccionista, esa visión que en el fondo todavía hoy considera que sólo el español castellano es correcto, mientras que lo demás son corrupciones del mismo. Ahí tenemos si no el concepto de "panhispanismo" de la Real Academia, que viene a ser un intento de imponer la variedad propia sobre las otras. Esa es una realidad que necesariamente hay que plantear cuando se debate sobre el doblaje al español y sus vicisitudes. Recomiendo al respecto los artículos de www.elcastellano.org.
Saludos

PTK, no te he entendido cuando has dicho:
@afd: se lucran las empresas con subtítulos PROPIOS, es decir, que dice que para qué hacer fansubs si luego alguien va a venir a hacerlo de nuevo pero cobrando.

En la entrevista Xosé dice que hay personas o empresas que se lucran del esfuerzo de los subtítuladores amateurs. Segun Lolo esas empresas son las que ofrecen la descarga del episodio, aunque yo bajo los subs de webs específicas de subs, no sé. Ya puestos, me gustaría saber cuánto gana seriesyonkis, por ejemplo, con la publicidad. Me cuesta creer que se pague tanto dinero por un banner que se puede quitar con un simple complemento del firefox.

@Marta, si en eso estoy de acuerdo contigo; yo también subtitulo de forma altruista como he comentado anteriormente. Es muy interesante, por otra parte, lo que los traductores profesionales podemos aportar a este campo en los casos en que de otra forma no se haría (que es la esencia del fansub).
Creo que nuestra queja particular es porque no se valore el trabajo profesional y se ensalce el no profesional en los casos en que sí existe una industria.
¡Y me alegro mucho de encontrar a alguien que piense como tú!

@TAV A ver, en el subtitulado habrá mucho amateur, pero yo soy licenciada en traducción y subtitulo mucho sólo por afición, porque me gusta y porque hay películas (especialmente rusas y francesas) que creo que merecen darse a conocer. Y te aseguro que aplico todo lo que aprendí en la facultad y estoy muy orgullosa de mis subtítulos :)

Creo que la tele está ignorando un mercado, el de la VOS, que cada día es mayor. Ya TVE rompió una barrera ofreciendo televisión a la carta, que es una idea fantástica (ver televisión, sí, pero no a unos horarios impuestos sino cuando a uno le apetezca); ahora falta que la versión doblada y la subtitulada se ofrezcan en igualdad de condiciones.

Es cierto que en muchas ocasiones la calidad de los subtítulos descargados es muy mala, pero también es cierto que en alguna ocasión la calidad en DVD originales es mala, para tratarse de un producto profesional. Estoy pensando en los subtítulos de "The Wire" que están plagados no de malas interpretaciones debidas a referencias culturales (que sería medianamente comprensible, dada la compleja naturaleza de los diálogos en esta serie) sino directamente de errores de traducción. El mejor ejemplo del maltrato de las distribuidoras a series de calidad.

La duplicación de versiones de español de España y español de Latinoamérica se suele realizar tanto en cine como en software (incluso Disney tiene 3 versiones de español en sus películas).
Esto se debe a la importancia del mercado español para las distribuidoras por tener mayor visibilidad en el continente europeo. Para mantener la visibilidad en los dos continentes, si hay presupuesto, se realizan dos versiones (o más). También responde a estudios de aceptación dela acento. Si recordáis, la Disney no doblaba al español de España en sus inicios, sino que se utiliza una versión estándar para todos. Con el paso del tiempo, se analizó que no resultaba idiomático para los españoles de España y había cierto rechazo o preferencia por el acento propio. Y no creo que sea algo negativo, aunque el público latinoamericano se queje de ello. Lo lógico sería que, en lugar de acusar a los españoles, pidieran a las distribuidoras una versión local.

Si no tenéis mucha idea de lo que ha querido de decir, mejor no lo cambiéis a vuestro antojo. La traducción audiovisual, como todos los ámbitos de la traducción, es un entorno profesional con un elevado índice de intrusismo, que por otro lado es lógico puesto que "sólo" se trata de pasar de una lengua a otra.

@Tom Castro: los profesionales traducen cuando tienen que hacerlo, cuando se les encarga, no cuando les apetece, además de que, como han señalado lo hacen muchas veces sin tener el material delante y traducen toda la temporada sin verla (porque aún no está hecha), no capítulo a capítulo tranquilamente. Además, ellos no hacen el subtitulado o el doblaje, sino la traducción del guión, que luego se va adaptando según les interesa a las productoras. Y lo de adaptar gags o referencias, depende de si es doblaje o subtitulado y aquién va dirigido (gente joven con interés y conocimiento del mundo, gente mayor...) Insisto, infórmate de lo que hablas y luego comentas.

@Gdp: se nota que directamente hablas de lo que te apetece y no de lo que él habla. Ni merece la pena rebatirte nada.

@afd: se lucran las empresas con subtítulos PROPIOS, es decir, que dice que para qué hacer fansubs si luego alguien va a venir a hacerlo de nuevo pero cobrando. En esto si estoy más de acuerdo con vosotros, no quita una cosa la otra y un subtitulado temprano para series que se ven según salen, ayudan a muchas personas. Pero por favor, no me digáis que son de buena calidad, porque si lo hacéis me demostráis que no sabéis de lo que habláis.

Y una cosa más, piratillas de la red, está muy bien bajarse las series y entre todos hacer subs y decir que si es una comunidad tipo wikipedia y tal... Pero no olvidéis de lo que hablamos: una serie cuesta dinero, cuesta dinero traducirla profesionalmente (que para eso hay tantos y tantos profesionales especializados que han invertido años de formación) y cuesta dinero distribuirla en un país. Si creéis que se tiene derecho a toda esa información pero nunca pagar ni por un uno por ciento de ella, estáis negando la labor de miles de personas. Yo me bajo millones de pelis y series, pero cuando una merece la pena, la compro. Se trata de ser un poco coherente en esta vida.

Un saludo

Interesante articulo.

¿Y porqué tiene que haber traductores distintos para Latinoamérica y España? ¿Que tiene de distinto o especial España? Todos los paises latinoamericanos tienen la misma versión, con un castellano neutro y cuidado. Otra cosa son los doblajes, que muchas veces tienen acento mexicano, aunque todavía los hay -como hace 30 años atrás- en un acento neutro.

A mí lo que de verdad me resulta significativo es que a nadie se le ocurra intentar comprender el proceso de la traducción audiovisual y reconozca la labor de sus profesionales. El caso es quejarse sin conocer de que va la cosa. Precisamente este artículo esta hecho para informar al público y, en lugar de asimilarlo, seguimos con las ideas primitivas de siempre.
Xosé aparte, con el que comulgo en algunas cosas y en otras no, aquí van mis argumentos y comentarios:
1) Es significativo que los aficionados lo hagan más rápido que los profesionales. También es significativo que un curandero en su casa te dé un diagnóstico más rápido que un especialista en un hospital. Si los subtítulos no salen antes, lógicamente es porque hay que esperar a la publicación del DVD y el proceso, precisamente para garantizar una calidad mínima, es largo y costoso. El que no quiera enterarse, seguirá con ese tipo de argumentos sin plantearse que cada proceso de subtitulado implica varias revisiones con y sin visionado del vídeo, ajustes, creación del DVD para todas las lenguas, amén de problemas que pueda dar la productora.
2) En mi caso particular y con toda sinceridad, aún no me he encontrado ningún subtitulado que mejore la versión de los profesionales, sencillamente porque los subtituladores no son ni lingüistas ni profesionales del subtitulado. Ahora bien, estoy de acuerdo en la magnífica labor que realizan de forma altruista y en que, a falta de pan, buenas son tortas, eso es evidente.
Y, concretamente, ¿en qué se basará Tom Castro al decir que adaptar gags o referencias es una aberración? ¿En qué tipo de manual para traductores audiovisuales hay leído eso? ¿Se lo ha indicado algún gurú divino? No quiero ni pensar qué sería del sector audiovisual si no adaptáramos las referencias. El público se perdería continuamente y muchas de las oraciones simplemente quedarían sin sentido. Lógicamente, hay que saber qué adaptar; todo no vale.
3) Me da que la sociedad española tiene el concepto de "calidad" un poco bajo y resulta evidente en este tipo de afirmaciones. Oye, que a mí no me importa traducir más rápido, pero no me pidas calidad... Existen varios estudios sobre fansub en Internet. Echad un vistazo y veréis a qué me refiero.
4) El lucro intuyo que saldrá de los sitios web que publican estos vídeos.
5) @Gpd: el movimiento no tiene nada que ver con la esencia de Wikipedia. Si se basa en que estáis cansados de cómo se hacen las cosas profesionalmente, ¿por qué no explicas qué es lo que no te gusta de forma realista? ¿Queréis los subtítulos antes? Hablad con las distribuidoras, porque los traductores no tienen nada que hacer ahí. Y me reitero, si quieres menor calidad, yo te lo traduzco antes. Tampoco creo que sea para morirse esperar dos días...
6) @afd: me da la sensación de que desconoces que muchos trabajamos altruistamente también cuando la ocasión lo merece. Entendemos que esto exista y apoyamos la situación, pero no nos pidáis que reconozcamos que trabajan mejor que nosotros porque no es cierto. A los estudios me remito. De tantas ganas que tenéis, llegáis a utilizar argumentos que no se sustentan.
Y vuelvo a mi pregunta general: ¿de qué os quejáis? ¿qué queréis conseguir los que no estáis de acuerdo con los profesionales?
Y de paso lo mismo os puedo decir yo cómo me gustaría que trabajáreis vosotros...

Desde mi punto de vista como persona que se baja las series 2 días después de que las echen en su país, he de decir que sí que hay algunas traducciones bastante flojas, pero la mayoría tienen bastante calidad.
Y lo de modificar algunos gags, lo entiendo ya que cuando veo las series con subtítulos hay veces que no entiendo el chiste por no saber de quién hablan

Las empresas que se lucran a las que se refiere son, a mi juicio, las webs de enlaces para descarga online (tipo yonkis, danko) que están plagadas de publicidad (que les genera importantes ingresos). En esas páginas es donde se encuentran principalmente las traducciones amateur.

Es significativo que la comunidad de internet - aficionados en su tiempo libre - hagan el trabajo más rápido que los profesionales.
Respecto a la calidad de las traducciones hay un poco de todo, pero he tenido subtítulos de aficionados mejores que los de series en DVD originales.
Ah, y lo de adaptar gags o referencias es simplemente una aberración...

A Xosé se le ve el plumero: ni son de baja calidad habitualmente ni entiendo de dónde sale el lucro supuesto (¿alguien paga por bajarse subtítulos?). Además, es un movimiento colectivo similar al de wikipedia y que se basa en que estamos cansados de cómo se hacen las cosas "profesional/oficialmente". Reinvéntate, Xosé.

Qué triste que una persona no pueda entender dedicarse a algo por afición sin cobrar por ello. Además no lo entiendo, si los subtítulos hechos por aficionados son de baja calidad, ¿por qué luego dice que hay empresas que se lucran con ellos?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal