Merece un spin-off: Lord Varys

Por: | 23 de abril de 2012

Varys

"¿Por qué nadie confía nunca en el eunuco?". La inocencia la exige el guion.

Hay personajes secundarios que merecerían ser protagonistas de su propia serie. En 'Quinta Temporada' estamos repasando algunos de nuestros favoritos. En anteriores entregas les tocó el turno a la condesa viuda de Grantham de Downton Abbey, a Eli Gold de The Good Wife y al señor Chang de Community. Hoy nos arrodillamos ante Lord Varys, uno de los imprescindibles de Juego de tronos -y eso que hay unos cuantos-, que hoy lunes estrena a las 22.00 h. en Canal + su segunda temporada, inspirada en el segundo tomo de Canción de Hielo y Fuego Choque de Reyes.

Monarcas y bastardos. Caballeros y cobardes. Esclavos y señores. Juego de tronos (HBO) es un inmenso tablero de ajedrez en el que todos guerrean o combaten según sus posibilidades. Un acoso constante y sin descanso de amigos contra enemigos en el que estas dos palabras cambian, se distorsionan a veces hasta el extremo y provocan que la partida alcance nuevos objetivos. Algunas piezas caen antes que otras y las que menos son todo lo contrario de lo que parecen. Una de ellas es Varys, apodado La Araña por su condición de consejero de los rumores, un eunuco que bien podría ser catalogado de peón pero que en realidad corteja a los reyes como un alfil. Calvo. Maestro del disfraz. Parece Mortadelo, sí, pero le daría más de una lección al personaje de Francisco Ibáñez.

"¿Por qué son siempre los inocentes los que más sufren cuando vosotros, los grandes señores, jugáis al juego de tronos?". Varys en una conversación con Eddard Stark.

La Araña teje su vasta red de espías -o pajaritos, como él los llama- para servir al bien del reino. Supuestamente, claro. Nunca hay que caer en la trampa de juzgarlo por su estrambótica y hasta ridícula fachada. Y es que de no estar en Juego de tronos, seguramente lo confundiríamos con un ex componente de Loco Mía que se resiste a la muerte del género glam. Lord Varys es incondicional de los abanicos, afeminado, almibarado y más difícil de entender que un Sudoku Ninja. Competiría en barroquismo contra un pavo real que llevara semáforos en lugar de plumas y seguro que le caería bien a la mismísima Carrie Bradshaw de Sexo en Nueva York. Pero ojo, que este señor se merece un respeto. Todo forma parte de una actuación, una máscara que esconde sus sibilinas intenciones. La sonrisa de Varys es de lo más sedosa... y letal.

Meñique: "¿Hay alguien que guarde en algún lado sus testículos en una cajita?".

Varys: "No tengo idea de dónde pueden estar. Y hemos sido tan cercanos".

En ficción, Holmes y Moriarty. Ahab y Moby Dick. En la vida real, Faulkner y Hemingway. Este último y Fitzgerald. Un genio no es nada ni nadie sin su rival. Un contrincante que amenace su confianza y, por qué no, que suponga un reto irresistible. El extracto de arriba corresponde a uno de los mejores momentos de la primera temporada de Juego de tronos, inexistente en los libros de George R.R. Martin e inédito para la adaptación televisiva. Como dice nuestro soplón: "Los amigos son una parte importante de la vida".

Varys y Meñique, tan ladino como él y el otro alfil del tablero, presumen el uno delante del otro y a falta de puños -no se iban a rebajar a esos menesteres- combaten entre susurros en lo que mejor se les da: acertijos. El tête à tête se produce en el quinto episodio, The Wolf and the Lion (1x05), y no tiene desperdicio. Un desafío de falsedades y amenazas entre claroscuros tamizado bajo la vidriosa luz de la Sala del Trono. Puro teatro. Todo en poco más de 3 minutos por culpa de la interrupción del insípido Renly Baratheon. Meñique le arranca a Varys en esta escena una cara de susto, algo de lo que no muchos pueden presumir. Es eunuco, pero también el eunuco con más pelotas de los Siete Reinos.

Meñique: "Debe de resultaros extraño, aún después de tantos años... Un hombre de otra tierra, odiado por la mayoría, temido por todos...".

Varys: "¿Lo soy? Es bueno saberlo. ¿Pasáis las noches sin dormir por el temor a mi cuchillada?".

La lucha Varys-Meñique vuelve a repetirse en Fire and Blood (1x10), décimo y último episodio de la primera entrega. Esta vez dura menos que el anterior encuentro, pero no por ello es menos formidable. Termina además con una de las mejores líneas jamás escritas para una serie de televisión... y también de las más sencillas. "Os admiro", dice Meñique. "Y yo os admiro a vos", responde Varys. Una bonita forma de confesarse su odio mutuo. Lógico que hayamos dicho que Martin es un escritor con aspecto de lobo de mar en cuya prosa revive Shakespeare. Tanto Varys como Meñique tienen algo de Polonio, el chismoso chambelán de Hamlet y arquetipo de cambiacapas político y avezado chantajista.

Como no queremos abusar de spoilers sobre la segunda temporada, sólo te diremos que Tyrion (Peter Dinklage) se las verá, y mucho, con la delicada sonrisa de Varys a lo largo de los nuevos capítulos. De hecho, el perfumado informador protagonizó uno de los avances que sacara HBO [puedes verlo arriba]. En él, La Araña le cuenta al gnomo Lannister un acertijo y la consiguiente solución que puede leerse en Choque de Reyes y verse en What Is Dead May Never Die (2x03). Entonces te darás cuenta de que Meñique se ha vuelto un púgil de lo más aventajado en esta temporada. No te contamos nada, pero ojo a una escena entre el ruiseñor y Cersei (Lena Headey) en el primer episodio y a otra con la prostituta Ros (Esme Bianco) en el segundo. ¡¡Menudo proxeneta!!

"Tres grandes hombres. Un rey. Un sacerdote. Y un hombre rico. Entre ellos yace un mercenario.Cada gran hombre se ofrece a pagarle al mercenario para que mate a los otros dos. ¿Quién vive y quién muere? [...] El poder reside donde los hombres creen que reside. Es un truco. Una sombra en la pared. Y un hombre muy pequeño puede emitir una sombra muy grande". Varys no sería Varys si hablara en cristiano.


Acróbata del ardid. Dueño de pajaritos y voluntades. Asesor de lengua aguda afilada con mantequilla. El pelón de Juego de tronos es en realidad Conleth Hill. Actor sobre todo de teatro -es dos veces ganador del premio Laurence Olivier- y ahora en el cine gracias a La pesca de salmón en Yemen, nació en Ballycastle, una pequeña localidad de Irlanda del Norte donde, por azares del destino, solía veranear C.S. Lewis cuando escribía Las Crónicas de Narnia. El invierno y la guerra van y vienen. Varys, quizá el hombre más temido de los Siete Reinos, siempre ocupará la casilla del alfil pese a parecer un peón inofensivo. Remando al lado del rey... de cualquiera que ocupe el trono.

Más sobre Juego de Tronos:

-George R. R. Martin: "Siempre me atrajeron las cosas raras, desde que era pequeño”

- La consolidación de 'Juego de tronos': el fenómeno editoral y televisivo, por Álvaro P. Ruiz de Elvira

Hay 10 Comentarios

Un spin off? Es el que mueve los hilos, sin él no hay Juego de Tronos!

Todo está en los libros! :)

Hi,

Great site! I'm trying to find an email address to contact you on to ask if you would please consider adding a link to my website. I'd really appreciate if you could email me back.

Thanks and have a great day!

Yo, antes que un spin-off, haría una precuela, que además el bueno de George ya tiene escrita: El caballero errante, que transcurre unos 90 años antes de Juego de Tronos.

Lo cierto es que de todo el abanico de posibilidades que nos ofrece Juego de Tronos, Varys no sería el primero de los personajes que escogería para un Spin-off...

[SPOILER ALERT]

En esta segunda temporada (si sigue los libros) aparecerán personajes dignos de una serie aparte a los que probablemente no tendrán tiempo de atender mucho: Jaqen h'ghar, Beric Dondarrion ("¡¿DÓNDE ESTÁ BERIC DONDARRION?!" ¡¡¿cómo puede ser que no lo mencionaran en el interrogatorio del 2x03?!!), Mance Ryder, Brienne de Tarth, Yara Greyjoy... ¡y tantos otros!

En fin, que Varys está muy bien, me gustan sus formas. Pero hay otros muchos a los que les daría una serie antes que a él.

A mí el que me deja flipando más el actor que el personaje es el crío que hace de King Joffrey, es acojonante el zagal, buenísimo.

Juega al mejor simulador político, económico, y militar, gratuito y por navegador web: http://xurl.es/n2yw0

a mi no me agrada en lo mas minimo!!

Muy buena entrada, tanto que me sentido obligado a compartir mi entusiasmo porque pienso exactamente lo mismo, es desde luego sino mi personae favorito uno de los mejores.

Por cierto, me encantó la frase cuando ed Stark le pregunta a quién sirve y este responde al pueblo porque alguién tiene que hacerlo.

Saludos desde La Palomita mecanica

Me encanta este personaje!!! Es ese tipo de persona de la que nunca sabes si te puedes fiar. Junto con Tyrion hacen un tándem muy bueno :P


Bueno, está todo dicho sobre Juego de tronos.

Sobre Hemingway y Fitzgerald resaltaría más su amistad que su enemistad. En Paris era un fiesta se relatan avrias anécdotas de ambos. Una amistad jodida por el alcohol y por Zelda.
´
La gran Bored to death hizo un homenaje a la curiosa escena entre Hemingway y Fitzgerald.
´

http://planetamancha.blogspot.com.es/2011/01/make-it-quick-fitzgerald.html

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal