Esta serie ya debería haber terminado

Por: | 28 de mayo de 2012

Comoconoci

Por mucho que nos guste una serie o por mucho cariño que hayamos tomado a unos personajes, no deberían durar para siempre. Sin embargo, algunas se empecinan en alargar su existencia hasta la extenuación. En muchas ocasiones, en la televisión no se aplica el viejo dicho: lo bueno, si breve, dos veces bueno. Aunque nadie tiene la fórmula secreta que determina el número de capítulos o de temporadas apropiados, el sentido común y el desgaste propio de una ficción deberían imponerse. Pero no siempre lo hacen. Algunas series reclaman una muerte digna urgente.

Una retirada a tiempo puede ser una victoria. Repasando las grandes series de la historia de la televisión, la mayoría tenían un principio y un final claro: The Wire, Los Soprano, A dos metros bajo tierra... Cinco o seis temporadas suelen ser suficientes para desarrollar el argumento y los personajes sin caer en el desgaste en un drama serializado (los procedimentales aguantan algo mejor el paso del tiempo al tener con capítulos autoconclusivos). Sin embargo, otras series que arrancaron con buen pie han terminado diluyéndose precisamente por haberse alargado innecesariamente. Los redactores de Quinta Temporada repasamos algunas de las ficciones que ya deberían haber terminado.

The Office (por Natalia Marcos)

Theoffice

Una de las comedias que deberían haber puesto punto final hace tiempo es la versión estadounidense de The Office (en España, en Canal TNT) Durante bastantes capítulos mantenía dignamente la comparación con la original y genuina The Office de Ricky Gervais (salvando las distancias y cada una en su estilo). Pero si las últimas temporadas ya dejaban muchas dudas entre los seguidores, la octava ha certificado su declive irremediable.

La marcha de Steve Carell dejó la sucursal de Dunder Mifflin en Scranton descabezada. Michael Scott era mucho Michael Scott. Y aunque su lugar se ha intentado reemplazar con un protagonismo mayor de otros personajes, nada ha vuelto a ser igual. La cadena NBC parecía no saber qué hacer con la serie (los rumores fueron por un spin-off centrado en Dwight, reiniciarla con nuevos personajes o incluso ponerle el definitivo punto final), pero finalmente se han decantado por darle una temporada más. La novena. Demasiado, se mire como se mire.

Supernatural (por Miriam Lagoa)

Supernatural

Hace tiempo que la serie de los hermanos Winchester era divertida, autoparódica como solo ella sabía serlo pero también oscura cuando la trama lo requería. Eso fue Supernatural (en España en AXN) hasta la quinta temporada, momento en el que debió echar el cierre. Sam y Dean se enfrentan a sus propios demonios interiores y son protagonistas de una trepidante batalla entre el bien y mal. El final no era feliz, pero cuando luchas contra demonios sedientos de sangre y ángeles corruptos no hay forma posible de que la historia acabe bien.

En un movimiento un tanto sorpresivo, la cadena CW decidió renovar la serie y el creador Eric Kripke decidió emprender otros proyectos. Desde un principio aseguró que la historia que había ideado daba para cinco temporadas y dejó el destino de los protagonistas en manos de Sera Gamble. La excusa para ver la sexta temporada es el capítulo ‘The French Mistake’, que se ríe de sí mismo y llega a ironizar sobre la superviviencia de la serie. La séptima no hay por donde cogerla: aburrida, sin ritmo, con el Impala en paradero desconicido y con unos villanos que no están a la altura. Supernatural tendrá octava temporada, las esperanzas de que remonte son ya nulas.

 

Cómo conocí a vuestra madre (por Natalia Marcos)

Taxi

La comedia de CBS (en España, emitida por Fox) ha contado con momentos gloriosos, además de tener en sus filas a Barney, uno de los personajes más carismáticos del momento. Sin embargo, a estas alturas del partido a muy pocas personas les interesa ya conocer quién es la madre de los hijos de Ted. O quién se casará con quién. La séptima temporada, que acaba de concluir en Estados Unidos, ha incluido en varios capítulos un dudoso giro hacia el drama. Y el gancho final nos deja más o menos igual que el año pasado y con la sensación de andar en círculos.

Las tramas entrelazadas y los giros de guion en un mismo capítulo que tanto hicieron disfrutar a sus fans en el pasado han quedado reducidos a apenas pequeños destellos fugaces en los últimos tiempos. Y lo peor es que todavía no se ve el fin. Aunque se había anunciado que la octava temporada sería la última, la serie podría no terminar ahí.

Anatomía de Grey (por Toni García)

Anatomia

Lo reconozco, al principio me resultaba entrañable: esos ojos llorosos, a punto de caramelo; esos filtros que hubiera bendecido el mismísimo David Hamilton para que nos hiciéramos a la idea de que los protagonistas tenían veintipocos (sic); ese ascensor donde se generaban más conflictos que en un juzgado de guardia. Hasta la eterna búsqueda de la identidad sexual que se dirimía en cada quirófano y los (risibles) altibajos de los médicos me parecían entretenidos.

Sin embargo, todo se acabó cuando colgaron las bragas de Meredith del tablón de anuncios: en ese momento cualquier atisbo de entusiasmo murió, y la serie con ella. Sí, de eso ya hace como seis temporadas, así que ¿por qué no los matamos a todos de una vez y nos ponemos a otra cosa? Gracias.

 

Dexter (por Natalia Marcos)

Dexter

Dexter (en Fox Crime en España), nuestro asesino favorito, sigue siendo nuestro asesino favorito. Pero desde la brillante cuarta temporada nada ha vuelto a ser lo mismo. La quinta nos dejó con un sabor de boca amargo. En la sexta siguieron navegando a la deriva entre las aguas de la religión. Showtime ya anunció hace meses dos temporadas más para Dexter, por lo que terminaría a finales de 2013, aunque tampoco es seguro todavía que ese sea su final.

¿Era necesario alargar tanto una serie que podría haber terminado con una quinta temporada que sirviera de epílogo a la cuarta? Los fans de la serie y del personaje esperamos que el 'descubrimiento' del final de la sexta temporada lleve a la ficción a explorar nuevos caminos. Tenemos que tener fe en unos guionistas que nos regalaron grandes momentos en el pasado. Pero quizá, solo quizá, habría sido mejor haber encontrado una muerte digna para Dexter antes.

Los Simpson (por Álvaro P. Ruiz de Elvira)

Simpson

Están cerca de celebrar sus bodas de plata, pero los hijos de la familia siempre serán unos niños. Bart y Lisa Simpson no crecen. Homer se sigue derritiendo por unos donuts o una barbacoa. Marge continúa aguantando a todos y el señor Burns, aunque ha perdido parte de su protagonismo en los últimos años, no para de decir "Excelente" (con mayúscula, por supuesto). Son 509 capítulos (hasta el momento de publicar este post) y una película. La serie más longeva de la historia. Capítulos suficientes para poner fín a un show que basa ya su tirón en las apariciones de personajes actuales (Julian Assange, Lady Gaga o Mark Zuckerberg, entre otros) y en el intento de seguir enganchando a nuevas generaciones.

Son taaaantos capítulos y algunos taaaan buenos, que si los señores de la Fox deciden de una vez poner punto final, podremos seguir deleitándonos en DVD y en reposiciones una y otra vez sin cansarnos (alguien en Antena 3 decidió que así era antiguamente y tuvimos una época de no parar de ver los mismos capítulos de Los Simpson una y otra vez...). Dejen descansar a esta familia. Cierren el mito con otra película si es necesario. Intenten hacer algo nuevo. ¡Que la leyenda no acabe por saturarnos del todo!

 

Hay 87 Comentarios

Cierto es que la quinta temporada de Dexter fue muy floja, pero la sextá me encantó y espero ansioso la siguiente tras ese final.
Por otra parte por fin se ha acabado House (con un final muy malo) y es que el final perfecto para esa seríe es el final de la temporada 5, las siguientes sobran cada una es peor que la anterior

Yo también pienso que Dexter ha perdido fuelle y deberían haberla terminado con 5 temporadas. Y creo que Anatomía de Grey debería haber acabado en esta séptima como mucho, porque la trama está bastante agotada también.
Añadiría a la lista una serie que ha tardado mucho en acabar: One Tree Hill. Y otra que, menos mal, acaba en la próxima (y breve) temporada 5: Gossip Girl.

A Dexter más que un fin lo que le pasa es que les sobran un par de temporadas por el medio. Desde luego el punto de partida de la séptima vuelve a alegrarnos a los seguidores de la serie.

En esta lista podeis incluir a Dos Hombres y Medio, que desde que se fue Charlie Sheen la serie murió.

Bueno, yo no estoy del todo de acuerdo en el caso de HIMYM aunque soy de los que espera que la octava sea la última temporada. Supongo que conoceremos a la madre en la octava temporada y si deciden que ella se relacione con el grupo y lo veamos.. entonces es muy probable que necesiten una 9ª, aunque no del todo necesario. Yo sinceramente quería ver a la madre relacionarse un poco con el grupo pero tampoco necesito una temporada entera y que ella sea un personaje más del grupo, la serie y su esencia de relato perdería encanto.

Respecto a las demás series, totalmente de acuerdo, su extensión ha sido y es escandalosa.

Definitivamente "Como conocí a vuestra madre" se está eternizando sin motivos... hace un par de temporadas que está siendo pésima, y tan previsible que hago los diálogos antes que ellos... (y mal por mi, que la sigo viendo...).
Y The Big C... que no sé porqué tiene una segunda temporada...la tercera ya mejor ni hablar. Es lo peor. Pero lo PEOR. Ya no puedo soportar a ninguno de los personajes. Con esta si que no pude, y eso que tengo paciencia... (véase más arriba).
Y Weeds... yo creo que lo están zafando bien. Es una serie que no tiene nada que ver con lo que nos presentaban la primera temporada, pero todavía la puedo seguir viendo sin sentir que me están estafando.
La serie a la que le sobró la última temporada por todas partes fue Scrubs... había acabado tan bien la octava, que no entendí nunca la necesidad de añadir la vergonzosa última parte... pero bueno, imagino que son decisiones más de despacho que creativas (aunque hay mucho creativo de despacho)...
The Wire es un ejemplo de todo lo bueno que tiene la televisión... 10 en todo, y sobre todo, en saber cuando decir HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO!

"Cómo conocí a vuestra madre" comienza a naufragar en la sexta temporada, en la que no hay ni un sólo capítulo bueno y en el que abundan los muy malos, sobre todo aquellos que explotan una sensiblería impropia del inicio de la serie: la muerte del padre de.... o los capítulos del padre de Barney son terribles. Una serie que podría haber sido el equivalente actual de Friends está acabando de la peor manera.

The Office dejé de verla antes incluso de la marcha de Steve Carrell (creo que ya se ha exprimido todo lo que se podía y más). Pero de Dexter no me canso.

Buenas LeChuck y Cogeticulo. Yo era de los que estaba esperanzado con el hecho de que el resto de reparto tomase aire con la salida de Michael Scott, pero han sido casos muy contados, la veo por inercia y por el tremendo cariño que le tengo a todoslos personajes. Eso sí, los nuevos fichajes han estado magníficos: Dani California y Nellie Bertram,

Completamente de acuerdo. Seguir, solo sigo de estas Cómo conocí, y los Simpsons en el clásico doble capítulo de las 2 de la tarde. Y ambas creo que deberían haber acabado en su momento. Se han alargado mucho

Estoy completamente de acuerdo con LeChuck! Me he visto sorprendido porque pense que The Office sin Michael no tenia sentido, pero la octava temporada me ha hecho cambiar de parecer. De hecho, pienso que es justo lo que necesitaba la serie, quitarle peso al personaje principal y darle mas protagonismo al resto. Es una pena que la gente no piense de la misma manera pues me lo he pasado realmente bien viendo la ultima temporada, y a este paso con todas las criticas impulsivas que esta recibiendo la serie va a ser cancelada.

Dexter terminar en la 4º Temporada? A mi me da algo si llega a haber terminado asi. La 4º Temporada con Trinity como malo malisimo es la mejor de todas pero el final es demasiado dramático para terminar asi y da pie a un cambio en el personaje un borrón y cuenta nueva que supieron aprovechar en la 5ª temporada. En la 6ª ha perdido fuelle en mi opinión, muy flojos los malos y la historia con la hermana. A ver si mejoran en la 7! y le dan un final a la altura de la seríe.

De acuerdo con la mayoría de casos. The Office tras una séptima temporada extraordinaria (con la emotiva despedida de Michael Scott y su duelo con Will Ferrell; de los mejors capítulos de siempre), se ha desfondado totalmente en la octava. El último capítulo es un cúmulo de situaciones forzadas que denota que no hay más ideas.
Los Simpsons de vez en cuando suelta alguna puya que ya sólo con eso se come al resto de series animadas más pretendidamente agresivas de la FOX. Pero ya no es suficiente.

Anatomía de Grey me sigue gustando, y creo que hay vida más allá de las bragas en el tablón (creo que es anecdótico, y luego pasan más cosas que son interesantes, como la muerte de George). Sin embargo, estoy de acuerdo en que debería de haberla acabado con un final digno. Me sorprendió mucho saber que habían renovado para dos temporadas más, y que los protagonistas (esos sosaínas de Meredith y Derek) iban a continuar. Se nota que no saben que más drama meter, y que necesitan poner un capítulo fuerte (como el del tiroteo) o con trama absurda (musical, ¿y si...", etc) para captar la atención.
Por no hablar del declive del personaje de Cristina, que ha pasado de ser la aventajada del grupo y la más espabilada a ser tan llorica como Meredith (¿se lo habrá contagiado?).

La foto que encabeza el artículo es la más apropiada posible, sin duda alguna. How I met your mother saltó el tiburón hace la tira (http://noteniabillete.blogspot.com.es/2012/05/como-conoci-vuestra-madre-hace-tiempo.html). Llevan estirando el chicle tanto tiempo (casi cuatro temporadas) que el espectador ya no sabe de qué sabor era cuando se lo metió en la boca. Es una serie que empezó muy bien y que se ha ido desinflando de manera bochornosa.

Uno de los creadores de "The Wire", David Simon, dijo que la serie concluyó en su 5ª temporada sencillamente por que consideraron que ya no había nada más que contar en el contexto crítico de la serie y dentro del los puntos a analizar en la ciudad de Baltimore (el tráfico de drogas, la vida en los muelles, el entramado político, la educación y los medios de comunicación). Sin embargo también ha matizado que, si el día de mañana surgiera otro asunto a analizar estaría dispuesto a retomar la serie. Eso es trabajar por el bien de la historia, y no sacrificar la historia por el bien de unos índices de audiencia...

P.D. No me importaría ver a los personajes de "Cómo conocí a vuestra madre" morir uno por uno de manera horrible en el último capítulo de la serie (empezando por el insoportable Ted Mosby y sus repugnantes sermones). Bueno, si acaso a Lily le perdonamos la vida por esos fabulosos conjuntos que realzan todo lo realzable. :D

P.D.2 En esa lista falta "Perdidos", serie que evidenció un claro declive en sus dos últimas temporadas, llegando a ofrecer grandes cantidades de información inútil (templos en la jungla mediante) para el espectador, y sobre todo para el desenlace que resultó ser finalmente...

Es fácil, mientras rindan y tengan buenas audiencias seguirán, cuando no sean rentables se acabarán,... todo lo demás son opiniones respetables, pero es mucho más rentable una serie a partir de la cuarta-quinta temporada con audiencias relativamente bajas que una nueva que no sabes que va hacer, además , en el caso de Dexter por ejemplo, la sexta temporada ha sido la más vista...como para cargársela.

The Office podía seguir hasta el fin de los días, y la octava temporada tiene algunos capítulos magníficos. ¿Cómo no se va a resentir una serie si se marcha su personaje principal???? Creo que a veces es hablar por hablar. La octava, me parece una temporada digna. De Fringe, ¿no decís nada? porque vaya par de temporadas que lleva...no se puede vivir de un capítulo bueno(4x19), uno, o mejor dicho, dos años...The Office está entre las mejores series de la historia, y sin Michael no está nada mal, no es lo mismo, pero es aceptable.
Y opino lo mismo que vmf, lo de Deadwood, no tiene nombre.

Decir que los Simpson solo viven de la aparición de personajes famosos solo desvelan una cruda realidad: Ninguno de los autores de este artículo ha visto capítulos de las tres últimas temporadas de la serie... No ha bajado ni un ápice...

y las que cancelan de mala manera en su mejor momento? - deadwood me dejó con el culo torcido! - eso también es de traca

Aunque coincido en que HIMYM ha sufrido una cierta desaceleración en la 7ª temporada (tras una 6ª sensacional), sus giros hacia el drama fueron logradísimos (confirmando que esta serie es mucho más que una sitcom) y al menos la octava temporada es totalmente de recibo, para cerrar el círculo.

Pues tan malo es eternizarse como quedarse corto: ayer vi el capítulo final de "Made in England 88", sesion finale ¡¡¡en el tercer capítulo!!!!!, hombre, ni tanto ni tampoco, que la serie está muy muy bien.

Por favor, quién ha contratado a una persona que escribe "deber de" para expresar obligación. Yo creía que El País era un periódico serio y con credibilidad. Me ha hecho mucho daño. Natalia Marcos, eres una choni.

Lo de Los Simpson es lamentable. Están explotando hasta la nausea una serie que era excelente e irrepetible. De ser de carne y hueso, los protagonistas hace mucho que habrían abandonado por dignidad. Pero con un público menos exigente, chistes fáciles y metiendo en un capítulo a Cristiano Ronaldo y en el siguiente a Justin Bieber, pueden seguir estirando la gracia hasta el fin de los tiempos mientras siga suponiendo un negocio.

Ayer acabé la séptima temporada de Weeds y creo que merece un lugar en este listado por derecho propio desde hace un par de años...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal