Esta serie ya debería haber terminado

Por: | 28 de mayo de 2012

Comoconoci

Por mucho que nos guste una serie o por mucho cariño que hayamos tomado a unos personajes, no deberían durar para siempre. Sin embargo, algunas se empecinan en alargar su existencia hasta la extenuación. En muchas ocasiones, en la televisión no se aplica el viejo dicho: lo bueno, si breve, dos veces bueno. Aunque nadie tiene la fórmula secreta que determina el número de capítulos o de temporadas apropiados, el sentido común y el desgaste propio de una ficción deberían imponerse. Pero no siempre lo hacen. Algunas series reclaman una muerte digna urgente.

Una retirada a tiempo puede ser una victoria. Repasando las grandes series de la historia de la televisión, la mayoría tenían un principio y un final claro: The Wire, Los Soprano, A dos metros bajo tierra... Cinco o seis temporadas suelen ser suficientes para desarrollar el argumento y los personajes sin caer en el desgaste en un drama serializado (los procedimentales aguantan algo mejor el paso del tiempo al tener con capítulos autoconclusivos). Sin embargo, otras series que arrancaron con buen pie han terminado diluyéndose precisamente por haberse alargado innecesariamente. Los redactores de Quinta Temporada repasamos algunas de las ficciones que ya deberían haber terminado.

The Office (por Natalia Marcos)

Theoffice

Una de las comedias que deberían haber puesto punto final hace tiempo es la versión estadounidense de The Office (en España, en Canal TNT) Durante bastantes capítulos mantenía dignamente la comparación con la original y genuina The Office de Ricky Gervais (salvando las distancias y cada una en su estilo). Pero si las últimas temporadas ya dejaban muchas dudas entre los seguidores, la octava ha certificado su declive irremediable.

La marcha de Steve Carell dejó la sucursal de Dunder Mifflin en Scranton descabezada. Michael Scott era mucho Michael Scott. Y aunque su lugar se ha intentado reemplazar con un protagonismo mayor de otros personajes, nada ha vuelto a ser igual. La cadena NBC parecía no saber qué hacer con la serie (los rumores fueron por un spin-off centrado en Dwight, reiniciarla con nuevos personajes o incluso ponerle el definitivo punto final), pero finalmente se han decantado por darle una temporada más. La novena. Demasiado, se mire como se mire.

Supernatural (por Miriam Lagoa)

Supernatural

Hace tiempo que la serie de los hermanos Winchester era divertida, autoparódica como solo ella sabía serlo pero también oscura cuando la trama lo requería. Eso fue Supernatural (en España en AXN) hasta la quinta temporada, momento en el que debió echar el cierre. Sam y Dean se enfrentan a sus propios demonios interiores y son protagonistas de una trepidante batalla entre el bien y mal. El final no era feliz, pero cuando luchas contra demonios sedientos de sangre y ángeles corruptos no hay forma posible de que la historia acabe bien.

En un movimiento un tanto sorpresivo, la cadena CW decidió renovar la serie y el creador Eric Kripke decidió emprender otros proyectos. Desde un principio aseguró que la historia que había ideado daba para cinco temporadas y dejó el destino de los protagonistas en manos de Sera Gamble. La excusa para ver la sexta temporada es el capítulo ‘The French Mistake’, que se ríe de sí mismo y llega a ironizar sobre la superviviencia de la serie. La séptima no hay por donde cogerla: aburrida, sin ritmo, con el Impala en paradero desconicido y con unos villanos que no están a la altura. Supernatural tendrá octava temporada, las esperanzas de que remonte son ya nulas.

 

Cómo conocí a vuestra madre (por Natalia Marcos)

Taxi

La comedia de CBS (en España, emitida por Fox) ha contado con momentos gloriosos, además de tener en sus filas a Barney, uno de los personajes más carismáticos del momento. Sin embargo, a estas alturas del partido a muy pocas personas les interesa ya conocer quién es la madre de los hijos de Ted. O quién se casará con quién. La séptima temporada, que acaba de concluir en Estados Unidos, ha incluido en varios capítulos un dudoso giro hacia el drama. Y el gancho final nos deja más o menos igual que el año pasado y con la sensación de andar en círculos.

Las tramas entrelazadas y los giros de guion en un mismo capítulo que tanto hicieron disfrutar a sus fans en el pasado han quedado reducidos a apenas pequeños destellos fugaces en los últimos tiempos. Y lo peor es que todavía no se ve el fin. Aunque se había anunciado que la octava temporada sería la última, la serie podría no terminar ahí.

Anatomía de Grey (por Toni García)

Anatomia

Lo reconozco, al principio me resultaba entrañable: esos ojos llorosos, a punto de caramelo; esos filtros que hubiera bendecido el mismísimo David Hamilton para que nos hiciéramos a la idea de que los protagonistas tenían veintipocos (sic); ese ascensor donde se generaban más conflictos que en un juzgado de guardia. Hasta la eterna búsqueda de la identidad sexual que se dirimía en cada quirófano y los (risibles) altibajos de los médicos me parecían entretenidos.

Sin embargo, todo se acabó cuando colgaron las bragas de Meredith del tablón de anuncios: en ese momento cualquier atisbo de entusiasmo murió, y la serie con ella. Sí, de eso ya hace como seis temporadas, así que ¿por qué no los matamos a todos de una vez y nos ponemos a otra cosa? Gracias.

 

Dexter (por Natalia Marcos)

Dexter

Dexter (en Fox Crime en España), nuestro asesino favorito, sigue siendo nuestro asesino favorito. Pero desde la brillante cuarta temporada nada ha vuelto a ser lo mismo. La quinta nos dejó con un sabor de boca amargo. En la sexta siguieron navegando a la deriva entre las aguas de la religión. Showtime ya anunció hace meses dos temporadas más para Dexter, por lo que terminaría a finales de 2013, aunque tampoco es seguro todavía que ese sea su final.

¿Era necesario alargar tanto una serie que podría haber terminado con una quinta temporada que sirviera de epílogo a la cuarta? Los fans de la serie y del personaje esperamos que el 'descubrimiento' del final de la sexta temporada lleve a la ficción a explorar nuevos caminos. Tenemos que tener fe en unos guionistas que nos regalaron grandes momentos en el pasado. Pero quizá, solo quizá, habría sido mejor haber encontrado una muerte digna para Dexter antes.

Los Simpson (por Álvaro P. Ruiz de Elvira)

Simpson

Están cerca de celebrar sus bodas de plata, pero los hijos de la familia siempre serán unos niños. Bart y Lisa Simpson no crecen. Homer se sigue derritiendo por unos donuts o una barbacoa. Marge continúa aguantando a todos y el señor Burns, aunque ha perdido parte de su protagonismo en los últimos años, no para de decir "Excelente" (con mayúscula, por supuesto). Son 509 capítulos (hasta el momento de publicar este post) y una película. La serie más longeva de la historia. Capítulos suficientes para poner fín a un show que basa ya su tirón en las apariciones de personajes actuales (Julian Assange, Lady Gaga o Mark Zuckerberg, entre otros) y en el intento de seguir enganchando a nuevas generaciones.

Son taaaantos capítulos y algunos taaaan buenos, que si los señores de la Fox deciden de una vez poner punto final, podremos seguir deleitándonos en DVD y en reposiciones una y otra vez sin cansarnos (alguien en Antena 3 decidió que así era antiguamente y tuvimos una época de no parar de ver los mismos capítulos de Los Simpson una y otra vez...). Dejen descansar a esta familia. Cierren el mito con otra película si es necesario. Intenten hacer algo nuevo. ¡Que la leyenda no acabe por saturarnos del todo!

 

Hay 87 Comentarios

Algunas de esas series no merecen si quiera haber tenido una primera temporada.

Hombre, para gustos los colores, pero acabar Dexter con la imagen impresionante con la que acaba la cuarta temporada hubiera sido apoteósico, hubiera cerrado el círculo y nos hubiera dejado esa maravillosa sensación de quiero saber más pero no lo necesito.
En mi opinión la quinta tiene un final tan absurdo como rebuscado y falto de originalidad. La sexta, ni te cuento.
The wire!!!! eso sí que es saber acabar cuando toca.

Ahora haz uno de series que debieron de seguir. Como el Ala Oeste (snif)

¿Debería de? ¿DEBERÍA DE? Por favor, que vuelva el corrector de estilo del periódico.

Todos somos conscientes de que la industria del entretenimiero es eso, una industria y mientras genere beneficios seguira funcionando, independientemente de la calidad del producto que genere, ¿no?

En la 8va temporada de Supernatural va a haber otro showrunner. Así que no digan que las posibilidades de que remonte son "nulas", que no son los dueños de la verdad.

Dexter es genial y paricularmente no me ha decepcionado una sola temprada. Normal que las ideas no sean igual de frescas que las primeras temporadas y que se ha recurrido demasiado al fanatismo religioso, (sin olvidar que la sociedad EEUU es al catolicismo tan radical como pueda serlo un taliban al islam) pero me parece una de las mejores series que se hayan hecho jamás y estoy esperando con suma curiosidad la séptima temporada. Tampoco creo que de para mucho más, viendo el final del la sexta temporada.

El título "Esta serie debería de terminar" hace daño a la vista.

La cuarta de Dexter es muy buena y la idea de la quinta también lo es pero empieza a ser no creible. Tanto tiempo al limite de ser descubierto la hace cada vez menor.
HIMYM llegará a una décima. Eso de ser tratada como la nueva 'Friends' le hace daño. La intriga es saber porque Ted tiene la voz de Bob Saget en el futuro.
´
http://planetamancha.blogspot.com/

El contrapunto sería la serie Sherlock, que con 6 episodios (eso sí, de hora y media) nos dejan apañados.

Sé que a fin de cuentas no dejan de ser opiniones... pero decir que Dexter debería haber terminado en la cuarta temporada. A mi la quinta me parece soberbia, y aunque en la sexta pierde fuelle, me parece de las pocas series (sino la única) que mantiene un ritmo de calidad solo a la altura de los enormes guionistas y actores que la forman. (Quizá suene demasiado a lisonja, pero coj*, que buena es.)

Hospital Central, después de la historia de Javier y Laura deberían haber cortado, ya no es lo mismo. Gossip Girl ha perdido la frescura de los primeros capítulos y ahora sólo se mueve en círculos

House y Mujeres Desesperadas se dieron cuenta demasiado tarde, cuando ya no tenían casi seguidores.

Yo creo que lo ideal son 5 temporadas, 6 en las series muy, muy, muy buenas. Pero alargar la hstoria más sólo sirve para generar descontento.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal