'Homeland' va a por todas

Por: | 26 de octubre de 2012

Homeland

ATENCIÓN: En el texto que va a continuación hay numerosos spoilers de los cuatro primeros capítulos de la segunda temporada

Los responsables de Homeland no tienen piedad, nos están mal acostumbrando. Después de una primera temporada con poco margen para el respiro, la serie de Showtime ha pisado el acelador a fondo y por ahora ha lanzado cuatro capítulos de la segunda temporada que bien valdrían como unos infartantes finales de temporada. Cuatro episodios frenéticos que te dejan con la mandíbula desencajada y con la incertidumbre de por dónde tirará la serie, desafiando de paso a quienes se lanzaron a sugerir el año pasado que Homeland era una historia de una sola temporada.

La papeleta a la que se enfrenta todavía este año Homeland no es nada fácil. Carga con la presión de haber sido la gran triunfadora de los Emmy y con el desafío de encarar una segunda temporada que se le atrangantó en el pasado a demasiadas series. El ejemplo más inmediato sería Prison Break, que tras marcarse una primera entrega de manual empezó a naufragar en la segunda donde el protagonista huía solo para acabar de nuevo preso en otra cárcel.

La maldición de la segunda temporada también la sufrió Heroes (que mostró síntomas de debilidad en el cierre de la primera temporada) o la casi perfecta Friday Night Lights, a la que la huelga de guionistas de 2007 le dejó una segunda entrega más corta y demasiadas subtramas surrealistas, que pusieron en peligro una serie que remontó el vuelo en las tres temporadas siguientes.

 

Homeland despidió su primera temporada con un capítulo de hora y media que sus dos protagonistas eligieron para competir en los últimos Emmy. Un capítulo notable pero no a la altura de los 11 anteriores. Brody decidía en el último momento detener su plan suicida para abrazar el lema de "¿Por qué matar a un hombre cuando puedes matar una idea?" Carrie acababa internada en el hospital y sometida a una terapia de electroshock después de no haber podido convercer a sus superiores de que Brody era el hombre de confianza del peligroso Abu Nazir. 

En la segunda temporada, los responsables de Homeland han decidido ir directamente al grano. Con un salto temporal ascienden a Brody a congresista y colocan a Carrie fuera del juego y de la CIA. El exmarine es el triunfador y la exagente, el personaje derrotado que debe volver a vivir con su familia. Cada uno de dos se enfrenta a sus propios problemas: a Brody le empieza a gustar más eso de ser un político de altos vuelos y menos tener que estar pendiente de las peticiones de Abu Nazir y Carrie, consciente por primera vez de su enfermedad, tiene que decidir qué quiere hacer el resto de su vida.

El responsable de la puesta en marcha del juego será Saul, que ha vuelto al trabajo sobre el terreno y ha contactado con una antigua confidente de Carrie. A partir de aquí Homeland ha entrado es una espiral vertiginosa que recuerda a los mejores tiempos de 24, serie con la que comparte a los productores ejecutivos Alex Gansa y Howard Gordon. Cambia la balanza: asciende Carrie y comienza el descenso de Brody, que a estas alturas empieza a parecer un personaje ya quemado.

Como recogía Natalia Marcos en su post dedicado a la séptima temporada de Dexter, Homeland ha recorrido en siete capítulos el camino que le ha costado a Dexter siete años. A Dexter y a unas cuantas series más. El giro que de Homeland sorprende todavía más porque estamos demasiado acostumbrados a los estiramientos innecesarios que terminan por arruinar historias que se antojaban brillantes en sus primeras entregas. Showtime tiene experiencia en este tema con Weeds, CW con Supernatural, CBS con How I met your mother y NBC con The Office. ABC ya ha empezado a pensárselo con Anatomía de Grey, pero habrá qué ver que opina su creadora Shonda Rhimes.

El trepidante ritmo de Homeland deja, sin embargo, unas cuantas preguntas en el aire.

- ¿Cuál es la verdadera trama de fondo de la serie?

- ¿Cuál será el papel de Brody ahora que ha sido descubierto? Damian Lewis ha firmado un contrato de larga duración con Showtime, que no le ata necesariamente a Homeland

- La CIA todavía tiene pendiente descubrir quién es el topo: Estes ha demostrado ser un incompetente, Saul es demasiado íntegro en una serie en la que todos los personajes tienen dos caras, la opción de Danny Galvez parece demasiado fácil, ¿Virgil y Max? ¿Alguien del Gobierno?... La lista de sospechosos puede ser muy larga.

- Carrie ha podido demostrar que tenía razón pero sigue siendo un personaje muy inestable.

- ¿Cuál será el papel del recién incorporado Peter Quinn (Rupert Friend)?

En España, Homeland se puede ver en Fox en VOS los domingos por la noche (22.00) y en versión doblada, los jueves a las 22.20.

Hay 34 Comentarios

La mejor serie en estos monetos en mi humilde opinión es Newsroom.

A mi esta serie me parece bastante floja. No consigo entender como un musulmán converso (con lo radicales que son los conversos) dispuesto a inmolarse (un plus de radicalidad) es tan pro-occidental: come cerdo, bebe alcohol, escucha música rock, se enamora de una cristiana... y en la trama no lo hace por pasar desapercibido. Creo que para entenderla es bueno conocer la paranoia judía y su mano en esta serie. Por mucha propaganda que le hagan, pues lo mismo que la mona vestida de seda.

Personalmente, la serie me parece un truño. Ahora mismo el nivel es muy alto, con series como The Newsroom, Boardwalk Empire, Juego de Tronos, Fringe o Dexter.
Homeland esta muy por debajo de ellas. Parte de un hecho totalmente ridículo, la trama es increíble, y su único interés reside en el discurso político promusulman y antiamericano que ya está, francamente, muy sobado.

Yo en tu lugar me haría una revisión de la articulación temporomandibular porque lo que es Homeland no da para tanto. Otra posibilidad es que uno sea lelo de remate y se deje tomar el pelo.

Ah, y lo de acabar con la trama "Carrie tiene razón pero nadie la cree" me parece una idea genial. ¡Ojalá más series hicieran lo mismo!

Creo que todos nos fuimos por la trama del agente doble; yo aplaudo especialmente la audacia de los guionistas de cargarse en un episoido una trama (la del segumiento a Brody para averiguar sus fuentes) que en cualquier otra serie les hubiese dado para toda una temporada. Bravo por ellos, eso es valor y ganas de apostar por algo diferente.

No se si les saldrá bien el giro de tuerca, pero creo que si hicieron algo así es porque nos tienen reservada una temporada compleja y desafiante.

si sigue en esta tónica este año si podría tener argumentos morales para ser merecedora del Emmy al mejor drama, no como este año donde ganó siendo una serie primeriza, sin la madurez necesaria para recibir el galardon que si tenian Breaking Bad o Mad Men.

Dios salve a los guionistas osados!!

pues yo lo del agente doble también lo había pensado, podría dar mucho juego y daría pie a un final patriótico pues no olvidemos que en el fondo la serie es de EEUU...

Sí que es cierto que hasta ahora todos los capítulos de la segunda temporada terminan dejándote con la boca abierta y preguntándote qué van a hacer ahora. Yo también apuesto por la teoría de convertirlo en agente doble.

A ver si van a lavar de nuevo el cerebro de Brody para convertirlo en agente doble y les sale alguien igual de inestable que Carrie.

A partir de ahí la serie sería el juego del gato y el ratón en que ni los que manejan los hilos sabrían quién es el gato y quien el ratón. Lo cual no es malo, depende de cómo se lleve.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal