¿De verdad todavía queremos conocer a la mujer de Ted Mosby?

Por: | 17 de mayo de 2013

Comoconoci

El límite entre lo romántico y lo moñas es dramáticamente sutil. De hecho, el mismo detalle puede pasar de enamorar a resultar pasteloso hasta la indigestión según el contexto, la persona, el momento y una larga lista de etcétera. Bien lo sabe Ted Mosby, soñador soltero y enamoradizo, protagonista de la serie Cómo conocí a vuestra madre, que lleva años cruzando una y otra vez la frontera. Robar por amor una trompa azul expuesta en un restaurante: bien. Decirle “te quiero” a una chica que acabas de conocer: mal. Organizar una cita de tres minutos para conquistar a tu doctora: bien (¿o mal?). Obligar a la mujer que amas y que quiere renunciar a su boda para huir contigo a disculparse primero con su exprometido: mal, mal y mal.

Y así, capítulo tras capítulo. “Chicos, os voy a contar la historia de cómo conocí a vuestra madre”, le suelta el Ted de 2030 a sus hijos en la frase que da comienzo e hilo conductor a la serie. Y que se ha revelado una auténtica trampa: los pobres jóvenes llevan ocho años anclados al mismo sofá conociéndose al dedillo todas las relaciones, euforias, borracheras y depresiones de su padre pero sin saber apenas nada del encuentro con su progenitora. De acuerdo, la madre llevaba un paraguas amarillo. Y sí, era compañera de piso de una chica con la que Ted salió. Pero, ¿cómo demonios se conocieron?

 

Por fin, el último capítulo de la octava temporada dio un gran (bueno, tras ocho años...) paso adelante: desveló la cara de la futura pareja de Mosby. Enseguida la serie pasó a ser trending topic mundial en Twitter, medios de todo el mundo publicaron la noticia con foto incluida (e insultos de cuantos se tragaron el spoiler) y la emisora de la serie, CBS, ha lanzado una campaña llamada #wemetthemother [hemos encontrado a la madre]. Aunque, un momento. ¿En serio? ¿A estas alturas de verdad importa todavía quién es la (des)afortunada?

¿Sí? ¿No? “¡Sí! ¡No¡ Tesssssoro”, diría Gollum. Definitivamente no, sostienen los exfans, que han pasado de preguntarse quién sería el gran amor del buen arquitecto a querer saber solo cuándo terminará esta agonía. Por cierto, el final empezará este otoño, con la confirmada y última novena temporada, cuyos eventos se desarrollarán todos a lo largo de un solo fin de semana.

 

Los datos de audiencia muestran sin embargo que la serie ha aguantado relativamente bien el paso del tiempo, oscilando entre los ocho y los nueve millones de espectadores en EE UU. Aunque otra cosa es saber si ese público sigue allí por entusiasmo o por inercia. En realidad, basta con un experimento. Pregúntenle a cualquiera que vea o haya visto la serie: soltará un cóctel de bostezos, “qué pesados son” y “¿todavía sigue?”, aliñado por algún suspiro y algún “ya no es lo que era”.

Difícil llevarles la contraria, a partir de los personajes. El divertido ligón Barney, clave del éxito de las primeras temporadas, es ahora un novio fiel y, digámoslo, aburrido. La intrigante Robin ha pasado a ser una neurótica sin personalidad. Y la surrealista pareja compuesta por Lilly y Marshall, cuyas peleas y paces suscitaban gracia y afecto en el espectador, se ha convertido en un matrimonio normal y corriente que no sale, cuida de su hijo y habla en primera persona del plural. 

 
Y luego está Ted. “Esta es la historia de cómo pasé de ser un chico romántico y atractivo con el que toda mujer se casaría a un melancólico resignado que le pide respuestas al destino”, debería haberles avisado Mosby a sus hijos. Tras esparcir demasiada miel por el mundo, volver a ligar con la práctica totalidad de sus exnovias y seguir atrapado detrás de su primer gran amor, Robin Scherbatsky –¿y si al final la chica fuera ella? Ha aparecido la madre de sus hijos, pero no tiene por qué ser también su pareja-, Ted ha convertido su entusiasta caza del alma gemela en un paseo a ciegas por una carrera de obstáculos: solo avanza despacio, y a tropezones.

Ted
Despacio ha avanzado en general toda la serie. Las primeras temporadas mezclaban pasos adelante en la trama con capítulos más anecdóticos, pero todo parecía confluir hacia el desenlace. Cada nueva aventura era una etapa más del viaje rumbo a la chica ideal. Hasta que el tren se paró y allí estuvo años, cogiendo polvo y oxidándose. De acuerdo, Juego de Tronos lleva tres temporadas y el maldito invierno sigue sin llegar pero al menos hay tensión, diálogos brillantes, muertes y amenazas. Nadie pide que explote el MacLaren’s pub o que Ranjit sea en realidad el padre de Robin, pero sí algo, algún evento reseñable que no sea el regreso del Capitán o Marshall atrapado en el tejado de su casa.

Ay, cuánta melancolía. Ni que fuéramos Ted Mosby. Año tras año, la serie que muchos compararon con Friends ha perdido su brillo, su humor, su romanticismo y sus protagonistas: en definitiva, su esencia. Un desastre, vamos. Así que, antes de aplazar la respuesta y hacerles a los lectores un Cómo conocí a vuestra madre, ya se puede contestar: no, a estar alturas ya carece de sentido saber quién es la pareja de Ted.

Mosby
Sin embargo, hay veces –pocas, eh- en las que la antigua chispa se asoma, como si estuviera escondida por algún lado, bajo una capa de más de lo mismo. Hay diálogos, hay momentos, hay guiños que le hacen a uno pensar: ¿Y si volviera? ¿Y si de repente los guionistas recuperaran un rumbo perdido hace ya demasiado? Aunque no son más que destellos de esperanza, que se apagan con el siguiente capítulo. Es, por decirlo a la Mosby, como esos amores que han terminado y en los que cuesta aceptarlo y entender que la emoción del principio ya no existe. Mejor dejarlo, entonces. Mejor no ver siquiera la novena temporada.

Y aun así muchos la seguirán. A lo mejor negándolo. A lo mejor para no tener la sensación de haber desperdiciado tantas horas. Tal vez por solidaridad con los hijos sentados en el sofá. O quizás simplemente porque, aunque ya no importa en absoluto quién es la madre, quieren que la historia del pobre Ted termine, y bien. Así de romántico. Así de moñas.

Hay 74 Comentarios

No estoy nada de acuerdo! Cada día me río más con esta serie. Han crecido, como lo hemos hecho todos en los ocho años que lleva en antena. Y qué? Yo con Barny me parto y el tandem con Robin, que ha sacado a relucir desde que están juntos al jugador de hockey canadiense que lleva dentro, me parece buenísimo. Ted es un plasta, eso no se le escapa a nadie, y lo de menos es saber con quién acaba casándose, pero es así desde el capítulo 1 o ¿acaso fue alguna vez el personaje favorito? Que sigan, que sigan mucho más!

Pra gustos los colores, claro está. Esta seri me ha parecido (las pocas veces que la he visto) una versión moñas, muuuuuuy moñas de Friends, llegando a veces a copiarla.
El personaje central me exaspera y no me parece creible ni como exageración. Quizá es una cuestión generacional pero conozco a gente que es un poco como los personajes de Friends, pero ni el más calzonazos de los calzonazos que he conocido se acerca mínimamente al Ted éste.

¿Cuándo fue Ted chico romántico y atractivo? ¡Siempre ha sido un pusilánime que pretende ser existencialista!

No estoy del todo conforme en lo que se dice en este articulo... es cierto que la serie no es tan intensa como en sus primeras temporadas, pero sigue teniendo sus momentazos. En mi opinión la peor temporada es la 7, en la octava han vuelto a retomar el dinamismo de momentos míticos y frases con mucho humor. Estoy conforme con que los personajes han cambiado, en el sentido de que Marshal y Lily son padres y el mítico Barney esta prometido, pero incluso así en esta octava temporada han sabido como llevarlo, Barny aun estando prometido tiene sus arrancadas. Sinceramente creo que el desarrollo de la serie es el correcto, porque al fin y al cabo en la vida real también sucede eso.. De jóvenes somos alocados y en el paso del tiempo vamos madurando y sentando al cabeza. Para mi esta series es de las mejores de humor con diferencia. Aunque de la Novena temporada no tendrían que pasar eso esta claro, es necesario que termine para que sea LEGEN... espera... espera... Dario!!

Todas las series presentan sus desgastes cuando son demasiadas temporadas. HIMYM lo tuvo a consecuencia de no presentar a la "mother", ahora que ya sabemos quién es y que estamos a punto de conocerlos debería revivir un poco la vieja llama y que la rueda empiece a girar de nuevo.
En cuanto a Friends, la serie perdió su lustro y cada episodio se iba tornando más predecible alrededor de la sexta temporada y perdió su rumbo cuando Joey se "enamora" de Rachel que es antinatural por la complicidad de amistad que tenían más que química explosiva

La serie me gusta. Casi no termino de leer el artículo de Tommaso porque lo estiró demasiado.

Una cosa que se ve en los comentarios es la absoluta falta de espíritu crítico, principalmente usando Friends como referente. Es cierto, Friends fue divertida hasta el final, pero sus últimas temporadas revelaron un fondo reaccionario (todos a casarse, a tener hijos, a ser felices como-mandan-los-canones) que la descalifica totalmente. No sigo HIMYM pero por lo que leo, lo mismo le está ocurriendo. Nos venden a unos personajes gamberros y los hacen crecer reformándose, para que tengamos claro que es lo que se espera de nosotros. Estas cosas son las que hacen de Los Soprano o A Dos Metros Bajo Tierra obras maestras.

Pues a mí me sigue gustando. Por supuesto, no te ríes constantemente, pero ni ahora ni antes, ni con esta serie ni con otra. Esta temporada ha tenido de todo: ratos más graciosos (el casi-marido de Victoria explicando las expresiones que los alemanes utilizan para referirse a sus parejas es de lo más hilarante que he visto últimamente) y escenas absolutamente olvidables. Pero, insisto, esto pasa en cualquier serie. En definitiva: que al autor del artículo ya no le gusta HIMYM y a mí me sigue gustando. ¿Pasa algo? Pues no. Saludos.

En fin, para gustos, colores, esta clarisimo. Porque eh aki un fan que lleva desde el capitulo 1 siguiendo la serie semana a semana, y mi opinion? La serie me encanta, me sigue haciendo reir y el detalle de quien es la madre, no me importa un carajo, mientras sigan haciendome reir. Vale que la serie se a alargado, y porque no? Hay millones de personas que piensan como yo, que quien es la madre es completamente irrelevante, solo queremos que tenga un final digno porque la serie lo merece

Totalmente de acuerdo con lo expuesto. Y diría que para comprobar la decadencia de la serie, basta con ver al personaje de Robin. Cuando la serie empezó, era la chica de la que se enamoraría todo hombre, en la cuarta temporada ya daban ganas de estrangularla. Pues así con todo, no se como pudieron cagarla tanto.

A mí la serie me gusta, pero más que entrar en el fondo del análisis, que aunque esté en desacuerdo me parece respetable, quería comentar el shock que me ha producido ver que los encargados del doblaje con una gran "inteligencia" han decidido poner la misma voz para el Ted actual y el Ted del futuro.

Claro, por otra parte al que es capaz de verla doblada estas cosas le importarán más bien poco.

Sí, efectivamente, la serie cayo muy pronto en el cansino infantilismo de Friends.

Empecé a verla "tarde", después de que me la recomendase mucha gente. Hasta ahora, aunque con altibajos, no me había disgustado, algunos capítulos me parecían muy divertidos. Ahora, la última mitad de la octava temporada me parece un desastre. El capítulo con el futuro Ted y el futuro Barney me pareció de lo peor que he visto en mucho tiempo. Tampoco me ha gustado nada el último capítulo de esta temporada, ya no solo ralentizan hasta el infinito la historia del pesado de Ted (entiendo perfectamente que no encuentre pareja, porque es insoportable), si no que ahora tampoco parece que quieran dejarnos ver cómo se casan Robin y Barney. Aún así, estoy segura de que veré la última temporada, sin demasiadas esperanzas de que mejore, pero con mucha curiosidad.
Antes he leído un comentario que decía que no entiende que se acuse a esta serie de larga cuando Friends tuvo 10 temporadas y nadie se quejó. La diferencia es que Friends mantuvo toques geniales hasta el final y nunca perdimos el interés en sus personajes, algo que, en mi opinión, no han conseguido los guionistas de HIMYM.

Estoy bastante de acuerdo con lo que cuenta el artículo, esta serie tuvo más o menos tres temporadas y media de un nivel muy alto, con frescura e innovación dentro del mundo de las sitcoms y aspirando con derecho al trono de Friends...Después de eso, todo ha sido estirar el chicle y cuatro temporadas y media (serán cinco y media con la que vendrá) de caída en picado hacia el abismo. Como ya dije en mi blog, hace tiempo que "Como conocí a vuestra madre" saltó el tiburón.

http://noteniabillete.blogspot.com.es/2012/05/como-conoci-vuestra-madre-hace-tiempo.html

Como fan de HIMYM, querría decir un par o tres de cosas:
1. todos los que criticáis la actitud casi 'psicótica' de Ted por encontrar a la mujer de su vida, y casarse, y ser feliz... os habéis parado a pensar que es UNA SERIE? todos, TODOS, los personajes están exagerados.. esa es la gracia ;)
2. creo que quedó bastante claro desde el principio, que el tema de la madre es la excusa para explicar una historia de amistad... quien realmente esté mirando la serie para saber quien es la madre... en mi opinión, no ha entendido nada de nada de la serie.
y 3. a todos aquellos que la serie os haya aburrido, o que estéis decepcionados por su evolución, o que ya no os divierta, o que incluso miréis la serie ya 'por saber como termina' sin disfrutarla... chic@s, es tan facil como no mirarla, eh? nadie os obliga!
Dicho esto, a mi es una serie que me encanta, y que sé que echaré de menos cuando se termine :)
Y que de vez en cuando me encontraré a mi misma pensando: ¿Cómo le debe ir todo a Ted? ;)

Pues a mí el artículo me ha parecido tan legen...dario como algunos capítulos de la serie, antes de que perdiese el gas...RIP

Las series de TV son entretenimiento, no religiones como parece por la vehemencia de los comentarios. A mi me sigue pareciendo muy divertida y entretenida...no necesito identificarme con los personajes, no necesito saber quien es la futura esposa porque esa no es mas que una excusa para la linea argumental, pero no hace falta en absoluto. Me da pena que gente como el autor de este lamentable comentario tengan una vida aparentemente tan vacia q necesita vivirla por medio de personajes imaginarios...yo no juzgo a Ted, solo intento buscarle la gracia a las situaciones, y las tiene...esos cambios aludidos acerca de la madurez, acompanhan a cada uno de nosotros cuando nuestros amigos y nosotros mismo nos casamos y adquirimos mas responsabilidades...a lo mejor preferirian los criticos con ello que, lo mismo que en su vida, siguiesen siempre igual haciendo lo mismo (ligando en el caso de Barney)...patetico

Algunos comentarios proponen cambiar cosas en la serie, otros dicen que les aburre, otros que hay temporadas que sobran, más o menos en la línea del autor del post... Lo cierto es que es una serie que lleva 8 temporadas manteniendo una audiencia alta, y que eso es en si mismo una demostración de su éxito. Y esos comentarios tienen todo su valor como opinión personal, y son muy respetables, pero la fidelidad de los espectadores deja claro que hay otra opinión que sostiene la serie y su mantenimiento en antena.

Personalmente, es una serie que me encanta. No entiendo bien las críticas que dicen que no se avanza en la historia porque no parece que conozcamos nunca a la mujer de Ted: realmente cómo conoció Ted a la madre de sus hijos es una excusa que genera una línea de desarrollo, pero la serie siempre se ha basado en contarnos una relación de amistad. Y en ese sentido, la evolución de los personajes es lógica y está bien dirigida y bien conducida.

Y comprendo que haya gente a la que no le guste, que a algunos les aburra, que no les interese en absoluto... es normal, es pura cuestión de gustos, a mí nunca me gustó Lost y durante años ha sido considerada una serie excepcional... En ese sentido el post está muy bien al tratar ciertos aspectos, y hace buenas críticas de cosas que realmente son criticables. Pero creo que le sobran expresiones en las que da la sensación de que, más que opinar, parece que se postula una verdad.

Cierto es que la serie ha decaído, creo que es innegable. Pero esto no tiene nada que ver con el manido argumento "es que es todo relleno, no hacen mas que marearnos sin enseñar a la madre temporada tras temporada!". La madre es un McGuffin, es algo patente desde el mismo piloto (asi como el nombre de la serie), solo con ver este en su día ya quedó claro que se hiciesen 4, 6 o 10 temporadas, la madre no aparecería hasta el final. Quien esperase la historia del romance entre Ted y la madre le pide peras a un manzano. Si la serie no es lo que era es porque, como casi todas las series, muchas temporadas acaban por agotar, los personajes pierden capacidad de sorpresa ("Suit up!" y sus variantes no pueden hacer gracia eternamente) y acaban volviendose caricaturas de si mismos. Aun y pese a todo, sigo encontrando algun que otro destello de lo que hacia bueno a la serie antaño, en mi opinion.

La serie empezo a caer en declive total en cuanto meteiron mas romanticismo, a eso de la 6º-7º temporada, cuando Barney empezo a salir con Robin. Como Conocí a Vuestra Madre era una muy buena serie pero a decir verdad iba a dejar de verla tras la 7º temp. pero claro ya sntia la "necesidad" de saber como termina la historia (lasga y pesada) de Ted Mosby y claro con la 8º temp. que se supone que era la última dije: -bueno pues si es la última me la vere-, pero claro derrepente publicaron que iban ha hacer una 9º temp. Y ¿porque hacen eso? no lo entiendo simplemente sé que me la terminaré viendo pero PORFAVOR QUE NO HAGAN UNA 10º TEMP. porque sería una TORTURA...!!

Perdone, Castigo_Mental, pero usted también está equivocado; en el DRAE existe "por qué", "por que", "porqué" y "porque", cada uno con un significado y un proposito. Raul (puede escribir su nombre como quiera, que para algo es suyo), el autor no se ha equivocado; para lo que quería expresar, debía utilizar "por qué". Un saludo

Pues yo lo que creo es que tu (el redactor de esta noticia) eres uno de los miles de seguidores de esta serie que se ha indignado por conocer a la madre por su pagina de facebook antes de ver el capítulo. Y con este escrito no haces mas que mostrar rabia con una pataleta sin sentido. Espero no haberme alargado demasiado y que no te haya dado tiempo de aburrirte antes de acabar de leer el comentario

Uy, cómo está el patio, Castigo_Mental vaya cultura jaja, en este caso se utiliza porqué y es lo correcto, mira el Diccionario hombre/mujer...

Nos hemos pasado un rato leyendo Television Without Pity eh!!!! Menuda "casualidad"!!!

Para mi todos los personajes son unos cansinos desde hace ya mucho tiempo. Casi llega a ser una tomadura de pelo que hayan alargado tanto la serie, ha perdido la gracia y yo, particularmente, no tengo ya ningún interés es saber quién será la mujer que aguante al pertardo de Ted Mosby. Veré los capítulos, seguramente, pero será en esos días en que el sofá y el aburrimiento me atrapen. Friends se prolongó 10 temporadas, y aunque fue perdiendo la chispa, nunca me canso de verla.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal