'Breaking bad': sangre, metanfetamina y lágrimas

Por: | 01 de octubre de 2013

Bb1

SPOILERS: comentamos el FINAL de la serie

¿Por dónde se empieza una despedida así? Llevábamos un año esperando estos últimos capítulos y ahora... cómo cuesta decir adiós. Pero duele menos si la despedida ha estado a las alturas de la expectativas, como ha sido el caso de Breaking bad. Los últimos capítulos no han dado tregua al espectador y el episodio final ha servido de envoltorio perfecto para lo que ya estaba decidido desde unos capítulos atrás. El final que tenía que ser.

Tras 62 episodios, el final de la serie ha puesto cada cosa en su sitio. Si Ozymandias ya cerraba prácticamente la historia de Walter White sembrando en el espectador un odio visceral hacia el ser resultante del hombre devorado por Heisenberg, los dos últimos capítulos han servido de epílogo para poner la guinda a esta tarta bomba que era Breaking bad. En el penúltimo episodio casi volvemos a sentir pena (malditos guionistas) por ese Walter enfermo terminal de cáncer y que está dispuesto a pagar miles de dólares por unos minutos de compañía. Todd ahora es su alumno más aventajado y la tortura a Jesse hacía casi evidente el final que Pinkman tendría en la serie. Pero esto es Breaking bad, no deberíamos dar nada por sentado.

Poner fin a una serie es todo un arte, y es muy difícil que los seguidores queden satisfechos después de tantas horas siguiendo las peripecias de los protagonistas (que se lo digan a Dexter o a Perdidos). Pero en este caso, parece que el sentir mayoritario es de satisfacción con este final. ¿Demasiado previsible? ¿Incluso demasiado azucarado para tratarse de Breaking bad? Quizá; pero ha sido el broche perfecto para cerrar la historia de todos los personajes. Es el final que Breaking bad tenía que tener.

Felina, anagrama de finale, elementos químicos fe-li-na, hierro, litio y sodio: sangre, metanfetamina y lágrimas. Felina, el título del último capítulo, también hace referencia, como aclaró Vince Gilligan, a la canción El Paso, de Marty Robbins, que suena en el coche con el que se hace Walter al principio del episodio. En Breaking bad nada ocurre por casualidad. Y en estos últimos capítulos lo hemos comprobado una y otra vez.

Solo llévame a casa. Yo haré el resto

El ego de Heisenberg. Siempre ha sido su ego. La lucha del bien contra el mal en Walter la terminaba ganando siempre el ego de Heisenberg. Ese que se apoderaba de él mientras reía en el subsuelo de su casa. O el que pedía a sus adversarios que dijeran en voz alta su nombre. Heisenberg se había apoderado de Walter mucho tiempo atrás, desde que empezó a notar el poder en sus manos mientras fabricaba droga. Ya no quedaba ni rastro de aquel profesor de química frustrado que sentía que había desaprovechado su potencial. 

Bb2

Walter White es el protagonista absoluto del último capítulo, como lo ha sido de toda la serie. Un último capítulo narrado más a través de la imagen que de la palabra (también algo habitual en Breaking bad). Primero, Walter se asegura de que su familia reciba el dinero que consiguió produciendo droga. Como no lo aceptarán de él (la conversación que tiene con Walter Jr. en el penúltimo capítulo lo deja claro), aparecen repentinamente Elliott y Gretchen Schwartz para servir de vehículo de ese dinero. Un regreso que sorprende en este tramo final pero que aceptamos.

En el día de su 52 cumpleaños, ese que los flashforwards han estado avanzando, y viendo cerca su fin, Walter también decide despedirse de Skyler y de sus hijos. Ya no se esconde detrás de mentiras, no hay necesidad. Mientras que siempre ha utilizado a su familia como excusa moral para justificar sus actos, ahora es consciente de que lo que ha hecho lo hizo por él, porque le gustaba, por su maldito ego.

Lo hice por mí. Me gustó. Era bueno en ello.

Y yo estaba... realmente, me sentía vivo.

Su despedida de Skyler y de su hija es uno de los momentos más tiernos del capítulo. Después de los tensos momentos vividos en Ozymandias, Walter necesitaba una despedida más serena, una secuencia en la que la cámara nos muestra la distancia entre los dos personajes, marcada incluso con una viga en una de las tomas. A Walter Jr., el hijo que le acaba de desear la muerte, se conforma con verlo en la distancia.

Skyler

Y llega el acto final. Conocemos quién es el destinatario de la ricina (Lydia) y del arma que llevaba en su maletero. Con un artilugio casero marca de la casa (no podía ser de otra forma), Walter consigue deshacerse de prácticamente todos los hombres de Jack. Parece que su intención era matar también a Jesse, pero contemplar el estado en que está su exalumno le lleva a salvarle la vida tirándolo al suelo en el momento en que empieza la ráfaga de balas. Los sentimientos paternales hacia Jesse, a pesar de todo el daño que le ha infligido, siguen ahí. En un acto de justicia final, Todd muere estrangulado a manos de Jesse y Walter remata a Jack sin querer escuchar sus palabras. 

Con los dos protagonistas vivos, Jesse decide no dejarse manipular otra vez por Walt y no matarle, como aquel le pide para acelerar una muerte segura tras recibir uno de esos disparos. Walter morirá solo en el lugar que ha sido su perdición: el laboratorio de metanfetamina.

Vida y muerte. Todo termina como debía terminar. Walter tenía que morir, y muere. Jesse merecía vivir tras tanto sufrimiento, y vive. 

Jesse

Lágrimas por Walter, justicia para Heisenberg y dolor alegre por el final de una serie que, si el tiempo quiere, pasará a formar parte del Olimpo televisivo y que ha terminado convirtiéndose en todo un fenómeno cultural. Basta ver el aumento de audiencia entre el cierre de la primera parte de la quinta temporada (2,8 millones de espectadores) y los datos de este último capítulo (10,3 millones). Un incremento espectacular y que da muestra del auge que ha vivido en estas últimas semanas.

Ha dejado su impronta en el montaje, en la forma de utilizar la cámara (por ejemplo, ese plano cenital con el que se despide la serie y que tiene tantas referencias seriéfilas y cinéfilas), en el uso del color, de la música..., y ha lanzado al estrellato a unos actores que han dotado de vida a sus personajes a base de una difícil combinación de ternura, sufrimiento, desolación, maldad, inocencia e incluso toques de humor negro.

De momento, despedimos Breaking bad a ritmo de Baby Blue, de Badfinger. Y gracias por todo.

El amor especial que sentí por ti, mi pequeña azul

 

Más sobre Breaking Bad:

- Los análisis semanales de Miriam Lagoa y Alberto Nahum.

- De Walter White a Heisenberg, en seis pasos

- Breaking bad y el amor de fan

- Breaking bad no da tregua (análisis del capítulo 5x09)

- Poesía para Breaking bad (por Enrique Vila-Matas)

- El lado salvaje de un hombre corriente (por Rocío Ayuso)

- El cielo y el infierno con Breaking bad

Hay 100 Comentarios

Mil gracias Breaking Bad

Lo de Elliott y Gretchen Schwartz de por arte de magia nada! Tenía que vengarse de ellos, había que cerrar ese episodio de su vida y lo consiguió, nunca estarán tranquilos.

las comparaciones son odiosas y tanto los soprano como the wire son excelentes series de visión obligada y tal, por ejemplo en mi caso una serie que me gustó mucho este pasado año fue the killing temporada 1 y aluciné con la 2, y desde luego hannibal, estará si todo va bien en el estrellato de las mejores series , desde luego dexter es buenísima con buen o mal final da igual , broadchurch tiene una primera temporada expléndida, y mi caso parecido a breaking bad, sorpresón de los gordos ha sido para utopia, serie británica que se sale por todos lados , moderna hasta la médula y muy adictiva también,,,,, bueno la cosa pinta bien para 2014,,,, homeland 3, rehenes tiene buena pinta, marvel shield, etc etc...... ya que no podemos gastar en grandes eventos como antes, conciertos , borracheras de champán hasta las tantas y todo eso, al menos nos entretendremos con estas joyitas del pequeño cine cada día más grande...saludos y suerte..

aclarado el reloj que deja walter en el teléfono público, regalo de jesse, es simplemente, según vince, g. por continuidad de los flashbacks en los capítulos ya que escierto que cuando desayuna en el dennys ya no lleva el reloj y es justo después de la llamada haciendose pasar por un periodista para saber la nueva dirección de sus exsocios y exnovia, simplemente un detalle de calidad que en otras películas hemos pateado con el tema de aquí lleva el reloj y aquí no , pues nada el bueno de vince está en todo y así lo ha demostrado....

Viva Bryan Cranston!

Adios a mi programa de "cocina" favorito. Serie genial, quizás no perfecta, pero para mí la mejor de lejos, y eso que hay muchas buenas. Te echaremos de menos Heisenberg.

"Aparecen repentinamente Elliott y Gretchen Schwartz como por arte de magia para servir de vehículo de ese dinero. Un regreso que sorprende en este tramo final pero que aceptamos". Acéptalo, Natalia, porque la de los Schwartz es una dimensión importante en la historia. Tiene que ver con el sentimiento de no haber llegado a mucho, teniendo en cuenta su potencial. Y ese sentimiento, en buena manera, le lleva a cocinar droga. Los ve en una entrevista en televisión mientras está escondido en New Hampshire y, para hacer el círculo perfecto que, en efecto, es el último episodio, tenían que salir. De "por arte de magia" nada.

El tiempo la pondrá en su sitio pero sin duda fue una gran experiencia ver Breaking Bad. La serie de más calidad que ha tenido un éxito tan masivo puede hacer cambiar la forma de hacer tele al hacer más exigente al televidente medio.
´
En mi opinión no está entre las grandes pero se queda bastante cerca. Bravo.
´
http://planetamancha.blogspot.com.es/2013/10/final-de-breaking-bad-live-free-or-die.html

Venga, va, ¿lo decimos de nuevo? Las cabezas pensantes de El País hace sólo un año no consideraban Breaking Bad como una de las 16 mejores series de las últimas 3 décadas! Eso quedará para siempre entre sus proezas.
http://cultura.elpais.com/cultura/2012/06/21/actualidad/1340297835_969631.html

Te parece...pues quien te dice que a alguien no le interese ahondar un poco mas en esa conexion Checa y por esas cosas de las series resulta que esta ligada con la corporacion que ayudo a fundar WW... o sera que todos cumplen lo que dicen y no se desvian un milimetro de lo que anuncian.

Efe, "Better Call Saul" será una precuela, así que no veremos todos eso que comentas, pero quién sabe, quizás sí lleguemos a reencontrarnos (o no) con Mike Ehrmantraut, el bueno de Huell y, ojalá, Gus Fring. Y seguro que habrá algún que otro guiño. Aún así, yo no dejo de ser un tanto excéptico, aunque concedámosle, porque creo que se lo han ganado con creces, una carta de confianza.

Y Abre los ojos, entiendo que te va la marcha y te lo estás pasando en grande esta tarde, y por eso te ha dado por tocarle las narices a alguien que, sin meterse con nadie, se ha limitado a dejar sus impresiones por aquí, respetables como las de cualquiera. Pero, exceptuando este comentario, yo no pienso hacerte ni p. caso.

Me ha parecido un muy buen final. Mucho mejor que el de Dexter que te deja frío. Es como si hubiesen puesto la última pieza del puzzle. De lo mejor que he visto en series de televisión. Hasta siempre Mr. White.

Buenas, Efe. El spin-off sobre Saul va a ser una precuela, contando la historia del abogado antes de conocer a Walter White. La historia de 'Breaking Bad' ha quedado ya cerrada. Un saludo

Bueno pero aun continua con el spin off (Better Call Saul)confirmado, ahi quien sabe que pase con el dinero a entregar al hijo o Skyler haciendo frente a una vida sin sentido o los mismos encargados de entregar el dinero queriendo quedarselo o deshacerse y claro Bettter Call Saul... y que mas

Frankie hace rato que jodió la máquina de lugares comunes y como Zumo de lima no tiene ni idea de qué va la historia, no puedo medir a Rodrax. Aunque algo me dice que su nivel de lugares comunes es altito... (ver mis anteriores comentarios para ver cómo voy cerrando la trama y atando a cada personaje con su subtrama para que todo cuadre y tenga sentido y podáis entender lo que digo...)

Con tu pregunta demuestras que "no va mucho eso de arriesgarse al final del camino más allá de los valores pseudoaceptados" ... y por si acaso, aquí Nadie conoce a Nadie...póker, Alex

Frankie, al final ha salido el niño/a que llevas dentro. Era cuestión de tiempo, aunque sinceramente pensaba que duraría un rato más antes de caer con argumentos de patio de la escuela. No si ya apuntabas maneras... La cuestión es que los que somos fans de BB y nos asquea su final, podemos decir la nuestra entre tanto argumento hueco de pobre de espíritu. Luego va el país como va...

Yo me sumo a los que creen que "Breaking Bad" completa un póker glorioso de series insuperables junto a "Los Soprano", "The Wire" y "A dos metros bajo tierra". Y aunque ahora veo, en un montón de blogs y foros, que hay muchas ganas por decidir cuál es mejor, yo no le encuentro demasiado sentido. Alegrémonos de que existen las cuatro y otras muchas series magníficas, y que la existencia de una no anula a las otras. Y que siempre las tendremos ahí para poder revisionarlas cuando queramos. Pero la primera vez que nos enfrentamos a ellas, que las disfrutamos, que las vivimos en nuestras carnes... eso nunca volverá a repetirse. Y con "Breaking Bad" hemos asistido a un momento único, e histórico. Ahora me cuesta no darle vueltas una y otra vez en la cabeza a lo que vimos hace sólo unas horas. A mí el cierre con "Felina" me pareció fantástico, sublime, especialmente la cruel (pero merecida) forma de Walter de vengarse de los Schwartz, su despedida/confesión ante Skyler y sus últimos momentos con Jesse. Y por supuesto, esa última imagen, y el puntazo de que además el mito de Heisenberg se mantenga hasta el final, y la policía encuentre su cadáver en el laboratorio y todo el mérito de la metanfetamina azul (mejor que nunca, dicen Badger y Skinny Pete) que ha estado rulando en el último año se lo acaben atribuyendo a él. Walter muere como tiene que morir y donde tiene que morir. Ahora estamos filpándolo con esta última temporada, que tuvo su cenit con "Ozymandias", el episodio perfecto, pero algún día volveremos a revisitar “Breaking Bad” entera del tirón, desde su capítulo piloto hasta este “Felina”, y ahí nos daremos cuenta más que nunca de su grandeza. Aunque mucho mejor que yo lo expresa un colega en su blog, con su permiso: http://elcadillacnegro.com/2013/10/01/breaking-bad-al-final-de-la-escapada-2/

Zumo de lima, ¿podrías explicarme por qué? Más que nada para no juzgarte a primera vista atendiendo a tu nick...

Me da igual. Me olvidaba del último blockbuster ,el videoclip de Las Nancys Rubias , Me da igual, I love it...

La de lugares comunes la habrá roto otro, pero la de pedanteria sin duda ha petado gracias a ti, Abre los ojos.

Frankie, la máquina de lugares comunes hace rato que la has petado.

Sin duda ha sido una serie grandiosa, a la altura de las mejores, para mi The Soprano y The Wire,te puede gustar más o menos el último episodio, no así Ozymandias que es casi perfecto...pero lo que está claro es que Natalia Marcos no se ha enterado de nada a lo largo de 62 capítulos...aún así, esta es la grandeza de las obras maestras,tienen tanto nivel que hasta los superficiales las pueden disfrutar.

Amenábar y Emma García hermanados en un post! Gracias, no comparto tus Tesis (no hagamos más chistes, perdón, perdón) pero ha servido este intercambio para llegar a un grado surrealista muy chocante! Bien! De eso se trata...por lo demás es cuestión de gustos, pero sinceramente creo que BB va más alla de la acción o de quién vive o muere...es existencialismo puro...ojo que también me gusta yo que se, Big BAng Theory, pero en esta han bordado el retrato. Un abrazo, es un placer este Ágora (oh no!) salvo que seas Alejandro Amenábar

abre los ojos, sabía que tu nick era por la obra cumbre de paolo vasile en la cadena amiga. No puedo estar más de acuerdo con tu análisis. Alguien con cerebro tenía que haber en los chats...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal