'Breaking bad': sangre, metanfetamina y lágrimas

Por: | 01 de octubre de 2013

Bb1

SPOILERS: comentamos el FINAL de la serie

¿Por dónde se empieza una despedida así? Llevábamos un año esperando estos últimos capítulos y ahora... cómo cuesta decir adiós. Pero duele menos si la despedida ha estado a las alturas de la expectativas, como ha sido el caso de Breaking bad. Los últimos capítulos no han dado tregua al espectador y el episodio final ha servido de envoltorio perfecto para lo que ya estaba decidido desde unos capítulos atrás. El final que tenía que ser.

Tras 62 episodios, el final de la serie ha puesto cada cosa en su sitio. Si Ozymandias ya cerraba prácticamente la historia de Walter White sembrando en el espectador un odio visceral hacia el ser resultante del hombre devorado por Heisenberg, los dos últimos capítulos han servido de epílogo para poner la guinda a esta tarta bomba que era Breaking bad. En el penúltimo episodio casi volvemos a sentir pena (malditos guionistas) por ese Walter enfermo terminal de cáncer y que está dispuesto a pagar miles de dólares por unos minutos de compañía. Todd ahora es su alumno más aventajado y la tortura a Jesse hacía casi evidente el final que Pinkman tendría en la serie. Pero esto es Breaking bad, no deberíamos dar nada por sentado.

Poner fin a una serie es todo un arte, y es muy difícil que los seguidores queden satisfechos después de tantas horas siguiendo las peripecias de los protagonistas (que se lo digan a Dexter o a Perdidos). Pero en este caso, parece que el sentir mayoritario es de satisfacción con este final. ¿Demasiado previsible? ¿Incluso demasiado azucarado para tratarse de Breaking bad? Quizá; pero ha sido el broche perfecto para cerrar la historia de todos los personajes. Es el final que Breaking bad tenía que tener.

Felina, anagrama de finale, elementos químicos fe-li-na, hierro, litio y sodio: sangre, metanfetamina y lágrimas. Felina, el título del último capítulo, también hace referencia, como aclaró Vince Gilligan, a la canción El Paso, de Marty Robbins, que suena en el coche con el que se hace Walter al principio del episodio. En Breaking bad nada ocurre por casualidad. Y en estos últimos capítulos lo hemos comprobado una y otra vez.

Solo llévame a casa. Yo haré el resto

El ego de Heisenberg. Siempre ha sido su ego. La lucha del bien contra el mal en Walter la terminaba ganando siempre el ego de Heisenberg. Ese que se apoderaba de él mientras reía en el subsuelo de su casa. O el que pedía a sus adversarios que dijeran en voz alta su nombre. Heisenberg se había apoderado de Walter mucho tiempo atrás, desde que empezó a notar el poder en sus manos mientras fabricaba droga. Ya no quedaba ni rastro de aquel profesor de química frustrado que sentía que había desaprovechado su potencial. 

Bb2

Walter White es el protagonista absoluto del último capítulo, como lo ha sido de toda la serie. Un último capítulo narrado más a través de la imagen que de la palabra (también algo habitual en Breaking bad). Primero, Walter se asegura de que su familia reciba el dinero que consiguió produciendo droga. Como no lo aceptarán de él (la conversación que tiene con Walter Jr. en el penúltimo capítulo lo deja claro), aparecen repentinamente Elliott y Gretchen Schwartz para servir de vehículo de ese dinero. Un regreso que sorprende en este tramo final pero que aceptamos.

En el día de su 52 cumpleaños, ese que los flashforwards han estado avanzando, y viendo cerca su fin, Walter también decide despedirse de Skyler y de sus hijos. Ya no se esconde detrás de mentiras, no hay necesidad. Mientras que siempre ha utilizado a su familia como excusa moral para justificar sus actos, ahora es consciente de que lo que ha hecho lo hizo por él, porque le gustaba, por su maldito ego.

Lo hice por mí. Me gustó. Era bueno en ello.

Y yo estaba... realmente, me sentía vivo.

Su despedida de Skyler y de su hija es uno de los momentos más tiernos del capítulo. Después de los tensos momentos vividos en Ozymandias, Walter necesitaba una despedida más serena, una secuencia en la que la cámara nos muestra la distancia entre los dos personajes, marcada incluso con una viga en una de las tomas. A Walter Jr., el hijo que le acaba de desear la muerte, se conforma con verlo en la distancia.

Skyler

Y llega el acto final. Conocemos quién es el destinatario de la ricina (Lydia) y del arma que llevaba en su maletero. Con un artilugio casero marca de la casa (no podía ser de otra forma), Walter consigue deshacerse de prácticamente todos los hombres de Jack. Parece que su intención era matar también a Jesse, pero contemplar el estado en que está su exalumno le lleva a salvarle la vida tirándolo al suelo en el momento en que empieza la ráfaga de balas. Los sentimientos paternales hacia Jesse, a pesar de todo el daño que le ha infligido, siguen ahí. En un acto de justicia final, Todd muere estrangulado a manos de Jesse y Walter remata a Jack sin querer escuchar sus palabras. 

Con los dos protagonistas vivos, Jesse decide no dejarse manipular otra vez por Walt y no matarle, como aquel le pide para acelerar una muerte segura tras recibir uno de esos disparos. Walter morirá solo en el lugar que ha sido su perdición: el laboratorio de metanfetamina.

Vida y muerte. Todo termina como debía terminar. Walter tenía que morir, y muere. Jesse merecía vivir tras tanto sufrimiento, y vive. 

Jesse

Lágrimas por Walter, justicia para Heisenberg y dolor alegre por el final de una serie que, si el tiempo quiere, pasará a formar parte del Olimpo televisivo y que ha terminado convirtiéndose en todo un fenómeno cultural. Basta ver el aumento de audiencia entre el cierre de la primera parte de la quinta temporada (2,8 millones de espectadores) y los datos de este último capítulo (10,3 millones). Un incremento espectacular y que da muestra del auge que ha vivido en estas últimas semanas.

Ha dejado su impronta en el montaje, en la forma de utilizar la cámara (por ejemplo, ese plano cenital con el que se despide la serie y que tiene tantas referencias seriéfilas y cinéfilas), en el uso del color, de la música..., y ha lanzado al estrellato a unos actores que han dotado de vida a sus personajes a base de una difícil combinación de ternura, sufrimiento, desolación, maldad, inocencia e incluso toques de humor negro.

De momento, despedimos Breaking bad a ritmo de Baby Blue, de Badfinger. Y gracias por todo.

El amor especial que sentí por ti, mi pequeña azul

 

Más sobre Breaking Bad:

- Los análisis semanales de Miriam Lagoa y Alberto Nahum.

- De Walter White a Heisenberg, en seis pasos

- Breaking bad y el amor de fan

- Breaking bad no da tregua (análisis del capítulo 5x09)

- Poesía para Breaking bad (por Enrique Vila-Matas)

- El lado salvaje de un hombre corriente (por Rocío Ayuso)

- El cielo y el infierno con Breaking bad

Hay 100 Comentarios

Lo de la ametralladora parece algo de Robert Rodriguez.

Veo que abunda el reduccionismo y la falta de exactitud. En relación a CharlieP, algo me dice que eres el típico que se lee los resúmenes de las series para sacarse sus propias ideas, así que es mejor no enterarse de nada en comparación a tu caso. La cuestión no es si WW ahora es malo o ahora es bueno, sino que tengamos que estar discutiendo de eso. A pesar de ser una serie de fuerte carga moral, pensaba que la gracia era que no quedaba perfectamente delimitada la misma, con lo que esa indefinición era su point. Al final, me ha quedado claro que no, que el malo siempre muere. Patético! Y en relación a Frankie...Aburquerke, la verdad es que no sé qué decirte, porque si existiese una máquina de lugares comunes ya la hubieras petado. La cuestión es que si os motiva u os parece original la lucha constante entre bien y mal, pues os ponéis a leer a Goethe o algo parecido. Esas disyuntivas creo que tendrían que estar superadas, así como los obsesos porque toda la trama cierre bien y todos los cabos queden bien atados. Es como tratar a una serie como si fuese una central nuclear. Aburrido! Creo que el riesgo marca la diferencia entre una serie increíble y una antológica. Lost, lo probó y perdió. Y BB no ha arriesgado nada para dejar a todos los pobres de espíritu contentos y satisfechos sin más planteamientos que la coherencia narrativa y las luchas decimonónicas. Por lo tanto: Decepcionante. Es necesario más cultura visual para opinar de según que cosas y por lo visto aquí hay mucho doctor sin título y sin oficio. Cuando confundes el programa de Emma Garcia, "Abre los ojos" con una peli de Amenabar es que algo está fallando.

Saludos amijos. Debo aceptar que cuando vi el ultimo capitulo me pareció un final aceptable, pero después de verlo otra vez y entender muchos de sus significados, me ha parecido un final excelente, hay que pensárselo mas de dos veces antes de dudar de ese genio llamado Vince Gilligan. Después de ver "Felina" dije: "El mejor final de la historia de la TV es el de Six Fet Under" y puede ser que tenga razón pero hoy pienso que no tiene sentido compararlas o compararlas con Dexter o Lost o The Wire. Es como si a un lector se le preguntara: Cual es tu libro preferido? Si es un buen lector no podría responder la pregunta porque de seguro tendría muchos preferidos. En fin, todo lo que se diga de Breaking Bad ya sobra, es desde ya una serie de culto y en mi opinión se ha acercado, si es que no lo alcanzo, a ser una verdadera obra maestra de la ficción universal.

Rogorn, la herida no es casual. Walter se sentencia al salvar la vida de Jesse cuando no era su plan inicial. Es algo ligeramente sutil pero le da aun mayor grandeza a la serie.

Es una obra maestra, esa es mi conclusión. El final a la altura y con todos los cabos atados. Volvemos a ver esa ternura de Walter hacia Jesse que tanto juego ha dado. Por cierto, el papel de Aaron Paul digno de alabanzas aunque el boss sea Heinsenberg. Un 10.

Lo del plano cenital está tomado de Érase una vez en América, no lo pongáis como que es original de este director

"Felina" hace referencia a la letra de una canción de Marty Robbins, cuya una de sus casetes aparece al principio del episodio en el coche donde escapa. La canción se titula "El Paso". Os dejo el link http://www.youtube.com/watch?v=kIHRgisdbeY

Me sumo a los comentarios que aprecian a Walter. No ha sido, ni de lejos, el peor de la serie. Mucho peores han sido Skyler o Jesse, a quienes se les ofreció todo y atacaron a quien se lo dio. Jesse ha demostrado ser un inmaduro, lo fue siempre, y no se merece esa suerte de final. Y Skyler... el peor de todos, tuvo muchas opciones de hacer las cosas bien pero las descartó, si Jesse era un inmaduro Skyler era simplemente alguien sin personalidad alguna, una mota de polvo.

Es un juego de espejos en el que lo que se refleja es el alma negra de Walt sobre Heisenberg y luego al revés. No se trata de matar nazis o de cocinar meta ni mucho menos cocinar a Flynn, por favor. Es acerca del bien y del mal. Es acerca de nuestros miedos y nuestras concavidades y convexidades. No es un final de traca es un final que implosiona nuestros miedos en nuestro agujero más oscuro. No es Javier Cámara de rosa pues eso sería el papel de su vida, de flamingo. No es indie-pop, son Badfinger, no es para cualquiera y menos para quien crea que con abrir los ojos es suficiente (buf, solo citara a Amenabar me da escalofríos) Es cerrarlos y mirar hacia dentro, si puedes. "Say my name"

Adrian, como bien digo opiniones, son opiniones, Dexter nunca fue realista pq seamos sinceros cuando analistas forenses van matando? y cuantos profesores de quimica con cancer hacen la mejor meta? Ahí se acabó el realismo de esas series. Si los de BB querian atenerse a la realidad: Walter muerto en la cabaña, y Jesses torturado y haciendo meta. A mi me encantó ambas series, y como acaba una no es mejor que como acaba la otra. Lo que pasa es que hoy en dia pinta muy bien criticar a la serie de mas de 5 temporada de cansina y la que se queda a menos tildarla de obra maestra. Somos honestos? Ok Dexter debería haber tenido 3 temporadas maxime 4. Y BB le sobran las dos primeras que dan bastante el tostón a la mayoría. Gran pecado que nadie dice de BB, es que los 8 primeros capitulos de la ultima temporada son soporiferos, y los 8 ultimos se han pasado de revoluciones, queriendo enmendar el error primero.

Hep, no podés juzgar la versimilitud de lo ocurrido en el final de Breaking Bad cuando Dexter debe ser la serie con menos cosas congruentes en los útlimos años. Ojo, me encantó Dexter, no me gustó su última temporada pero me pareció una serie brillante. Pero no puedo dejar de reconocer que no es verosímil en lo que muestra, lo compro, pero no es creíble que el tipo se salve todo el tiempo. Breaking Bad se fue como lo merecía, de una manera brillante. ENORME. Y sí, es cierto que lo de la metralleta puede no ser verosímil pero lo compro, me encanta. Terminó de la mejor manera en que podía terminar una serie, que se convirtió en mito y entró a formar parte del cuarteto más grande de la historia de la televisión SIX FEET UNDER, THE WIRE, THE SOPRANOS y ahora BREAKING BAD

Natalia como se nota que al fin y al cabo tus opiniones son como las de cualquier fan. No una verdad absoluta solo porque te dejen adjuntar esto a El país. Dexter tiene un final mas profundo, y te voy a explicar el por que. Dexter al final de la serie demuestra ser el Dexter del primero capitulo, una persona que ha sobrevivido y no ha dejado ser capturado. Como siempre dictamino el codigo de Harry. Al fin y al cabo demuestra que es un psicopata. Lo de breaking bad es un final decente con alguna tontería, pero muy muuuuy predecible y nada épico. Lo de la ametralladora quien se lo enseñó, ¿Rambo? Y con el ángulo que tiene en el maletero, creeme, no hay quien se crea, que mata a todos, claro esta menos a Todd para que Jesse se pueda vengar.. en fin, que decides según te viene, cual es un final épico y cuando no... la opinión de un aficionado.

Publicado por: Abre los ojos | 01/10/2013 13:21:27
No te has enterado de nada. No es su lado bueno el que aparece para cargarse a los nazis. De hecho, lo único que tenía pensado al volver era conseguir dar su dinero a su familia.
Cuando se entera de que la 'blue meth' sigue en el mercado, se cabrea porque piensa que le van a quitar su legado: ser el mejor cocinero de meta de la historia. Ahí es cuando empieza todo su plan (el arma, el ricino,...).
Es su EGO, es ser recordado como el mejor en algo (aunque sea algo moralmente malo).

breaking bad es como una caja de bombones, nunca sabes el que te va a tocar, eso sí de buena marca y todos cojonudos, hasta que llegas al último de la caja y resulta que no es un bombón es la puta bomba atómica,
estas series, nos ayudan a soportar la etapa desastrosa en la que estamos, y seguro que el spinoff de saul goodman será tremendo y sin ningún desperdicio. Vince Guillian es el tarantino del ledtv o el james cameron de la caja tonta,,, ya veremos..... larga vida al rey vince

yo flipo con compararme el final "polémico" de LOST, con el final de Dexter, que es uno de los lógicos, y que gustara más o menos desde el punto de vista de si la gente quería que Dexter fuera detenido, falleciera, se salvara o viviera feliz, por ello es imposible contentar a todos, pero al menos es un final coherente con la serie (evolución y humanización del personaje y que siempre que está a punto de conseguir algo se relaja, la caga y luego ya no es tan feliz) a parte de cerrar todas las subtramas, pero comparar eso a LOST, un final que no explica la mitad de las subtramas, que se sale por la tangente a la historia y deja patente que solo se iba rizando el rizo para alargar la serie y nadie tenía claro un final. Pues eso, que la comparación duele.

Sobre BB, pues es una serie, que como Dexter, podrá gustar más o menos, y su final igual, pero partiendo de la base de que el final perfecto no existe, porque no le va a gustar todo el mundo, pues dar un final de los varios posibles y coherentes a la trama, y eso lo cumple, por eso digo lo mismo que digo de Dexter. Que también es aplicable a Fringe. Predecibles?, bueno, eso es peyorativo, más bien es que el final se adapta a la trama y no es una cutrez inventada a última hora que no concuerda con la trama, vuelvo a LOST (y no es personal, pero es que esta demasiado endiosada y es la serie que menos explica las subtramas y con el final más incoherente con el desenlace de la serie....)

Chespirito | 01/10/2013 10:01:52
soy un gran fan tuyo! eres un genio!! ahí comparando los serrano con breaking bad, elucubrando sobre el injusto tratamiento de Santa Justa Klan como el gran grupo de rap que en verdad es!

que risas que me he echado, muchas gracias, de verdad

Breaking bad es para mí una de las mejores series de todos los tiempos, pero su final ha sido sumamente decepcionante. Sólo The Killing mantuvo el tipo hasta el último plano, pero por lo visto el virus del capítulo final continúa activo y destrozando series en homenaje a Lost. No entiendo que nadie critique que el capítulo final es plano, esperable y patético en cuanto ocurre todo lo que se podría esperar: venganza y muerte del personaje principal. Es una mezcla de Equipo A sin que salgan vivos del coche y alguna peli de existencialismo rancio de Clint Eatswood del que no recuerdo el título. Precisamente la gracia de Breaking Bad era que los personajes no eran planos, evolucionaban más allá de la moralina de las series panfletarias y costumbristas y mostraban continuamente esta doble versión de uno mismo. Que el lado bueno de WW aparezca y muera al final de la serie y se cargue a los “malos” no es un final propio para un guión con cierta capa de profundidad. Y no es suficiente que WW dijera que todo lo hizo por él. Al final podríamos hacer incluso de este capítulo una moraleja a lo Hansel y Gretel . Confiando en el ejército de guionistas de la serie, muchos pensábamos que darían una vuelta de tuerca a la historia, no sé, con algo realmente inesperado como que finalmente WW sería feliz volviendo a hacer anfetaminas o que se cargaría a toda su familia o al menos al maldito Flynn, dado que a fin de cuentas ése fue el origen de toda su desgracia profunda y machaque psisocial. Pero por lo visto, no va mucho eso de arriesgarse al final del camino más allá de los valores pseudoaceptados, y a acabar poniendo una canción rollo indie-primavera sound que no consigue borrar la moralina rancia del trasfondo. Para mí BB acabó con la muerte de Hank. A partir de ahí, lo que sucede (eso sí quitando a los actores y al resto de cosas que componen la imagen) se podría trasponer tal cual a un capítulo de Mac Gyver, del Coche Fantástico y si me tiras mucho a alguna historieta de nuestro querido Spielberg. Y eso sin mencionar el último plano final: muerte con caída lenta, ojos abiertos y movimiento ascendente de cámara. Cambia a Bryan Cranston por Javier Cámara en este plano, píntalo todo un poco de rosa y a ver qué pinta tiene.

Recuerdo los momentos tan aburridos que pase viendo esta serie, depues de la segunda temporada la abandone porque siempre me dormia

No acabo de entender el título del ultimo episodio, Felina, más alla de ser un anagrama de "Finale".
En cuanto a lo de "sangre, metanfetamina y lágrimas"... Si es verdad que la sangre contiene hierro (Fe) y las lágrimas sodio (Na) pero lo del litio en la metanfetamina no lo encuentro por ninguna parte :S

Hola Natalia, y yo me refería a la expresión 'odio visceral' que has utilizado. Este hombre, después de la reacción de su familia, sin poder explicarse, moribundo, etc., tiene la frialdad y la inteligencia de exculpar a su familia. A lo mejor soy sólo yo, pero no creo que nadie haya llegado a odiar a Walter en toda la serie.

Ahora que he leído el final no necesito ver la serie. Vosotros que la habéis visto sois unos pringaos.

Bueno... todo el mundo da por sentado que WW muere. Asi que será verdad.

Glorioso serie, glorioso capítulo final.

Hola, Pedro. Me refería a la escena de Ozymandias en la casa de Walter, con Skyler, Walter Jr. y el cuchillo. Tenían que tener una despedida más serena y reposada que aquel último cara a cara. Un saludo

Magnífico final!!! Cómo toda la serie. Creo que he leído un comentario malo sobre la serie. Es la excepción que confirma la regla. Y es que se trata seguramente de la única serie que se puede decir que ha concluido siendo mucho mejor de lo que empezó, y eso que el inicio no fue nada malo. Por cierto, muy mal los canales generalistas, que no le han dado ninguna oportunidad. Se emitión un tiempo en un canal de TDT, pero como serie de relleno, y sin darle la importancia que merece. Sí hubieran apostado por ella cómo ha hecho CUATRO con "Homeland", seguro que hubiera triunfado. Pero el problema en España es cultural, y al final la gente prefiere argumentos zafios y vacíos como "Con el culo al aire", y en el caso de que sean series extranjeras, series como CSI en el que el argumento siempre es igual, no da nada para pensar. Gracias Breaking Bad!!!

Me parece, Natalia, que no te quedó claro que la conversación telefónica que tiene Walter con su mujer en Ozymandias fue para exculparla de todo, puesto que sabía que estaba escuchando la policía.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal