'Breaking bad': sangre, metanfetamina y lágrimas

Por: | 01 de octubre de 2013

Bb1

SPOILERS: comentamos el FINAL de la serie

¿Por dónde se empieza una despedida así? Llevábamos un año esperando estos últimos capítulos y ahora... cómo cuesta decir adiós. Pero duele menos si la despedida ha estado a las alturas de la expectativas, como ha sido el caso de Breaking bad. Los últimos capítulos no han dado tregua al espectador y el episodio final ha servido de envoltorio perfecto para lo que ya estaba decidido desde unos capítulos atrás. El final que tenía que ser.

Tras 62 episodios, el final de la serie ha puesto cada cosa en su sitio. Si Ozymandias ya cerraba prácticamente la historia de Walter White sembrando en el espectador un odio visceral hacia el ser resultante del hombre devorado por Heisenberg, los dos últimos capítulos han servido de epílogo para poner la guinda a esta tarta bomba que era Breaking bad. En el penúltimo episodio casi volvemos a sentir pena (malditos guionistas) por ese Walter enfermo terminal de cáncer y que está dispuesto a pagar miles de dólares por unos minutos de compañía. Todd ahora es su alumno más aventajado y la tortura a Jesse hacía casi evidente el final que Pinkman tendría en la serie. Pero esto es Breaking bad, no deberíamos dar nada por sentado.

Poner fin a una serie es todo un arte, y es muy difícil que los seguidores queden satisfechos después de tantas horas siguiendo las peripecias de los protagonistas (que se lo digan a Dexter o a Perdidos). Pero en este caso, parece que el sentir mayoritario es de satisfacción con este final. ¿Demasiado previsible? ¿Incluso demasiado azucarado para tratarse de Breaking bad? Quizá; pero ha sido el broche perfecto para cerrar la historia de todos los personajes. Es el final que Breaking bad tenía que tener.

Felina, anagrama de finale, elementos químicos fe-li-na, hierro, litio y sodio: sangre, metanfetamina y lágrimas. Felina, el título del último capítulo, también hace referencia, como aclaró Vince Gilligan, a la canción El Paso, de Marty Robbins, que suena en el coche con el que se hace Walter al principio del episodio. En Breaking bad nada ocurre por casualidad. Y en estos últimos capítulos lo hemos comprobado una y otra vez.

Solo llévame a casa. Yo haré el resto

El ego de Heisenberg. Siempre ha sido su ego. La lucha del bien contra el mal en Walter la terminaba ganando siempre el ego de Heisenberg. Ese que se apoderaba de él mientras reía en el subsuelo de su casa. O el que pedía a sus adversarios que dijeran en voz alta su nombre. Heisenberg se había apoderado de Walter mucho tiempo atrás, desde que empezó a notar el poder en sus manos mientras fabricaba droga. Ya no quedaba ni rastro de aquel profesor de química frustrado que sentía que había desaprovechado su potencial. 

Bb2

Walter White es el protagonista absoluto del último capítulo, como lo ha sido de toda la serie. Un último capítulo narrado más a través de la imagen que de la palabra (también algo habitual en Breaking bad). Primero, Walter se asegura de que su familia reciba el dinero que consiguió produciendo droga. Como no lo aceptarán de él (la conversación que tiene con Walter Jr. en el penúltimo capítulo lo deja claro), aparecen repentinamente Elliott y Gretchen Schwartz para servir de vehículo de ese dinero. Un regreso que sorprende en este tramo final pero que aceptamos.

En el día de su 52 cumpleaños, ese que los flashforwards han estado avanzando, y viendo cerca su fin, Walter también decide despedirse de Skyler y de sus hijos. Ya no se esconde detrás de mentiras, no hay necesidad. Mientras que siempre ha utilizado a su familia como excusa moral para justificar sus actos, ahora es consciente de que lo que ha hecho lo hizo por él, porque le gustaba, por su maldito ego.

Lo hice por mí. Me gustó. Era bueno en ello.

Y yo estaba... realmente, me sentía vivo.

Su despedida de Skyler y de su hija es uno de los momentos más tiernos del capítulo. Después de los tensos momentos vividos en Ozymandias, Walter necesitaba una despedida más serena, una secuencia en la que la cámara nos muestra la distancia entre los dos personajes, marcada incluso con una viga en una de las tomas. A Walter Jr., el hijo que le acaba de desear la muerte, se conforma con verlo en la distancia.

Skyler

Y llega el acto final. Conocemos quién es el destinatario de la ricina (Lydia) y del arma que llevaba en su maletero. Con un artilugio casero marca de la casa (no podía ser de otra forma), Walter consigue deshacerse de prácticamente todos los hombres de Jack. Parece que su intención era matar también a Jesse, pero contemplar el estado en que está su exalumno le lleva a salvarle la vida tirándolo al suelo en el momento en que empieza la ráfaga de balas. Los sentimientos paternales hacia Jesse, a pesar de todo el daño que le ha infligido, siguen ahí. En un acto de justicia final, Todd muere estrangulado a manos de Jesse y Walter remata a Jack sin querer escuchar sus palabras. 

Con los dos protagonistas vivos, Jesse decide no dejarse manipular otra vez por Walt y no matarle, como aquel le pide para acelerar una muerte segura tras recibir uno de esos disparos. Walter morirá solo en el lugar que ha sido su perdición: el laboratorio de metanfetamina.

Vida y muerte. Todo termina como debía terminar. Walter tenía que morir, y muere. Jesse merecía vivir tras tanto sufrimiento, y vive. 

Jesse

Lágrimas por Walter, justicia para Heisenberg y dolor alegre por el final de una serie que, si el tiempo quiere, pasará a formar parte del Olimpo televisivo y que ha terminado convirtiéndose en todo un fenómeno cultural. Basta ver el aumento de audiencia entre el cierre de la primera parte de la quinta temporada (2,8 millones de espectadores) y los datos de este último capítulo (10,3 millones). Un incremento espectacular y que da muestra del auge que ha vivido en estas últimas semanas.

Ha dejado su impronta en el montaje, en la forma de utilizar la cámara (por ejemplo, ese plano cenital con el que se despide la serie y que tiene tantas referencias seriéfilas y cinéfilas), en el uso del color, de la música..., y ha lanzado al estrellato a unos actores que han dotado de vida a sus personajes a base de una difícil combinación de ternura, sufrimiento, desolación, maldad, inocencia e incluso toques de humor negro.

De momento, despedimos Breaking bad a ritmo de Baby Blue, de Badfinger. Y gracias por todo.

El amor especial que sentí por ti, mi pequeña azul

 

Más sobre Breaking Bad:

- Los análisis semanales de Miriam Lagoa y Alberto Nahum.

- De Walter White a Heisenberg, en seis pasos

- Breaking bad y el amor de fan

- Breaking bad no da tregua (análisis del capítulo 5x09)

- Poesía para Breaking bad (por Enrique Vila-Matas)

- El lado salvaje de un hombre corriente (por Rocío Ayuso)

- El cielo y el infierno con Breaking bad

Hay 100 Comentarios

Es un capitulo casi perfecto.
Pero poniendome muy exigente... hay un detalle que no me acaba de gustar.

La ultima llamada de Lidya al movil de Todd y que responde WW.
Creo que el asunto del envenenamiento de Lidya ya habia quedado magistralmente resuelto en la escena de la cafeteria. Son muchos pero muy sutiles los detalles que indican que la ha envenenado... no hacia falta hace mostrarlo explicitamente. Y el personaje de Lidya no estan importante como para ocupar los ultimos minutos de vida de WW.

Tampoco es que este mal... pero dentro del gran nivel que alcanza este episodio creo que es un pequeño bache

el final es muy parecido o tal vez homenaje al final de taxi driver de scorsese

Brutal serie y magnífica temporada final. Objeto de culto.

Lo maravilloso de Breaking Bad es que no importa lo raro que sea tu producto, lo deprimente de su argumento, si lo haces mejor que nadie, sin dejar de ser fiel a tu idea el público al final responde. Es una serie que no me canso de recomendar a mis amigos pero que se que es difícil que te enganche sobre todo al principio, pero Breaking Bad supera todas las expectativas, es una obra maestra de la tv con un final a la altura del resto de la serie. Que Breaking Bad tenga un reconocimiento y una audiencia tan grande te hace pensar en la gran cantidad de espectadores inteligentes y exigentes que no se conforman con historias facilonas y convencionales. Un hito en la historia de la television.

Un artículo muy pobre. Parece mentira

Buen final, pero me decepciona el hecho de que Walt muera por una herida casual, no por decisión de uno de los personajes (Jesse, los nazis, la policía, él mismo suicidándose o provocando que lo maten...). Esa herida incluso le quita a Jesse la opción de matar a Walt, ya que cuando la ve decide no dispararle porque sabe que está casi muerto ya.

Bueno, está claro que los medios se han enganchado al fenómeno con los últimos episodios, porque es la serie de la que más se está hablando y eso genera tráfico de visitas. Los diarios, en la ley de la selva que es internet, o se enganchan al TT de turno o no se comen un torrao...

Publicado por: eldelcau | 01/10/2013 9:34:01 Lo dice bien clarito debajo el titular: SpPILERS
Publicado por: Onil | 01/10/2013 10:07:29 Precisamente la primera temporada no es que sea la mejor de todas. Mucha gente no pasó de los 3 primeros capítulos, por su ritmo pausado. Mal ejemplo.
Publicado por: todd | 01/10/2013 10:19:16 Como te comentan, y ha sido explicado por el propio Vince Gilligan, la cagaron filmando algunas escenas sin el reloj y montaron en esa secuencia en la que deja el reloj encima de la cabina de teléfonos pera disimular. La interpretación que se le pueda dar es libre de cada uno.

Totalmente de acuerdo con el comentario de darko sobre el patetismo de ver a toda la prensa alabando la serie cuando ha sido ignorada durante tantos años. Recordar que el mismo Pais cuando hace un año publicó un concurso sobre votación de las mejores series ignoró por completo a Breaking Bad en las series a votar.

Para: todd | 01/10/2013 10:19:16
que significado tiene (si lo tiene) el que walter deje el reloj que jesse le regaló en el teléfono público

Puede tener o no tener.
O porque en el flashforward del 5x01 no lo llevaba, así que tenía que quitárselo o puede que sea una metáfora de que ha decidido que su tiempo ha acabado.

que significado tiene (si lo tiene) el que walter deje el reloj que jesse le regaló en el teléfono público

Simplemente un final perfecto, para una serie perfecta
Se echará de menos a Walter White.....

Serie sobrevalorada. Primera temporada genial, pero sobrevalorada. Repetitiva.

Recuerdo que cuando terminaron los serrano todos los fans decian que el final era malisimo, que lo fue, incluso a mi me decepciono que nunca habia puesto peros a la mejor serie de la tv de los ultimos años, y sin embargo ahora leo que todo el mundo esta contento con una serie sobre la droga y con un final pesimo que no puedo ser mas previsible. Aun recuerdo que la gente decia que la inclusion de los santa justa klan era lamentable. Supongo que ni la gente entiende de rap, ni de series de television.

Me parece patético que ahora toda la prensa aquí en España se suba al carro del éxito de Breaking Bad, cuando para ellos ha pasado desapercibida durante mucho tiempo. Véase por ejemplo que aquí la eche en televisión el canal Paramont Comedy. Lo dicho, patético

Esta mini-temporada final ha sido tan gloriosa y sublime que a estas alturas los deberes estaban más que hechos, y con matrícula de honor. En ese sentido, “Felina” no era una reválida de ningún tipo, ni el prestigio de la serie iba a depender de la inspiración de una ocurrencia final. Tras la apoteosis de "Ozymandias", Granite State” y “Felina” han funcionado como una especie de epílogo en el que el ritmo ha sido mucho más pausado, el tono más oscuro y el trazo más minimalista. Y han llegado a donde la historia demandaba que había que llegar, sin más florituras ni requiebros, con honestidad y contundencia. Sin cabos sueltos ni margen para la elucubración. Todo atado y bien atado. Un final digno de la serie y perfecto colofón a una tanda de episodios sobrenatural, casi imposiblemente pluscuamperfecta, en la que, durante muchos momentos, cada secuencia ha sido una jodida obra maestra, estableciendo un nuevo canon para las futuras series de TV que aspiren a algo importante. Les dejo aquí, por si les interesa y con su permiso, mis reflexiones sobre la season finale, la temporada y la serie en general: http://elcadillacnegro.com/2013/10/01/breaking-bad-al-final-de-la-escapada-2/ .Un saludo.

Importante, muy importante, matar a Jack cuando este le está intentando chantajear con el dinero robado.
Ya le da igual, y lo mata cuando intentaba ganar tiempo hablando con Walter, "si me matas, nunca sabras donde está el d..." BANG!

Cierre perfecto. Sobrio, verosímil. Laurel de oro para una serie soberbia, única, en todos los aspectos. Junto con "The Sopranos", "The Wire" y "A dos metros bajo tierra", inolvidable.

Breaking Bad: una serie arriesgada pero que ha jugado a la perfección sus cartas. "Ozymandias" uno de los mejores capítulos de la serie perfectamente válido como "Grand Finale". "Granite state" and "Felina" sólo un epílogo para los que les gusta dormir con la conciencia tranquila...

No entiendo que un artículo sea la descripción de un capítulo, para quienes lo hayan visto ¿de qué sirve? y es evidente que quienes aún no lo han visto no lo van a leer.
Hubiese estado bien indagar por qué esta serie es un fenómeno y gente que ni siquiera había visto la serie se animó a ver el final.

Breaking Bad se caracterizó por avanzar generando caos. Tanto orden en este último episodio... Éste no era el final, era el epílogo.

Por que haceis un spoiler asi? Imaginarios que no la quiero ver hasta el finde para estar relajado .

Cabrones.

Termina la que posiblemente ha sido una de las grandes series de la historia de la televisión de los últimos tiempos y, porqué no decirlo, de siempre, junto a The Wire y The Sopranos.

Después del magistral capítulo 14 era muy difícil que en los capítulos 15 y 16 los guionistas se superaran, pero consiguieron mantener la tensión y la serie ha terminado como debía. No quitaría ni añadiría un ápice al montaje final. Ha sido sencillamente perfecto.

No voy a comparar esta serie concon otra, pero si que a los guionistas de Dexter les debería caer la cara de vergüenza después de ver una y otra temporadas finales. Dexter es el claro ejemplo de como no hay que hacer las cosas y Breaking Bad ha rozado la perfección.

Adios a la mejor serie que ha habido en mucho tiempo. Hecharemos a todos a W.W., Hank,... Descanse en paz

No entiendo una entrada de este tipo, tan carente de contenido. Si el final ha sido impactante, que lo ha sido, un post no puede reducirse, casi, a contar el argumento: a los que ya lo hemos visto, nos sobra; a los que todavía no lo han hecho, también. Quizás hubiese sido el momento de un análisis global de los grandes temas de la serie.

En cualquier caso, se nos acaba una de las mejores serie de la ficción televisiva. Descansa en paz, Walter White.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal