Las mejores series de 2013

Por: | 19 de diciembre de 2013

Breakingbad

Este ha sido un año con muy buenas series, despedidas por todo lo alto, estrenos de gran calidad... Cuando se echa la vista atrás nos encontramos con que 2013 ha sido un gran año seriéfilo. Y toca hacer balance. Cualquier lista tiene que dejar fuera muchos nombres que no caben en ella. Las listas son siempre subjetivas y polémicas. Pero así son las listas. Vamos con nuestro repaso al top 10 de 2013.

1. Breaking Bad

En 2013 ha habido varias despedidas sonadas, pero ninguna como la de Breaking Bad. La serie que mostró el descenso a los infiernos de Walter White y su transformación en Heisenberg puso su punto final este verano con una tanda de capítulos vibrantes y brillantes. Ozymandias es quizá el mejor episodio del año, el que anticipaba el adiós de unos personajes interpretados por unos actores en estado de gracia. Breaking Bad ha insistido en dejarnos al borde de la taquicardia en repetidas ocasiones y ha vuelto a demostrar que estaba un paso por delante de las demás. En el Olimpo de las series por méritos propios. 

Bb

2. The Good Wife

Si no fuera por Breaking Bad, sería la serie del año. Ahora, The Good Wife es la serie que nunca defrauda y que no hace más que crecer. En 2013, y tras superar un tramo renquetante al principio de la cuarta temporada, se ha sacado lustre y luce mejor que nunca. La segunda mitad de la cuarta entrega y, sobre todo, el arranque de la quinta es un suma y sigue de grandes capítulos. Desde la comedia más fina hasta una historia de pasiones, venganzas y rencor. Y todo ello con unos guiones que funcionan con la precisión del mecanismo de un reloj y un abanico de personajes que hace imposible decantarse por uno de ellos o situarse en un bando o en el otro. Pocas series cumplen 100 capítulos en su mejor momento. The Good Wife lo ha logrado.

The-good-wife

3. Masters of Sex

En un año con grandes estrenos, Masters of Sex ha destacado por varios motivos. Parte de un punto  complicado (adaptar la biografía de dos pioneros del estudio del sexo en los Estados Unidos de los años 50-60) pero gracias a unas interpretaciones más que notables de sus protagonistas (y varios secundarios, con Allison Janney a la cabeza) y una historia en la que se entrecruza cerebro y corazón, consigue que, sin grandes aspavientos, semana tras semana nos hayamos quedado siempre con ganas de más. Impecable de principio a fin, elegante, con pequeños toques de humor y mucho más drama. Y con dos de los mejores personajes del año: Bill Masters y Virginia Johnson.

Masters-of-sex

4. Orange is the new black

En el año en que Netflix se ha reivindicado y consolidado como creador de contenidos (House of cards, Arrested development...), Orange is the new black ha sido su mayor éxito de público y una de las series revelación del año. Esta comedia dramática (o drama con tintes de comedia, como se prefiera) está basada en las experiencias reales de Piper Kerman en una prisión de mujeres. Jenji Kohan (Weeds) firma una serie muy coral donde es casi imposible quedarse con un solo personaje: Alex, Red, Crazy Eyes... Además, tiene una de las mejores cabeceras de este año.

Orange-is-the-New-Black

5. Bron/Broen

Un gran año para la serie sueco-danesa. Además de la emisión de dos remakes (la versión estadounidense, The Bridge, y la anglo-francesa, The Tunnel), Bron/Broen, la original, la escandinava, ha vuelto con una segunda temporada que ha conseguido superar a la primera y ha dejado con ganas de más. Como en la ocasión anterior, y con el peculiar ambiente gris y frío del lugar, un caso principal se desarrolla a lo largo de todos los capítulos, una trama adictiva en forma de puzle que se nutre de decenas de personajes e historias secundarios. Pero lo mejor es el reencuentro con una de las mejores parejas televisivas actuales, Saga y Martin. Los detectives cargan sobre sus espaldas con lo ocurrido en la primera temporada, heridas que todavía no han cicatrizado y que marcan su evolución y su relación. 

Bron

6. Juego de tronos

La tercera temporada de la serie de HBO basada en las novelas de George R.R. Martin ha seguido manteniendo un gran nivel. Convertida ya en todo un fenómeno cultural y mediático, arrancó con ritmo pausado hasta que, a la voz de "Dracarys", los acontecimientos empezaron a sucederse. Mientras que los lectores de los libros se mordían la lengua para no desvelar nada de lo que iba a ocurrir, llegó el capítulo Las lluvias de Castamere, uno de los grandes momentos seriéfilos del año y posiblemente el más comentado, que volvió a dejar claro que es mejor no encariñarse con ningún personaje. La espera había valido la pena. Pero no solo por ese momento está Juego de tronos entre lo mejor del año: la serie ofrece un espectáculo de alta calidad que se ha consolidado en su tercera temporada. 

Juegodetronos

7. Mad Men

Ya sin el punto extra que le añadía la novedad y esa ambientación tan característica, la calidad que destila Mad Men sigue siendo innegable. Con la muerte como sombra constante sobre los personajes, la sexta temporada, a pesar de sus altibajos, ha vuelto a demostrar por qué Mad Men es lo que es, regalando además momentos para el recuerdo. Este año incluso ha dado pie a teorías a cada cual más alocada centrada en algunos de los personajes (cuánto juego dieron Bob Benson y la famosa camiseta de Megan Draper). A Don Draper solo le queda una temporada más (que se dividirá en dos partes, una en 2014 y otra en 2015) para intentar escapar de su particular infierno. 

Madmen

8. Dates

Una de las joyas británicas del año. Solo nueve capítulos de poco más de 20 minutos de duración en los que somos testigos de la cita que tienen dos desconocidos. Una premisa muy sencilla pero ejecutada de forma magistral. Extraños que llegan al encuentro desconfiando y ocultándose detrás de una coraza pero que terminan desvelando más de lo que pensaban a esa otra persona que no conocían de nada pocos minutos antes. Además de grandes líneas de diálogo, la serie cuenta con un reparto lleno de caras conocidas: Oona Chaplin (Juego de tronos), Will Mellor (Broadchurch), Andrew Scott (Sherlock) o Neil Maskell (Utopía). 

Dates

9. Hannibal

No era nada fácil hacer frente a una adaptación televisiva del personaje de Hannibal Lecter y separarlo del cuerpo de Anthony Hopkins y su interpretación en la gran pantalla. Sin embargo, Hannibal lo consigue, y lo hace en gran parte por el fabuloso trabajo del danés Mads Mikkelsen. Inspirada en al novela de Thomas Harris El dragón rojo, precuela de El silencio de los corderos, la serie crea una atmósfera oscura y enfermiza que termina por envolverlo todo, incluidos personajes y espectadores. El resultado es una historia que fue ganando enteros según pasaban los capítulos y según se profundizaba en la psicología de los personajes, con algunas de las imágenes más desagradables, retorcidas e impactantes del año y con un final de temporada que pone los pelos de punta: "Hello, doctor Lecter".

Hannibal

10. The Americans

Con discreción y sobriedad, esta serie de espías durante la Guerra Fría protagonizada por Keri Russell y Matthew Rhys llegó sin hacer ruido pero con paso firme. La pareja protagonista, espías rusos viviendo en territorio estadounidense cuya auténtica identidad desconocen incluso sus propios hijos, no está desquiciada ni tiene ninguna enfermedad mental, al contrario. La frialdad de las relaciones entre Rusia y Estados Unidos se traslada al hogar, donde las cosas tampoco andan bien. The Americans es una serie que reúne los ingredientes de las mejores historias de espías, que engancha desde el primer capítulo y que se fue asentando según avanzaba la temporada. Además de regalar un divertido festival de pelucas y caracterizaciones.

Theamericans

Además:

- Las otras series de 2013

- Las decepciones de 2013

Hay 65 Comentarios

Para mi la gran serie de este año es Peaky Blinders.

No entiendo ni comparto esa lista de las mejores series de 2013, en la que no aparece la excelente serie Boardwalk Empire. En fin, parece ser que es una cuestión de gustos personales de quienes elaboran la lista, y no del rigor y la calidad de las series.

Incuestionable el primer puesto para "Breaking Bad", y bravo por la inclusión de "Juego de tronos", "Mad Men", "Hannibal" y "The Americans" en puestos de honor, pero yo también soy de los que echo de menos una mención a la maravillosa cuarta temporada de "Boardwalk Empire". No he visto algunas de las series que se citan y ya me da mucha pereza empezar con "The good wife", pero me alegra que "Masters of sex" os haya gustado tanto. Para mí también ha sido el mejor estreno del año. Como todavía no habéis publicado un post de final de temporada sobre esta serie os dejo aquí, con vuestro permiso, el mío: http://elcadillacnegro.com/2013/12/19/masters-of-sex-criaturas-misteriosas/
Un saludo.

Así, a bote pronto me sobran Hannibal y quizá las, para mi, algo sobrevaloradas 'Masters of Sex' y 'Orange is the New Black'. Echo en falta la soberbia 'Boardwalk Empire' en su cuarta temporada, la hipnótica 'Top of the Lake' y, sobretodo, la entrada de 'Ray Donovan, para mi el estreno del año.
Quizá podrían estar en esta lista las británicas 'The Fall', 'Utopia', la tercera y final de 'Luther', la tercera de 'Mad Dogs', la histórica 'The White Queen' y el espléndido suspense 'What Remains'.
De las norteamericanas, la vuelta de 'The Newsroom', la creciente 'Person of Interest' y la segunda y final de 'Boss'. Como comedias 'The Big Bang Theory' y poco más. Y en el plano no anglosajón la miniserie 'Nuestras madres, nuestros padres' alemán.

¿Y el final de Dexter qué?
http://adf.ly/4hVPL

"The Killing" es una serie sin sentido alargada hasta la extenuación. Eso sí, falta HOMELAND. ¡Por Dios!

The Americans es una serie soberbia, No sé como Cuatro la pone en esos horarios absurdos de madrugada: si la pusieran en prime-time, a poco que la promocionaran, para llevarse una muy buena cuota de share.

Por otro lado, no me extraña que en EE.UU. no ha tenido tampoco el éxito deseado: ¿acaso alguien cree que podría triunfar allí una serie con unos espías soviéticos "buenos" (o, al menos, con su "corazoncito" y una vida familiar relativamente "normal") y servicios secretos yankees "malos" (o, al menos, que emplean métodos tan reprobables como los del malvado KGB)? Los excesos de la Era Reagan quedan en evidencia.

Allí necesitan argumentos más simples, que hagan pensar menos al telespectador medio, como Homeland: en ella, el protagonista, Brody, quizás sea malo (o no tanto, o sí, o no, o ya veremos en la 4ª temporada) y Saul y Carrie tal vez "jueguen duro" (en el límite de lo aceptable) para alcanzar sus fines, pero después de todo, la CIA y la NSA son los baluartes defensores del American Way of Life... ¡¡¡y "todo vale" para mantenerlos!!!.

En Homeland está meridianamente claro y evidente quién es el MAL ABSOLUTO (Al Qaida, Hizboláh, Irán, Siria, Venezuela, Korea del Norte, Cuba, Sudán, Chiquitistán...) y quién el BIEN ABSOLUTO incuestionable (USA e Israel, claro). Que para eso, es una adaptación de una serie israelí, país donde no se lleva mucho eso de los relativismos morales, la autocrítica ni el conceder ni un 0,0001% de dignidad al enemigo... En definitiva: que es mera propaganda belicista, imperialista y militarista.

Echo de menos Boardwalk Empire y House of Cards, y algunas de las que se incluyen no las he visto (ni la 5, ni la 6 ni la 9, pero las anoto para un futuro).
Masters of Sex ha sido para mí una agradable sorpresa, no esperaba tanta calidad, me parece espléndido el desarrollo de la relación entre el decano y su mujer, aparte de la trama principal, claro. Otra gran sorpresa ha sido OITNB, que jamás pensé que me fuese a enganchar, pero una vez empecé, no podía dejarla.
The Good Wife me parece una serie que crece y crece, cada capítulo es mejor. Antes me sorprendía que tuviese tantos detractores, hasta que me di cuenta de que son casi siempre hombres los que no la toleran. Supongo que son machos alfa (o aspirantes) que no ven con buenos ojos una serie con personajes femeninos tan fuertes como Diane, Kalinda, Jackie o la propia Alicia, que se podrían comer con patatas a Will, Cary, Peter o David. También a Eli, claro, pero él parece ser el único que lo sabe. Grande The Good Wife, a por el primer puesto de la lista el año que viene.

he escrito" echar de menos" con "h", rectifico...

Uuuuuufffffffffff. the good wife no creo que merezca los elogios que le dedicáis en este blog (incluyo los del otro día)...
No es gran cosa: yo soy asidua de la serie pero es una americanada sólo apta para entretenimiento base... Los personajes son demasiado previsibles, las tramas también (me parece que en 5 años Alícia ha perdido SOLO un pleito, máximo dos!); los niños de la protagonista hace ya 5 años que tienen la misma edad (hasta me parece que la hija era en la primera temporada mayor que el hijo y luego lo cambiaron) y parecen bobos; Kalinda salvando TOOOODAS las situaciones parece extraterrestre, etc... Una cosa es pasárselo bien y la otra atribuirle el título de la mejor serie... (hecho de menos en la lista Person of Interest, y para un policíaco con toques de humor, Hawai 5.0, con unos guiones cómicos de los dos protagonistas fantásticos...)

Bien por la lista, pero la ausencia de Boardwalk Empire entre las 3 o 4 primeras es más que notoria.

Supongo que no ha visto un solo capítulo de House of Cards. Si no, no se entiende la ausencia.

Cortas y al pie:
- Poner a The Good Wife como segunda me parece sobrevalorar la serie en demasía. Me parece un buen divertimento, pero a veces es muy "culebronera".

- Respecto al resto que conozco, creo que merecen estar en la lista, y sobre las series que no conozco, no puedo decir nada, tan solo ponerlas en espera por si alguna vez me da por ver algo nuevo.

- Respecto a ausencias: no me extraña que no estén ni Dexter, ni Homeland, ni the Walking Dead; aún así, echo en falta un par de "seriazas", como son Boardwalk Empire y Sons of Anarchy, entre lo mejor del año.

Para terminar, cerrando el círculo de mi comentario de manera subjetiva, quitaría TGW y pondría Justified (es una de mis debilidades/adicciones personales) en la lista, aunque sea en 10º lugar.

Felices series para todos/as.

Ya sé que no ha tenido el éxito que esperaban, pero yo cambiaría The Americans por The Killing.

http://areaestudiantis.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal