¿Ha sido 'The Newsroom' una serie fallida?

Por: | 24 de abril de 2014

Newsroom

Casi desde su estreno, The Newsroom ha estado acompañada por la polémica. El regreso de Aaron Sorkin a la televisión había levantado muchas expectativas, pero desde el comienzo de su primera temporada, el público ha estado dividido entre defensores y detractores. La tercera temporada, que se emitirá este año y que, según adelantó la actriz Olivia Munn en una entrevista, solo tendrá seis capítulos, servirá para poner punto final a una serie que con el paso del tiempo ha visto cómo se iba haciendo cada vez más numeroso el grupo crítico con ella.

Tal ha sido la situación que el guionista y creador de la serie, Aaron Sorkin, ha pedido perdón por los fallos de The Newsroom. "Creo que vosotros y yo empezamos con el pie equivocado con The Newsroom, pido perdón y me gustaría empezar de nuevo", dijo al público asistente a uno de los encuentros que han tenido lugar con motivo del festival de cine de Tribeca en Nueva York. ¿Cuáles son las razones por las que The Newsroom no ha llegado a funcionar? ¿Qué se le echa en cara a Sorkin? ¿Realmente ha sido un fracaso? Repasamos los principales argumentos que se han utilizado y abrimos el debate. ¿Ha sido The Newsroom una serie fallida?

- Los personajes femeninos.

Uno de los argumentos favoritos de los detractores de la serie desde los inicios. El tratamiento que Sorkin da a los personajes femeninos de la serie, con MacKenzie (Emily Mortimer) y Maggie (Alison Pill) al frente, ha sido tachado de machista y misógino al quedar relegados a un segundo plano detrás de los hombres y estar al servicio de sus deseos. De la quema solo se salva Sloan (Olivia Munn).

The-newsroom-alison-pill

- Adoctrinamiento político.

Las preferencias políticas de Sorkin y su inclinación hacia el liberalismo demócrata quedan claras en la serie. Él nunca ha intentado ocultarlo. Si te gusta, bien. Si no, también.

- Una visión demasiado idealizada del periodismo.

Para algunos profesionales del periodismo, la visión que se ofrece en la serie del trabajo en una redacción no se ajusta a la realidad. Además, al tratar en la ficción noticias reales se juega con la ventaja de saber cómo terminó el acontecimiento, algo que en la vida real no ocurre. Pero, ¿hasta qué punto es negativo el idealismo? "No estaba intentando y no soy capaz de enseñar una lección a un periodista profesional. Esa no era mi intención", ha explicado aprovechando el mea culpa que ha entonado por la serie.

The-newsroom31

- "Nadie habla así".

No ocurre solo en The Newsroom. En otras series y películas de Sorkin también sucede. Sus personajes tienen siempre en su boca la frase exacta, la cita justa, la réplica perfecta. Y a la velocidad de la luz. "Nadie habla así en la vida real", suelen echarle en cara. "Sí, pero esto no es la vida real", pueden replicar sus defensores.

- El final de la segunda temporada.

En realidad, la temporada entera es un argumento más. Pero el final, esa noche de elecciones con petición de mano incluida, no hay por dónde cogerla. Cualquiera que haya vivido una noche electoral en una redacción sabe que eso no puede pasar. Además... ¿y ahora qué? ¿Puede prescindir la serie de la tensión sexual no resuelta entre Will y MacKenzie?

Willmac

- Sorkinismos.

Dícese de las frases, diálogos o situaciones que el guionista ha repetido en varias ocasiones y que ya son una seña de identidad. Este vídeo demuestra que no todo en Sorkin es tan original como parece a simple vista.

 

Igual que los detractores de The Newsroom pueden utllizar estos argumentos para mantener que ha sido un fracaso, los defensores pueden dar la vuelta a cada punto y utilizarlo a su favor. Y utilizar un argumento más: "si no te gusta, no la sigas viendo". Porque la serie de HBO ha sido uno de los objetivos favoritos de esa actividad tan curiosa y tan de moda que es el hate-watching, ver para poner a caldo.

De lo que no hay duda es de que si el propio Aaron Sorkin ha considerado necesario pedir perdón por sus errores, por algo será. Ahora solo nos queda esperar a que llegue la tercera temporada y comprobar si la despedida de la serie deja a sus seguidores (tanto fans como haters) con buen sabor de boca.

Hay 35 Comentarios

Yo no soy periodista, y la serie me parecio un bodrio dsd el capitulo 1. Romanticismo infantil de izquierdas...

Del todo, Es como la entrevista del primer capítulo de la serie cuando le preguntan si los estados unidos es el mejor país del mundo. No era la mejor pero podría haberlo sido. La serie resulto muerta de una sobredosis de romanticismo de garrafón y líos cruzados

Me gustaría leer un análisis así de "riguroso" sobre GoT o TWD.


Lo que pasa es que los periodistas tenéis ojeriza a la ficción sobre periodismo, igual que los médicos la tendrán a ER y a House. ¿Que no reflejan la realidad? ¡De piedra me dejas, oyes!


La diferencia es que los médicos no disponen de medios para brasear al personal, y los periodistas sí.

La serie ha resultado ni tan buena ni tan mala. Si me preguntan a mí, nació lastrada por dar una importancia desmedida a las tramas románticas, que se llevaban demasiado peso y (como dicen los críticos) relegaban a las mujeres a comparsas románticos de los hombres (porque dichos personajes femeninos están mal construidos ). Una McKenzie sin el peso de la relación amorosa con Will hubiera funcionado mucho mejor, por ejemplo. Hasta el delicioso personaje de Olivia Munn acaba cargando con lastres románticos, si bien la diferencia es que al menos es ella la que lleva la voz cantante en sus relaciones.

Y ese es el fallo que lo contamina todo: la serie funcionaría mucho mejor sin ese componente, centrándose mucho más en lo político (el repaso que le da al ideario del Tea Party es fenomenal y yo diría que casi casi necesario). Si al excesivo peso del dulzarrón amoroso le añadimos unas tramas profesionales cuyos finales Sorkin no perfila bien, a pesar de sus buenos inicios (en la trama de Genoa se nota muchísimo que hay un momento a partir del cual Sorkin no sabe como continuar), y un casting no siempre acertado (Allison Pill está desatada al "intesismo" de la peor manera, por ejemplo), pues sí, tenemos una serie fallida. Sin que eso quiera decir que está desprovista de interés, ojo.

Ya que hablamos de periodismo idealizado, Natalia, tu periódico defiende la nueva LPI, según la cual tendrías que pagar por cada enlace que has puesto en tu post. Supongo que no lo sabías.

Bueno, existe un mapa de oferta tan variado que es muy difícil captar la atención del público, y sobre todo si no se basa en algo de realidad o no es sumamente interesante, todas las series de este nivel tienen poco que decir.
http://goo.gl/IqpQqi

Muy de acuerdo. Esta serie se ha ido convirtiendo en una caricatura de Sorkin.
Pero me alegra saber que lo reconoce porque, por mucho que me queje, veré la tercera. La versión más mediocre de Sorkin da veinte vueltas a la mayor parte de lo que se emite. Tengo West Wing tatuado en las nalgas y Studio 60 fue una joyita finiquitada de forma prematura.
Gracias por la entarda!

Vaya, pues aunque estoy de acuerdo en que el tratamiento de los personajes femeninos deja algo que desear, en general es una serie que me gusta.
Respecto a que nadie habla así... ¿Es eso un fallo en realidad? Nadie habla, y dudo que haya hablado como en las comedias screwball y siguen siendo una delicia.

Sinceramente, creo que a veces nos la cogemos con papel de fumar, está bien ejercer la suspensión de realidad como espectadores si nos trasportamos a Poniente y vemos dragones en la pantalla, o sí estamos sumergidos en pleno apocalipsis zombie, y además lanzamos alabanzas al "realismo" de las situaciones planteadas, pero no está tan bien ejercer esa misma suspensión si se trata de ver la sala de redacción de un canal de noticias cuando en el fondo todo es lo mismo, ficción.

La mayor parte de las críticas podrían extrapolarse al resto de las series de Sorkin y, en gran medida, a las series en general. El retrato de cualquier profesión en una serie es escasamente realista, lo que pasa es que en el caso de la prensa es más evidente cuando las criticas las escriben los periodistas. Lo del lenguaje poco realista es de traca. Excepto en alguna serie tipo the wire, la gran mayoría funcionan con un lenguaje convencional y en el caso del enlace de youtube la mitad de los ejemplos sobran ya que son frases completamente normales y esperables. Lo de criticar el uso de noticias reales porque se sabe como acaban es un argumento de parvulario. La alternativa sería usar noticias inventadas. Pero entonces se acusaría al guionista de darle a la noticia el desenlace que le de la gana. Que sí que ideológicamente está muy sesgada, que los retratos femeninos son un poco histéricos...pero el problema es más de el contraste entre lo que se espera que sea una serie y lo que te dan.

Era una serie totalmente de ficción. A mi no me gustó nada la primera temporada y no sé cómo puedo tener una segunda. Normal que la tercera y última tenga seis capítulos.

http://areaestudiantis.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal