Series de siempre

'Vacaciones en el mar': el barco del amor

Por: | 04 de abril de 2014

Vacaciones_en_el_mar_serie_de_tv-914232041-largeEstaba terminando 1978 cuando el Princesa del Pacífico atracó por primera vez en las teles españolas. Era un fabuloso crucero, la viva imagen del glamour, el amor y el lujo. El gris diciembre se iluminaba con los aires de libertad que traía la recién aprobada Constitución. Tiempos de destape en los que todo invitaba a soñar y hacer un crucero era un sueño inalcanzable para la mayoría de los 35 millones de españoles que bastante tenían con sacar para la barra de pan, a 9 pesetas, o llenar el depósito de gasolina al desorbitado precio de 24 pesetas el litro.

Y en esas estábamos cuando descubrimos el Pacífico. Literalmente, como Núñez de Balboa. The Love Boat era el título de la serie americana que en España se tradujo como Vacaciones en el mar. Desde su estreno en Estados Unidos, en 1977, cada semana, a razón de cincuenta minutos por capítulo, nos embarcábamos en Los Ángeles, California, y llegábamos hasta Puerto Vallarta, en el estado mexicano de Jalisco.

Para quienes no lo recuerden, los anfitriones eran el capitán Stubbing (Gavin MacLeod); el doctor Bricker (Bernie Kopell); Gopher, el sobrecargo (Fred Grandy); el barman Isaac (Ted Lange); y la directora del crucero, Julie McCoy (Lauren Tewes). Más tarde se unió a la tripulación Vicky (Jill Whelan), la hija del capitán. Todos eran protagonistas de un sinfín de historias.

Según el calendario, la serie se estrenó en España un viernes. Para mí, sin embargo, Vacaciones en el mar era la cita imprescindible de los sábados por la tarde. Estuvo casi diez años en antena, hasta 1986, así que seguro que fueron cambiando el día de emisión, a medida que los programadores de televisión iban desarrollando la técnica de confección de parrillas. No se trataba tanto de pelear por la audiencia, porque en las primeras temporadas solo competían la Primera Cadena y el UHF, como de que la programación se adaptase mejor al gusto de los espectadores. 

Tengo asociada esa serie al verano. Quizá porque era la época del año en que más la veía; o quizá por el sol que relucía en todos los capítulos. Oye, que no tuvieron ni un día de mal tiempo en 10 años de travesías. Aunque claro, lo aprendí después, gran parte de las tramas de enredo se desarrollaban en los camarotes y grandes salones del barco; es decir, se grababan en estudios. Y los planos de recurso del Princesa del Pacífico surcando los mares, los de exteriores, eran siempre los mismos y se rodaron en brillantes días de verano, con impresionantes puestas de sol o con una luna llena que quitaba el aliento dibujando una estela plateada sobre el mar.

 

Los capítulos se estructuraban en tres historias. Como el título original indicaba, todo daba vueltas en torno al amor y las opciones no eran muy variadas: había un reencuentro; o un flechazo entre dos desconocidos; o infidelidades secretas; o una pareja que embarcaba con problemas y terminaba rompiendo o que descubría que no podían vivir el uno sin el otro. Las cosas del amor. Lo adelantaba aquella inolvidable canción de inicio: "Love, exiciting and new / Come aboard / We're expecting you... Love Boat soon will be making another run / The Love Boat promises something for everyone". "El amor, nuevo y emocionante / Sube a bordo / Te esperamos... El Barco del Amor pronto hará una nueva travesía / El Barco del Amor promete algo a cada uno".

Lo curioso es que las caras nuevas hacían que las historias no sonasen repetidas. Por Vacaciones en el Mar desfilaron prácticamente todos los grandes del cine de aquella época: Dana Andrews, Olivia de Havilland, Joan Fontaine, Peter Lawford, Gene Kelly, Don Ameche o Joseph Cotten. Era, sobre todo, un escaparate por el que estaban encantados de pasar los personajes más populares del momento, desde los Village People a los Harlem Globetrotters. Incluso Andy Warhol disfrutó de sus minutos de gloria televisiva en uno de los capítulos.

Andy

La serie fue un enorme éxito de audiencia en Estados Unidos y sus protagonistas se hicieron mundialmente famosos, aunque corrieron suertes muy distintas al finalizar la misma. El capitán Stubbing siguió participando en telefilmes, pero el uniforme blanco le sentaba tan bien que ganó mucho dinero haciendo publicidad de cruceros. El doctor Brick llegó como secundario y siguió haciendo papeles secundarios en otras series, lo mismo que el barman Isaac. Peor suerte corrió Julie: tan mal llevó la fama que dejó la saga antes de que fuera retirada de antena y pasó un tiempo en un centro especializado recuperándose de su adicción a la cocaína. El único que hizo carrera al margen de la televisión fue el sobrecargo: Gopher era un mal actor pero encontró su camino en la política y fue congresista por el estado de Iowa durante cuatro legislaturas.

Parecía que después de tantos años de lujo y glamour un gafe se hubiera echado sobre todo lo que rodeaba a la serie. También el barco terminó fatal. Cambió el Pacífico y el Caribe por las rutas a través del Mediterráneo y, finalmente, la compañía propietaria, española, por cierto, endeudada hasta las cejas, lo vendió a una naviera turca que terminó por desguazarlo.

Ahora los cruceros son una opción de vacaciones al alcance de bolsillos más normales. Los hay de solteros, de despedidas de solteros, por el Nilo, los fiordos, transatlánticos... Para todos los gustos y presupuestos. Quizá parte del éxito de esta forma de viajar se deba al imaginario de una generación de españoles que pasaron unos cuantos años de su vida soñando con vivir sus propias aventuras inolvidables y ahora buscan su barco del amor.

* Recuerda más Series de siempre

Hay 14 Comentarios

la emitio tambien telecinco en sus inicios.no sabia que el barco era de unacompañia nacional.

Al articulista le ha faltado comentar que ese barco al final de sus días fue el "Pacific" que estuvo rolando por varias compañías españolas de cruceros. Tienen muchos cruceristas españoles buenos recuerdos de ese entrañable barco.

Por culpa de esa serie me enamoré de los cruceros y despues de las bajadas de precio de la ultima década (sale más barato ir a Grecia que a Ibiza) no paro...ja, ja

En cuanto a la serie un apunte, si que hubo dias de mal tiempo, recuerdo unos capítulos con huracan ;-)

Saludossss

PD: Por cierto, me voy a Tunez el mes que viene, ¿alguien se apunta?

http://mi-crucero.blogspot.com.es/2014/03/llego-la-primavera-y-nos-vamos-tunez-de.html

Decir que Dana Andrews, Olivia de Havilland, Joan Fontaine, Peter Lawford, Gene Kelly, Don Ameche o Joseph Cotten eran las "estrellas de la época" es un disparate. Ellos fueron estrellas en los 40,50 y 60. En los 70 las estrellas de cine era Pacino, McQueen, Eastwood, Hoffman, Gene Hackman, Beatty, Harrison Ford, Stallone,En los 70 el cine despreciaba la TV y era muy difícil que una estrella de esos años saliera de invitado en una serie, y menos tan edulcorada como El bote del amor.Ahora las cosas son distintas,

Casi que lo más importante fue la aparición de Grand Master Flash, el DJ de Rapper´s Delight; el hip hop se hizo masivo desde aquel entonces hasta la fecha

entonces no se llamaban cruceros ; eran cruceros de lujo el servicio ganaba el triple en propinas que en un salario mas que respetable y en esta compañia noruega,la del " princess of the seas" y del Royal Vicking star, su gemelo el peor vino era un rioja gran reserva y no era dificiel encontrarte en el comedor a Liz Taylor o neil Amstrong. cuberteria de plata y 800 pasajeros para 1200 tripulantes
lujo que se llama

Te puedes pillar muchas enfermedades en estos cruceros. Ya sea por la comida o un virus.

Era una serie bastante divertida, que promocionó mucho los cruceros.

Se impone un "Love Boat Reloaded" versión Españistán... Tendríamos a Montoro de barman, a Hope Aguirre saltándose los discos y tirando motos de policía para embarcar y ser de nuevo nuestra "Boat Trip Manager"... Por no hablar de Rajoy con perilla desatado en la disco en plan Bee Gees. El nombre del crucero? Costa Concordia II...

Por lo que recuerdo, esto se trataba fundamentalmente de un picadero, ni más ni menos.

Apoteosis de la ñoñería. No apto para diabéticos ni gafapastas.

Pues esta serie me gusto en su día, aunque a veces podía ser un poco empalagosa, pero con la añoranza de "Vacaciones en el mar" hace unos meses estuve de cena en una especie de reproducción del crucero:

http://www.centralfiestas.com/despedidas-de-soltera/alocado-crucero-7.html

al menos pasamos, mis amigos y yo una buen rato disfruatndo del crucero en el centro de madrid, y sin mojarnos!! (bueno por dentro un poco si)

El actual líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, obsesionado totalmente con "Vacaciones en el mar": http://tinyurl.com/czjxu5r

Por culpa de esa serie me enamoré de los cruceros y despues de las bajadas de precio de la ultima década (sale más barato ir a Grecia que a Ibiza) no paro...ja, ja

En cuanto a la serie un apunte, si que hubo dias de mal tiempo, recuerdo unos capítulos con huracan ;-)

Saludossss

PD: Por cierto, me voy a Tunez el mes que viene, ¿alguien se apunta?

http://mi-crucero.blogspot.com.es/2014/03/llego-la-primavera-y-nos-vamos-tunez-de.html

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal