'Masters of Sex' y las complicadas segundas temporadas

Por: | 30 de septiembre de 2014

Masters1

Las segundas temporadas siempre son complicadas. Cuando una serie empieza, tiene por delante un papel en blanco para llenar con personajes, historias, diálogos, contexto... y desarrollar su propio mundo. Masters of Sex afrontó con éxito esa primera temporada el año pasado y fue uno de los mejores estrenos (incluso una de las mejores series) del año. Con un debut tan bueno, las expectativas para la segunda temporada eran muy altas. Y el regreso no defraudó. El final de la primera temporada había dejado a los seguidores de la serie deseando que volviera para conocer el futuro inmediato de Bill y Virginia con esa escena en la puerta de la casa de ella y con la lluvia de fondo.

Y el regreso cumplió con las expectativas. Conocimos qué había ocurrido a través de flashbacks y se contaron las consecuencias en el futuro inmediato. Después llegó el tercer capítulo, ese combate de boxeo entre Masters y Johnson en una habitación de hotel mientras el resto del mundo estaba pendiente de otra pelea en la televisión. Un capítulo redondo que ha terminado por ser el mejor de la temporada que ayer llegó a su fin en Canal + Series y que ha dado la sensación de no encontrarse a sí misma. Los protagonistas siguen siendo interesantes y van mostrando capas de su personalidad poco a poco, sobre todo cuando están los dos solos. Pero no se puede evitar tener la sensación de que la historia no ha avanzado, que se ha pulsado el botón de stand by a la espera de que ocurra algo que la saque de ese camino en círculos que está andando.

Masters-sex-season-2

Quizá parte de la culpa de esa sensación la tenga el que la serie haya dejado de lado el estudio sobre la sexualidad que llevan a cabo los dos protagonistas para centrarse en otros aspectos más secundarios. ¿A alguien le interesa lo que le ocurra al rubio y mujeriego doctor Austin Langham en su nuevo trabajo y con su nueva jefa? Demasiadas escenas y diálogos de relleno que no han ayudado al desarrollo de la temporada.

¿Todo ha sido negativo en la segunda temporada de Masters of Sex? Ni mucho menos. El reflejo de las tensiones raciales a través de las historias de Libby (que no es tan inocente ni tan tonta como podía aparentar) o del hospital por el que pasan Masters y Johnson, la historia del personaje de Betsy Brandt o la relación entre Virginia y la doctora Lillian DePaul han elevado el nivel cuando no se andaban por las ramas (el problema es que solían hacerlo...). Por suerte, una de las historias más duras, la de Barton Scully, se resuelve pronto y no se estira más de lo necesario. Solo volvemos a encontrarnos con él al final en una escena que trae recuerdos de los mejores momentos de la serie.

Y, por supuesto, ellos. Lizzy Caplan y Michael Sheen, dos actores que saben cómo llenar de matices sus personajes. Enciérrales en una habitación de hotel, déjales hacer y disfruta. Mientras su conexión siga funcionando, Masters of Sex seguirá teniendo sentido. A pesar de todo.

Hay 10 Comentarios

Efectivamente, la serie decayó en su interés, cuando los personajes dejaron los estudios de la sexualidad humana y los guionistas de la misma, se distrajeron con historias secundarias que; no tenían su correlato y tratamiento en la sexualidad humana o que tuvieran conexión médica con el Dr. Master o Jhonson.
La ultima pareja; ella con vaginismo y él con impotencia, dejan la puerta abierta para la próxima temporada, se vea el trabajo, los tratamientos y resultados de la disfunción sexual humana, que estos médicos han realizado al respecto. Ojalá no se vayan por las ramas

Joder, como si Mad Men no nos hubiera contado mil historias secundarias que no iban a ningún lado. Pero claro, decir esto es tabú entre los supuestos entendidos ("cómo osas comparar...", etc).


A mí no me ha parecido que la serie decaiga ni lo más mínimo. Quienes esperaban exactamente lo mismo que en la primera temporada, que se aficionen a fotocopias televisadas del estilo de CSI.

Pues sí, todo un reto el de Masters of Sex mantenerse entre las mejores series. Ahí está Homeland como ejemplo de grandes caidas. A veces una retirada a tiempo es una victoria....

La verdad es que veo muy perdida la segunda temporada en su guion con la primera, estoy deacuerdo con algunos de los comentarios que se dice.

Muy de acuerdo con el artículo. Ha sido una temporada irregular, de muchas luces y sombras. El problema de disponer de una pareja protagonista tan arrolladora es que corre el peligro de fagocitar todo lo demás, y eso, casi exactamente, es lo que ocurre en esta tanda. El reto para el futuro es recuperar el equilibrio exhibido en su primer año, diseñando una estructura menos arbitraria y mejor pensada, sin miedo a eliminar personajes y tramas prescindibles que no hacen sino obstruir el show, y cuidando las formas para no caer en baratas viñetas sentimentales de sobremesa. Les dejo, con su permiso, mi balance de lo que ha dado de sí la temporada: http://elcadillacnegro.com/2014/10/01/luces-y-sombras-en-masters-of-sex/

A mí al principio me atraía, pero me han hablado regular de ella y eso me desanima, no sé si la empezaré. http://deletrasyotrosvicios.blogspot.com.es/

A mí me encantó la primera temporada pero la segunda me fue aburriendo mucho hasta que ya no pude más en el tercer episodio (creo que es en el que no salen de la habitación del hotel).

Sólo voy voy por el capítulo sexto, pero me está aburriendo a bastantes ratos. Creo que llevais razón, el que la trama haya dejado abandonada por completo la trama del estudio sobre la sexualidad humana ha hecho que pierda gancho, vemos a un Dr Masters empeñado en que su estudio salga hacia delante, pero no vemos que trabaje en el mismo. Espero que lo que me queda de temporada me sorprenda en algo, aunque por vuestros comentarios creo que tengo que esperar los justito cómo para la temporada que viene darle una nueva oportunidad, just in case...

Han trivializado lo que fue un gran estudio sobre la sexualidad humana y lo han convertido en un vulgar folletín.

Buena reflexión, pero sigue sin atraparme. No veo conexión con la primera temporada en cuanto al núcleo del guión: el estudio. Ahora es una simple historia entre dos compañeros de trabajo. Y punto.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal