Por qué 'El Ministerio del Tiempo' ya es una de las series del año

Por: | 14 de abril de 2015

Ministerio

El lunes terminó la primera temporada de El Ministerio del Tiempo tras ocho capítulos que han dejado a sus seguidores (mucho más numerosos de lo que reflejan los audímetros) con ganas de más. Y habrá más gracias al visto bueno de TVE para una segunda temporada. Un estupendo capítulo final puso el colofón a la primera entrega de una ficción televisiva que debería estar en todas las listas de las mejores series del año. Del mismo modo que cuando arrancó la serie dimos aquí los motivos por los que no debíais perderos El Ministerio del Tiempo, ahora volvemos la vista atrás para repasar por qué la creación de Pablo y Javier Olivares ya es una de las series (españolas o no) del año.

- Riesgo y originalidad. No es fácil encontrar algo fuera de lo corriente cuando se habla de series nacionales. En la ficción televisiva todo es sota, caballo y rey. Tomar riesgos es meterse en territorio inexplorado, con el peligro de caerse por un terraplén. A El Minsiterio del Tiempo eso le ha dado igual. Javier y Pablo Olivares, sus responsables, sabían lo que querían y lo han hecho, daba igual las consecuencias. Es una serie original y muy personal, y eso lo han sabido valorar los espectadores.

- Humor, guiños y referencias. Uno de los puntos fuertes de la serie, y que enganchó a los espectadores desde el principio, fueron los toques de humor y las referencias que conectaban con varias generaciones. Desde la mención a Curro Jiménez hasta Terminator, pasando por Rosendo o ese Velázquez con aires de grandeza (más que justificados, por otra parte...). Según pasaron los capítulos, el drama, la acción y las aventuras fueron ganando más peso, pero de vez en cuando se colaban esos guiños de complicidad que cuentan con la inteligencia y los conocimientos de los espectadores.

Maneras

- Conexión con la generación Twitter. Ver El Ministerio del Tiempo con Twitter al lado hacía que el visionado ganara enteros. Además del fandom que ha generado, mucha parte de la responsabilidad de que la repercusión en Internet haya sido tan grande ha estado en el gran trabajo que se ha hecho desde la propia cadena pública, un esfuerzo por conectar con un perfil de público diferente al habitual en TVE y que agradece que se le hable de tú por las redes sociales y las vías que ellos utilizan para comunicarse.

- Diferentes estructuras narrativas. Nos contaba Javier Olivares en una entrevista previa al estreno de la serie cómo estudia el guion de cada capítulo de The Good Wife para analizar los entresijos de unos capítulos que innovan constantemente. En El Ministerio del Tiempo, cada capítulo ha sido diferente al anterior. Nunca sabías con qué te ibas a encontrar. Ni en cuanto a temática ni en forma de contarlo. Un ejemplo claro de esto fue el séptimo episodio, narrado al estilo 24, con tramas temporales paralelas y el recurso a la pantalla dividida para ver lo que ocurre a la vez en diferentes lugares.

MDT CAP8 1

- Es una serie didáctica. Además de entretenida (los capítulos se pasaban volando) y divertida, es una serie con la que se aprende Historia. En cada episodio los personajes viajaban al menos a una época diferente (a veces, a varias) y siempre tenía como telón de fondo un episodio fundamental de la historia de España. El homenaje a Lorca y a la Residencia de Estudiantes del último capítulo fue magistral.

- Retrato de personajes históricos. Hablando de Lorca... Muchos han sido los personajes históricos que han desfilado por la serie, pero tres de ellos han marcado de forma especial: Félix Lope de Vega (interpretado por Víctor Clavijo), Diego de Velázquez (Julián Villagrán) y Federico García Lorca (Ángel Ruiz).

MDT CAP8©TamaraArranz

- Personajes protagonistas interesantes. Además de los secundarios o episódicos, la serie cuenta con un gran equipo de intérpretes fijos que dan vida a unos personajes interesantes y complejos. Los capítulos han dado oportunidad a cada personaje de lucirse y desarrollar su personalidad. Aunque el trío protagonista ha estado impecable y el resto de funcionarios del ministerio acompañaban perfectamente su labor, nos quedamos con Alonso de Entrerríos, su estupefacción ante los cambios que han tenido lugar con el tiempo y ese momento parafraseando el Tenorio en el capítulo final.

Alonso

- Gran factura técnica y dirección. La mayoría de aspectos que estamos señalando tienen que ver con el guion de la serie, pero lo mejor es que se ha complementado perfectamente con la dirección y con el aspecto visual. Muchas series españolas pierden enteros en este campo, pero no es el caso de El Ministerio del Tiempo, que ha cuidado mucho también el lado técnico y el resultado como producto total.

- Implicación de los que son parte de ella. Ya en la presentación de la serie ante los medios se notaba un especial cariño por la serie por parte de todos sus integrantes, algo que ha quedado patente con el desarrollo de la misma. Su creador, sus actores, sus directores... Todos han participado en la experiencia de El Ministerio del Tiempo, comentando en directo la serie y mostrándose accesibles y cercanos. Un 10 en implicación.

- Ha resuelto el gran misterio sobre Jordi Hurtado. Cómo no habíamos caído: el secreto de la eterna juventud del presentador de Saber y ganar son los viajes en el tiempo que hace al ser funcionario del ministerio. Misterio resuelto.

Jordihurtado

Además: Análisis de Bajo sospecha: a favor y en contra

Hay 69 Comentarios

gran serie, me ha encantado. el trio protagonista es muy bueno. Yo me quedo con Julián, maravilloso personaje, interesante y fundamental en la serie

Me extraña que entre tanto comentario, nadie haga alusión al horario de emisión. Por fin una serie que no empieza un día y acaba al siguiente... a ver si cunde el ejemplo.

"Por qué ‘El Ministerio del Tiempo’ ya es una de las series del año" Se dejan en el tintero lo más importante: porque a pesar de la dudosa y pretendida originalidad; del desequilibrio en cómo se mantiene el interés no solo a lo largo de la serie, si no dentro de un mismo episodio; el inexistente valor didáctico; la falta de presupuesto adecuado y la trama infantil e ingenua, la serie NO TIENE COMPETENCIA DENTRO DE ESPAÑA, así que no hay otra (de igual factura).

En cuanto a los personajes históricos que han aparecido y que más han marcado la serie, no os olvidéis del gran Ambrosio Spinola, magistralmente interpretado por Ramón Langa, que, con apenas una brevísima intervención, roba completamente la escena y fue capaz de ganarse a todos los seguidores de la serie. Gracias a esa aparición ahora muchos chavales ya saben quién es ese personaje injustamente olvidado.

Sin ser una obra maestra es de lo mejorcito que se ha hecho en España (para disfrute del espectador inteligente) en mucho tiempo. El último capítulo ha estado a la altura de cualquier serie americana.

Dos virtudes: poner cara y voz a personajes ilustres (¿quién conocía antes a Spinola?), conviertiéndolos en celebrities y crear una legión de fans en internet como no se había visto antes en una serie española . Ójala no bajen el listón sino que lo suban.

Hombre tan original no es, tiran un poco de la idea de Dr Who de la BBC, además le hacen un guiño a esa serie pero parece q este medio sólo conoce las series españolas.
Pero aún así buena serie por el momento, esperemos que continúe la trayectoria y no se metan en culebrones cómo ocurre en el 90 % de las series españolas

Me encanta esta serie!

Una serie entretenida, bien hecha y que anima a los espectadores a leer a Lorca, releerse El Lazarillo o acercarse a Madrid para contemplar El Guernica o las obras de Velázquez. Para ésto SÍ merece la pena pagar impuestos que financien una televisión pública.
Por supuesto que flaquea el hilo argumental si se pretende encontrar una lógica al funcionamiento del Ministerio, pero es que cualquier historia basada en los viajes en el tiempo es por definición ilógica.
Me quedo con dos escenas: los tres protagonistas contemplando el Guernica en el Reina Sofía y los diálogos con Lorca.

Anoche, con la ilusión de ver representado una de las épocas más brillantes de este país, de cuyos años salió la Generación del 27, me he sentado en el sofá a verla un rato.
Pretender representar a un Buñuel que no amaba el arte o el cine, llegándolo a tachar de "mariconadas", ver a un Lorca declarándose abiertamente homosexual, incluso flirteando con el protagonista moderno de la serie, o a un Dalí renegando del amor de Federico y fingiendo excentricidad por mera búsqueda de ganancia económica, al inicio de los años 20, me ha parecido una broma. Una broma surrealista, nunca mejor dicho.

Todo a groso modo es maravilloso en esta serie. La idea, los personajes, la ambientación, el humor, la estructura diferente de los capítulos, el valor didáctico y los hechos que tratan. El problema es cuando la miramos de cerca. Para mi hay graves problemas en su ejecución; guión, dirección y actuación. Los actores suenan artificiales continuamente parte, porque el showrunner obliga a que digan los diálogos literalmente y no los hagan suyos, parte por el tono que supongo que desde dirección no está bien indicado e identificado y parte por las limitaciones o falta de trabajo de los propios actores. Las situaciones dramáticas no llegan a ser tales en muchas ocasiones. Está muy trabajado lo que rodea a la historia en guión pero no la historia en si. Los dramas personales son reiterativos y dejan de importar. Se trata con gravedad situaciones superficiales y con superficialidad situaciones graves. Falta profundidad y amplitud de personajes y situaciones, que no cantidad, porque se desdibujan muchas. Falta un hilo importante de continuidad entre capítulos. Los misterios no consiguen intrigar ( véase el pasado de los agentes, o la lápida de Amelia), A los malos no se las ha tratado con el suficiente respeto e importancia (Leiva, natalia millán). Se ha desperdiciado mucho al mejor personaje de la serie Alonso, haciéndolo demasiado cómico y creando pocas situaciones para que se luzca. Para mi gusto tampoco se ha aprovechado lo suficiente en la historia la ciencia ficción. Tal vez soy un insatisfecho por naturaleza pero espero y quiero más de la serie en la segunda temporada

La tele pública a veces, en estos tiempos, acierta con alguna de sus propuestas, aunque parece ser que siempre en el campo de la ficción, desde sus telediarios hasta la series.

http://casaquerida.com/2015/04/14/huelgas-silenciadas/

Yo creo que el guión tiene su inspiración en la obra del autor del Madrid de la Bohemia, Emilio Carrere, " La torre de los siete jorobados ". En dicha obra los judios habían construido en Madrid una red subterránea medieval con una torre laberíntica y una ciudad subterránea para esconderse de la expulsión a la que fueron sometidos. El argumento se extendia a las andanzas del doctor Sabatino y su banda de secuaces compuesta por siete jorobados.

En la película del mismo nombre dirigida por Edgar Neville en 1944, las escaleras de bajada en esa torre invertida del subsuelo de Madrid, recuerdan a las de el Ministerio del Tiempo.

En cualquier caso felicitar a Anaïs Schaaff y a su equipo de guionistas, y por supuesto a los creadores de la serie Javier y Pablo Olivares, por su excelente inspiración.

Totalmente de acuerdo. Para mí ha habido capítulos desiguales, unos con mayor calidad e interés que otros. Ya comenté en su día que el planteamiento que se hace en la serie del tiempo (o la estructura temporal) me resulta poco sólida, y encorseta más de lo que parece, pero aún así reconozco que el gran trabajo realizado por guionistas y directores. Un 10 a Ángel Ruiz en Gracía Lorca, aunque también merecen mención los intérpretes de Dalí y Buñuel.
Me parecieron excepcionales los capítulos de Franco y los dos últimos de la temporada.
Espero un buen desarrollo del personaje de Lola.
Felicidades a todo el equipo y en especial a los tres protagonistas y a Cayetana Guillén Cuervo, que me parece que ha hecho un gran trabajo.

Truño infumable que no alcanza ni la suela de los zapatos de las series de RTVE de antaño que afortunadamente aún pueden seguir admirándose en los archivos de dicha cadena.

El Ministerio del Tiempo es una serie estupenda. Hacía mucho tiempo que no me emocionaba, divertía e intrigaba tanto. Los guiones, actores y la dirección son extraordinarios. Tengo miedo de que muera de éxito. Es decir, que se alargue más de lo necesario y se convierta en un 'Cuéntame El MInisterio del Tiempo'.
Series como esta, las echaremos mucho de menos cuando deje de existir la TV pública tal como hoy la conocemos.

Espero que no tarden mucho en regresar con la segunda temporada. Con Amelia y Julián puede haber tema. Nos han dejado con la intriga y, si Julián se convence de que, haga lo que haga, no podrá salvar a Maite (con Torquemada insistieron y a la cuarta o quinta salió bien), quién sabe lo que ocurrirá en el futuro. Los personajes dan mucho juego y pueden dar muchísimo más.
No me extrañaría que mis paisanos comprasen los derechos para adaptar los contenidos y hacer su propia versión. No sería la primera vez.

Una serie culta y divertido el enfoque de los hechos historicos. Esta serie puede dar mucho juego y vender franquicia. Es un saber y ganar en serie.

POR FIN tele de calidad hecha aquí. Gran serie. Esperemos que mantenga el nivel, o lo mejore, en la siguiente temporada.

Una serie estupenda y que como ya dice el artículo se sale de las fórmulas de siempre que lastran la mayoría de series españolas. Da gusto un poco de riesgo y originalidad ,y a ver si así vamos olvidándonos ya del costumbrismo rancio y simplón y de hacer series que tengan que gustar al papá, al niño , a la abuela y a la vecina del quinto.
El capítulo séptimo fue una gozada a nivel narrativo y de dirección, aparte de la fantástica interpretación de José Antonio Lobato. Y el de ayer una gozada por poder ver la estupenda interpretación que hace Ángel Ruiz de Lorca, lo emocionante de escuchar sus versos casi premonitorios, y el intrigante y amargo final de temporadad.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal