Las mejores series de 2015

Por: | 23 de diciembre de 2015

Theleftovers

Las listas de lo mejor del año es una tradición a la que en Quinta Temporada no nos gusta faltar. El año 2015 ha sido otro gran año de series, con excelentes regresos, grandes estrenos, despedidas por todo lo alto, miniseries sobresalientes y, sobre todo, ficción para todos los gustos. Tomamos el testigo de los lectores de EL PAÍS, que ya han elegido a sus series favoritas del año, para hacer una recopilación con algunos de los títulos imprescindibles de 2015. Como siempre recordamos, las listas son subjetivas y necesiariamente habrá grandes series que se queden fuera por cuestión de espacio y de tiempo para verlo todo. En los comentarios podéis añadir quejas, ruegos y sugerencias. Sin más preámbulos, vamos con las que consideramos las 15 mejores series de 2015.

1 - The Leftovers

Leftovers

Ya lo habíamos avanzado. Vaya segunda temporada que se ha marcado. El primer puesto en esta lista tenía que ser para The Leftovers que, más que una serie, es toda una experiencia emocional. Tras una primera temporada notable que fue de menos a más, la segunda entrega no tiene desperdicio. Además de ser un torbellino de emociones oscuras, The Leftovers ha brillado en todos los aspectos: guion, estético, musical, interpretativo... No ha tenido miedo a saltarse la linealidad narrativa, a mostrar metáforas visuales de complicada interpretación, a jugar con las referencias filosóficas y religiosas, a trabajar a diferentes niveles. The Leftovers no tiene miedo ni siquiera a una tercera y última temporada que tendrá que hacer frente a las altísimas expectativas generadas. Se ha ganado el primer puesto a pulso.

2 - Fargo

Fargo

Fargo ha demostrado que una serie antológica, con temporadas independientes entre sí, con diferentes personajes, diferentes actores y diferentes tramas, puede mantener el nivel de la primera entrega incluso cuando esa primera temporada fue tan buena como la de la serie que nos ocupa. Fiel a su estilo y su estética, los nuevos capítulos de Fargo han viajado a los años setenta para mostrar la lucha encarnizada entre grupos criminales, con algún lobo solitario y los ya clásicos tipos corrientes atrapados por unas peligrosas circunstancias. En Fargo, donde sus responsables miman cada plano, cada imagen, cada secuencia, cada tema musical, nunca sabes con qué te vas a encontrar a continuación. Lo mismo se prepara una gran matanza que aparece un ovni de repente. Y todo con gran respeto por el universo que ella misma ha creado. Sin duda, una de las series del año.

3 - Mad Men

Madmen

La despedida de Mad Men ha dolido y ha dejado un importante hueco en el panorama televisivo. El adiós de Don Draper sabía a fin de una era televisiva. En los últimos siete capítulos, los fieles (no muchos en cantidad, pero sí muy fieles) a Mad Men hemos podido despedirnos uno a uno de unos personajes que hemos dejado más perdidos todavía de como estaban cuando los conocimos. El último capítulo de la serie y, sobre todo, esa imagen de Don Draper meditando y su leve sonrisa como despedida dejó a sus seguidores con una extraña sensación reconfortante para un adiós definitivo. Se te echa de menos, Don.

4 - The Americans

Theamericans

No hizo apenas ruido, pero la tercera temporada de The Americans fue sobresaliente. La serie protagonizada por  una pareja de espías rusos viviendo en suelo estadounidense mezcla historias centradas en sus tareas como agentes con los dilemas personales a los que tienen que hacer frente como pareja y padres. La Guerra Fría en The Americans se cocina a fuego lento. Y la tercera temporada se convirtió en una olla a presión que empezó a tener fugas diversas al quedar al descubierto algunos de los secretos de los protagonistas.

5 - Transparent

Transparent

La segunda temporada de Transparent se ha olvidado de su etiqueta de comedia y ha cedido más espacio al drama mientras que sus personajes siguen recorriendo su propio camino en busca de su identidad. La serie creada por Jill Soloway y protagonizada por Jeffrey Tambor deja una sensación agridulce en el paladar pero su voz, tan personal, sensible y particular, se hace necesaria en un panorama televisivo en el que salirse de la norma se premia por parte de los espectadores y de la crítica. Además del cuidado que hay detrás de esta serie, el resultado vuelve a ser excelente.

6 - Catastrophe

Catastrophe

Esta comedia británica no ha dejado en 2015 una gran temporada, sino dos. Junto a You're the worst (que se queda fuera de esta lista pero por los pelos), Catastrophe es una de las abanderadas de un nuevo estilo de comedias románticas en las que las relaciones de pareja se miran desde un prisma mucho más realista y cercano a las experiencias que puede tener cualquiera, rozando con el antirromanticismo. Si con su primera temporada ya sorprendió gracias a su frescura, naturalidad y la excelente química entre sus protagonistas, la segunda temporada incluso ha superado a la primera tanda de capítulos. Una buena recomendación para un maratón seriéfilo navideño.

7 - Better Call Saul

Bettercallsaul

¿Cómo sacar adelante un spin off de una de las mejores series de la historia y no fracasar en el intento? Better Call Saul lo ha logrado. La serie protagonizada por Bob Odenkirk se aleja lo justo de Breaking Bad como para tener su propia identidad mientras cuenta el pasado del abogado Saul Goodman cuando todavía no era ese su nombre. Para los fans de Breaking Bad, una buena ración de guiños y referencias y la curiosidad de conocer el pasado de algunos de los secundarios de su serie favorita. Para los espectadores que llegan a ella de primeras, una historia que mezcla drama y toques de humor negro con un muy buen protagonista y excelentes secundarios como Jonathan Banks.

8 - Halt and Catch Fire

Hacf

Hay series de las que no se habla apenas y, sin embargo, están en la sombra haciendo grandes cosas. Una de ellas es esta ficción sobre un grupo de pioneros de la informática en el momento en el que los ordenadores personales empezaban a expandirse y en el que Internet estaba dando sus primeros pasos. La segunda temporada, liderada por las mujeres de la serie, Donna y Cameron, dejó algunos de los mejores momentos seriéfilos del verano. La tercera entrega, conseguida cuando ya casi nadie apostaba por que hubiera más capítulos de Halt and Catch Fire, apunta muy alto.

9 - Mr Robot

Mrrobot

Fue una de las sorpresas de la temporada televisiva veraniega, esa que antes era un solar y ahora se reserva algunas de las mejores series del año. Una ficción televisiva sobre el mundo hacker no parece un reto sencillo de afrontar, pero Mr Robot consigue hacer asequible y muy interesante una trama que juega con la visión que su protagonista da a los espectadores de su propia historia. Además de la trama centrada en un grupo de activistas antisistema, Mr Robot destaca en el aspecto visual por su cuidada fotografía y unos planos peculiares marca de la casa. De nuevo, una serie que se sale de la corriente y que destaca gracias a atreverse a innovar.

10 - Veep

Veep

Selina Meyer ha llegado a la presidencia, y ahora le toca lo más complicado, mantenerse ahí. La comedia protagonizada por Julia Louis-Dreyfus ha ido tomando altura según han pasado las temporadas, y en la cuarta ha logrado algunos de los momentos más divertidos del año televisivo. Junto a una gran protagonista, Veep cuenta con un reparto a la altura de las circunstancias, al que en esta temporada se ha sumado Hugh Laurie. Seguramente, muchas veces lo que se vive en los despachos de la Casa Blanca se parezca más al caos que se ve en Veep que el dramatismo e intensidad de House of Cards.

11 - El Ministerio del Tiempo

Ministeriotiempo

No podía faltar en la lista el fenómeno seriéfilo español. Ya se ha dicho prácticamente todo lo que se puede decir sobre la primera temporada de El Ministerio del Tiempo, pero lo repetimos. Merece estar aquí por méritos propios. Por arriesgar, por innovar, por dar un soplo de aire fresco al panorama televisivo nacional y captar para TVE a un tipo de público que raramente se acerca a ver algo en la televisión convencional. La ilusión y el seguimiento que despertó en redes sociales se tradujo en un movimiento fan que pocas veces se había visto en una serie española. Había que atreverse y hacerlo bien. No es fácil, pero a veces se logra. 

12 - American Crime

American_crime

Un puñetazo en el estómago. Una patada donde más duele. American Crime no es fácil de digerir. Pero precisamente por eso es una serie necesaria. Por avivar la conversación y el debate sobre un tema tan peliagudo como el racismo latente en la sociedad. Porque agita conciencias y hace que te remuevas, incómodo, en el sofá mientras estás viendo una cruda historia presidida por choques interraciales. Esta serie antológica (la próxima temporada contará una historia diferente con otros personajes) brilla en parte por lo que cuenta y, en parte, por interpretaciones como las de Felicity Huffman o Regina King.

13 - Juego de tronos

Juegodetronos

Aunque la quinta no ha sido su mejor temporada, es complicado dejar fuera a una superproducción como Juego de tronos. Nadie puede negar que la serie convertida en fenómeno es la que más conversaciones protagoniza y la que más teorías ha generado este año gracias a un final en el que pasó de todo, incluida la muerte/no muerte/quién sabe qué (y las vueltas que nos quedan...) de ya sabes quién. La serie lo sabe y se aprovecha de ello, y de que, si todo sigue igual, adelantará definitivamente a los libros cuando empiecen los nuevos capítulos en abril. Ahora todos, lectores y no lectores, estamos en igualdad de condiciones. Que siga la diversión.

14 - Jonathan Strange & Mr Norrell

Jonathanstrange

En el blog tenemos pendiente hacer un repaso a serie británicas del último trimestre de 2015 pero antes, en verano, la BBC estrenó esta serie de fantasía basada en el libro de mismo título, que se ha ganado un hueco en nuestra lista. Su historia nos traslada al siglo XIX de una Inglaterra en la que la magia es una realidad. Mientras que Mr Norrell se propone restaurar la magia, el inexperto Jonathan Strange empieza a poner en práctica unos poderes que desconocía que tenía y que le convertirán en uno de los magos más poderosos del momento. Solo siete capítulos (siguiendo la tradición de las series británicas con temporadas cortas) llenos de fantasía, magia y mucho entretenimiento, porque en televisión hay hueco para todo.

15 - Show Me a Hero

Show-me-a-hero

David Simon ha vuelto a la televisión con una miniserie que cuenta la historia real de Nick Wasicsko, un joven alcalde de Yonkers que pasa de héroe a villano en un abrir y cerrar de ojos. Interpretado por Oscar Isaac, este político se ve atrapado por una orden judicial para construir viviendas protegidas en barrios de clase media con la intención de acabar con la segregación racial (y con la consiguiente oposición de los vecinos). Una historia con vertiente política, social y personal con el sello personal e inconfundible de Simon.

Hay 42 Comentarios

Para mi gusto es una lista políticamente correcta, aunque no estoy en la mente de la autora, quizá estoy totalmente equivocado.

Por ejemplo, Transparent me parece uno de los mayores bluffs de las series de televisión. Es muy aburrida y la historia se cuenta en 20 minutos. Aparte de ello, los hijos son a cual menos interesante.

Catástrofe es otra serie romántica aburrida. Aguanta para mí un par de capítulos pero luego poco más que alguna sonrisa aquí y allá y alguna pretensión de que la vida es así. Algún patio de vecinos da para mayor entretenimiento.

Como cada uno tiene su lista, la mía la encabezarían o Leftovers o Better Call Saul. La segunda es un retrato maravilloso del camino de Saul hacia el lado oscuro. La primera no sé qué es, pero como dice la autora, es una descarga adicional. Me gusta muchísimo de The Leftovers que no tiene miedo a romper el estándar de la industria de tener que contar 5 o 6 historias simultáneamente en trozos de un minuto cada una. Las historias de The Leftovers tienen una continuidad (como contraejemplo, Juego de Tronos, abusa exageradamente del malabarismo).

Todos tenemos una lista;
Fargo
Narco
The Knick
Dowton Abbey
Game of Thrones
The Leftovers
Catastrophe
The Americans
Better Call Saul
The Affair
Halt and Catch Fire
Jonathan Strange & Mr. Norrell
House of Cards

Totalmente de acuerdo con que faltan Narcos y, sobre todo, The Knick. Gigantes Soderbergh y Clive Owen

Lo siento, hay muchas que deberían estar fuera y otras imprescindibles que no lo están: DONDE ESTA HOUSE OF CARDS???

Por favor que nadie escriba un comentario respetuosamente.

Si vais hablando por la calle así a la gente espero no cruzarme nunca con vosotros.

Saludos.

Bueno, puestos a poner chorradas de fan, pues ahí van las mías.
Canción de hielo y fuego, perdón, juego de tronos para los que no leen, como serie, psss, como adaptación, a la altura de ala triste, y oye, aquí esta, adorada por tantos.
The walking dead es muy original también, es resident evil la copia.
En fin, que para gustos los colores, pero poner en la lista una serie por ser española tiene el mismo criterio que sacarla por el mismo argumento.

A mí me parece que en esta lista hay algunas series que no llegan a la calidad de "Narcos", "The Knick", "House of cards", "Hannibal" o "Marco Polo", por poner algunos ejemplos.
Supongo que será imposible contentarnos a todos porque cada uno tiene sus gustos. Y hablando de gustos... "The walking dead" tiene algunos episodios fantásticos: sobre todo aquellos en los que "no pasa nada", que se centran en aspectos psicológicos de los personajes, en los que se evidencia su evolución a lo largo de la serie o los aspectos que han marcado su carácter. Me parece que mucha gente la juzga por prejuicios que me parece que desaparecerían con un simple visionado. Insisto: es mi opinión personal. Ya se sabe que para gustos...

En mi juicio y he visto muchas de las que se exponen, la mejor serie del 2015 ha sido sin duda Narcos. Es una obra de arte.

...Y Gotham?? Solo por Mr Cobblepot debería estar.

Y menos mal, Laura, que no aparece The Walking Dead. Si no, sí que no merecería la pena leerlo.
En mi caso: como no he seguido más que 6 ó 7 series a lo largo del año, que se encuentre Mr. Robot, una serie que desde el episodio 1 va en caída libre, me sorprende. Para mal. Y El ministerio del tiempo, supongo, que está incluida por ser la mejor serie española del 2015. O algo así. Pero nivel poquito.

Me sorprende mucho no ver The Walking Dead en esta lista.

Esta serie retrata mejor que ninguna, con toda crudeza, muchas de las virtudes y muchos de los defectos de la condición humana.

Si claro, Ministerio del Tiempo si, pero The Affair y The Knick no. Arffff

A mí también me sorprende no ver a 'The Affair', que bueno, el año pasado ganó el globo de oro a la mejor serie, y este año ha mantenido/subido el nivel, con un final a la altura.

Falta The Knick, sobra totalmente el ministerio del tiempo. ¿Original? Sí, tanto como copiar el concepto de un spin off (Torchwood) de una de las mejores series de la televisión, Doctor Who.

Pero en serio, una lista de las mejores series del año sin The Knick... revela muy poco criterio.

Lo cool que queda poner Transparent aunque sea de lo más aburrida. O esa Mr Robot de la que acabas saturado ante tanto magreo existencial del grillado protagonista, exceso que hace que la trama, lo único salvable, acabe resultando menor. Cosas como Fargo están a años luz del resto.

En mi opinión en esta lista faltaría NARCOS y THE KNICK

Bueno, solo el negrita de las series y me doy cuenta que no aparecen muchas ni siquiera the walking dead. ASí que no merece la pena leerlo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Quinta Temporada

Sobre el blog

La televisión bulle con la época dorada de las series. Buenas historias y firmas de renombre que ya no dudan en apostar por el formato por capítulos. Novedades, análisis, estrenos, curiosidades...
Todo eso y más sobre una caja que ya no es tan tonta.

Sobre los autores

Vibramos con The Wire, reímos con Friends, nos emocionamos con Treme, nos quebramos la cabeza con Lost, disfrutamos con Los Soprano, contenemos el aliento con Breaking Bad... Redactores de EL PAÍS que vivimos enganchados a las series.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal