Maria O´Donnell

Assange y el club de los perseguidos

Por: | 20 de agosto de 2012

Assange

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   Es un club raro. Me refiero a la alianza que han formado Julian Assange y algunos presidentes de América Latina. Rafael Correa, quien le proveyó asilo y hospedaje ilimitado en la embajada de Ecuador en Londres, definió la identidad del grupo mientras dialogaba con el fundador de WikiLeaks por televisión: dijo que deseaba darle al australiano la bienvenida "al club de perseguidos". 

   Sin embargo, los miembros de la sociedad recién fundada persiguen, o perseguían hasta ahora, diferentes enemigos, aún cuando de manera circunstancial, ellos puedan sentirse perseguidos por los mismos poderes. 

   Para algunos presidentes de América Latina, Assange se ha convertido en un componente más del discurso nacionalista; su figura emerge como símbolo de resistencia al imperialismo del Reino Unido (que accedió a un pedido de extradición de la justicia sueca, que lo había solicitado por cargos de violencia sexual) y de los Estados Unidos (que estaría al acecho para llevarlo por fin a su territorio, donde sería juzgado por la filtración masiva de documentos del Departamento de Estado en el sitio de internet de WikiLeaks, y podría castigarlo incluso con la pena de muerte). 

   Ante la reacción de los británicos, que se niegan a facilitarle a Assange el salvoconducto que le ofreció Correa, Evo Morales y Hugo Chávez se solidarizaron -de manera previsible- con el otro integrante del eje bolivariano de América del Sur. También Cristina Fernández de Kirchner se manifestó en contra de la amenaza del Reino Unido de irrumpir en las cercanías de la embajada ecuatoriana para sacar a Assange de territorio inglés de una vez por todas. 

   Reunido con sus colegas de la región, el canciller Héctor Timerman repudió de manera enérgica la actitud de los británicos y adhirió al principio por el cual una agresión contra cualquier país de la región equivale a una agresión contra todos (concepto, por cierto, trasladable a la disputa entre Argentina y el Reino Unido por la soberanía de las islas Malvinas).

   Pero el abrazo de algunos presidentes latinoamericanos a Assange, además de servir para agitar un discurso nacionalista, resulta útil en el marco del debate sobre el estado de la libertad de expresión en la región. Muchas de las organizaciones que venían respaldando la lucha de Assange para eliminar el secreto en el manejo de los asuntos públicos, son las mismas que han denunciado al gobierno de Correa, entre otros, por sus permanentes ataques a la libertad de prensa.

   “Irónicamente, está recurriendo a un país que encierra periodistas con frecuencia. Es más bien una triste ironía”, afirmó Padraig Reidy de Index on Censorship (Índice de Censura). “Parece haber un verdadero cambio en el posicionamiento de WikiLeaks. Comenzó siendo un movimiento meramente sobre la libertad de información y ahora se convirtió en algo vago, antiimperialista, antiamericano y anti-OTAN”, agregó.

   En Ecuador, Assange había entregado los documentos de WikiLeaks a los dos diarios más enfrentados con Correra (El Universo, de la ciudad de Guayaquil, y El Comercio, de Quito), y la filtración en esos medios provocó la ira de presidente, quien ordenó la expulsión de la entonces embajadora de los Estados Unidos, Heather Hodge. Luego, un periodista y un investigador, argentinos ambos, Sebastián Lacunza y Martín Becerra, publicaron un libro llamado Wiki Media Leaks, focalizado en la relación entre medios y Gobiernos en América Latina. Lacunza y Becerra tomaron otros cables, que incluían también una mirada crítica sobre los intereses que muchas veces se esconden detrás de la bandera de la libertad de expresión. Con Assange ya acorralado en Londres, y luego de haber leído Wiki Media Leaks, Correa concedió una entrevista para el programa que el australiano conduce en la televisión rusa, The World Tomorrow. En ese marco, le dio la bienvenida al club de los perseguidos.

  

   La alianza no deja de ser extraña. En una entrevista con Lacunza, publicada en el diario Ámbito Financiero, el presidente de Ecuador se explayó en críticas a las organizaciones no gubernamentales, muchas de las cuales denuncian sus políticas hacia los medios y son al mismo tiempo defensoras de la tarea de Assange.

   "Resulta que son sólo los políticos y los Estados malos persiguiendo a periodistas buenos por denunciar la corrupción. Y no se entiende que el caso más frecuente es el de políticos buenos siendo perseguidos por emporios mediáticos porque no nos sometemos a sus intereses. Así es la visión onegenecista", dijo Correa. El presidente ecuatoriano ha prohibido a sus ministros que concedan entrevistas a los medios privados que considera opositores y promovió un juicio por injurias contra el diario El Universo, con una pena de cárcel y 40 millones de dólares de multa, aunque al final desistió de hacer cumplir la sentencia.

   Aquí no más, en Argentina, esta alianza táctica con Assange plantea sus paradojas. El Gobierno de Fernández de Kirchner ha resuelto ignorar el derecho de acceso a la información pública. Néstor Kirchner había firmado como presidente un decreto que facilitó la implementación de políticas para facilitar la entrega de datos sobre políticas y gastos del Estado ante la solicitud de cualquier ciudadano. Pero, al cabo de algunos años, los kirchernistas concluyeron que la herramienta era utilizada por periodistas que buscaban perjudicar al Gobierno y retrocedieron con las políticas de transparencia.  Al frente del organismo encargado de aplicar el decreto, la Subsecretaría para la Reforma Institucional y Fortalecimiento de la Democracia, ubicaron a militantes de la agrupación juvenil La Cámpora (primero a Andrés Larroque, luego a Franco Vitali), mucho más preocupados por difundir la mística de El Eternauta y sus vínculos con la construcción de un mito alrededor de la figura de Néstor Kirchner que por transparentar la gestión pública.

   Desde entonces rechazan gran parte de los pedidos de información que reciben de periodistas, sin dar siquiera muchas explicaciones. Assange representa, en teoría, la tendencia inversa: la postura extrema de quienes creen que ni las leyes deben ser atendidas cuando se trata de revelar información que los Gobiernos pretenden esconder a sus ciudadanos. Ahora forman parte del mismo club.

 

Hay 71 Comentarios

M de Dusseldorf eres un tipejo com mierda en el cerebro la verdad que das verguenza ajena, por suerte no todos los progresistas tenemos tu pesimo nivel intelectual. Y para Ud. español me cago en sus insultos y en tu historia .

Sudaca es un termino con mucha mierda que nos los inventamos los españoles para tratarlos mal como cuando conquistamos tu mierda de continente para luego ponerle America.

"Soy sudaca por que naci en sudamerica" Hijo de puta aprende a razonar cada palabra que dices, aprende el origen decada palabra cerdo. "claramente preferís los autoritarios, dictatoriales y elitistas" jajaja decirte burro es halagarte. eres poco menos que el estiercol de los muladares. Anda nini dejate follar los democratas de chavez, ortega,Mahmud Ahmadineyad etc.de seguro tendras muchas erecciones. jajaja.

ahh me olvidaba. Odonell, este es tu público y los que te admiran.
Como periodista me replantearía dos veces lo que escribo y quienes me toman como referencia.
Vas a terminar como la morsa nefasta de Lanata, que ahora es el gurú de Cecilia Pando y todas las mier das fachistas...

Carlos Armero, ninguna ofensa al genero femenino. Yo trato por igual a ambos generos y ambos tienen el mismo derecho a que los mande a la pu ta que los pa rio, como hago ahora contigo.
Si para vos "sudaca" es un insulto, para mi no. Soy sudaca, porque nací en Sudamerica, lo cual me enorgullese.
Si te molestan los gobiernos populares, es porque claramente preferís los autoritarios, dictatoriales y elitistas.
Porque no hacés las valijas y te vas a vivir bajo una monarquía?, que seguro te representa mucho mejor. Como la de la hija del torturador Zorreguieta, o la del español asesino de elefantes (y muchas especies mas).
Sos un pobre perejil...
Y a martita, ¿cual es el problema con las prostitutas? ¿acaso no crees que pueden ser buenas madres? Yo creo que si. Me gustaría saber como educaste vos a tus hijos con ese pensamiento de mie rda, liberal, de derecha, choto y retrogado.
Por suerte cada vez les queda menos lugar a las ratas como ustedes...

Recuerdo a Vargas que Llosa este escritor que valientemente dictaba un foro sobre las democracias en América Latina, en especial la de Venezuela aquella vez un Airado Chávez desafío públicamente al premio nobel a debatir sobre marxismo del siglo 21 a lo que la muchedumbre que asistía a sus monólogos estallaron en aplausos para sobre excitar mas aun a al presidente. No transcurrieron pocas horas que los medios de comunicación venezolanos fueron en busca del Nobel que se encontraba en Venezuela todavía, para luego comunicarle que el Sr. Chávez lo invitaba a debatir, a lo que Vargas Llosa acepto. Y que creen que sucedió? El Sr. Chaves se meo en los pantalones al saber que aceptaron su desafío, tal fue el temor que cánselo el debate sabia que sus limitaciones mentales y toda su demagogia moriría en aquel día de la discusión. Desde ese dia Chávez eres un cobarde, zalamero de masas, mentiroso, sátrapa, una lenguaraz que finge ser inteligente.A

Recuerdo a Vargas que Llosa este escritor que valientemente dictaba un foro sobre las democracias en América Latina, en especial la de Venezuela aquella vez un Airado Chávez desafío públicamente al premio nobel a debatir sobre marxismo del siglo 21 a lo que la muchedumbre que asistía a sus monólogos estallaron en aplausos para sobre excitar mas aun a al presidente. No transcurrieron pocas horas que los medios de comunicación venezolanos fueron en busca del Nobel que se encontraba en Venezuela todavía, para luego comunicarle que el Sr. Chávez lo invitaba a debatir, a lo que Vargas Llosa acepto. Y que creen que sucedió? El Sr. Chaves se meo en los pantalones al saber que aceptaron su desafío, tal fue el temor que cánselo el debate sabia que sus limitaciones mentales y toda su demagogia moriría en aquel día de la discusión. Desde ese dia Chávez eres un cobarde, zalamero de masas, mentiroso, sátrapa, una lenguaraz que finge ser inteligente.A

Curiosamente, algunos aldalides de la libertad de expresión parecen creer que:
1. El Macarthismo fue un invento Chavista
2. El Plan Cóndor fue un movimiento de indigenistas bolivarianos (liderados por Evo Morales) que tenían como fin imponer por la fuerza un proyecto de liberación latinoamericana.
3. Guantánamo fue un campo de concentración creado por el régimen Castrista para reprimir disidentes políticos.
4. Pinochet fue un demócrata perseguido por el régimen autoritario-populaista-montonero del presidente Frei.
5. Vargas Llosa es un intelectual independiente que se la juega el todo por el todo y apoya a los adalides de la democracia y la libertad de expresión: el estado británico, las agencias de información estadounidense y al sistema finamciero global.

Quiero una beca de periodismo en NY.

M Dusseldorf leerte es repugnante tienes un lexico de rartero seguramnte esos son los codigos en tu familia , eso delata que tu pobre madre tiene que ser una de esas viejas prostitutas que criaban a la buena de Dios a sus hijos.

Patria con gente educada ! Muerte a escorias como vos.

Respuesta a (Mierda de Dusseldorf)
Cobarde y Ruin tus ofensas al genero femenino demuestra la clase de lacra que sos " Soy Sudaca" Y esto orgulloso se serlo. Que estupido por Dios! Te insultas y estas orgulloso de hacerlo, Eso explica por que triunfan presidentes populistas en america latina. Borregos con estiercol en la cabeza como ud. que son muchos lastimosamente llegar a poner asta presidentes.

Lina Antonia, "lideres 3er mundistas" andate a la pu ta que pa rio!!! Soy Sudaca y estoy orgulloso de eso. Si para vos eso es sinonimo de inferioridad, andate a vivir a Madrid, a París o como te dije antes a la recon cha de tu madre.
Las ratas como ustedes, representadas en la sra odonell, el sr lanata y todas las mier das sostenidas por los monopolios mediaticos, deberían devolver el DNI y radicarse en otro continente.
Viva America Latina!! Venceremos!!!
Gorilas de mier da!!
PATRIA O MUERTE!!

ACTO DE CONMEMORACION EN LA ESTACION ONCE

Las historias de un drama sin consuelo
La pareja que murió en el mismo vagón y la abogada embarazada. La chica del call center. La enfermera que añoraba con regresar a Chile y el albañil que no pudo llegar a su nuevo trabajo.

Por Gisela Nicosia / Maria Vanesa Ali / Melisa Marturano / Josefina Hagelstrom

25/02/12 - 02:28


Estudiante. Tati tenía 24 años, vivía en San Antonio de Padua y cursaba el primer año en el Instituto de Formación Docente Nº 29.
Notas RelacionadasDolor e indignación en la despedida de las víctimas
Tatiana Pontiroli
“Nos arrancaron un tesoro y el dolor seguirá por siempre”
Tati era como la llamaban sus amigos. Tenía 24 años, cursaba la carrera de Profesorado de Formación Docente y fue otra de las víctimas fatales. Tatiana Pontiroli vivía en la localidad bonaerense de San Antonio de Padua, junto a su mamá, Graciela, y su papá, José, que al enterarse del accidente se organizaron para buscar por los hospitales.
“La llamamos al celular y no contesta; tuvo que tomar ese maldito tren”, decía Graciela mientras esperaba información sobre su hija en la puerta del Hospital Ramos Mejía.
“Tatiana viajaba todos los días en la línea Sarmiento para ir a su trabajo. La llamo pero no contesta. Hablé con una compañera de trabajo y me dijeron que no había llamado”, decía José, ante las cámaras, el miércoles por la tarde, cuando no había rastro de su hija.
Por un par de horas, en medio de la confusión por la gran cantidad de personas no registradas, mantuvieron la esperanza de que Tatiana estuviera con vida. Pero al final del día fue reconocida entre los fallecidos.
“Era una chica tan responsable, estudiosa, excelente persona y ser humano”, completó José mientras sostenía la foto 4x4 de su hija, que llevaba en su billetera.
Un grupo de amigos de la familia se acercaron a la morgue para contener a Graciela, que se desvaneció al enterarse.
“Sos una gran amiga y te vamos a extrañar mucho, bombón”, dice uno de los tantos mensajes que aparecen en la cuenta de Twitter y Facebook de Tatiana, en los cuales la recuerdan y le desean que descanse en paz.
En paralelo, los directivos del Instituto Superior de Formación Docente Nº 29, donde cursaba el primer año, decidieron cerrar sus puertas en señal de duelo. “El dolor seguirá por siempre, no hay consuelo. Nos arrancaron un tesoro”, aseguró José.

Sabrina Espindola
La chica que soñaba con poner un spa
Cursaba el último año de la carrera de Instrumentación Quirúrgica en un instituto de San Antonio de Padua. Tenía 29 años. Se había casado hacía tres años y tenía un hijo. Quienes la conocieron la recuerdan como una persona “divertida, generosa y compañera”.
La versatilidad laboral de Sabrina Espíndola, otra de las víctimas del fatal accidente de Once, era notoria: trabajaba en un call center desde hacía siete años, esperaba recibirse para ejercer en su profesión y quería instalar un spa infantil junto a una amiga.
“Era de esas personas que estaban en todos los detalles. Llegaba siempre temprano al trabajo y era una excelente persona”, cuenta a PERFIL Bárbara Rodríguez, amiga y compañera del trabajo.
Sabrina vivía en San Antonio de Padua y todas las mañana tomaba el tren, bajaba en Once y desde allí combinaba con el subte para llegar a tiempo a su trabajo.
“No podemos creer lo que le pasó, era una persona muy cariñosa, atenta, una amiga de fierro”, agrega Bárbara, todavía consternada por la noticia. “Para mí era como una hermana.”
La joven de 29 años viajaba en el primer vagón, el más afectado por el fuerte impacto.
El fatídico miércoles, Ezequiel Mercado, su esposo, salió a buscarla. Sabía que ella podía estar en el tren que se había accidentado en la estación de Once. “Le dije: ‘Llamame cuando llegués, como siempre’”, recuerda Ezequiel. “Poco después –agrega– nos enteramos que estaba en la morgue”.
Desde ese día, Ezequiel no encuentra consuelo ni una respuesta frente a tanto dolor. Perdió a la mujer que amaba pero deberá seguir adelante para criar a su hijo, el recuerdo presente de Sabrina.

Ana Teresa Zelaya
Salió temprano para llegar puntual a su trabajo
El miércoles, Ana Teresa Zelaya retornaba a su trabajo. Era empleada doméstica en la casa de una familia en el barrio porteño de Belgrano.
Salió a las 6 de la mañana de su casa, luego de despedirse de sus hijas, que al recibir el llamado de los patrones consultando el motivo por el cual Ana no había llegado al trabajo, el drama se adueñó de sus vidas.
Sin saber lo que había ocurrido en la estación de Once, las hijas llamaron a algunos conocidos y así se enteraron del accidente. Ana Teresa fue una de las cinco personas de nacionalidad paraguaya que fallecieron en la tragedia.
“Como mamá, la recuerdo como una luchadora y muy afectuosa”, la describió una de sus hijas.
El hermano de Ana, Silvino, estaba muy triste pero se animó a decir que “era un ser único, muy pendiente de la crianza de sus hijas”. Preocupada por ser puntual y no fallarles a sus patrones, preferia el tren pero tenía miedo al viajar.
Sin embargo, sus familiares recuerdan que siempre se quejaba por las condiciones en las que viajaba. “Contaba que siempre había demora en el tren por alguna falla, pero no tenía otra manera de llegar al trabajo desde Moreno a Palermo”, dice Silvino.
“Lamentamos tanto su pérdida, estaba feliz con su vida, con sus hijas, su trabajo, y la perdió”, finalizó su hermano.

Miguel Angel Nuñez
El periodista velado a cajón cerrado y en pantalla gigante
Miguel Angel Núñez se levantó temprano el miércoles, como cada día, para dirigirse a la compañía de seguros en la que trabajaba en Microcentro. Tomó el tren y se ubicó en el primer vagón, pero nunca llegó a su lugar de trabajo, a pesar de que se destacaba por su puntualidad. Esa variación en la rutina de este joven peruano de 24 años ya presagiaba lo peor.
Su hermana melliza, Gabriela, se puso al frente de la búsqueda inmediatamente, acompañada por Mary, una integrante de la congregación evangélica bautista de la que la familia Núñez forma parte.
“Lo buscamos por todos lados y tardamos en encontrarlo porque, en un primer momento, no lo reconocimos en las fotos que nos mostraron en la morgue por el estado en el que estaba el cuerpo. Como seguimos sin encontrarlo, volvimos a Chacarita y, finalmente, pudimos identificarlo. Fue muy duro ese momento”, recordó a PERFIL la mujer, aún conmocionada por la suerte que corrió Miguel Angel.
Desde el viernes a la mañana, el cuerpo del joven fue velado a cajón cerrado en una ceremonia íntima que se realizó en la sede de la Iglesia Bautista de Ramos Mejía, ubicada sobre Espora 32.
Numerosos jóvenes y vecinos del barrio se acercaron al lugar para acompañar a Gabriela y a su mamá.
Mientras tanto, en una pantalla gigante ubicada en medio del salón, iban pasando distintas fotos de este “chico tranquilo, de muy bajo perfil”, como lo definieron quienes lo conocían.
Su familia pidió que sus restos no fueran repatriados a su país natal, pero pidieron ayuda al cónsul de Perú en Buenos Aires, Carlos Amézaga, para que su papá, Agustín, pudiera viajar a Argentina a despedir a su hijo.
Miguel se había recibido de periodista el año pasado. Como una paradoja cruel del destino, el miércoles fue él quien se convirtió en noticia.

Juan Frumento
“Era el que siempre te preguntaba cómo estás”
En las puertas de la morgue, José Frumento llora por la muerte de Juan, su hijo de 32 años. “La responsabilidad es de los que tienen a su cargo la dirigencia del país, que son los que tienen que tener el transporte en condiciones y no lo hacen”, gritaba mientras ocultaba su dolor detrás de unos lentes oscuros.
“¿Creen que con decir que vamos a poner a media asta la Bandera ya es suficiente? Vayan y controlen a TBA. No sólo somos un vaso de agua y un psicólogo: somos seres humanos con derechos”, sollozaba. “Vivimos en una democracia de M, M de muerte”, explicaba mientras levantaba un cartel improvisado, luego de confirmar el deceso de Juan.
Como otras cincuenta familias, los Frumento quedaron destrozados. Juan trabajaba de lunes a sábado en una oficina. Adoraba a su sobrino y era la alegría de la casa. “Era el que siempre te preguntaba cómo estás, porque le importaba que todos estemos bien”, contó José.
Juan era oriundo de Morón. Siempre estaba de buen humor, aunque tenía carácter fuerte, según recuerda con emoción su padre. En sus tiempos libres jugaba a la pelota con sus amigos, también se organizaba para salir a pasear con su perro.
“Era muy compañero, divertido. Lo que se define: un chico sano. Tenía muchas ganas de casarse, formar su familia. Siento que me robaron lo mejor de mi vida y también sus sueños”, agregó.
Con ayuda de un familiar y la asistencia por parte del personal de Ministerio de Salud Nacional, José se recompuso luego de manifestarse a los gritos, motivado por el dolor y la bronca.
Al mismo tiempo, otros familiares de otras víctimas se sumaron al pedido de justicia, quebrados por la pérdida.

Cristian Zavala
Los proyectos frustrados de un pibe de barrio
Cristian vivía con sus padres y su pequeña hermana de dos años, en una casa humilde del barrio de Floresta. Tenía 22 años. Hace unos pocos meses había conseguido trabajo como cadete en una compañía financiera de la calle Cerrito. Recorría distintas partes del Centro caminando para llevar papeles y realizar trámites.
Edith –su madre– siempre lo despedía y le pedía que “se cuidara”. Ahora siente que su súplica no sirvió de nada. Como todo joven, Cristian tenía muchos planes. Quería trabajar armando computadoras y para ello estudiaba en un instituto privado la carrera de Administración de Redes Informáticas. Luego del trabajo corría para llegar a horario. Tenía su grupo de amigos del barrio y, si bien no era de salir a bailar, trasnochaba jugando por Internet y escuchando música. “No sé qué haré sin mi niño, era muy pegado a su hermanita y a su papá”, se lamenta Edith, su mamá.

Roberto Lopez Pacheco
El albañil que estaba feliz con su nuevo empleo
Roberto López Pacheco tenía 43 años y era peruano. Hacía diez años que se había instalado en nuestro país. Vivía en en el partido de Moreno. Junto a su mujer, Carmen Valdez, tenían una hija de un año y medio, y muchos proyectos en común.
Era obrero y se ganaba la vida con los revestimientos y trabajos de albañilería que hacía casi todos los días. Incluso trabajaba los feriados porque eso le permitía llevar más seguridad económica a su familia.
El miércoles, según relató un familiar a medios peruanos que cubrieron el accidente en la estación, Roberto se dirigía a su primer día en un trabajo nuevo. Pero desgraciadamente nunca llegó.
Desde temprano, Carmen y Mónica, la hermana de Roberto, lo buscaron desesperadas en todos los hospitales donde había heridos. Roberto no figuraba en ninguna de las listas.
Por la tarde del miércoles, sin saber adónde más acudir, ambas mujeres se trasladaron a la morgue judicial, donde los familiares dejaban una descripción física que pudiera servir para luego reconocer los cuerpos que estaban allí. Aún no había fotos. Ayer por la tarde, Carmen recibió la peor noticia: entre los cuerpos no identificados estaba también Roberto. La angustiosa búsqueda había concluido con el final más desgraciado y menos esperado.

Tatiana Lezano
Llegó de Bolivia, era abogada y murió estando embarazada
Había llegado al país desde Bolivia hacía nueve años con un sueño: convalidar las materias de la carrera de Derecho para tener su propio estudio jurídico en Argentina. Al poco tiempo se casó y hasta hace tres días esperaba la llegada de su cuarta hija. Pero, su proyecto laboral y su deseo de ver crecer a sus pequeñas hijas quedaron truncos. Tatiana Lezano tenía 33 años y estaba embarazada de seis meses, y es una de las 51 personas que perdieron la vida en el accidente ferroviario de Once.
Tatiana hacía un año y tres meses que trabajaba como empleada administrativa en el consulado boliviano, lindero a la Estación de trenes de Once. El fatídico miércoles, la mujer había salido de su casa de Hurlingham rumbo al trabajo como todas las mañanas, pero nunca llegó a destino. “Todos los días hacía ese viaje. Ella iba feliz a trabajar. Era una mujer luchadora, solidaria y se preocupaba por la igualdad y por el prójimo”, cuenta a PERFIL el marido de la víctima, Edwin Ojeda.
Tatiana se había recibido de abogada en la ciudad boliviana de Sucre. Tras terminar la carrera, se radicó en la provincia de Buenos Aires y soñaba con tener su propio estudio. “Terminó la carrera, se vino al país y al poco tiempo nos casamos. Ella soñaba con tener su buffet de abogados, pero tenía que esperar que le convalidaran las materias para poder ejercer ”, relata conmovido el hombre, de 43 años, tras enterarse de la pérdida de su esposa.
Tatiana y Edwin se casaron al poco tiempo que la joven llegó al país. Y después de tres años, agrandaron la familia. Tuvieron tres hijas de 6, 3 y 2 años, respectivamente. Y esperaban ansiosos la llegada de Uma. “Estábamos chochos con la llegada de nuestra cuarta hija. No sé cómo le voy a decir a mis nenas lo que ocurrió con su madre y su hermanita”, concluye el hombre con la voz quebrada. Es que lo que más amaba en la vida desapareció en la estación Once.

Graciela Diaz
Cambió el turno en su trabajo y encontró la muerte en el tren
El día de la tragedia, Graciela Díaz había cambiado su turno laboral para cubrir el horario de un compañero. Salió temprano de su casa, ubicada a cuatro cuadras de la estación de Morón y subió al tren, como todos los días.
Pese a que había sido testigo del incendio de un vagón poco tiempo atrás, Graciela volvió a viajar en tren para llegar a su trabajo. Trabajaba preparando sándwiches para una confitería porteña, que está ubicada en las avenidas Pueyrredón y Corrientes. “Era una especialista en preparar bocaditos dulces. Tenía mano para la cocina y sabía agasajar muy bien”, cuenta Miriam Díaz, hermana de Graciela.
Según sus amigos, siempre tenía una sonrisa dibujada en su cara, estaba de buen humor y mantenía una mirada optimista frente a todo. A sus 49 años, Graciela ya tenía tres nietas –Zoe de 6 años, Priscilla de 4 y Martina de 2– y dos hijos. Su mayor placer era poder comprarles regalos a las tres niñas, para eso trabajaba con dedicación.
“Nos veíamos día por medio, tomábamos mate y charlábamos. La voy a extrañar mucho”, concluyó Miriam.
Ayer por la mañana, luego de ser velada durante toda la madrugada, sus restos fueron llevados al cementerio de Morón, para aguardar la autorización para cremarla, según su voluntad.

Matias Cerriccio y Natalia Benitez
“Ellos eran el uno para el otro, y se fueron juntos”
La historia de amor entre Matías Cerriccio y Natalia Benítez terminó tal cual transcurrían sus días desde que se conocieron: juntos. En el cementerio de Las Praderas, ubicado en la localidad de Gonzalez Catán, fueron despedidos sus restos. “Eran el uno para el otro, y se fueron juntos”, reflexionó Angel Cerriccio, padre de Matías.
Desde hace unos meses, la feliz pareja viajaba hacia Once. Matías trabajaba en una empresa de indumentaria deportiva y Natalia era empleada administrativa de la misma empresa. “Se conocieron por amigos en común y se engancharon. Se la pasaban riendo y eran muy compañeros”, cuenta Angel. Con el paso del tiempo se casaron, hace poco más de un año, estaban terminando de construir su casa en el barrio de San Justo, partido de La Matanza. “Cuando anunciaron su matrimonio, les ofrecí que construyan arriba de mi casa. Trabajaron duro para comprar los materiales y armar su hogar”, contó apenado, el padre de la víctima.
Hace una semana Matías y Natalia volvieron de sus vacaciones. Deseaban conocer juntos Brasil. “Trajeron muchas fotos y se los veía muy unidos. Contaron anécdotas, eran muy graciosos y cariñosos entre ellos”, agregó Angel. “Da bronca que la corrupción y la mala tarea de otros nos roben a nuestros hijos”, se sinceró.
Desde el jueves a la noche fueron velados en la misma sala de Casa Dauría, en San Justo. Los rostros de los amigos y familiares que se acercaron para despedirse de ellos hablaban por sí solos. “Eran muy queridos por el barrio, chicos muy buenos”, agregó un amigo de la familia.
Matías era el menor de tres hermanos y Natalia era la mayor de tres hermanas. No tenían mascotas ni hijos, pero siempre se hablaba en la familia que pronto sumarían un integrante. El destino, como consuelo, los mantiene unidos. Para siempre.

Jonathan Baez
“Siempre voy aplastado contra la ventana, puedo bajar fácil”
Cuando Jonathan Báez expresó su bronca en su muro de Facebook el 20 de enero pasado por cómo viajaba diariamente desde su natal Ciudadela hasta el call center de asistencia al viajero en el que trabajaba, probablemente, no imaginaba que encontraría la muerte en un tren de la misma línea que abordaba dos veces al día. Pero el destino así lo quiso: lo que había escrito nunca llegó a ser tan duro como la realidad que le tocó vivir.
“Siempre voy aplastado contra la ventana así puedo bajar fácil y no luchando”, relataba este joven de 26 años que, por estos días, conmueve a todo el barrio que lo vio nacer. “Pitu”, como todos lo llamaban, “era un pibe muy bueno, nos conocíamos desde chicos y siento que perdí a un hermano”, se quebró Darío, uno de sus amigos más cercanos, en diálogo con PERFIL.
Sus hermanas, Yanela y Romina, recorrieron todos los hospitales durante la tarde del miércoles en busca de noticias. A las pocas horas, su foto copó las redes sociales y la búsqueda se tornó cada vez más intensa hasta que, en las primeras horas del jueves, se confirmó lo peor: la gran cantidad de tatuajes que llenaban su cuerpo ayudaron a reconocerlo en el cementerio de la Chacarita.
Es que una de las pasiones de Jonathan era tatuar, trabajo al que también le dedicó varios años en un local de Ramos Mejía. Su otra gran pasión era ir a la cancha a ver a Boca, un ritual que seguía con mucha alegría.
Una multitud lo despidió a partir de las 20 del jueves pasado en una cochería ubicada en la avenida Rivadavia 10.661, en el barrio porteño de Liniers. El frente de su casa todavía conserva los grafittis que tanto disfrutaba hacer durante su tiempo libre.
La muerte de Jonathan llevó un profundo sentimiento de injusticia a todos sus seres queridos. Sus familiares y amigos conservarán un profundo dolor que, al igual que los tatuajes que solía hacer “Pitu”, no resultará fácil de borrar. Nadie lo podrá olvidar.

Gloria Pinilla
La enfermera que soñaba con volver a Chile con su amor
A las 11 de la mañana del miércoles, Marcos Briceño, hijo mayor de Gloria Cecilia Pinilla León, estaba en su trabajo cuando se enteró de la tragedia. Llamó a su madre –quien habitualmente viajaba en el Sarmiento a la hora del accidente–, pero su teléfono celular estaba apagado, se comunicó con su trabajo y no había llegado. Recorrió los hospitales cercanos a la estación de Once, pero no había rastro de ella. “La búsqueda terminó a las cuatro de la mañana, cuando me dieron el resultado final en la morgue de Chacarita”, cuenta Briceño. Gloria era chilena, tenía 53 años y para mantener a su familia se desempeñaba como auxiliar de enfermería y cuidaba a ancianos.
A fines de los 80, luego de la separación con su primer esposo, decidió emigrar desde Santiago y llegó a Buenos Aires junto a Marcos. Luego se volvió a casar y tuvo su segundo hijo. Pero a los pocos años se separó. Nuevamente apostó al amor y hace tres meses, Gloria se había mudado a la localidad de Moreno, junto con su nueva pareja Américo Benítez.
En su último viaje a su tierra natal, en diciembre de 2011, anunció que tenía la idea de comprar un terreno cerca de la localidad María Pinto, Chile, para vivir junto a Benítez en el país trasandino. Marcos, luego de confirmar la peor noticia, se mantuvo junto a su hermano menor, que sufrió un ataque de nervios. “Será difícil seguir adelante sin ella, era una mujer única”, dijo.

Alberto Garcia
Iba a ser padre pero no podrá conocer a su nueva hija
Alberto David García era ingeniero en Sistemas y docente de la Universidad Torcuato Di Tella. La víctima habitualmente viajaba en auto. Pero el día de la tragedia en Once decidió viajar en tren porque tenía que tomar exámenes en tres lugares diferentes y no quería llegar tarde. Su recorrido se vio interrumpido por la fatalidad.
“Le decía que siguiera yendo en coche pero él me insistía en que tardaba menos haciendo tren y subte y que, además, se ahorraba el dinero del estacionamiento”, dijo su mujer, Estela, horas después de la tragedia y sin saber que su marido había fallecido.
La mujer, embarazada de nueve meses, buscó incansablemente a García y pidió ayuda ante los medios. En ese momento, Estela señaló que tanto su padre como su suegro fueron a las morgues judicial y del Cementerio de la Chacarita, pero que no habían podido identificar a su marido.
La joven se descompensó y debió ser internada poco antes del mediodía del jueves en el hospital Ramos Mejía por “un cuadro grave de estrés”, había confirmado un familiar.
Tras un día entero de búsqueda, el cuerpo de García fue reconocido en la morgue Judicial. “Fue terrible. Lo buscamos por todos los hospitales, por todas las comisarías y nadie nos decía nada. Estuvimos hasta las cuatro de la mañana”, relata indignado Ignacio, quien cuenta que con su primo tenían muy buena relación y lo describe como una persona “buena y divertida”.
La víctima estaba a punto de ser padre de una nena con su segunda pareja. “Estaba muy contento con esa noticia. El ya tiene una hija de otro matrimonio, de 11 años” cuenta a PERFIL Ignacio, un primo de García.
Por su parte, la Universidad Di Tella informó durante un comunicado que no realizarán actividades educativas por duelo.

Periodico Perfil


Para entender el comportamiento de estos lideres 3er mundistas de AL, se necesita que resucite SFreud, ya que cada uno es mas loco que el otro. Son comos ninos malcriados, no hacen nada por que eso sea lo correcto, sino por llevarle la contraria al IMPERIO. Son todos oligofrenicos.Con la excepcion de 2 o 3. Salvese quien pueda.

Maria O'Donnell con mucho respeto, admiración es diario EL UNIVERSO no UNIVERSAL
No trato la frigidez via on line, esposo como el tuyo para que enemigos g..g, coméntale que la palabra emp…. Se utilizaba antiguamente para intimidar aquellos obreros que limpiaban los excrementos de los muladares.
SALUDOS COMUNIDAD GAY DE MEXICO SE QUE CORREA PIDIO DISCULPAS POR OFENDERLOS.

Bueno ya regrese Isabel te explicaba niña que como sufres de cretinismo te es imposible discernir cualquier comentario ni el de edgardo ni de nadie.
frigida tu madre me salio un enemigo dentro de casa jajaja

Disculpen mi esposa esta emputada chaoooooo

Por suerte este blog de ELPAÍS Edgardo e Isabel pueden opinar desde su punto de vista lo que les venga en gana, lo que lamentablemente no sucede en GRANMA O JUVENTUD REBELDE invito a estos dos personajes que prueben opinando en contra delos Castro para ver si publican.
Eddy la medicina es una profesión noble el humanismo es tu camino vuelve a ella las ideologías deja para nosotros los filósofos jaja.
Parecen frigidas isael y Rosa jajaj.

No te puedo contestar porque ni siquiera entiendo qué quisiste decir, mezclas todo igual que el otro acomplejado, no sé que historia tengas con el comunismo, te lo voy a decir con todas las letras porque me pareces algo lerda de entendederas: no soy comunista, y ni remotamente simpatizo con el comunismo. Enfádate con quien corresponda en ese punto, no conmigo. Hala!

Isabel lamentablemente no tienes capacidad para discernir las frases de Edgardo te remiendo un oftalmologo o mucho fosforo ya que neuronas todavia no venden ni regalan.

Podre Eddy jajaja con la guardia nacional botándote las ollas en medio de la calle, para que los vecinos vean me imagino que ahí murió tu amor por Fidel por suerte te expulsaron chico aquí ese delito gastronómico cuesta asta 2 meses de prisión. .. En mi caso este gobierno de Correa me obligo a sacar un doctorado en leyes en la habana con un préstamo de 7000 dólares del IECE. Imagínate que se puede aprender, pero eso es lo de menos me mato la prostitución de niñas de colegio que dejan las aulas con la complicidad de los profesores para irse a hoteles de gringos pederastas que “admiradores del proceso político cubano” es un dolor como madre que no he podido superar ni perdonar a estos malditos hermanos Castro.
Isabel la verdad no sabes discernir las opiniones te recomiendo un oftalmologo y mucho fosforo por que neuronas no venden ni tampoco regalan.

Podre Eddy jajaja con la guardia nacional botándote las ollas en medio de la calle, para que los vecinos vean me imagino que ahí murió tu amor por Fidel por suerte te expulsaron chico aquí ese delito gastronómico cuesta asta 2 meses de prisión. Por lo menos estas a punto de ser Medico escapando a medicridad te felicito.. En mi caso este gobierno de Correa me obligo a sacar un doctorado en leyes en la habana con un préstamo de 7000 dólares del IECE. Imagínate que se puede aprender, pero eso es lo de menos me mato la prostitución de niñas de colegio que dejan las aulas con la complicidad de los profesores para irse a hoteles de gringos pederastas que “admiradores del proceso político cubano” es un dolor como madre que no he podido superar ni perdonar a estos malditos hermanos Castro.

Eddy andrade ¿Qué tiene que ver la afirmación de Edgardo2 con su vida e historia personal o el comunismo, él solamente señaló ciertas característcas que son comunes en ciertas personas, usted me parece un perfecto maleducado y un acomplejado que culpa a los demás de sus propias desgracias. Le recomendaría un psiquiatra, pero no conozco ninguno que no cobre honorarios.

REMITIDO A EDGARDO2
Que audaz eres, cada palaba que emanan tus entrañas tiene el fétido olor de la carroña comunista, te escondes bajo un nombre genérico cual víbora ponzoñosa entre maleza. Te ilustro turista de internet y pseudoanalista que estuve estudiando 2 años medicina en Cuba, me expulsaron por el delito de comprar carne de pollo para preparar en la familia que me acogía, Ahora estoy a un año de ser medico aquí en Alemania el 50% de la beca me regala este país el otro 50% lo pago trabajando de camarero. Lamento tu carga de prejuicios ubicada por delante de las objetividades estas enceguecido por las más bajas pasiones de aquella doctrinas criminales del marxismo que amenazan salir de la poza séptica de las historia.
Te reitero que me da asco leer a gente “Como tu” Por qué ustedes los comunistas nostálgicos tienen el mismo contenido que un cenicero en sus cabezas, Por no decir el contenido de un retrete.

EDGARDO. Primero: Esas comillas son inglesas usa las españolas > no seas ignorante.
Segundo: El que comenzo descalificando ad hoimen fue Ud.
El sistema financiero surge de las ilusiones de los hombres, y sobrevive por la magia del trabajo y el cumplimiento de las promesas. para NEOSOCIALISTA Y RAJOY.

FE DE ERRATAS. EX PRESIDENTE ZAPATERO.
EDDY TE DOY LA RAZON YO COBRE EL PARO CASI UN AÑO AHORA ME DOY CUENTA QUE ME GANO LA MEDIOCRIDAD Y NO SALI A PRODUCIR PARA QUE ESPAÑA ESTE PAIS QUE ME ADOPTO NO SE VAYA AL CARAJO.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Maria O'Donnell. Periodista, licenciada en Ciencia Política, trabajó en dos diarios a lo largo de 15 años, fue corresponsal en Washington, y publicó dos libros políticos de actualidad (El Aparato y Propaganda K) Conduce La Vuelta por las tardes en Radio Continental.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal