Maria O´Donnell

Derechos humanos, pasado y presente

Por: | 24 de marzo de 2014

En los actos por el aniversario del golpe del 24 de marzo de 1976 se disputan las banderas de la defensa y lucha por los derechos humanos. A lo largo de los últimos años, las agrupaciones kirchneristas, con la compañía de las Abuelas de Plaza de Mayo de Estela de Carlotto y las Madres de Hebe de Bonafini, fueron protagonistas excluyentes de los actos; las demás formas de recordar -de resignificar- la lucha contra la dictadura habían quedado relegadas a un segundo plano. 

Algo cambió este año.

Cfk afiche

La designación primero, y la confirmación después, de César Milani al frente del Ejército, marcó el punto de inflexión. Por primera vez, ya no son temas del presente los que dividen el debate entre y sobre derechos humanos, sino una causa en la que nunca habían tenido discusión. Ante una sospecha, fundada, de que algún militar había participado de la represión, jamás habían pedido otra cosa que su pase a retiro.

Afiche

 

 

 

 

Cristina Kirchner se empecinó en nombrar al frente del Ejército a un militar con causas abiertas por apremios ilegales y por la desaparición de un conscripto, Alberto Ledo. Estela de Carlotto consideró que la presidenta era merecedora de su confianza, valoró que Milani "tuvo un discurso de mucho alineamiento con este Gobierno que nosotras reivindicamos y que hizo muchísimo por la verdad y la justicia" y concluyó que en todo caso habrá que esperar que la Justicia se pronuncie.

Expresó la lógica del Gobierno: al haber impulsado la eliminación de las leyes que impedían juzgar a los responsables de la represión y por otras políticas que terminaron con la impunidad de los años de la dictadura, sienten que tienen crédito para ubicar en la conducción del Ejército a alguien sospechado de esos mismos crímenes sin que eso manche su reputación en materia de derechos humanos.

Sin rodeos ni contradicciones, Bonafini convirtió a Milani en un héroe: lo entrevistó y lo consagró como un hombre comprometido con “el proyecto” y clausuró el debate.

Milani hebe

En cambio, para Nora Cortiñas, de Línea Fundadora, el ascenso de Milani, un hombre de inteligencia, significó un retroceso para la democracia y una falta de respeto a los organismos de derechos humanos. Línea Fundadora apoyó las políticas de Néstor y Cristina Kirchner que terminaron con la impunidad, pero Nora nunca confundió su causa con la del Gobierno, ni acotó su rol al reclamo de verdad y justicia del pasado: ella abrazó cada reclamo actual en el que sintió que había un derecho vulnerado.

La potencia simbólica del caso Milani en la lucha por las banderas de los derechos humanos abrió una puerta a nuevos actores en los actos del 24 de marzo, que se suman a las organizaciones de izquierda, que jamás dejaron de marchar en esta fecha, a costa de una convivencia a veces tensa con las fuerzas kirchneristas en la plaza. Este año, los jóvenes radicales, que cargaban con el peso de las leyes del perdón que sancionó Raúl Alfonsín, tomaron nuevo impulso.

No sólo salieron a reivindicar las bases que sentó Alfonsín con el juicio a los comandantes poco después de recuperar la democracia. Convocaron a marchar el 24 de marzo con una serie de afiches que le reprochan a la presidenta la designación de Milani y un video que abraza causas como los 51 muertos de la tragedia de Once y el reclamo ignorado de los Qom de Formosa.

  

 

Hay 8 Comentarios

Uno de los grandes problemas del tema Derechos Humanos en Argentina es que este Gobierno ha querido apropiárselo, como supuesto único heredero de una de las grandes mentira argentinas. Lo que sucedió en los 70 TODAVIA no ha sido analizado en pr ofundidad y solo se ha comenzado a enjuiciar a una de las partes. El otro esque CASI NADIE en la Argentina puede presentar ninguna credencial cierta en eso de defender los derechos humanos durante la dictadura. Solo un par de grupos de derechos humanos, Pérez Esquivel, las Madres y luego las Abuelas, dieron la cara. Los demás debajo de sus camas, porque la vida era lo que estaba en juego. Mientras no terminemos con las mentiras, prejuicios provincianos, y asumamos cada uno nuestra responsabilidad esto no tendrá fin.

Las leyes del perdón las votó el Congreso que estaba lleno de radicales, ningún peronista las apoyó?.
Me gustaría saber quiénes votaron a favor y quiénes no.
Digo, porque siempre se las cargan solamente a Alfonsín, que tuvo su responsabilidad, claro... pero hay una diferencia sustancial con los indultos, no?
Por la plata bailan las Hebes.
Ya ni pena me dan.

Muchos, muchos, muchos, muchísimos personajes que hoy pegan alaridos por los D.D.H.H, hace muchos años, NO ESTUVIERON EN LA MARCHA CONTRA EL INDULTO. El vergonzoso indulto decretado por el señor Menem.

No me digan que en Argentina estan vigentes los derechos humanos! Un país desbordado por la delincuencia, donde se mata para robar dos dólares, donde se asesinan a choferes de taxis para robarles quizá $50 devaluados! Donde si bien hay un paro docente que excede de 15 dias, las escuelas estan en un estado de mantenimiento lamentable, donde las instalaciones sanitarias no funcionan, y los calefactores, si existen, tampoco.

EL COMENTARIO DE JUAN ES EL MISMO QUE EL DE LA BANDA QUE HOY GOBIERNA LA ARGENTINA: " EL RELATO"...

Esos que:


-Votaron a Italo Luder, con el "olvido y perdón" a la dictadura.


-Votaron a Carlos Menem y su amnistía.


-Votaron a la "pareja de abogados exitosos" que lucraron con la 1050


-Votaron por la gilada de descolgar un cuadrito.


-Votaron por la presidente que designó a un general violador de los derechos humanos.

-Compraron el silencio de Madres y Abuelas


Esos impresentables, son los que hoy hablan de derechos humanos.


¿Quién va a descolgar el cuadrito de Milano?


El radicalismo durante el régimen militar (1976 - 1983)
La Unión Cívica Radical conducida por el balbinismo mantuvo una posición comprensiva frente a la dictadura. Balbín dijo en una oportunidad que «Videla es el general de la democracia» y en otra declaró: «creo que no hay desaparecidos, creo que están muertos, aunque no he visto el certificado de defunción de ninguno». Las organizaciones de derechos humanos criticaron duramente la posición del radicalismo ante la violación masiva de los derechos humanos.
Además, hubo 310 intendentes provenientes del radicalismo durante el gobierno militar.

En 1983, antes delas elecciones presidenciales del mes de Octubre, el partido Justicialista, con el presidenciable ITALO LUDER a la cabeza, presentaron el programa de gobierno para los años 1983/1989. En ese programa los justicialistas declaraban el OLVIDO de todo lo actuado por los MILITARES. Ganó ALFONSIN, y mientras este enjuiciaba a los militares, los Justicialistas se escondían detrás de las cortinas, dejando solo a ALFONSIN para que se encargara del problema. Después, ellos, mas adelante, harían un "RELATO" muy singular de todo lo ocurrido...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Maria O'Donnell. Periodista, licenciada en Ciencia Política, trabajó en dos diarios a lo largo de 15 años, fue corresponsal en Washington, y publicó dos libros políticos de actualidad (El Aparato y Propaganda K) Conduce La Vuelta por las tardes en Radio Continental.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal