Juan Rosell, los funcionarios y la ética pública

Por: | 08 de febrero de 2013

Desde el principio de la democracia hemos padecido casos de corrupción en el ámbito público vinculados, sobre todo, a la financiación de los partidos. Se han ido aprobando algunas reformas e introduciendo cambios, pero claramente han sido insuficientes. La situación actual es crítica, por la especial sensibilidad de los ciudadanos en un momento de penuria económica e indignación; pero también porque la burbuja inmobiliaria de la primera década de este siglo generó el caldo de cultivo perfecto para su desarrollo. Operaciones inmobiliarias por doquier, recursos públicos hinchados. Casos que afectan a los gobiernos de todos los niveles, a la Casa real, a las cúpulas empresariales. La burbuja inmobiliaria ha sido una desgracia, también en el terreno de la ética pública y la corrupción.

Hay que aprovechar el momento para impulsar un giro radical en el plano de los valores sociales. O ahora o nunca. Está muy bien eso del carácter mediterráneo y la fiesta. Pero no debería ser incompatible con mayores exigencias personales, familiares y sociales en cuanto a, por ejemplo, la moral fiscal que lleva a los ciudadanos a pagar los impuestos que le tocan, la rendición de cuentas y la transparencia cuando se gestionan asuntos colectivos, o el esfuerzo y el aprovechamiento de los recursos educativos que la sociedad pone a disposición de los más jóvenes. El listado puede ampliarse significativamente. Lo importante es tener claro de que estas cuestiones también importan para el buen funcionamiento de una sociedad; y de una economía.

Para todo lo anterior no ayuda, desde luego, el mantenimiento de responsables políticos con indicios evidente de comportamientos inapropiados en su faceta pública. Pero tampoco que nuestros líderes políticos, económicos y sociales digan lo primero que se les pasa por la cabeza, a las bravas, olvidándose de que hay micrófonos abiertos, emulando al más diestro orador tabernario del barrio, contribuyendo al ruido y la algarabía en la que estamos instalados sin visos de mudanza.

Lo de Juan Rosell de hoy es un magnífico ejemplo. ¿Cómo calcula los empleados públicos que sobran? ¿Quiénes sobran: médicas, profesores, bomberos, jueces, inspectores de hacienda, enfermeros? ¿Cómo puede el máximo representante de los empresarios utilizar esa retórica cuando habla de la reforma de la adminsitración pública? Es lógico e incluso positivo que los empresarios analicen de forma crítica el funcionamiento de la administración y hagan sus propuestas. Pero desde la seriedad, el conocimiento y el rigor. No como si estuviesen tomando una caña en la barra del bar en el descanso de un partido de fútbol. Uno en el que su equipo va perdiendo con claridad y toca desahogarse. 

Hay 10 Comentarios

Creo que el señor Rosell no tiene necesidad de calcular cuántos funcionarios sobran: todos. Después de todo, para qué sirven? Básicamente para algo tan intrascendente como garantizar que la Administración Pública actúe de manera neutral con los ciudadanos, gobierne el partido que gobierne. Si a ello le sumamos que realizan tareas susceptibles de ser privatizadas, no es extraño que este clarividente individuo prefiera enviarlos a su casa, incluso cobrando un sueldo, para que sigan gastando ociosamente la tinta de los bolígrafos.
http://lluviaderatones.blogspot.com.es/

¿Qué se puede esperar del sucesor de Díaz Ferrán en la CEOE, cuando lo defenestraron con mucho dolor de corazón cuando casi le habían puesto la bola al tobillo y el traje a rayas? Pues eso. Y es un ejemplo significativo de la mayoría de la clase empresarial de este país (afortunadamente alguna seria hay, pero poca). Véase por ejemplo en el País http://elpais.com/elpais/2013/01/30/opinion/1359558402_723665.html, o simplemente recuérdense tratos habidos con algún constructor.

Una vez dominada la península y nuestras colonias en Sudamérica, España declara la guerra a Canada para proteger a nuestros aliados ingleses.
En clave interna, el partido comunista lucha por no perder su posición hegemónica.
Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate gratis en [ http://cut07.tk/b5M ] desde tu navegador.

¿Qué se puede esperar de alguien que ha perdido empresas, literalmente, desahuciando prácticamente a sus exempleados? De Rosell se puede esperar de todo, menos rigor y credibilidad.

Lo que es de vergüenza es que el sucesor de Díaz Ferran, representante electo de la gran empresa española y ladrón bien conocido, elegido por esos empresarios porque ellos son así, venga encima dando lecciones de nada. Que lo investiguen.

La patronal, los empresarios, se retratan de varias formas, y una especialmente expresiva es al presidente que eligen para representarles en la CEOE. El anterior es un delincuente que afortunadamente está encarcelado. El actual es, dicho suavemente, un bocazas. Para muchos, los empresarios son delincuentes bocazas y si no quieren ser considerados así y no tratan precisamente de eso, de dar mala imagen, podrían empezar cuidando las formas y cuidando a quienes eligen de representantes, porque es difícil encontrar bazofia mayor, y mira que hay chusma entre las castas sociales de España.

Sorprende que a estas alturas todo lo que se le ocurra decir al Presidente de la CEOE para reducir gastos del sector público sea esto. Con lo que necesitan las empresas de este país que se lleve a cabo una auténtica reforma del sector público, del que depende el 45% del PIB, es sorprendente que la CEOE no haya elaborado ya una propuesta en serio sobre esta materia. Sobre todo cuando hay gente que tiene ideas. Como muestra este botón: http://www.otraspoliticas.com/politica/la-reforma-del-sector-publico-que-yo-haria

Un blog lleno de mensajes y reflexiones positivas, y por supuesto mucho, mucho humor, especialmente diseñado para ELEVAR TU ENERGÍA.
Entra en http://troopyland.com/

Verdaderamente payaso (perdón a profesionales tan dignos) el Presidente de los empresarios.
Yo, que lo fui, empresario, no me siento en absoluto representado por alguien tan impresentable.
Al final voy a haber tenido suerte de cambiar España por Burkina Faso...
www.biblioolvido.org

Poner el nombre de Rosell y la palabra "ética" en la misma frase es mucho decir, puede haber una arruga espacio temporal y borrarnos del mapa.

http://casaquerida.com/2013/02/07/mas-cornadas-dan-los-desahucios/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Res Publica

Sobre el blog

Este es un blog sobre economía pública, sobre gastos e impuestos, sobre descentralización y reforma fiscal. Si pensar en todo lo anterior es siempre importante, lo es más cuando los ajustes aprietan hasta ahogar y cuadrar números se convierte en obsesión. Comparto la opinión de que mirando las cuentas de la res publica se descubre mucho sobre la Sociedad que las soporta y disfruta.

Sobre el autor

Santiago Lago Peña

Santiago Lago Peñas es catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Vigo. Director ejecutivo del grupo de investigación GEN, codirector de RIFDE y director del Foro Económico de Galicia. Columnista de Faro de Vigo y El País y colaborador de Cadena SER. Editor asociado de la revista Hacienda Pública Española/Review of Public Economics.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal