El sosiego de Andrew Bird

Por: | 27 de mayo de 2009

Cálida estampa de un verde prado que invita a relajarse. El sosiego que desprende la imagen de portada es el mismo que se recoge en el conjunto de canciones que forman el último disco de Andrew Bird, Noble Beast (Bella Union / Nuevos Medios)
Recupero parte del interesante perfil que la semana pasada se publicaba en las páginas de El País a cargo de Iñigo López Palacios. Con el sobrenombre de El hombre orquesta, Iñigo ilustra a un tipo que lleva todo el año en la carretera, sin parar, de concierto en concierto. Ahora pasa por España y cierra gira en el Primavera Sound. Es curioso, estuvo a punto de dejarlo:
"El 11 de julio cumplirá 36 años y desde 1998 ha editado ocho discos de estudio. El último, Noble beast, se colocó en la semana de su publicación, el pasado enero, en el puesto número 12 de la lista de ventas estadounidense. Una hazaña para un tipo que en 2002, se planteó dejarlo después de tres discos con banda que no habían conseguido apenas repercusión. "Me aislé en el campo seis meses. Mucho tiempo para pensar y probar cosas. No me sentía preparado para tocar solo, pero tuve que hacerlo un día porque mi grupo no podía venir. Tengo grabada esa noche. Fue uno de mis mejores conciertos". (Leer más sobre Las capas del hombre orquesta en El País)
Precisamente su último y recomendable trabajo es a mi juicio una obra que se desliza por reminiscencias pop de cuidados arreglos al puro estilo Burt Bacharach. Sin el toque preciosista y el instinto del maestro, alcanza por lo menos una conseguida atmósfera de regocijo que recurre tanto a las cuerdas del violín como a los silbidos. Se recrea en ellos con la tranquilidad que dan sus diez años de carrera y trabajos tan destacados como Armchair Apocrypha.
También han sido años de virtuosismo, del que por momentos abusa al componer con tanta delicadeza que parece que va a romperse. Pese a todo, repleto de ecos a Jeff Buckley y con una voz que crece en un continuo viaje introspectivo. Andrew Bird disfruta y hace disfrutar a fin de cuentas.


Hay 5 Comentarios

Le he visto en directo un par de veces este año. Estuvo genial en Galileo, tocando los temas más delicados de su repertorio, construyendo las canciones poco a poco, recreándose en los pedales. Me gustó menos en el Primavera, donde apostó por temas más sencillos, que pudiera interpretar basándose más en la guitarra y menos en el violín. Desde luego es un tipo interesantísimo y muy necesario en el panorama del indie/folk actual.

Es buenísimo, me encanta el The Swimming Hour que hizo con el Andrew Bird's Bowl of Fire...

Curioso, después de años con poquísima repercusión, me lo encontré en un Starbucks de San Francisco como música "recomendada" por la cadena. Para mí, desde la "...mysterious production of eggs" ha ido perdiendo fuelle, conservando sólo unos pocos temas realmente buenos por discos, pero desde luego un tipo interesante e inquieto.

Pues suena muy bien, mas que bien otro mas a lista

E aquí un artista en plena forma (como Bon Iver y Beirut, por ejemplo)

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef015390fb689e970b

Listed below are links to weblogs that reference El sosiego de Andrew Bird:

La Ruta Norteamericana

Sobre el blog

Viaja por el pasado, el presente y el futuro de la música popular norteamericana. Disfruta del rock, pop, soul, folk, country, blues, jazz... Un recorrido sonoro con el propósito de compartir la música que nos emociona.

Sobre el autor

Fernando Navarro

. Redactor de El País y colaborador del suplemento cultural Babelia y las revistas Ruta 66 y Efe Eme. Colabora también con un espacio musical en el programa A vivir de la Cadena SER. Es autor de los libros Acordes rotos y Martha. Cree en el verso de Bruce Springsteen: "Aprendimos más con un disco de tres minutos, que con todo lo que nos enseñaron en la escuela".

La canción del Jukebox

 

Autor: Luther Allison. Canción: Serious. Disco:Life Is a Bitch. Año: 1984. Sello: Encore!/Melodie. Canción pinchada por Pablo J. Martínez.

Participa en "La canción del Jukebox" 'pinchando' una canción. Manda tu selección de música norteamericana con el enlace de Youtube o Vimeo a la dirección @gmail.com e indica tu nombre. Tu canción sonará durante una semana en este Jukebox digital.

Spotify

Spotify de 'La Ruta Norteamericana'

Listas de reproducción temáticas de La Ruta Norteamericana. Música para mover las caderas, engancharse al soul, desmelenarse con guitarras o soñar despierto. ¡Escucha nuestra lista!

PERFIL DE FACEBOOK

Perfil facebook 'La Ruta Norteamericana'

Recomendaciones, noticias y reflexiones musicales en primera persona, un espacio distinto al blog donde conversar y escuchar música.

FACEBOOK: AMIGOS DE LA RUTA NORTEAMERICANA

Grupo facebook 'La Ruta Norteamericana'

Lugar de encuentro sobre actualidad musical y sonidos raíces de la música norteamericana. Otro punto de reunión y recomendaciones del blog de Fernando Navarro pero hecho con la colaboración de todos sus miembros. ¡Pásate por nuestro grupo!

Libros

Martha

Martha. Música para el recuerdo

“Un accidente de tráfico y sus consecuencias despiertan en Javi, un periodista inmerso en la crisis del sector, un torrente de recuerdos y sensaciones que le conducen a su juventud, a esos veranos en el pueblo con sus amigos, al descubrimiento del amor y de esas canciones que te marcan de por vida. Un canto al rock, a la amistad, a la integridad ética y al amor puro”


Fernando Navarro

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana.

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana repasa el siglo XX estadounidense a través de las historias de más de treinta artistas, claves en el nacimiento y desarrollo de los estilos básicos de la música popular. Un documento que tiene en cuenta a músicos esenciales, que dejaron un legado inmortal sin importar el éxito ni el aplauso fácil.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal