La larga peregrinación de Dayna Kurtz

Por: | 23 de octubre de 2009

La sección "Parada para repostar" se detiene hoy con una cantante descomunal, una artista de los pies a la cabeza, que para este escribiente es de lo más interesante y gratificante del panorama norteamericano. Hablo de Dayna Kurtz. Pero será mi compañero Héctor G. Barnes quien escriba y nos cuente las bondades musicales de esta mujer. Muchos compañeros de profesión me dicen que Héctor, redactor de Ruta 66, es una de las mayores promesas del periodismo musical de este país. Sinceramente, yo creo que no tiene nada de promesa: directamente, es una realidad. Pese a su juventud, Héctor ha demostrado en diversas publicaciones y con acertado criterio que hace tiempo dejó de ser una promesa. Disfruten de su texto sobre la estupenda Dayna.
--------------------------------------------------------
Hay cantantes cuyas voces parecen surgir directamente del suelo del lugar en que nacieron, y hay otros que, sin embargo, dan la impresión de haber nacido lejos de su verdadero hogar, obligados a peregrinar hasta encontrar el paisaje donde se pueda reflejar su voz. Este último podría bien ser el caso de Dayna Kurtz, cuya garganta de contralto probablemente sonaba fuera de lugar entre las paredes de los clubs de su New Jersey natal. Una de las paradas de ese largo viaje que emprendió hace años la ha llevado recientemente a pasar por nuestro país para ofrecer un puñado de conciertos, y fue entonces cuando el compañero Esteban Hernández y el que aquí firma tuvieron el placer de entrevistarla para la revista Ruta 66.
De entrada, uno se topa con una mujer relajada, afable y campechana, lejana de la imagen que uno podría tener de alguien que cantaba “he hecho el amor con un ojo puesto en la puerta, he abandonado habitaciones sin nada que decir” en aquel «Love Gets in the Way», probablemente aún a día de hoy sea su canción señera. Horas después, ofrecerá un concierto memorable en la sala Caracol, acompañada por Blue Mountain, otro de esos grupos que si no hubiesen existido, la propia ribera del Mississippi los hubiese inventado, autores de un sensacional disco de la primera ola del americana como es Home Grown. Asistimos a uno de esos momentos irrepetibles que hacen a uno seguir prefiriendo la música en vivo a cualquier reproducción plastificada: casi al final, una Dayna empujada por el fervor del público enseña a la banda cómo tocar «Joy in Repetition» y juntos, se lanzan a una versión sin red de seguridad, que en su fragilidad, continuamente al borde del colapso, termina erigiéndose como un monumento al riesgo musical.
La carrera de Kurtz da comienzo a finales de los años noventa con un directo llamado Otherwise Luscious Life en el que ya aparecían alguna de las canciones claves de su repertorio, como «Fred Astaire» o «Postcards from Downtown», que daría título a su primer disco en estudio, el que la descubrió al público español y que sigue siendo lo mejor que ha grabado nunca. Las comparaciones comienzan a aflorar: canta jazz como Billie Holliday, su falsete recuerda a su querido Jeff Buckley, a ratos podría ser el primer Tom Waits. En realidad, y a diferencia de otras cantantes con las que fue relacionada en un primer momento, como Norah Jones (¿qué fue de ella?) respetuosos con el género, el espíritu de Dayna la hacía desviarse de los caminos habituales y hacer que una canción que daba comienzo en un lugar determinado te terminase llevando a otro muy distinto. Eso ocurría, por ejemplo, con «Paterson», que en principio respetaba la tradición americana de la huida del pequeño pueblo rural para terminar como una melancólica tarantela napolitana.
Hubo una temporada en que todos los caminos parecían llevarla a Europa, no sólo por esa querencia tan propia del viejo continente hacia lo vanguardista (Dayna giró por aquí con el trío avant-garde Tarántula), sino también por las propias versiones que aparecían en Beautiful Yesterday (2004), como aquel «Those Were the Days» que muchos recordarán de la película Zorba el griego, con Anthony Quinn, o la adaptación de otro americano de sensibilidad transatlántica como es el «Everybody Knows» de Cohen.
Sin embargo, Dayna comenzó a cambiar de rumbo con Another Black Feather (2006), un disco que parecía devolverle la preocupación por su país, debido tanto a los atentados del 11-S como a la catástrofe de Nueva Orleáns. A Dayna se le iluminan los ojos cuando se le habla del sur americano: “su gente es lo mejor de este país, me siento profundamente conectada con el sur. Cada vez que bajo y paso por Carolina, siento como si estuviese en otro país”. Pero todavía había en ese disco caminos secundarios que le llevaban, aunque fuese en sueños, a lugares insospechados, como en «Venezuela», canción que, por cierto, fue interpretada por la autora junto a Enrique Bunbury en un concierto en el Puerto de Santa María.
Ahora vuelve, tras unos años de relax en los que sólo se ha asomado por el recomendable Mmm… Gumbo de Room Eleven, con un disco de inequívoco título, American Standard. Nos encontramos, por fin, en tierra de William Faulkner y Flannery O’ Connor, paisajes de frondosos campos bañados por la mortal luna llena, pero también en el paisaje evocado por Elliott Smith y Replacements (la motivación para registrar “Here Comes a Regular” ha sido regalársela a su marido). Ya no hay emigraciones a otros continentes, ni postales a Europa, sino una escapada a las tierras más contradictorias de su propio país. Ante la pregunta definitoria, un poco tramposa, de si se quedaría con Jacques Brel o con Hank Williams en una hipotética disyuntiva, sonríe y, sorprendentemente, sin dudar ni un segundo, suelta: “Hank, por supuesto. Soy americana, no entiendo qué canta Brel la mayor parte del tiempo.” Bienvenida a casa.


Texto: Héctor G. Barnes, redactor de Ruta 66.

Hay 4 Comentarios

Que buena, a buscar todo lo que pueda de ella

Toda una gran dama de la canción actual...En directo es una maravilla...altamente recomendable...Saludos.

Me atrevo a decir, que apra mí, Dayna Kurtz es la voz más especial actualmente. Toda sus obra es maravillosa, y al margen de que seguramente su último disco no sea el más logrado, sigue palpitando esa vida y sentimiento habitual en la cantantante.Hablo algo más del disco en el blog:http://lumpen00.blogspot.com/2009/10/american-standard-dayna-kurtz-2009.html

El retorno de esta mujer sólo puede traer cosas buenas. "Aunque en su mayoría sean versiones, "Beautiful Yesterday" es una joya para mí. Seguramenet no sea su mejor trabajo pero es mi favorito. Versionar canciones como esas y salir por la puestra grande no está a la altura de cualquieraSaludos

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef015434cf06c4970c

Listed below are links to weblogs that reference La larga peregrinación de Dayna Kurtz:

La Ruta Norteamericana

Sobre el blog

Viaja por el pasado, el presente y el futuro de la música popular norteamericana. Disfruta del rock, pop, soul, folk, country, blues, jazz... Un recorrido sonoro con el propósito de compartir la música que nos emociona.

Sobre el autor

Fernando Navarro

. Redactor de El País y colaborador del suplemento cultural Babelia y las revistas Ruta 66 y Efe Eme. Colabora también con un espacio musical en el programa A vivir de la Cadena SER. Es autor de los libros Acordes rotos y Martha. Cree en el verso de Bruce Springsteen: "Aprendimos más con un disco de tres minutos, que con todo lo que nos enseñaron en la escuela".

La canción del Jukebox

 

Autor: Luther Allison. Canción: Serious. Disco:Life Is a Bitch. Año: 1984. Sello: Encore!/Melodie. Canción pinchada por Pablo J. Martínez.

Participa en "La canción del Jukebox" 'pinchando' una canción. Manda tu selección de música norteamericana con el enlace de Youtube o Vimeo a la dirección @gmail.com e indica tu nombre. Tu canción sonará durante una semana en este Jukebox digital.

Spotify

Spotify de 'La Ruta Norteamericana'

Listas de reproducción temáticas de La Ruta Norteamericana. Música para mover las caderas, engancharse al soul, desmelenarse con guitarras o soñar despierto. ¡Escucha nuestra lista!

PERFIL DE FACEBOOK

Perfil facebook 'La Ruta Norteamericana'

Recomendaciones, noticias y reflexiones musicales en primera persona, un espacio distinto al blog donde conversar y escuchar música.

FACEBOOK: AMIGOS DE LA RUTA NORTEAMERICANA

Grupo facebook 'La Ruta Norteamericana'

Lugar de encuentro sobre actualidad musical y sonidos raíces de la música norteamericana. Otro punto de reunión y recomendaciones del blog de Fernando Navarro pero hecho con la colaboración de todos sus miembros. ¡Pásate por nuestro grupo!

Libros

Martha

Martha. Música para el recuerdo

“Un accidente de tráfico y sus consecuencias despiertan en Javi, un periodista inmerso en la crisis del sector, un torrente de recuerdos y sensaciones que le conducen a su juventud, a esos veranos en el pueblo con sus amigos, al descubrimiento del amor y de esas canciones que te marcan de por vida. Un canto al rock, a la amistad, a la integridad ética y al amor puro”


Fernando Navarro

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana.

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana repasa el siglo XX estadounidense a través de las historias de más de treinta artistas, claves en el nacimiento y desarrollo de los estilos básicos de la música popular. Un documento que tiene en cuenta a músicos esenciales, que dejaron un legado inmortal sin importar el éxito ni el aplauso fácil.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal