Exile on Main Street: Acontecimiento vital estratosférico

Por: | 19 de mayo de 2010

Hay asuntos y obras que están por encima de ámbitos geográficos. Por eso, esta ruta norteamericana no puede permanecer impasible ante la reedición de Exile on Main Street. Una vez más, los Rolling Stones vuelven a estar en todos los medios de comunicación ante la nueva edición de este monumental álbum. De hecho, Mick Jagger asiste hoy a la proyección del documental Stones in exile, dirigido por Stephen Kijak, que se exhibe en el Festival de Cannes.
Para mí, el descubrimiento de este disco fue un acontecimiento vital espectacular. Fue mi contacto más visceral con la filosofía y actitud más canalla de los Rolling Stones. Su portada me entró como un torbellino por los ojos y sus canciones me trajeron grandes tardes y noches de gloria. Tanto que si alguien me pide recomendar un solo trabajo de los Stones siempre me termino decantando por el Exile.
En su columna semanal para El País, Diego A. Manrique comentaba las circunstancias que rodearon a la grabación de esta “epopeya rock” y de cómo “fue cuando los Stones perdieron la eficiencia como grupo de estudio” al estar sujetos “a los biorritmos de un Keith dependiente de las drogas”.
No cabe duda que Keith sacó en este álbum los fantasmas y los ángeles de su particular mundo pirata y alocado. La grabación de Exile on Main Street fue el proyecto de Keith Richards, en todos los sentidos. En el entretenido libro According to the Rolling Stones, Charlie Watts asegura: “La mayor parte del trabajo de grabación lo hicimos como le gusta a Keith, tocando material 20 veces, dejándolo reposar y después volviéndolo a tocar otras 20, más o menos como el jazz. Keith es un músico de jazz en muchos sentidos”.
Las sesiones de grabación se hicieron al final en Nellcôte, villa de Richards en Villefranche, Francia. Nellcôte era una especie de comuna del rock’n’roll rodeada de palmeras y cipreses. En su sótano se construyó la sala de grabación. En palabras de Charlie Watts podía ser el paraíso para Keith Richards, ya que estaba bien suministrado de drogas y era un lujo que se convirtió en estudio. El desfile de personajes fue tremendo. Por ahí, se vio, entre otros muchos, a William Burroughs y Terry Southern, dispuestos a todo, para pedir a los Stones una banda sonora para la película El almuerzo desnudo.
Esta imagen es recogida también por Robert Greenfield, periodista de Rolling Stone, que entrevistó a Richards. La entrevista se convirtió posteriormente en una pieza de gran valor documental sobre el disco y su atmósfera. En palabras de Greenfield, aquella estampa en Nellcôte era como la de la Costa Azul de Suave es la noche de Scott Fitzgerald pero con música a todo trapo de Shirelles.
En el tocadiscos del salón, de hecho, no paraba de sonar Chuck Berry, Buddy Holly y muchísima música country. Fue la época en que Keith Richards conoció a Gram Parsons y había celos de Jagger. Richards empezó a interesarse mucho por el country, entendido como esa música cósmica que patentaba el gran Parsons. También porque, como asegura Richards, Parsons era un colega, muy buena persona y gran conocedor del country, además de que no era “fácil conocer a alguien con el que puedas compartir el mono y seguir llevándote bien”.
Tal vez, ese sería a la postre el problema: el mono. Pero lo cierto es que el disco doble de Exile on the Main Street (surgió doble ante la gran producción musical de todos) es antológico, imprescindible. Y, además, muestra la rivalidad latente entre Jagger y Richards. Mick Jagger asegura que nunca entendió cómo a la gente le gustaba el álbum. Según él, las canciones no son de buena calidad y además “globalmente suena fatal”. El cantante asegura asimismo que el productor Jimmy Miller no estaba trabajando a buen nivel y fue él quien acabó el disco porque el resto del personal estaba colocado o bebido.
Sin embargo, Richards, por su parte, se enorgullece de su obra. Asegura que, pese a las pocas ventas iniciales por ser un disco doble, Exile on the Main Street se convirtió en poco tiempo en el “mejor puto disco del mundo”. Y que, gracias a este trabajo, el nombre de Jimmy Miller figura en un lugar destacado en la historia del rock’n’roll. El binomio Jagger-Richards tirándose de los pelos y jugando al perro y al gato.
Una vez más, estoy con Keith Richards. Y, a mí, siempre me pasa: si me dan a elegir entre Jagger y Richards, siempre me quedo con el guitarrista. De hecho, creo que mi canción favorita del disco es <<Happy>>, pieza que Richards concibió como autobiográfica en un principio, sentado en el porche de Nellcôte, descalzo, sin camisa y algo fumado. Keith Richards en estado puro.


Hay 10 Comentarios

BLOG SOBRE MÚSICAmelomanoslocos.crearblog.comQuisiera compartir con ustedes esta magnífica página en la cual podrán escuchar música clásica mientras trabajan, estudian o simplemente por el simple hecho de disfrutar.La página consta de varias secciones, entre las cuales se pueden citar Cursos de Verano para este año 2010, una radio donde oír música todo el tiempo que se quiera; vídeos de diferentes categorías (todos ellos relacionados con la música); un plylist con varias obras para oír directamente las que se quieran o todas, por supuesto; encuestas; zonas de charla musical donde exponer experiencias, gustos, etc...Pronto se dispondrá de una sección donde se irán dando clases tanto de Hª de la Música como de Lenguaje musical (desde el principio) para aquellos que quieran aprender.No digo más, espero que les sea de gran utilidad este blog y hagan de él parte de su experiencia musical. Ayuden a que la música clásica se la tenga en cuenta.Por cierto, tengo 21 años (no muchos chicos como yo tienen estos gustos, pero es mi fascinación desde siempre).Sin más, les dejo el link.melomanoslocos.crearblog.comHágase oír! Hágase melómano!

Tenía que ser agradable darse una vuelta aquellos días por aquella villa francesa. La única vez que he visto a los Stones, Richards toco Happy sin Jagger en el escenario. Pensé en todo esto de los egos, rivalidades y preferencias. Yo creo que entre Jagger y Richards ... me quedo con McCartney. Si, ya se que es casi un sacrilegio hoy día, pero es lo que hay. Saludos y felicidades por un garn sitio por el que pasar.

Las reediciones son un engañabobos, ya estoy harto. Hay mucha música buena que aún no hemos oído como para estar dándole vueltas a lo mismo siempre. He sido fan de los stones toda la vida pero ya estoy hasta los cojones.p.d. el vago de Kiz no va a volver a hacer nada en solitario? A qué coño se dedica cuando no está de gira? Cuándo dejó de ser músico?

El Callejón del Hambre: Hola de acuerdo contigo y con Morrison, pero el disco es tremendo y los inéditos bueno escuhcemoslos seguro que no defraudan.Y los rockeros la mayoria se mueven por la pasta en un aparte muy importante de vida y actityd rockera, ya lo hacían los bluesmen, en sus origines de pobreza, con aquella frase de toca por la pasta todo por la pasta.Sentian les gustaba lo que hacían pero cuando se convierte en trabajo tocan por la pasta. es así.El altruismo a la mayoría de las estrella les llega cuando se ha forrado y por que desgrava.Por cierto me gusta tu blog.

Hay que joderse, estoy entre Chema y Morrison.Por un lado me jode q ue me vuelvan a vender el mismo disco que me convenció que me gustaban y mucho los rolling. Tambien me fastidia que todo dios hable de lo mismo y nos cuente de nuevo la historia, que si Francia, que si es el disco de Richards, que si todos colocados…Y por otro , escucho Cocksucker Blues, una de las canciones que van a salir como añadidos y que fué prohibida por la discográfica, ( igual que Jagger prohibió el documental que ahora le sirve de promoción) y se me reblandecen las neuronas y se me mueve la cabeza sola al compas de la música que te menea las entrañas. Pero que blandos somos cuando algo nos gusta… caeré.

Si en su día dejaron fuera una serie de canciones, sería por algo. Ya está bien de vender los mismos discos a los mismos aficionados

Sin duda uno de los mejores disco de Rock and Roll de la historia, buena lectura la del post, es mas creo que este obra esta por encima de los adorados The Beatles, mas de uno se echara las manos a la cabeza.Pero hablo de rock and roll, en su Concepcion mas clara, no de psicodelia ni el tan mitificado movimiento Beat.Ojo sin restar importancia a todo esto en la historia del rock que fue mucha.

Exile on Main Street es un lujo de album, incustrado literalmente en la más pura tradición musical americana y lleno de canciones redondas. Con Sticky Fingers forma el binomio imprescindible para adentrarse en la obra de este grupo.

Si lo dice Keith, palabra de dios. El mejor puto disco del mundo

Una entrada monumental para un doble idem. Un abrazo,

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef015434cf046b970c

Listed below are links to weblogs that reference Exile on Main Street: Acontecimiento vital estratosférico:

La Ruta Norteamericana

Sobre el blog

Viaja por el pasado, el presente y el futuro de la música popular norteamericana. Disfruta del rock, pop, soul, folk, country, blues, jazz... Un recorrido sonoro con el propósito de compartir la música que nos emociona.

Sobre el autor

Fernando Navarro

. Redactor de El País y colaborador del suplemento cultural Babelia y las revistas Ruta 66 y Efe Eme. Colabora también con un espacio musical en el programa A vivir de la Cadena SER. Es autor de los libros Acordes rotos y Martha. Cree en el verso de Bruce Springsteen: "Aprendimos más con un disco de tres minutos, que con todo lo que nos enseñaron en la escuela".

La canción del Jukebox

 

Autor: Luther Allison. Canción: Serious. Disco:Life Is a Bitch. Año: 1984. Sello: Encore!/Melodie. Canción pinchada por Pablo J. Martínez.

Participa en "La canción del Jukebox" 'pinchando' una canción. Manda tu selección de música norteamericana con el enlace de Youtube o Vimeo a la dirección @gmail.com e indica tu nombre. Tu canción sonará durante una semana en este Jukebox digital.

Spotify

Spotify de 'La Ruta Norteamericana'

Listas de reproducción temáticas de La Ruta Norteamericana. Música para mover las caderas, engancharse al soul, desmelenarse con guitarras o soñar despierto. ¡Escucha nuestra lista!

PERFIL DE FACEBOOK

Perfil facebook 'La Ruta Norteamericana'

Recomendaciones, noticias y reflexiones musicales en primera persona, un espacio distinto al blog donde conversar y escuchar música.

FACEBOOK: AMIGOS DE LA RUTA NORTEAMERICANA

Grupo facebook 'La Ruta Norteamericana'

Lugar de encuentro sobre actualidad musical y sonidos raíces de la música norteamericana. Otro punto de reunión y recomendaciones del blog de Fernando Navarro pero hecho con la colaboración de todos sus miembros. ¡Pásate por nuestro grupo!

Libros

Martha

Martha. Música para el recuerdo

“Un accidente de tráfico y sus consecuencias despiertan en Javi, un periodista inmerso en la crisis del sector, un torrente de recuerdos y sensaciones que le conducen a su juventud, a esos veranos en el pueblo con sus amigos, al descubrimiento del amor y de esas canciones que te marcan de por vida. Un canto al rock, a la amistad, a la integridad ética y al amor puro”


Fernando Navarro

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana.

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana repasa el siglo XX estadounidense a través de las historias de más de treinta artistas, claves en el nacimiento y desarrollo de los estilos básicos de la música popular. Un documento que tiene en cuenta a músicos esenciales, que dejaron un legado inmortal sin importar el éxito ni el aplauso fácil.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal