Treinta años de credo sónico de Dream Syndicate

Por: | 21 de septiembre de 2012

The Dream Sindicate alta resolucion

La Ruta Norteamericana se detiene en celebrar la vuelta de una formación legendaria del rock norteamericano: The Dream Syndicate. El grupo californiano celebra el 30 aniversario de su clásico The Days Of Wine And Roses , el disco que convirtió a la banda de Steve Wynn en todo un referente del rock alternativo. Será la primera, y de momento, la última, serie de conciertos que hacen tras más de veinte años sin tocar juntos. Una oportunidad única para escuchar en directo grandes clásicos como Tell When It's Over o Then She Remenbers. Por eso, este blog ha querido contar con la firma de un especialista en The Dream Syndicate. Nadie mejor que mi compañero de Ruta 66 Manuel Beteta para explicar el por qué de este discazo. Beteta nos invita a viajar al mejor rock norteamericano de los ochenta y a lanzarnos al vacío al galope de las guitarras de The Days Of Wine And Roses. Como bien hacía en recordar el compañero Yahvé M. de la Cavada en el blog Muro de Sonido, los ochenta de la alternativa americana nunca se fueron.

 

Texto: Manuel Beteta

“Me gustaría dejar bien claro que este es el disco mejor engrasado, más real y mejor dirigido (dentro de toda una tradición de hacer rock) desde el primer elepé de los Modern Lovers”. De esta forma tan descriptiva definía en 1982 el crítico musical Ignacio Julià en la extinta revista Rock Espezial a The Days Of Wine And Roses, el disco debut de los californianos The Dream Syndicate. “En estos tiempos de desconcierto y pop de andar por casa, un álbum como este es un regalo de los dioses. Olvida el vértigo, aguanta la respiración y lánzate al vacío. Nos lo agradecerás eternamente”, recomendaba rotundamente Julià.

DreCuando se publicó el que estaría llamado a ser el disco más representativo de aquel movimiento de reivindicación de las guitarras, de las raíces y otros sonidos del rock clásico estadounidense denominado Paisley Underground —Nuevo Rock Americano en España—, ni ellos mismos pudieron imaginarse que escribirían una de las más hermosas páginas del rock. Como dice Carlos Rego, autor del obligado libro Nuevo Rock Americano, Años 80, refiriéndose al NRA: “Había algo a lo que agarrarse, una válvula de escape que se saltaba una década en busca de inspiración y trataba de recuperar la parte de los años sesenta que había quedado oculta bajo los excesos de sus envejecidos protagonistas. Los discos sonaban a grupos tocando en un estudio, y la naturalidad se imponía a la afectación. Tal vez a los mayores aquello no les sonara nuevo, pero a los que todavía nos quedaba todo por aprender nos sonaba a gloria”.

Como tantas veces a lo largo de la historia, el Big Bang de la banda fue producto de la casualidad. Algo tan sencillo como la respuesta a un anuncio donde Steve Wynn solicitaba un segundo guitarrista para Goat Diety, su banda. A la audición se presentó Karl Precoda, un joven muchacho con una habilidad innata para extraer a la guitarra sonidos difícilmente posibles para otros. Por cierto, nada de Gibson o Fender, ese pandemónium lo vomitaba con una barata guitarra Silvertone Harmony pasado por amplificadores Fender Champ. Tan asombrado quedó Steve Wynn, que finiquitó Goat Diety y ambos decidieron montar una nueva banda. Bautizada como The Dream Syndicate, guiño indirecto a la Velvet, el resto de los integrantes fueron la bajista Kendra Smith y el baterista Dennis Duck. Cuentan que para rodarse, en diciembre de 1981 se metieron en el sótano de Steve para batir el récord de permanencia tocando una misma canción. La elegida fue «Suzie Q» partiendo de la versión de Creedence Clearwater Revival. No lo batieron, pero pararon los instrumentos a las dos horas, que tampoco estaba mal.

CartelSu presentación, un casero EP titulado homónimamente The Dream Syndicate, fue grabado en las Navidades de 1981, en ocho pistas, en el sótano de un amigo de Dennis Duck y producido por Paul B. Cutler, un amiguete de la escena punk (guitarrista de 45 Grave y Vox Pop) de Los Ángeles. Para ser editado tuvieron que crear su propio sello, Down There Records. Aunque contenía tres temas inmaduros que luego aparecerían en el álbum, pasó totalmente desapercibido en una ciudad que se encontraba en plena efervescencia musical y con ingentes publicaciones mensuales. Excepto para el fanzine Slash, claro, que fueron los verdaderos artífices del descubrimiento de la banda. Bob Biggs, que había pasado del fanzine a dirigir el sello Slash Records, los contrató. The Dream Syndicate se metieron en los estudios Quad Teck (para los mitómanos: 4007 West Sixth Street, Los Ángeles) con un presupuesto precario: seis horas de alquiler y Chris Desjardins, el cantante de la banda punk The Flesh Eaters, como productor. De esas sesiones salió el totémico The Days Of Wine And Roses.

El sonido es crudo y magnético, totalmente alejado de los parámetros de la época. Karl Precoda tiene una forma de tocar muy expresiva, imaginativa. Juega con la distorsión y el feedback, un enmarañado ruido que lo domestica hasta convertirlo en armonía pura. Nos cambia la percepción de la música, podemos ver en ella recovecos iluminados donde antes los veíamos en total oscuridad. No era el primero, de acuerdo, ya lo había hecho Velvet Underground, pero aquí el caos se dibuja diferente. Con el hipnótico riff de «Tell Me When It's Over», se inicia una avalancha de decibelios, de menos a más, que lentamente van cubriendo la estancia. Rick Johnson, el célebre critico de la revista Creem, definió el sonido como "the thing that can't be stopped" (lo que no se puede parar). La intensidad va en aumento con «Definitely Clean» y la hirviente ferocidad de «That's What You Always Say», hasta tocar techo con la desquiciada «Then She Remembers», cuatro minutos de guitarras freakout, la canción más dura que grabaron. Hay que detenerse en la épica «Halloween», el himno. Es la única composición de Karl Precoda en el álbum, pero siempre será la joya. Una densa atmósfera esculpida por maravillosas guitarras arropando a Wynn mientras vocaliza al estilo de Lou Reed. El clásico que nunca faltó en los conciertos de The Dream Syndicate y que hoy en día sigue incuestionablemente en el repertorio de Steve Wynn. Pero el disco no baja la guardia. Tras un respiro con el medio tiempo de «When You Smile», la distorsionada «Until Lately» nos previene para lo que se nos echa encima: el cierre del elepé con los siete minutos y medio de la vibrante «The Days Of Wine And Roses», una rítmica orgía de guitarras chirriantes y retorcidas.

Mark Twain dijo que “la historia no se repite,... pero a veces rima”. La posterior discografía de The Dream Syndicate es espectacular pero es imposible repetir un periodo, un tiempo, una lúcidez, una complicidad como la que tenían aquel año 1982. Quedaron marcados para siempre por esta obra maestra, al igual que The Feelies con Crazy Rhythms. Karl Precoda abandonó después del segundo disco y fue sustituido por, ¡sorpresa!, Paul B. Cutler, otro soberbio guitarrista, con más experiencia y más técnico —escúchese el impresionante Live At Raji's y luego volvemos a hablar—, pero que nunca pudo quitarse la pesada losa de ser “el guitarrista que sustituyó a Karl Precoda”.

Ah, se me olvidaba, Ignacio Julià tenía razón. Le estaré eternamente agradecido.

 

EPÍLOGO

Karl Precoda se retiró de la música e ingresó en la universidad. Se doctoró con un estudio sobre Marshall McLuhan. Actualmente se dedica a la docencia dando clases en la Universidad de Virginia Tech en Blacksburg. Siendo ya profesor, mataba el gusanillo con una banda de música experimental llamada The Last Day Of May, con los que publicó varios álbumes. Nunca más quiso saber ni de The Dream Syndicate ni de Steve Wynn, quien se queja desconsoladamente de que ni siquiera contesta a sus correos. No es el único. Una vez intenté entrevistarle, pero su discográfica me contestó que “Mr. Precoda no concede entrevistas”. Lo intenté de nuevo haciéndome pasar por un alumno suyo. La secretaría de la universidad me facilitó su dirección de correo electrónico pero, supongo que muy enfadado, no contestó a mi petición. (Aquí la única entrevista que se le conoce). Sí tuve, en cambio, suerte con Paul B. Cutler. Fue fácil localizarle y muy amablemente contestó a mi extenso cuestionario donde hablamos de música y de Karl Precoda. La entrevista se publicó en la revista Ruta 66, en el número 252 (septiembre de 2008).

Texto: Manuel Beteta, redactor de Ruta 66.

Gira:

21 de septiembre Barcelona (BAM Festival)
22 de septiembre Valencia (Sala Wah Wah)
25 de septiembre Madrid (El Sol)
29 de septiembre Bilbao (Walk On Festival)

 

Hay 19 Comentarios

Y que gran single aquel de un trío raro de Minneapolis(Minnesota) con nombre noruego impronunciable :Husker Du(¿te acuerdas?).
Eran raros,raros,raros:lo cantaba el batería con cara desencajada bajo los efectos de algún SUPLEMENTO.
Aquel single era Diane ,era finales 1981- principio 1982.

A día de hoy hasta expertos en la discografia de Husker Du,con todos sus LPs de 1983 a 1987 no conocen Diane,una joya de 1981-1982.

Que gran disco aquel álbum de debut de unos chicos raros de Athens(Georgia) con un nombre aún más raro que ellos:REM.

El álbum se llamaba MURMUR,mejor disco del año 1983 para mucho,para mi solo uno de los 5 mejores.
Que recuerdos Radio Free Europe que se estreno 2 años antes,1981,Talk About The Passion,etc...

Muchos de los que escriben aquí no conocieron ese álbum hasta mediados de los 90,aprovechando la ola de fama que consiguieron en 1991-1992.
Menos lobos Caperucitos.

Jo! 30 años ya, qué razón tiene en que la alternativa americana de los 80 nunca se fue. La verdad es que a veces huele, pero la tecnología está de parte de todos los que emprendan esa ruta. ¡Pobre Dan Fogelberg! Qué estaría haciendo ahora! ¡ Y qué no habría hecho del Exiles o del Wild Places de haberlo sabido ! Recuerdo como si fuera ayer, siento repetirme, a Paloma Chamorro insistiéndole incrédula a Steve Wynn sobre la influencia del Tonight's the Night. La chica es que no quería ver nada que no fueran pelos de colores. Pero ahí tuvo que tragar, creyendo que solo chupaban de la Velvet. Tanto tuvimos que soportar algunos en aquellos años

Acabo de ver una lista de estas absurdas LO MEJOR DE 1982 y el disquito esta en el puesto 21.
¿La lista no es fiable pero el 21 tampoco es para tirar cohetes,NO?

Por cierto estoy escuchando la versión remasterizada de :

The Church:Of Skins and Heart.

Espectacular She Never Said , For A Moment We´re Strangers,Too Fast To You y Memories In Future Tense.

100x100 Recomendados,de corazón.

El 29 a las 23:30 horas habrá otros muchos mejores que DS.
¿Esos tendrán un tour de 10 fechas por la piel de toro y claro habrá que vender todos los boletos,NO?

Ayer actuaron en Barcelona y estuvo muy bien. A mi fué un grupo que me impactó mucho en su época (junto con Violent Femmes) pero que dejé de oir hace tiempo. Un buen recuerdo

Lo de DS claro que esta exagerado,nadie en su sano juicio los ha considerado lo más ni en 1982 ,ni en 1990,ni en 2012.
Se lee el reportaje y parece que estemos hablando de Neil Young o de The Smiths.
La guitarra de Neil y de Johnny, eso si que es arte..........

Estaré en el festival de WOP en Bilbao, pero creo que se le ha dado demasiada importancia a la reunión de DS. Hay que recordar que Steve Wynn gira con asiduidad por nuestro país con el guitarrista participante en esta reunión, Jason Victor, y en estos conciertos suelen caer muchos temas de DS, además de los propios de la espléndida carrera en solitario de Wynn. Así que el interés de estos conciertos se centra en ver a Walton y a Duck y en escuchar temas más difíciles de oir en los conciertos de SW. Tampoco es mucho. Otra cosa sería que viniera Precoda o Cutler. El concierto que les recuerdo en la sala The End en Vitoria con Cutler fue incendiario. Veremos que nos depara este...veinticinco años después.

Si queremos algo bueno de USA en la actualidad tenemos CALENTITO el ultimo DISCAZO de Band of Horses:
se llama MIRAGE ROCK y salio el Martes,hace solo 4 días.
BOH ya tiene un POKER DE ASES:
-Everything All The Time(2006):una joya,el mejor disco del siglo 21,o sea el mejor álbum de los últimos 13 años.
-Cease to Begin(2007): otra joya.
-Infinite Arms(2010): un gran álbum.
-Mirage Rock(2012):Gran álbum ,en la linea del anterior.

Si por lo que sea no nos gusta el estilo de BOH(cosa rara,rara,rara),tenemos a The Black Keys:
-El Camino(2011) es superlativo.
-Brothers(2010)es un gran álbum.
-Rubber Factory(2004) si buscamos guitarreo,distorsiones ,etc.........

P.D:Ya se le esta viendo el plumero a más de uno:alguno se lleva más de un 21 por ciento por VENDER LA MOTO...

Hola a Tod@s.

El señor Beteta siempre brillante, da tanta información que hay que leer varias veces el post. De la banda después del post y respuestas,nada que añadir, tan solo que me faltan algún disco que otro de ellos y es lago que tengo que subsanar.

Salud!! :)

¿A como sale el boleto de la Wah Wah?

Polo Sur y Yo Mismo se deben de llevar un 21 por ciento,XDD.

De Document solo se conoce The One I Love y It´s the End of the World as We Know It, pero contiene en total 7 grandes temas.

Felicidades al autor. Me gusta como está escrito, expuesto y razonado. Estoy de acuerdo en lo que comenta que se tiende a menospreciar al guitarrista Paul B. Cutler frente a Karl Precoda, cuando el primero permaneció de guitarrista el 70% de la vida de la banda. Su papel en el grupo fue mucho mayor, pero sí que es cierto que no estuvo en la grabación del icónico “The Days Of Wine And Roses”, y eso le marcará siempre.

Polo Sur,

Has perdido el Norte:

Document de REM(1987) no tiene nada que ver con Julio Iglesias ni con El Fary.

En UK los mejores fueron:

-Sparkle in the Rain de Simple Minds(1983)

-Hatful of Hollow de The Smiths(1984)

-Meat is Murder de The Smiths(1985)

-This is the Sea de The Waterboys(1985)

-The Queen is Dead de The Smiths(1986)

En Australia los mejores fueron:

-Of Skins and Heart de The Church(1981)

-Crowded House(1986)

En Alemania los mejores fueron:

-Rainbirds:Sea of Time(1989).

Cualquier parecido con Julio Iglesias o La Pantoja es casualidad.........

Vente para el Norte,en el Polo Sur hace mucho frío.

¿Prince? ¿Tracy Chapman? ¿Era una gasolinera o una tienda de discos? En mi tienda decían otra cosa. Y en El Corte Inglés decían que era "Un hombre solo" (1987) de Julio Iglesias.

¿Esto es lo mejor de USA en los 80?

En mi tienda de discos de los 80 decían que lo mejor de los 80 era el Document de REM(1987),Lives in the Balance de Jackson Browne(1986),Tracy Chapman(1988),Rapture de Anita Baker(1986) y Purple Rain de Prince (1984).

Y de estos grupos mas guitarreros recomendaban Especially for You de The Smithereens(1986) y los 2 últimos de Husker Du:Candy Apple Grey(1986) y Warehouse(1987).

En Valencia se ve que no se sabía de música en 1988.

Ahora 24 años después reescribimos la historia.

La primera es buena pero la último de 7 minutos y pico es penosa.............

Es curioso, a pesar de ser la banda cuya música era la menos roots de la escena del Paisley Underground, son los más representativos del movimiento. Tuve la suerte de verlos cuatro veces en Madrid en los años ochenta, una de ellas en el extinto Rock Club. Todavía me recorre un escalofrío con el recuerdo. Son, sin duda, una de las mejores bandas de todos los tiempos. Y el disco de “The Days…”, el cruce más perfecto que se ha hecho de la Velvet con Crazy Horse, siempre estará entre los cincuenta mejores discos de rock de la historia. Son de los que marcan para siempre y crean afición. Efectivamente, el rock es adictivo.

Me gusta la similitud que hace con The Feelies, otra superlativa banda con las que hay muchos más paralelismos.

Lo tengo en vinilo, probablemente del mismo 1982. Hace muchísimos años que no lo escucho pero recuerdo que a la pandilla nos tenía fascinados, seguramente porque no lo entendíamos. Un compi, que estaba aprendiendo guitarra y que pasaba por el "experto" técnico de la panda, decía que había acordes que eran imposibles, lo que nos hacía escucharlo aun con más reverencia si cabía.¡Qué tiempos! Volveré a oirlo para contrastar el recuerdo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

La Ruta Norteamericana

Sobre el blog

Viaja por el pasado, el presente y el futuro de la música popular norteamericana. Disfruta del rock, pop, soul, folk, country, blues, jazz... Un recorrido sonoro con el propósito de compartir la música que nos emociona.

Sobre el autor

Fernando Navarro

. Redactor de El País y colaborador del suplemento cultural Babelia y las revistas Ruta 66 y Efe Eme. Colabora también con un espacio musical en el programa A vivir de la Cadena SER. Es autor de los libros Acordes rotos y Martha. Cree en el verso de Bruce Springsteen: "Aprendimos más con un disco de tres minutos, que con todo lo que nos enseñaron en la escuela".

La canción del Jukebox

 

Autor: Luther Allison. Canción: Serious. Disco:Life Is a Bitch. Año: 1984. Sello: Encore!/Melodie. Canción pinchada por Pablo J. Martínez.

Participa en "La canción del Jukebox" 'pinchando' una canción. Manda tu selección de música norteamericana con el enlace de Youtube o Vimeo a la dirección @gmail.com e indica tu nombre. Tu canción sonará durante una semana en este Jukebox digital.

Spotify

Spotify de 'La Ruta Norteamericana'

Listas de reproducción temáticas de La Ruta Norteamericana. Música para mover las caderas, engancharse al soul, desmelenarse con guitarras o soñar despierto. ¡Escucha nuestra lista!

PERFIL DE FACEBOOK

Perfil facebook 'La Ruta Norteamericana'

Recomendaciones, noticias y reflexiones musicales en primera persona, un espacio distinto al blog donde conversar y escuchar música.

FACEBOOK: AMIGOS DE LA RUTA NORTEAMERICANA

Grupo facebook 'La Ruta Norteamericana'

Lugar de encuentro sobre actualidad musical y sonidos raíces de la música norteamericana. Otro punto de reunión y recomendaciones del blog de Fernando Navarro pero hecho con la colaboración de todos sus miembros. ¡Pásate por nuestro grupo!

Libros

Martha

Martha. Música para el recuerdo

“Un accidente de tráfico y sus consecuencias despiertan en Javi, un periodista inmerso en la crisis del sector, un torrente de recuerdos y sensaciones que le conducen a su juventud, a esos veranos en el pueblo con sus amigos, al descubrimiento del amor y de esas canciones que te marcan de por vida. Un canto al rock, a la amistad, a la integridad ética y al amor puro”


Fernando Navarro

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana.

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana repasa el siglo XX estadounidense a través de las historias de más de treinta artistas, claves en el nacimiento y desarrollo de los estilos básicos de la música popular. Un documento que tiene en cuenta a músicos esenciales, que dejaron un legado inmortal sin importar el éxito ni el aplauso fácil.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal