La fascinación por Neil Young

Por: | 25 de junio de 2013

Neil

Siempre me ha llamado la atención que Neil Young consigue que los extremos se toquen, que los polos opuestos convivan con auténtico esplendor. Al igual que sucede con él mismo, el hombre que esconde un extraño caso de doctor Jekyll y señor Hyde, musicalmente hablando, capaz de aunar brutales tormentas eléctricas e hipnóticas melodías acústicas, las resonancias de su obra consiguen alcanzar la paradoja, es decir, que lo que, a priori, es contradictorio, suceda, se manifieste como pocas veces pasa.

Digo esto porque siempre me ha sorprendido que un músico como David Bowie, por ejemplo, tan aparentemente lejano de la propuesta artística de Young, sea seguramente el que mejor le ha definido. Bowie, el padre del glam, el camaleón galáctico, el extravagante Ziggy, el genio minimalista, afirmó: “Siento una gran admiración por Neil Young. Hay una redención juvenil en cada cosa que hace, un sentimiento de júbilo a seguir siendo un pensador independiente en América”. Ciertamente, esa redención juvenil como ese sentimiento de júbilo están todavía latentes hoy en su ímpetu artístico, tanto en enérgicos conciertos como en discos de una extraña ambición de no ser un producto al uso.

YounIncluso me sorprendió leer un día que Emmylou Harris, musa del folk y del country, consideraba a Young como el mejor artista del rock del siglo XX pero a la hora de destacar sus trabajos habló maravillas de Re-ac-tor o Trans, álbumes experimentales y estridentes, denostados por crítica y público. Lo normal hubiese sido que Harris destacase Harverst o Everybody knows this is nowhere pero quiso elevar estos dos discos, bastante infumables para este escribiente, porque suponían una cruzada artística del canadiense, que intentaba aprovecharse de las nuevas tecnologías de los ochenta, para intentar comunicarse con su hijo Ben, que sufría una parálisis cerebral.

Por tanto, Neil Young, conocido como caballo loco, consigue juntar los extremos, hacer de lo improbable algo probable. Por eso, entre otras cosas, es un músico admirable, incluso motivo de tributo como el que se le da en España. Otro año más, se celebra el Rust Fest, un certamen musical y festivo que homenajea a la obra y la figura de Young (Toda la información en el blog, En la playa de Neil). Este año se celebra su cuarta edición y para la ocasión se ha elegido la preciosa ciudad medieval de Frías, en Burgos, durante los días 5, 6 y 7 de julio. Varias bandas como The Zimmerband, Los Singin, The Basement Tapes, Shocking Beards, Crazy Ponys o Fakeband tocarán repertorio propio y numerosas versiones del músico canadiense con el fin de disfrutar de buenas noches de rock. Aquí, a modo de rápida recomendación, un vídeo con los exquisitos Fakeband.

 

Conviene apuntar además que este IV Rust Fest está dedicado a After the gold rush, el álbum publicado a finales de 1970. Este disco tiene la parte que más me fascina de Neil Young. Aquí encontramos ese Young llorón, con esa punzante voz en falsete que se acerca a la épica en canciones como las que da título al álbum. También está ese peculiar piano sedoso del canadiense que te sumerge en sensaciones tan mundanas como extraordinarias, como esa naturaleza que te brinda instantes maravillosos con solo contemplarla con debida atención, como en Southern Man. Y es uno de los trabajos en los que colaboraron juntos Young y Jack Nitzsche, magnífico arreglista y productor. En definitiva, es un disco que, para mí, tiene el punto fascinante de Young, o al menos uno de ellos. Así que no estará de más celebrarlo como merece en Frías.

 

Hay 15 Comentarios

¡Hola! Os dejo un enlace a los artículos de mi blog relacionados con Neil Young (incluido su concierto en Vienne el pasado día 15 de julio). Hope you like them! http://peteredwhite.com/tag/neil-young/

Creo que te equivocas con uno de los discos denostados. Landing on Water vale, pero Re-ac-tor ni hablar del peluquin amigo Fernando... que a veces patinas un poquito....

Hola a todos
Os pongo aquí a uno de los grupos que participará en el Festival a ver qué os parece. Son de Bilbao, jovencitos, y tienen un rollo sureño interesante.
http://www.youtube.com/watch?v=OY-H17Wxlsw

Hola!!

Neil, Neil.... yo ya he dicho aquí que lo mejor que se puede hacer es tener o conseguir toda su obra, esta tan grande, es artista de artistas, su talento es tan inmenso.

Salud.

Lo de Frías está genial, pero el propio Neil con Crazy Horse toca muy cerquita de España, en Biarritz, el 18 de julio. Nos vemos allí!!!

Ni para el uno ni para el otro en el ATGR tocan las teclas Nils Lofgren en algunas y Jack Nitzsche en otras,

En "Trans" venía esta maravilla, una de mis favoritas de Young. Y no es el peor disco de su etapa con Geffen, ni mucho menos

Neil Young - Little thing called love
http://www.youtube.com/watch?v=Bb2Gj0Pg1uE

Hola
Es cierto que Neil en lugar de hacer el mismo disco una y otra vez tomó la decisión de enlazar una serie de discos "personales". Incluso el Everybody's rockin' le costó perder la confianza de Geffen... que además de amigo era el jefe del sello.
El piano en After... lo toca Nils Lofgren, un gran músico ya entonces.
Un saludo.

Grande Neil

"After the gold rush" es de 1970. Interesante lo de Bowie!

Gracias Mr Bwild, a ver si en uno de estos años nos sorprendes con tu visita. Abrazote

Yo creía que Crazy Horse era la banda (una de las bandas) de Neil Young. Es de principiantes, colega.

Hey
Hey
My
My
Rock & Roll will never Die.

Neil Young es el puto jefe.

Habrá que ir a Frías, Shocking Beards son toda una garantía... Ah! Y "Reactor" y "Trans" son brutales. No todos los fans los denostaron en su día, ni ahora. Saludos y gracias por el blog.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

La Ruta Norteamericana

Sobre el blog

Viaja por el pasado, el presente y el futuro de la música popular norteamericana. Disfruta del rock, pop, soul, folk, country, blues, jazz... Un recorrido sonoro con el propósito de compartir la música que nos emociona.

Sobre el autor

Fernando Navarro

. Redactor de El País y colaborador del suplemento cultural Babelia y las revistas Ruta 66 y Efe Eme. Colabora también con un espacio musical en el programa A vivir de la Cadena SER. Es autor de los libros Acordes rotos y Martha. Cree en el verso de Bruce Springsteen: "Aprendimos más con un disco de tres minutos, que con todo lo que nos enseñaron en la escuela".

La canción del Jukebox

 

Autor: Luther Allison. Canción: Serious. Disco:Life Is a Bitch. Año: 1984. Sello: Encore!/Melodie. Canción pinchada por Pablo J. Martínez.

Participa en "La canción del Jukebox" 'pinchando' una canción. Manda tu selección de música norteamericana con el enlace de Youtube o Vimeo a la dirección @gmail.com e indica tu nombre. Tu canción sonará durante una semana en este Jukebox digital.

Spotify

Spotify de 'La Ruta Norteamericana'

Listas de reproducción temáticas de La Ruta Norteamericana. Música para mover las caderas, engancharse al soul, desmelenarse con guitarras o soñar despierto. ¡Escucha nuestra lista!

PERFIL DE FACEBOOK

Perfil facebook 'La Ruta Norteamericana'

Recomendaciones, noticias y reflexiones musicales en primera persona, un espacio distinto al blog donde conversar y escuchar música.

FACEBOOK: AMIGOS DE LA RUTA NORTEAMERICANA

Grupo facebook 'La Ruta Norteamericana'

Lugar de encuentro sobre actualidad musical y sonidos raíces de la música norteamericana. Otro punto de reunión y recomendaciones del blog de Fernando Navarro pero hecho con la colaboración de todos sus miembros. ¡Pásate por nuestro grupo!

Libros

Martha

Martha. Música para el recuerdo

“Un accidente de tráfico y sus consecuencias despiertan en Javi, un periodista inmerso en la crisis del sector, un torrente de recuerdos y sensaciones que le conducen a su juventud, a esos veranos en el pueblo con sus amigos, al descubrimiento del amor y de esas canciones que te marcan de por vida. Un canto al rock, a la amistad, a la integridad ética y al amor puro”


Fernando Navarro

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana.

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana repasa el siglo XX estadounidense a través de las historias de más de treinta artistas, claves en el nacimiento y desarrollo de los estilos básicos de la música popular. Un documento que tiene en cuenta a músicos esenciales, que dejaron un legado inmortal sin importar el éxito ni el aplauso fácil.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal