North Mississippi Allstars, embajadores del blues moderno

Por: | 14 de octubre de 2013

Norh

Por cada voz que se alza para calificar al blues como un estilo musical vetusto, caduco o incluso muerto, hay una canción de los North Mississippi Allstars para contrarrestarla. O al menos eso cree Luther Dickinson, cantante y guitarrista de una formación que en la última década se ha convertido en una de las propuestas más iconoclastas del género: “¡Demonios! Hoy en día el punk y el rock’n’roll pueden sonar más anticuados que la música de raíces y el folk. La paleta para hacer música de raíces moderna es muy amplia. Y no es como la música pop, que es desechable”.

Las palabras de Dickinson son toda una declaración de intenciones. Pocas bandas hay en el panorama actual que hagan tanto por convertir el blues en algo distintivo, mezclando su esencia con el rock, el góspel, el boogie-woogie o el folk de una forma tan concienzuda y magistral, tal y como han demostrado en álbumes como Electric Blue Watermelon o Hernando. “Intentamos absorber lo que nos encanta para hacer de ello algo nuevo. No se trata de mantener vivos y puros los viejos estilos de esos días que ya se han ido”, explica el guitarrista. Su último alegato a favor de este estilo bastardo, inspirado en el género del que salieron desde Robert Johnson hasta Stevie Ray Vaughan, es World Boogie is Coming, un disco que supera en intensidad al anterior Keys to the Kingdom. “Es un testimonio del blues moderno del Mississippi a día de hoy. Es música de raíces tocada de forma cruda y grabada con honestidad”, explica Dickinson.

Luther y su hermano Cody son el pilar del grupo. Hijos del célebre productor y pianista Jim Dickinson, uno de los más importantes hombres en la sombra de la música norteamericana, que trabajó con The Rolling Stones, Aretha Franklin, Sam & Dave, Bob Dylan o Ry Cooder, entre otros muchos, lo difícil hubiese sido que no se dedicasen a la música. “Crecimos rodeados de gente como RL Burnside, Jr. Kimbrough y Otha Turner. Su blues y su vida eran fascinantes”, cuenta Luther. “Pronto me di cuenta que quería formar parte de ello. Por eso, empecé haciendo blues y rock’n’roll de una forma tan excitante mientras buscaba mi propio desarrollo estético. Para nosotros sucede de forma natural”.

 

Criados en la zona rural de West Tenessesse, los hermanos Dickinson veían cómo su padre se codeaba con los músicos más dispares del país mientras su madre se dedicaba a cuidar caballos en un establo. “Mi infancia fue asombrosa. En mi familia se amaba la música, el arte... Nuestros padres eran estupendos”, narra Dickinson. “Cuando cumplí 16 años, tuve una guitarra, un amplificador y un coche para ir con mi padre a trapichear al estudio de grabación. Fuimos al colegio hasta el tercer grado al tiempo que conocíamos a artistas, músicos, frikis, titiriteros, profesores y adictos a la droga dentro de toda una escena underground maravillosa”, cuenta.

No fue hasta que se trasladaron a la ciudad de Mississippi cuando se metieron de lleno en el blues, al tiempo que su padre tocaba o grababa con los bluesmen más destacados de Memphis. “Nuestro padre y sus amigos en Memphis estaban honrados de conocer y tocar con Bukka White, Furry Lewis, Fred McDowell y muchos otros músicos de blues por redescubrir”, explica Dickinson, que cuenta que el título del nuevo disco viene de esos días. “Es una frase que ellos se inventaron y con la que nuestro padre firmaba la mayoría de sus cartas. Es un homenaje a él y al fenómeno de cómo la música de raíces pasa de generación en generación”.

Y de su generación, ¿a quién destaca? “Me encanta Jason Isbell y su último disco Southeastern. Es un verdadero guía espiritual para la música”, apunta el guitarrista, quien reconoce que el mejor momento de su carrera fue cuando tocaron con Mavis Staples, magnífica vocalista de soul que perteneció a la formación góspel The Staple Singers. “Es una reina y un tesoro”, sentencia. Y recuerda que, por mucho que digan que el blues es cosa de un puñado de nostálgicos, ellos están muy vivos: “Incluso los malos momentos, los más humillantes, son tolerables si la música es tu vida. Y es nuestra vida”.

 

**Artículo original publicado en El País.

Hay 1 Comentarios

Hola!! Son muy Buenos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

La Ruta Norteamericana

Sobre el blog

Viaja por el pasado, el presente y el futuro de la música popular norteamericana. Disfruta del rock, pop, soul, folk, country, blues, jazz... Un recorrido sonoro con el propósito de compartir la música que nos emociona.

Sobre el autor

Fernando Navarro

. Redactor de El País y colaborador del suplemento cultural Babelia y las revistas Ruta 66 y Efe Eme. Colabora también con un espacio musical en el programa A vivir de la Cadena SER. Es autor de los libros Acordes rotos y Martha. Cree en el verso de Bruce Springsteen: "Aprendimos más con un disco de tres minutos, que con todo lo que nos enseñaron en la escuela".

La canción del Jukebox

 

Autor: Luther Allison. Canción: Serious. Disco:Life Is a Bitch. Año: 1984. Sello: Encore!/Melodie. Canción pinchada por Pablo J. Martínez.

Participa en "La canción del Jukebox" 'pinchando' una canción. Manda tu selección de música norteamericana con el enlace de Youtube o Vimeo a la dirección @gmail.com e indica tu nombre. Tu canción sonará durante una semana en este Jukebox digital.

Spotify

Spotify de 'La Ruta Norteamericana'

Listas de reproducción temáticas de La Ruta Norteamericana. Música para mover las caderas, engancharse al soul, desmelenarse con guitarras o soñar despierto. ¡Escucha nuestra lista!

PERFIL DE FACEBOOK

Perfil facebook 'La Ruta Norteamericana'

Recomendaciones, noticias y reflexiones musicales en primera persona, un espacio distinto al blog donde conversar y escuchar música.

FACEBOOK: AMIGOS DE LA RUTA NORTEAMERICANA

Grupo facebook 'La Ruta Norteamericana'

Lugar de encuentro sobre actualidad musical y sonidos raíces de la música norteamericana. Otro punto de reunión y recomendaciones del blog de Fernando Navarro pero hecho con la colaboración de todos sus miembros. ¡Pásate por nuestro grupo!

Libros

Martha

Martha. Música para el recuerdo

“Un accidente de tráfico y sus consecuencias despiertan en Javi, un periodista inmerso en la crisis del sector, un torrente de recuerdos y sensaciones que le conducen a su juventud, a esos veranos en el pueblo con sus amigos, al descubrimiento del amor y de esas canciones que te marcan de por vida. Un canto al rock, a la amistad, a la integridad ética y al amor puro”


Fernando Navarro

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana.

Acordes Rotos. Retazos eternos de la música norteamericana repasa el siglo XX estadounidense a través de las historias de más de treinta artistas, claves en el nacimiento y desarrollo de los estilos básicos de la música popular. Un documento que tiene en cuenta a músicos esenciales, que dejaron un legado inmortal sin importar el éxito ni el aplauso fácil.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal