15 jul 2010

Camino del sur

Por:

Nos acercamos al mar. No es una gran noticia, pero con la perspectiva (la mía) de pasar el verano en Madrid y después de haber recorrido estos cuatro días el interior de España, me parece una recompesa excepcional. Anoche llegamos a Trujillo (la foto de Trujillo y las de la excursión son de Álvaro Castrillo, un compañero), la ciudad natal de Francisco de Orellana y tierra, también, de los hermanos Pizarro. Del primero, descubridor del Amazonas junto a los Pizarro, se celebra el próximo año el quinto centenario de su nacimiento. La próxima parada será Cádiz.

P1190224

El cansancio después de 11 horas de marcha y 28 kilómetros a pie era tal que, cuando la alcaldesa nos esperaba para recibirnos anoche a las puertas de la catedral, la sola imagen de las escaleras que debíamos subir hizo que nos pasara desapercibida (a los periodistas) su presencia. Lo entendió, entre risas. "Pues sí que venís cansados", dijo. Él dolor de piernas y espalda y las quemaduras del sol en los hombros, aún hoy, no me dejan olvidarlo. Los chicos, sin embargo, parecen tener una energía infinita. Pese a que ya están agotados, siguen con su rutina.

P1190175

P1190152 
Hoy, algunos periodistas (que, según los ruteros y los monitores que les acompañan vivimos "muy bien, dormimos en hoteles...") pasaremos la noche en el campamento. Es difícil resistirse. Esta noche montarán las tiendas en la playa, junto a las ruinas romanas de Bolonia, en la provincia de Cádiz. Pero aún nos quedan seis horas de viaje en bus. Allí pasaré los tres últimos días de ruta (mi ruta) y mi compañero de El País, Carlos Carabaña, retomará el camino en Lisboa para recorrer en barco la costa gallega y llegar hasta León después de andar el camino de Santiago.

En recuerdo del cochinillo

El Mercado Regional de Ganado de Trujillo será esta tarde nuestro particular restaurante. Eso me ha traído a la memoria una de las exquisiteces de la gastronomía española que ha convertido Segovia en una de las mecas nacionales de este arte: el cochinillo.

Camino de Burgo de Osma, saliendo de Segovia, tuvimos el placer de comer en la El Rancho de Torrecaballeros. No pude resistirme y me dejaron entrar en el horno, donde los hermanos Féliz y David Arcones me explicaron la receta. "Se necesita un horno de leña de roble". Primer chasco. "¿Y no hay forma de hacerlo en un horno normal?". "En horno degas no sabe igual. El cochinillo, puede, pero no vas a llegar a ese sabor". Algo es algo.

Cochinillo

Lo que hace tan especial esta carne (que le ha valido al Restaurante Cándido, a los pies del acueducto, el título de Mesonero Mayor de Castilla) es la cubierta crujiente de piel que recubre una carne que se deshace como la mantequilla. ¿Cómo se consigue eso? Encendiendo un fuego en mitad del horno de piedra. Tras dos horas de precalentamiento, se retiran las ascuas y, a 220º, se mete el animal, con tres semanas de vida y dortado a la mitad con un plato. Todo es así de artesanal. La temperatura se mide con la mano. "A puño", me dice David, y me enseña la mano encallecida. "Si puedes dejar la mano dentro, es que aún no está". Los ingredientes: manteca, agua y sal; y una "carne de primera calidad", de las tierras de Segovia y alimentada solo con leche materna. David me cuenta que no son pocos los que comen con remordimientos: "La gente se sorprende, está acostumbrada a comer animales grandes, no tan pequeños". Pero regado con vino de la Ribera del Duero, exquisito, el bocado pasa como manjar de dioses.

Hay 8 Comentarios

Muchas gracias, yo también echaré de menos la ruta y el marisco gallego. Sobre la dieta, al menos por lo que yo he visto las veces que he comido en el campamento, creo que los chicos vegetarianos no tienen demasiado problema. Siempre hay carne, pero también un plato alternativo de verdura o acompañamiento. ¡Y la tortilla de patatas la pueden comer!
Mony, he conocido a Elena, que os manda muchos recuerdos y dice que tiene ganas de veros. Los periodistas estábamos tan contentos de encontrarnos por fin con ella que hasta nos hicimos una foto.

Lena, yo también he pensado en los ruteros que no comen carne y me interesa saber qué tipo de alimentación reciben. A mí me encantaría probar ese cochinillo, pero como vivo con dos vegetarianos, me doy cuenta de que no es para todos. ¿Tu hija come pescado? Me hace la boca agua pensando en los platos exquisitos de Galicia. Laura, tendrás que quedarte con la ruta más tiempo para probarlos.

Hola Laura, espero que pases la noche bien en la tienda en la playa. ¡Qué rico! Y qué triste que sólo quedan tan pocos días para que tú seas los ojos y oídos de la ruta para nosotros, los padres de los ruteros. ¿Has tenido la oportunidad de conocer a Roxy (Grupo 8)? No hace mucho desde que empezó a estudiar español y me pregunto si se está defendiendo bien en su nuevo idioma. Pues, estoy pendiente de tus impresiones de Cádiz, parece ser una ciudad muy bella e interesante. ¡Qué disfrutes!

Gracias Laurita por tus crónicas, a traves de ellas yo también vivo la ruta desde mi país (El Salvador), y me escapo de la dura realidad que acá se vive, saludos a mi hija Valeria si la ves, ella aparece sentadita en la foto del baño en el rio, me dio mucho gusto verla.Dios te bendiga.
Sandra.

Hola Laura:
gracias por tus comentarios y fotos que nos dejas. Nos encantan tus noticias. Saludos a Alba del grupo 5, la Alcarreña.

Laura gracias por tus excelentes crónicas que son distintas a las oficiales al igual que las fotos...Y que bueno que superaste la prueba de la caminata ...un beso desde Santiago de Chile y otro para Elena grupo9 de Chile.

Gracias por los comentarios que se distinguen un poco de la crónica diara de Iñigo... Se ve todo desde un punto de vista un poco diferente. Muy interesante.
Agua en la boca con las srecetas de carne...?
Mmm, pero yo me pregunto como aguantará mi hija Anna, que es vegetariana, estos trayectos tan duros sin comer como los demás. Leí en la crónica de una de las chavalas que sólo se come carne, de ensaladas nada....aay...

Buenísimo Laura tus comentarios. Eso es lo bello de la juventud, la resistencia. Dichosos ellos que pueden caminar 11 horas y tener todavía energía para rato.
Se me hizo agua la boca con la receta del cochinillo, a la sola vista se ve provocativo, no sé que tan cierto sea que los periodistas la pasan rico, pero con estos platos no se duda ja ja ja. Que los disfrutes.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ruta Quetzal

Sobre el blog

La trigésimo primera edición de la Ruta BBVA contará con 180 jóvenes de entre 18 y 19 años procedentes de 17 países de América, España y Portugal. Bajo el lema ‘Aventura en las selvas mayas del Yucatán’, la expedición parte de México. Allí, los jóvenes explorarán las selvas mayas y descubrirán los sitios arqueológicos más relevantes de esta civilización. El programa, creado por Miguel de la Quadra-Salcedo en 1979, continuará en España, donde los jóvenes visitarán Extremadura, Andalucía y Madrid y conmemorarán los centenarios de las muertes del Rey Fernando el Católico, el Inca Garcilaso de la Vega y Miguel de Cervantes. Son 30 días de viaje en los que la expedición combinará cultura, aventura y formación en emprendimiento social. EL PAÍS se suma a esta experiencia y la irá contando a través de este blog

Archivo

julio 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal