01 jul 2010

Siguiendo a los mayas y alejándonos de Álex

Por:

Mexico 9 265 

La entrada de la Ruta Quetzal BBVA en Yucatán ha supuesto hoy una inmersión en la civilización maya para los chavales. Y es un lujo entrar de lleno en esta cultura de la mano de Andrés Ciudad, que además de subdirector de la expedición es catedrático de Historia de América de la Universidad Complutense de Madrid, presidente de la Sociedad Española de Estudios Mayas y, sobre todo, un apasionado de la cultura mesoamericana. Tras haber examinado de cerca las civilizaciones totonaca y olmeca, los ruteros han salido de la ciudad de Campeche rumbo a los centros arqueológicos de Edzná y Uxmal, donde se hallan las construcciones de las que fueron dos de las principales ciudad-estado de Yucatán.

Antes de arrancar con la civilización maya, un mensaje de tranquilidad a los padres de expedicionarios que estáis siguiendo este blog. Desde el pasado sábado nos hemos tenido que acostumbrar a oír que podría llegar el rutero número 371, llamado Álex. Ya lo sufrimos en forma de tormenta tropical en Tabasco, pero el lunes salimos hacia Campeche con decenas de titulares en la prensa local y en los medios digitales que apuntaban a que iba a transformarse en un huracán de categoría 1 justo en la zona adonde nos dirigíamos. No fue así. Se desplazo hacia al noroeste hasta llegar a Texas. Hoy sí ha alcanzado la costa mexicana y el gobierno de Tamaulipas ha declarado el estado de emergencia porque el huracán ha alcanzado ya la categoría 2. Sin embargo, Álex sigue estando lejos de Yucatán, donde se halla la expedición. Si quieren seguir los movimientos del huracán, les recomiendo que consulten el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos.

El primero de los enclaves mayas que han visitado los chavales es el de Edzná, una ciudad ubicada en el actual occidente de Campeche que estuvo organizada alrededor de una plaza de 16.000 metros cuadrados presidida, al este, por una gran acrópolis que alberga el Edificio de los Cinco Pisos, La Casa de la Luna y los templos del Norte, el Suroeste y el Noroeste. La ciudad se fundó en el año 600 a. C., pero su apogeo se produjo entre los años 600 y 900 d. C. Las piedras que vemos cobran sentido cuando Andrés Ciudad nos explica la complejidad social, económica y política de la civilización maya. Esta ciudad-estado estaba ubicada, para empezar, en el norte de un valle cuya agua es subterránea, por lo que tuvieron que levantar canales y depósitos para abastecer a la población.

Para entrar en Edzná hay que inclinarse ante los dioses. Y no vale ser agnóstico ni de otra religión, puesto que la puerta de entrada es lo suficientemente baja para que todo aquel que quiera acceder al recinto deba hacerlo porque no tiene más remedio. La acrópolis es la parte más interesante, aunque durante siglos fue un coto privado de la familia real, cuyo jefe se guardaba, además del papel de gobernante, el de chamán. “Las sociedades mayas eran animistas. Todo tenía vida: las piedras, la vegetación, los animales… Pero sus religiones eran complejas, y se consideraba que los reyes eran los intermediarios entre los hombres y los dioses y eran descendientes de ellos, aunque no pasaban a ser divinidades hasta que fallecían”, ha explicado Ciudad.

Así puede resumirse parte de la complicada religión y organización política de los mayas. Lo que diferencia a las sociedades mayas de, por ejemplo, las europeas es su organización territorial. Los mayas también fueron conquistadores, pero no les interesaba el control político de otras ciudades, sino obtener de ellas tributos, esclavos, alimentos o plumas de Quetzal. “En muchos sitios no hablamos de estados territoriales, sino hegemónicos. Moctezuma tampoco pudo ser rey de todo cuanto conquistó, porque no había legitimidad para ello y no les interesaba”, ha señalado Ciudad.

Mexico 9 284 
A pesar del formidable conjunto arquitectónico de Edzná, mucho más impactante resulta la antigua ciudad de Uxmal, en Yucatán, que hemos visitado esta tarde. Sobre todo por su monumentalidad. Es difícil no quedarse embobado con la primera piedra que se nos aparece y todo resulta susceptible y apetecible para echar una foto, de esas en las que uno sale con un primer plano delante de una gran mole para colgar sólo llegar a casa en Facebook.

La ciudad, fundada en el siglo VII, debió ser la capital de una región más amplia. A diferencia de otras grandes antiguas urbes, la mayoría de sus edificios son administrativos y sólo hay una cancha para jugar a pelota. Además, la arquitectura es de las más sofisticadas de la península de Yucatán y podemos hallar piedras en las que se esculpieron dioses, serpientes o celosías, lo cual no es nada frecuente en las construcciones mayas.

Uno de los expedicionarios inquiere, con toda la razón, por qué se vino abajo el mundo maya dado el poderío de sus ciudades, justo cuando las ciudades estaban en pleno apogeo y las redes comerciales se ampliaban. La respuesta no está nada clara y, de hecho, es uno de los interrogantes que aún no se han podido resolver por completo. Andrés Ciudad nos cuenta que las explicaciones sobre posibles sequías o enfermedades han sido rebatidas, por lo que se piensa en un problema en la estructura política de la civilización. Los reyes, explica, eran seres semidivinos que controlaban desde los templos hasta la fuerza de trabajo. Sin embargo, su imagen se desgastó, perdieron carisma y propiciaron revueltas y guerras, tanto internas como con otras ciudades, que hizo venir abajo esa civilización.

Tras unos días de aventuras, los ruteros desde hoy han fijado su nueva base en la ciudad de Mérida, que empezaremos a descubrir mañana y que dará pie a un intenso programa académico antes de la segunda caminata en México.

Hay 3 Comentarios

Te escribo desde Uruguay. Es interesante tu crónica pero al igual que Mony Ortiz pienso que lo enriquecería muchísimo y la haría única con los algunas anécdotas y comentarios de los chicos. Yo estuve en Yucatán y las conocí y la que más me gustó fue Chichén Itzá. Os mando saludos para todos y les deseo lo mejor!!

Luis buenisima la crónica...descriptiva y amena. me hubiera gustado que la matizaras con mas anecdotas de los chicos...o sus comentarios que deben haber habido...
Cariños a la rutera chilena ElenaMaría (grupo 9).

Gracias Luis por tus crónicas. .Eres el más fiable de los periodistas. Te sigo todos los días porque me gusta tu enfoque de la ruta. Sigue así.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Ruta Quetzal

Sobre el blog

La trigésimo primera edición de la Ruta BBVA contará con 180 jóvenes de entre 18 y 19 años procedentes de 17 países de América, España y Portugal. Bajo el lema ‘Aventura en las selvas mayas del Yucatán’, la expedición parte de México. Allí, los jóvenes explorarán las selvas mayas y descubrirán los sitios arqueológicos más relevantes de esta civilización. El programa, creado por Miguel de la Quadra-Salcedo en 1979, continuará en España, donde los jóvenes visitarán Extremadura, Andalucía y Madrid y conmemorarán los centenarios de las muertes del Rey Fernando el Católico, el Inca Garcilaso de la Vega y Miguel de Cervantes. Son 30 días de viaje en los que la expedición combinará cultura, aventura y formación en emprendimiento social. EL PAÍS se suma a esta experiencia y la irá contando a través de este blog

Archivo

julio 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal