29 jun 2014

Entre el volcán Misti y los guardianes de los Andes

Por:

20140627_171411_resized

El atardecer de Arequipa no hay que verlo, hay que sentirlo. Dura tan solo unos minutos, es rápido, fugaz, pero si uno se encuentra en el sitio justo y en el momento adecuado consigue que esos segundos poco a poco se alarguen y terminen siendo eternos. La llamada ‘Ciudad Blanca’ es la segunda más poblada e industrializada de Perú y se encuentra a 2.328 metros de altitud. Pero lo que más caracteriza a Arequipa son sus majestuosos volcanes, que la sitian por los cuatro costados conformando un paisaje imponente, casi aterrador, pero extremadamente bello. Una luz intensa, dorada, casi de cuento, baña la catedral y su volcán más cercano, el Misti, como despedida de un día más. No hay explosiones de la naturaleza. Continúa la tranquilidad. Reina la paz.

La cumbre de este volcán, que no ha tenido actividad importante desde mediados  del siglo XV, tiene un cráter de 900 metros de ancho que no está muerto, se mantiene dormido. Desde el 2005 está controlado por monitores instalados por el IRD de Francia, que cumple todo un programa de vigilancia con un equipo geodésico que permite medir las deformaciones volcánicas. Hay preocupación en la comunidad científica por su probable despertar, y por extensión también la hay entre los habitantes arequipeños: una posible erupción arrasaría en 40 minutos la ciudad que vio nacer a Vargas Llosa. Y no hay plan de evacuación.

Sí están preparados sin embargo para la llegada de terremotos. Otro fenómeno de la naturaleza que mantiene en vilo a los peruanos, que saben que viven en la costa oeste de América del Sur, un segmento del cinturón sísmico circum-Pacífico, donde se producen más de dos tercios de los terremotos de gran magnitud del mundo. Todo está pensado para los inesperados movimientos de la tierra. Las casas, las iglesias, los conventos.  Una ciudad con cuatro universidades, callejuelas, mercados,  edificios blancos fabricados con la piedra volcánica sillar. No extraña por tanto que la compañía de teléfono ‘Claro’, una de las más importantes del país, envíe este tipo de publicidad a sus usuarios en un mensaje: “No esperes que un sismo te sorprenda. Asegura tener saldo de SMS enviando DIEZ al 779”.

Pero la naturaleza no solo está para dar sustos a esta región tan pacífica. Cerca de Arequipa se encuentra la Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca con los auténticos guardianes de los Andes como principales habitantes. Perú es el primer productor mundial de alpacas y el segundo de llamas, unas especies nativas de camélidos que aprovechan eficientemente los escasos pastos naturales y proveen a sus habitantes con dones muy preciados: fibra, carne y pieles.  Donde otros animales no han podido adaptarse plenamente, su crianza se ha afianzado en un hábitat alto andino que va desde los 3.800 metros hasta los 4.800, soportando las inclemencias del frío intenso.

0782_28_JUN_Reserva Nacional Salinas y Aguada Blanca

Hasta allí han subido los jóvenes expedicionarios de la Ruta BBVA, algunos de ellos viviendo en sus propias carnes el temido mal de altura, donde han convivido durante una mañana entera con estos curiosos animales y sus criadores. “Además de las llamas y las alpacas, tenemos las vicuñas, que son una especie protegida y no se pueden cazar”, explica la veterinaria Emma Quina, miembro del Desco (Centro de Estudios y Promoción del Desarrollo), que trata de fortalecer las capacidades de los sectores menos favorecidos para enseñarles a gestionarse y a fomentar el producto local. Y es que la alpaca, por ejemplo, fue declarada por ley desde 2005 como “producto bandera de Perú” porque la industria textil considera que tiene una fibra especial y las prendas confeccionadas con ellas están clasificadas como artículos de lujo.

“Son nuestro patrimonio, lo valoramos, y queremos cuidarlo adecuadamente”, explica Emma Quina. En la reserva  de las salinas no hay lujo, pero sí  un remanso de paz, y mucho cuidado. “A quien se le escaque una llama, tendrá que ir a por ella”, avisa la veterinaria, que cuenta las cabezas de los animales como piezas de diamantes. Son los tesoros que campan alrededor del Misti. Los guardianes de los Andes.

FOTOGRAFÍAS: ÁNGEL COLINA

Hay 1 Comentarios

es el mejor lugar del mundo

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Ruta Quetzal

Sobre el blog

La trigésimo primera edición de la Ruta BBVA contará con 180 jóvenes de entre 18 y 19 años procedentes de 17 países de América, España y Portugal. Bajo el lema ‘Aventura en las selvas mayas del Yucatán’, la expedición parte de México. Allí, los jóvenes explorarán las selvas mayas y descubrirán los sitios arqueológicos más relevantes de esta civilización. El programa, creado por Miguel de la Quadra-Salcedo en 1979, continuará en España, donde los jóvenes visitarán Extremadura, Andalucía y Madrid y conmemorarán los centenarios de las muertes del Rey Fernando el Católico, el Inca Garcilaso de la Vega y Miguel de Cervantes. Son 30 días de viaje en los que la expedición combinará cultura, aventura y formación en emprendimiento social. EL PAÍS se suma a esta experiencia y la irá contando a través de este blog

Archivo

julio 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal