« Tejela y el fútbol | Inicio | Esplá y la barra de hielo »

19 mayo, 2007 - 21:09 - Rosa Jiménez Cano

Antídotos para el orejismo salvaje

Ante el orejismo imperante en Las Ventas es hora de proponer medidas que frenen esta orgía de apéndices auriculares sin atisbos de cambio.

Un opción podría ser cortar las manos al presidente, pero, claro, tampoco podría cambiar de tercio, ni devolver toros. Se me ocurre, de momento, reducir el número de copas a vender en los tendidos de sombra.

Hagan juego, señores...

Orejismo salvaje

Comentarios

Las manos y la cabeza, todo ello en sentido figurado y virtual, habría que cortarle a esos colaboradores de la manipulación y el fraude que son los presidentes.

Y los cataplines, figurados, también por supuesto

Por lo visto lo único no figurado es el negociazo de los empresáurios.

Difiero, para nada estoy de acuerdo con prohibir la distribución de copas y otras sustanciaas adictivas. Prefiero aquello de ¿Socrates? que decia: no se permite la entrada a todo aquel que no sepa geometría.

Suprimir los gintonics???? no x dios!!!! jajaja que sería de una tarde de aburrimiento en San Isidro sin un buen gintonic en las manos!!!

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00d83544d48f53ef

Listed below are links to weblogs that reference Antídotos para el orejismo salvaje:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal