« Gazpacho pasado por agua | Inicio | Crónica de una suspensión »

20 mayo, 2007 - 22:39 - Rosa Jiménez Cano

Las eternas colas en taquilla

A las 20:11h, bajo el chaparrón, la afición se alineaba frente a las taquillas para cambiar sus entradas. Ante la posibilidad de desorden y tumultos, tuvo que intervenir la policía. Bajo los soportales de la plaza, se protegían de la lluvia aficionados por puñados. ¿Hasta cuándo esta deficiente gestión de las entradas?

Colas para devolver entradas bajo la lluvia

Comentarios

¿Y a Ballesteros dónde le cambian la entrada?

(Valga la frase-protesta como homenaje a un amigo que anda lidiando un toro complicao)

Un saludo

Las entradas de la corrida aplazada ayer serán válidas para acceder a la Plaza el próximo día cuatro de junio
21 de mayo de 2007


Plazo de cuatro días para los que quieran devolver sus localidades
Taurodelta informa a los abonados y espectadores de la Plaza de Las Ventas que las localidades correspondientes a la corrida de ayer, domingo día 20, aplazada por lluvia, tendrán plena validez para asistir a la plaza el próximo día 4 de junio, fecha elegida para la celebración de este festejo. No es necesario pues, para aquellos espectadores que tengan intención de asistir a esta corrida, realizar trámite alguno de canje.

Los espectadores que no quieran o no puedan asistir a esta corrida aplazada podrán recuperar el importe de sus localidades durante cuatro días, desde hoy lunes día 21 hasta el próximo jueves día 24 en las taquillas de la Plaza de Las Ventas.

Recordamos que el festejo se celebrará con idéntico cartel (toros de Guardiola Fantoni para Esplá, Torres Jerez, Álvaro Justo) el lunes 4 de junio.

Exactamente eso decía la nota de prensa.

Perdona Rosa por colarme pero lo vi en la web y lo puse por si le hacía el apaño a alguien.

Sorry.

Y ya que estamos, felicidades por tu trabajo.

Al revés, al revés, Jabonero. Se trata de eso, de contarlo e informar a los demás. ;)

La Fiesta ya no es lo que era. Hasta no hace tanto había unos fulanos, a los que se les llamaba "mariachis", que compraban a precio inferior las entradas la tarde que había derecho a devolverlas. Luego ellos, con tiempo se acercaban a la taquilla con el mazo y, de una vez, las cambiaban todas llevándose un dinerito. Que conste que escribo esto para dar ideas, pícaras, pero ideas. Pues así el propietario de la entrada no pierde el tiempo y el mariachi se gana unos euros tan ricamente. De nada.

Imagino que la extinción de los mariachis tuvo relación directa con el cambio climático. Como no llueve, apenas suspenden corridas. :)

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00d83545336153ef

Listed below are links to weblogs that reference Las eternas colas en taquilla:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal