Shanghai Calling

El blog

Shanghai

Shanghai Calling es un blog de experiencias y descubrimientos que no tiene más pretensión que la de una guía útil para todo el que sienta la llamada de esta ciudad, ya sea porque se haya planteado viajar a Shanghai o por puritita curiosidad. ¿Oyes la llamada? Contesta!

Autora

Patricia Ortega Dolz

Patricia Ortega Dolz (Adra, Almería, 1976) es reportera de El País desde el 2000. Y un viernes de cierre tardío del pasado mes de junio se fue a tomar una cerveza al Clandestino y, a pie de barra, conoció a una mujer de Ciudad Real que, al cuarto tercio, le ofreció un trabajo en Shanghai durante la Expo. Pidió una excedencia por un año y allí está. Real como la vida misma.

Archivo

noviembre 2010

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          

22 ago 2010

A 200 Km a la redonda de Shanghai (2): Ciudad de vida y muerte

Por: Patricia Ortega Dolz

MUSEO DE LA MEMORIA 2Tuve la suerte de ver City of life and death (Ciudad de vida y muerte) en la sala del Kursaal en San Sebastián, tras ganar la Concha de Oro a la Mejor Película y a la Mejor Fotografía del Festival de Cine donostiarra el año pasado. La vi sentada al lado del director, Lu Chuan, y de uno de los actores, Je Liu. Este último, que según me contó no había llegado a ver la cinta montada y asistía a su primer visionado completo, empezó a llorar desconsoladamente casi a mitad de la película. No teníamos clínex y las copiosas lágrimas ya se mezclaban con sus moquillos entre los sollozos y, el pobre, se secaba las manos en los pantalones. Tuvo que salirse a mitad de la película e irse. Detrás de él fue el director y detrás la actriz, Qin Lan.
Fue brutal: el momento y la película, que ya se estrenó en abril en los cines de España aunque haya pasado un poco sin pena ni gloria.

Desde principios de julio han puesto un tren rápido (70 minutos,  233 RMB –unos 26 euros- y 270 kilómetros de distancia) desde Shanghai hasta esa ciudad de vida y muerte: Nanjing, el lugar del holocausto chino, mucho menos conocido que el judío pero igualmente bestia. Nanjing es el sitio donde los japoneses masacraron a centenares  de miles de chinos (se estiman 300.000) cuando en 1937 invadieron esa ciudad; fue el primer lugar donde se proclamó la República China (1912) liderada por el Dr. Sun Yat-Sen; y fue capital de China desde 1928 (con el Kuomintang de Chiang Kai Shek) hasta que Mao proclamó la Republica Popular China en 1949. Las atrocidades y las consecuencias de aquella masacre persisten en la memoria de la gran mayoría de los chinos (que siguen recelando de los japoneses), muchas de ellas han quedado filmadas en esa película de Lu Chuan, una especie de documental ficcionado que no ha tenido demasiado predicamento en China porque el gobierno considera que es clemente con los japoneses... y lo dejo ahí. El que quiera saciar su curiosidad que la vea, que sale a la venta a finales de este mes.

Nanjing es hoy una ciudad moderna de casi ocho millones de habitantes. Una especie de “miniShanghai”, una de las cuatro grandes capitales antiguas de China, con su zona antigua, sus canales, su Templo de Confucio, sus parques y sus montañas con sus mausoleos y pagodas, su marcha nocturna y con un Museo de la Memoria espeluznante. Un lugar perfecto para una escapada de fin de semana desde Shanghai.

MUSEO DE LA MEMORIA 
Primer destino: Museo de la Memoria. Zona centro-oeste de la ciudad. Ya los exteriores imponen, con esos muros enormes y esas desgarradoras esculturas. El museo está emplazado en el mismo lugar de la masacre y las fosas comunes con los cadáveres están al descubierto. El museo es un recorrido por la historia de esa masacre, con sus protagonistas de uno y otro bando, con sus testimonios, con las recreaciones de los lugares donde todo ocurrió y con sus visibles consecuencias, explícitas hasta poner los pelos de punta. La visita es absolutamente necesaria (y gratuita, por cierto).  

PASEO POR LOS CANALES

Merece la pena una visita al Templo de Confucio y alrededores. Un paseo en barco por los canales y una buenísima (y baratísima) comida china en casi cualquier de los restaurantes que rodean este área del suroeste de la ciudad en la que la oferta para turistas es múltiple. Recomendación: Ahorrarse la calle del mercado de animales si uno no quiere ver sufrir a decenas de cachorros hacinados en cajas.

1912Imprescindible una salida nocturna por la zona llamada 1912 (centro de la ciudad y antiguo emplazamiento del palacio presidencial). Gran marchón chino! Restaurantes, bares de música en directo y discotecones rococós con Djs y la peña bailando a saco! Una especie de Xintiandi, por hacer el paralelismo con Shanghai, pero en lugar de estar lleno de occidentales está petado de chinos dándolo todo… Divertidísimo!

MONTAÑA 
Por último, es sumamente gratificante una excursión a la montaña de Zhongshan. Unos bocatas y algo de beber, aunque por allí, entre los templos, los jardines  y las pagodas se puede encontrar de todo. Un sitio interesante para entender el poderío de esta ciudad en la antigüedad. Un lugar nada masificado, a pesar de ser agosto y del multitudinario turismo chino. Un gigantesco espacio para relajarse y disfrutar. Un placer para todos los sentidos (a pesar de las escaleras).

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Hay 1 Comentarios

Este largo tiempo sin posts ha merecido la pena al ver a tu vuelta posts tan interesantes como el de Anji y el de Nanjing. Espero que sigas contándonos muchas más cosas Patricia!

Publicar un comentario

Este blog sólo permite comentarios de usuarios registrados. To comment, please Inicia sesión.

El Pais

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal