La batalla Gallega

Blog de Silvia R. Pontevedra desde Galicia

Sobre el blog

En Galicia, 886 candidatos a alcalde, en caso de no pactar, se van a poder tomar vacaciones después de la quincena fantástica con la frustración por equipaje y el sentimiento de que los de su pueblo han preferido a otro quizás más calvo, quizás más corrupto. No está muy claro por qué la llaman “fiesta de la democracia”.

Autores

Viguesa, periodista, ilustradora de la cosecha del 71. De plumilla no tenía demasiada vocación, pero como había ganado los concursos de redacción de una fábrica de chocolates y una de refrescos de cola, aparte de tener garantizada la merienda durante todo un año, pensó que quizás podría malvivir hasta la tumba de esto.

mayo 2007

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Suscríbase a este sitio

¿Qué es RSS?

Es una tecnología que envía automáticamente los titulares de un medio a un programa lector o agregador. Para utilizar las fuentes RSS existen múltiples opciones. La más común consiste en instalar un programa llamado 'agregador' o lector de noticias.

« Alicia | Inicio | Autoflagelación (segunda parte) »

27 mayo, 2007 - 00:44

El voto inútil

No vale la pena que sigáis leyendo. Sería una pérdida de tiempo. ¿Qué interés podrá tener lo que os cuente una tía tan lela que ni es capaz de entenderse con su cartero? Resulta que llevo no sé cuántos días animando al blogueiro Jonathan para que se decidiese, que andaba con dudas y no sabía a quién votar, y cuando al fin me propongo yo ejercer mi derecho por correo, voy y entrego el sobre en la estafeta fuera de plazo.

El cartero me trajo el sobre con las papeletas el viernes 18. Le pregunté hasta cuándo podía votar y me contestó que no me preocupase, que tenía “tiempo de sobra”, que “hasta el sábado” podía esperar. Yo, fiel a mi adrelalínica costumbre de hacer las cosas a última hora, cuando ya me veo con la soga al cuello, fui dejando pasar los días y hoy, pasado el mediodía, lancé siete papeletas al aire (dos las retiré previamente), doblé sin mirar la que cacé al vuelo, la guardé en su sobre y preparé toda la documentación. Entonces, me dirigí a la oficina de Correos, saqué número, esperé a la cola y, cuán fue mi estupor cuando la señora del mostrador me dijo que tendría que esperar, para desquitarme, a las próximas elecciones generales.

Mi gozo en un pozo… Ahora que me había decidido como Jonathan a votar… El cartero se refería al sábado pasado, no a éste, pero aquello de que tenía “tiempo de sobra” me despistó. ¿Me entregaba las papeletas el viernes y el sábado pretendía que votase? Quién iba a imaginar que no dispondría tan siquiera del elemental derecho a las 24 horas de reflexión.

Una ve tantas cosas raras en el mundo… Hasta se me da por pensar ahora si aquel cartero de envíos certificados no iría disfrazado… Imposible, ya lo sé. Pero como mis papeletas estaban tan mal impresas y tan mal cortadas como las que, según contó aquí mismo ayer, le enviaron a Jonathan…

Pues eso, que ahora ya no tiene remedio. En urna ya no me van a dejar votar, y tampoco importa demasiado. Un voto inútil más al contenedor.

Que no os pase lo mismo. Si no sale el sol y no podéis disfrutar de un auténtico domingo dominguero. Si no tenéis un plan mejor que ir a votar. Si no os levantáis con gripe, o con resaca. Si no os hacéis un esguince en la pachanga mañanera. Pasaos por el colegio, anda. Aunque votéis en blanco. Al menos habréis expresado algo y se os quedará el cuerpo mejor.

El pueblo soberano tiene la palabra. Que sea lo que él quiera. Amén.

PD: Y si tenéis papeletas en casa y no las usáis, recicladlas. Así también evitaréis que mueran como simples votos inútiles.

Comentarios

FEA

Menudo nivelazo dunha xornalista, presunta experta que escribe sobre a campaña electoral e non sabe informarse sobre o prazo para votar por correo. Que non rematou ningún sábado, senón este xoves, logo de ser prorrogado 24 horas pola Xunta Electoral.
E menudo nivel a forma de escoller a papeleta para votar. A miña felicitación a "El País" por publicar unha crónica tan esclarecedora da calidade profesional e política dalgúns colaboradores

Pois eu, que nin por correo nin por presencia (a 2000 km de distancia éche difícil chegar á furna a tempo) irei, mais teño que dicir que, ainda sendo a primeira vez que non vou votar (nin botar) de xeito voluntario, onte andaba cun ruxe ruxe estomacal que me dicía que tiña que ter votado, ainda que fora en branco.

En fin, que cada un vote o que quera, mais que vote: eu sempre dicía que o que non vote non ten dereito de réplica durante 4 anos.

Pois iso, se as cousas non trocan heime sentir raro porque eu non tentei axudar a trocalas e, se trocan, eu non podo sentirme parte dese troco (e se a cousa é a peor por non telo evitado). Estrano sentimento o meu.

PD: Coido deberían, os gobernos, apoia-las novas tecnoloxías para evita-la impresión de tantas e tantas papeletas que o único que fan é destruir máis a natureza: pola tala de árbores e polos productos empregados logo na súa reciclaxe (non é tan limpa como pensamos mais axuda a non contaminar tanto como se non a empregasemos... nada é perfecto) ou porque hanos tirar no lixo en calquera lado.

Efectivamente, yo tambiñen me he quedado estupefacta al leer este artículo. El plazo para votar por correo terminó el jueves día 24, no terminó el sábado anterior. ¿Cómo se puede publicar algo sin asegurarse uno de lo que está escribiendo?
Es más ¿cómo pudo pensar que el plazo para el voto por correo termina tan sólo un día antes del día de celebración de las elecciones?
Lo titulas "el voto inútil"...
Por supuesto que es inútil, si ni tan siquiera te paras a leer la información que viene adjunta en el sobre donde ponía claramente el plazo para ejercer el derecho al voto por correo... en fin...

Vaya por dios, Silvia!! Has quedado como una auténtica idiota!!

Pués la verdad es que lo de Silvia tiene mérito. Porque hay que tener mucha fuerza de voluntad y creer en la sociedad en al que vives para hacer el más mínimo esfuerzo ejerciendo el derecho de sufragio activo en unas municipales de Vigo, renunciando a parte de tu valioso tiempo vital. Yo la admiro simplemente por haberlo intentado. El método es lo de menos porque el resultado ya os lo digo yo, como lo dije hace un par de semanas: esta noche en Vigo perdemos todos.

Siguiendo con la línea deontológica de los comentarios de hoy, yo quiero reivindicar el derecho de las feas y las idiotas a escribir y opinar en el principal diario impreso y on-line de la octava potencia económica del mundo. Y sobre todo, el derecho de las feas y las idiotas a escribir sobre los temas que les dé la gana y a opinar lo que les dé la gana, ya sea de los pañales de sus babys o de como la pifian intentando votar por correo. Mi enhorabuena a El País por dar la oportunidad de expresarse y ceder un espacio a este tipo de personas, que simplemente nos cuentan las cosas desde la perspectiva del que vive, como la protagonista de una canción de Gal Costa “lutando contra as misérias do quotidiano”... Para los que queráis coherencia, rigor, veracidad, objetividad y demás ya tenéis los editoriales y a los miembros del star sistem mediático, que lo mismo opinan del cambio climático, del descubrimiento del genoma o del conflicto de Oriente Medio, que de la obesidad infantil o de las operaciones de cambio de sexo, eso si, siempre con gran conocimiento de causa. Yo creo que debe haber espacio para todos y cada uno que decida qué leer.

Terminaré como empieza La Colmena de C. J. Cela: “No perdamos la perspectiva, yo ya estoy harta de decirlo, es lo único importante”... y de paso tampoco la educación ni el respeto, que es muy fácil esconderse detrás de un nick. Y lo más importante, no perdamos el sentido del humor.

¿Voto inútil o votante inútil? Efectivamente, te has lucido. Tampoco es que este blog haya sido una cosa de expertos en politología, pero se espera UN MÍNIMO de interés en, y conocimiento de, el tema. Cualquiera se puede despistar sobe una fecha, pero al menos cállatelo, ¿no...?

Lo mismo que jactarse de votar (casi) al azar. Si quitas dos papeletas de nueve, ¿por qué no seguir descartando otras seis, y así votar con aquella que menos te haga taparte la nariz al votar? Esa actitud de "no voto, son todos iguales" me la espero de los alegre chicos de Falange, o de los anti-sistema anti-todo, pero no de alguien que escribe para el País. El nihilismo ya está muy rancio.


Viva el nihilismo!
Vivan las feas y los feos, los idiotas y las idiotas!!
Y eso sí, muerte a los carteros (el abajo firmante pensaba poder votar tranquilamente desde 2.000km de distancia, pero un señor cartero decidió, al no encontrarlo en casa, devolver el voto al Morrazo, a ver si se ganaba a cambio algún chalecito en Aldán...)
Silvia, gracias por hacerme más llevaderos los exámenes.

Así nos va en general y en especial en Galicia. Todo el mundo es libre de ejercer su deber y derecho al voto y escoger al candidato/a que prefiera según sus propios criterios personales. Esta filosofía de hacer así las cosas la veo y la sufro todos los días por parte de autoridades, profesionales y muchos más. Avanzamos gracias a la inercia. Estupendo...

Para Jonathan:
Non sei se a autora deste blog pertence ao "star system", pero é unha xornalista a soldo de "El País", posto de traballo que lles gustaría ter a milleiros de titulados en xornalismo que se atopan no paro.

Efectivamente, así nos va. Yo no estoy en Galicia sino en Valencia pero me alucina que alguien que dice que es periodista y que encima se encarga de un blog en las elecciones municipales y autonómicas no sea capaz de enterarse de cómo se vota por correo, no lo haga y encima se jacte como si eso fuera tan gracioso. Esas estupideces las hacen los periodistas del corazón, nena. Vete al ¡Sorpresa! deja la prensa seria y no tengas tanto morro. No es gracioso. Igual crees que si, pero no.

Víboras que sois unas víboras!!!
Silvia, la nuevos lectores que aparecen!!

Yo creo que votar al azar descartando papeletas es lo mismo que abstenerse. Un voto es una acción responsable, y ¡claro que es importante ir a votar! pero no se puede salvaguardar un voto casi al azar en la libertad de voto. Me parece una forma de pensar superficial, de masas y con poco cerebro. Pero no todo son críticas, admiro mucho de Silvia su preocupación de que su voto cuente, que, aunque parezca algo ridículo, es algo que poco nos importa. Yo por ejemplo no pude ir a votar por razones de estudio, pero piensas "el pescado ya está vendido", no merece la pena desplazarse a tu ciudad donde estás empadronado, si va a salir quien ha llevado saliendo desde que estamos en democracia (en mi caso, es Castilla la Mancha, el PSOE)

el cartero, siempre llama dos veces......

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00d8357e45cb69e2

Listed below are links to weblogs that reference El voto inútil:

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal