Simetrías

Simetrías

Los caprichosos movimientos de los planetas en el cielo del ocaso no tienen sentido hasta que inclinas la cabeza y comprendes que el suelo que pisas es otro planeta más. El mundo es confuso y farragoso, pero entender las cosas suele ser cuestión de mirarlas desde el ángulo adecuado.

La forma hace al monstruo

Por: | 12 de diciembre de 2011

Anomalocaris_reconstruction

 

Ilustración de Katrina Kenny, Universidad de Adelaida

Ahora la tenemos tomada con las agencias de calificación, pero cada época inventa sus depredadores: la conspiración judeomasónica en la Arcadia franquista, la administración de justicia en la Inglaterra dickensiana, el recaudador feudal, el emperador Nerón, el tiranosaurio rex.

El precursor de todos ellos fue el Anomalocaris de la imagen de ahí arriba -tomada de su última aparición en la revista Nature-, una fiera corrupia de pomposas fauces, nadar aparatoso, mirada torva y con más dientes que el caballo de Gargamel. Fue la primera cosa con un metro de eslora que inventó la evolución, y terror de trilobites a juzgar por las muchas cáscaras de estos que dejó en sus deposiciones.

Si esa especie de trompas que le salen al morlaco por mitad de la frontal le han parecido al lector un par de langostinos, ningún experto podrá reprochárselo. Eso es justo lo que pensó su descubridor, el famoso paleontólogo norteamericano Richard Walcott. Se encontró una trompa suelta en 1928 y la clasificó como un fósil del primer crustáceo del planeta. La verdad es que se parece un montón a una gamba. La siguiente imagen es mi propia versión, admitidamente naïf, de la trompa del Anomalocaris:

 

Anomalocaris

 

Y no, no es que yo tenga la paciencia del santo Job. Para hacer eso basta dibujar uno de los segmentos, por ejemplo el más grande de arriba, o el más pequeño de abajo, o cualquier otro que te vaya bien. El resto es puro control C control V, porque todos los segmentos tienen exactamente la misma forma, y solo difieren en el tamaño y en el ángulo de rotación. Esta es la marca de fábrica de una de las curvas más notables de cuantas ha descubierto la geometría: la espiral logarítmica, que aparece con aún menos disimulo en la siguiente imagen:

Double log spiral

 

 

Los humanos necesitamos 5.000 años de investigación matemática para inventar la espiral logarítmica, pero la evolución tardó muy poco en descubrirla. Anomalocaris es uno de los personajes estelares de la llamada explosión cámbrica, la aparición relativamente súbita (en términos geológicos) de todos los grandes grupos animales que pueblan la Tierra desde entonces, como los anélidos (lombrices segmentadas), los artrópodos (insectos, arañas, crustáceos), los moluscos (lapas, mejillones), los equinodermos (erizos y estrellas de mar) y los cordados a los que pertenece el amable lector.

Esa explosión de creatividad biológica ocurrió hace unos 540 millones de años, al inicio del periodo cámbrico, y después de 3.000 millones de años de aburrimiento en que el registro fósil solo muestra evidencias de microbios unicelulares. La explosión cámbrica fue la invención de la geometría: de las formas en que las células individuales pueden organizarse en una sociedad coherente y autoconsistente.

Una de las espirales logarítmicas más famosas es la concha del nautilus. Como circulan por la web algunas opiniones escépticas sobre este hecho, decidí ayer comprobarlo por mí mismo y, como puede verse en la siguiente figura, el ajuste de la concha a la curva es casi perfecto:

 

 

Nautilus log

 

También nuestro sistema musical consiste en una espiral logarítmica. En esta imagen, los radios representan la frecuencia acústica de las 12 notas de la escala, de un do al siguiente do:

 

 

Diatonic scale 1

 

 

 

No deja de ser curioso que la cóclea del oído sea también una espiral logarítmica, pero eso es otro cantar. Pórtense bien los lectores y hasta la próxima.

 

Hay 56 Comentarios

Stephen Jay Gould
el cual explica teorias evolutivas y trata sobre el llacimiento de burgess shale unico lugar donde se han encontrado animales como

do de Andalucia), coordinado por la Universidad de Córdoba. El tema del Seminario es la Innovación en Agroalimentación. P

No se olvide de hacer constar el nombre de los autores de las ilustraciones (Katrina Kenny en este caso) y sus amables lectores pensarán que usted también se ha portado bien y le quedará un blog precioso.

Wow flipante,moola aunque no entienda la mitad me he quedado pillado, todo esto ¿tiene algo que ver con madre naturaleza?Al fin y al cabo...

alberto v., tu si que sabes....clara y concisa la explicación; al asunto del meollo...thx
comienzo interesante de este blog que tendría con mucha cuerda por soltar; hilo de ariadna....suerte

Créditos a la ilustración, publicada por este mismo periódico hace 5 días complementando una información sobre el Anomalocaris:
KATRINA KENNY/UNIVERSITY OF ADELAIDE
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/primer/gran/predador/oceanos/veia/bien/elpepusoc/20111207elpepusoc_15/Tes

Javier que gusto leerte de nuevo. Un abrazo fuerte

la espiral logaritmica fue inventada hace miles de millones de años. ¿O que os pensáis que forma tienen algunas galaxias de espiral?

¡Genial! Ya teníamos ganas de que te hicieras un blog. Escribe lo que te apetezca, que curiosamente suelen ser cosas que a mí me apetece leer. Un abrazo.

Buen Articulo, gracias por compartirlo.
Suerte !

Para quien le interese este tema recomiendo este libro
La vida maravillosa de Stephen Jay Gould
el cual explica teorias evolutivas y trata sobre el llacimiento de burgess shale unico lugar donde se han encontrado animales como el anomalocaris, la opabina o wiwaxia.

@Marmolito | 13/12/2011 21:06:12

¡Aaah! ¡Pero si es precisamente todo lo contrario a lo que has dicho! Si las aves vuelan es porque tienen alas. Lo que tú has dicho es totalmente lamarckiano.

Estamos hablando de azar; aquí, se supone, no hay lugar para Grandes Arquitectos del Universo.

Bueno, han hecho falta 5000 años después de la destrucción de Atlantis para inventar de nuevo la espiral logarítmica...

Lo de 3.000 millones de aburrimiento de evolución celular me ha tocado la fibra. Y si lo lee Cavalier-Smith te pone una denuncia (je, je).
Buen blog.
Saludos.

No es la forma la que hace al monstruo sino que es el monstruo el que se procura una determinada forma (se llama ADAPTACIÓN, creo). Los pájaros no vuelan porque tienen alas (¡anda, mira, unas alas, a ver qué puedo hacer con ellas!) sino que tienen alas para volar, han conquistado el medio aéreo, se han adaptado a él. La moraleja que extraigo de este discurso es que la naturaleza siempre se nos adelanta, eso es todo, pero ya lo sabíamos. Llevamos siglos remedándola. Un buen ingeniero te habría sacado de dudas en cuanto a la relación de la concha del Nautilus con la espiral logarítmica. No en vano la cubierta de este molusco inspiró la concepción y construcción del submarino (por la disposición y tabicación de sus cámaras y el manejo del gas, que le permitía la flotación o el hundimiento, lo cual no creo que fuese posible sin la presencia de la referida función logarítmica). ¡Mira tú qué novedad!

jijiji...¡Qué gracioso arranque! El precursor de todos ellos (incluidas las agencias de calificación) fue el bicho de la imagen. Desternillante. La imitación lovecraftiana del animalito se merece un Pulitzer. Parece que esté dando una clase para niños pequeños, con refuerzos positivos (“amable lector", “pórtense bien“) y tonillo graciosete y coloquial. ¡Qué bien! Otro bloguero como los demás. Perdón por no ser Juan.

¿Donde están las ideas de D'Arcy Thompson?

fascinante artículo !!

hum ... interesante articulo para unj neofito como yo, lastima de enunciado, el monstruo se hace, no nace, la fantastica morfologia evolutiva de animales, plantas y politicos es un anecdotario -también logaritmico- en la mutans mutantis de las especies.
"Los sueños de la razón producen monstruos", Goya

amigo!!!

Pensé que nunca iba suceder, pero POR FIN podemos disfrutar de una blog del sr. Sampedro.

Larga vida a Sampedro! enhorabuena y toda la suerte del mundo en esta aventura!.

Juan Antolín

PD. sigo esperando tu llamada para vernos en la sierra! ;-P

Dice el autor:

"Esa explosión de creatividad biológica ocurrió hace unos 540 millones de años, al inicio del periodo cámbrico, y después de 3.000 millones de años de aburrimiento en que el registro fósil solo muestra evidencias de microbios unicelulares."

¿Quiere eso decir que no existe ninguna sucesión evolutiva que nos lleve a la fauna Cámbrica?

¿Cómo sabemos entonces que estos individuos son producto de la evolución?

Muy bueno, hacen falta más artículos así.

Una de las locuras más bonitas de la naturaleza. O uno de los misterios más grandes.
Todos los secretos para seducir mujeres clickando sobre mi nombre.

A ver, ya que el blog se trata de adoptar el punto de vista correcto, me gustaría introducir una crítica constructiva.

No hay nada de asombroso en la existencia de figuras logarítmicas (o exponenciales) en la naturaleza: este tipo de funciones surgen naturalmente en los procesos iterativos.

Si yo diseño una estructura que se construye por el procedimiento de hacer copias cuyo tamaño siempre cambia en el mismo factor en cada paso, SIEMPRE voy a tener curvas logarítmicas o exponenciales. El hecho de que se arrollen en espiral también es trivial y depende del ángulo de cada segmento con respecto al anterior.

Donde realmente radica el asombro es en la relación de la función exponencial y su relación con la serie de fibonacci, ya que es ahí donde existe una conexión increíblemente ingenua y compleja entre el mundo de las magnitudes discretas y las continuas.

¿"Pórtense bien los lectores"? ¿?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Javier Sampedro

Javier Sampedro. (Madrid, 1960) es doctor en biología molecular. Hasta 1993 se dedicó profesionalmente a la investigación genética, primero en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa de Madrid, y después en el Laboratory of Molecular Biology del Medical Research Council en Cambridge. En 1994 se recicló como periodista y ha sido durante 15 años redactor de El País. Buen dibujante y mal guitarrista de jazz, su lema es: "Si no les gustan tengo otros".

Archivo

marzo 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal