Cerdos, calabazas y ebooks

Por: | 09 de febrero de 2012

IMG_2832

ELizabeth Castro autoedita libros digitales desde su granja en Massachusetts

Elizabeth Castro escribe libros de informática. De sus manuales impresos en papel de HTML, el lenguaje de etiquetas que se emplea para hacer páginas web, se han vendido más de un millón de ejemplares. En su blog, “Pigs, gourds, and wikis” (Cerdos, calabazas y wikis) se presenta como granjera y neorural. Vive en un pueblo de alrededor de mil ochocientas personas del estado de Massachusetts. “Mi casa está lo suficientemente cerca del centro del pueblo como para poder tener ADSL”. Desde hace un par de años, autoedita sus libros y los vende a través de su editorial Cookwood.com, donde acaba de publicar “De InDesign CS 5.5 a EPUB y Kindle”, su primer libro electrónico en español.

 Eligió el nombre de su empresa por casualidad. “Hace bastantes años, enviaba muchas cosas por mensajero y la empresa de mensajería no me dejaba pagar mensualmente porque yo era una particular. Hablando por teléfono con los mensajeros, miré a mis dos gatos, y se me ocurrió poner el nombre de mis gatos a la empresa: Cookie y Woody. Así nació Cookwood.com. En Estados Unidos es muy fácil crear una, no como en España. Lo dices y ya está. Basta con poner detrás del nombre DBA (Doing Business As)”.

Elizabeth Castro residió en Barcelona desde 1987 a 1993 y participó en la creación de Página Uno, una editorial que publicó auténticos best seller de la divulgación de la informática como “El Macintosh no es una máquina de escribir”. De regreso a Estados Unidos, en 1995 escribió un libro para enseñar a hacer páginas web, “Guía de aprendizaje HTML”, publicado en España por Pearson Educación, que tuvo un gran éxito de ventas. Luego escribió otros trece manuales más para la editorial Peachpit, incluyendo los que tienen que ver con la edición electrónica.

IMG_2763
Massachusetts, Estados Unidos

“Mientras escribía sobre creación de libros electrónicos para el iPad, me di cuenta de las posibilidades que abría la autoedición para no tener que pasar por las puertas de las editoriales y de las agencias”. Llegó a un acuerdo con la editorial para vender el libro a través de su página web. Así comenzó una relación directa con los lectores. “Estaba en Barcelona en febrero del año pasado y pensé que debería actualizar el libro porque Apple había sacado un nuevo formato de maquetación. Decidí hacer una pequeña guía y regalarla a todos los que habían comprado el libro. Además, a los que compraran sólo la actualización, por 4 dólares, se lo reembolsaría si compraban el libro completo. Funcionó muy bien, tanto que desde entonces he hecho tres mini guías más. El último es una guía de InDesign 5.5,  que hemos traducido al español porque quería probar para ver cómo funcionaba aprovechando que tengo traductor en casa. El libro electrónico se puede comprar en mi página, en la iBookstore y en Amazon”.

A su juicio, hace falta una herramienta para editar libros electrónicos con facilidad. “InDesign está muy bien para hacer ebook si, además, maquetas el libro para la imprenta, pero es complejo y la licencia cuesta 800 dólares. Si sólo vas a hacer libros digitales, es más de lo que necesitas. Yo lo utilizo porque lo empleo desde hace veinte años, cuando era PageMarker. Pero creo que una herramienta, más sencilla, específica para hacer libros digitales, podría tener mucho éxito”. En su opinión, aunque existan estándares, a los fabricantes de dispositivos les interesa diferenciarse. “Me recuerda a la guerra de navegadores, de finales de los 90, entre Netscape e Internet Explorer. Apple es un ejemplo claro. Apoyaron al ePub como formato estándar, pero ahora dicen: «Tenemos esta herramienta que hace cosas muy divertidas, que casi es ePub». Pero realmente no lo es”.

Desde su experiencia como autoeditora, aconseja no obsesionarse con la separación de sílabas y los finales de línea. “La apariencia del ebook es muy importante, pero leí un artículo muy interesante el otro día donde explicaban que no se debe estar demasiado pendiente del formato del ebook” como en los libros tradicionales”.

La autoedición también facilita la inmediatez. “Creo que es más importante tener un libro actual, más corto, que no uno más completo pero que salga más tarde y que se quede desfasado enseguida”. Castro considera que “hay que cuidar los precios y no tener miedo a la piratería. Lo mejor para combatir la piratería es dar un buen servicio por un precio razonable”. Edita los libros sin la protección DRM. “Le complica la vida a la persona que ha comprado el libro porque le obliga a decidir en qué dispositivo lo va a leer siempre en lugar de poder leerlo donde le dé la gana”.


Lizconlibros

Elizabeth con los dispositivos, de izquierda a derecha, Kindle Fire, Kindle 3G, Kobo Vox, e iPad 1 y, delante, un iPhone. 

Ha publicado dos libros electrónicos sobre Cataluña en inglés. “Aunque se venden bien, no son best sellers. Lo  importante es que existen. Los libros electrónicos y la impresión bajo demanda facilitan que se editen libros que de otra forma no existirían, aunque tal vez se vendan cientos en lugar de miles”.

Aunque no descarta escribir libros para editoriales convencionales, cada vez disfruta más con la autoedición. “Cuantos más libros vendo directamente, creo que más difícil me resultará volver a escribir para otros. Siempre he entregado el libro completo, maquetado, con ejemplos e imágenes. Para mí tiene todo el sentido dar el último paso y venderlos. Al fin y al cabo, el trabajo adicional a la escritura puede acabar siendo el mismo: promocionarlo en mi página, colocarlo en Amazon y en la iBookstore de Apple, escribir en el blog, tuitear… ¿Por qué le voy a dar tanto porcentaje a una editorial si voy a tener que hacer las mismas cosas?”.

 

Hay 3 Comentarios

Me ha encantado la ultima frase

He utilizado Sigil para editar los míos. Se puede hacer sin muchas complicaciones, pero si se quiere un resultado mejor hay que dominar el html y el CSS (hojas de estilo).

Cuanto más buceo en la red, más me doy cuenta de que hay un montón de gente que, como yo, acaba optando por la autoedición, autopromoción, blogs, etc.

Creo que Elizabeth resume en esta entrevista el sentir de todos los que editamos ebooks. Precios, piratería, inmediatez... estoy de acuerdo en todo, incluso en lo que comenta acerca del estilo gráfico de los ebook, al que no hay que dar demasiada importancia, ya que el propio dispositivo muchas veces permite escoger el estilo con el que se lee.
Solo una precisión: sí existe una herramienta para crear epub, se llama Sigil, es de código abierto y licencia de uso pública.
Un saludo

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sin Tinta

Sobre el blog

Leer es el placer que más tiempo se alarga. Leer de día, de noche, en la cama o en el autobús, sentado o de pie. La llegada del libro electrónico no ha extinguido el placer, pero sí que ha creado nuevas inquietudes, incomodidades, problemas y muchas, muchas novedades porque con él, libros, revistas o periódicos vuelan por encima de cualquier frontera. Una situación inédita desde hace seis siglos y a la que hay que empezar a acomodarse.

Sobre el autor

Fernando García

Fernando García es ante todo oscense ejerciente, escribe sobre tecnología en periódicos, libros y revistas desde 1996. Aunque sigue comprando libros de papel, hace tiempo que apostó por los electrónicos. Fundó y dirige el Congreso de Periodismo Digital. Es editor de ecicero.es, una editorial de libros electrónicos de periodismo de largo formato, entre 5.000 y 30.000 palabras.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal