Simulacro y fetichismo

Por: | 25 de febrero de 2014

IMG_4593

    En la planta sótano de la galería Estrany & De la Mota se esconde un jeroglífico a gran escala que contiene una geografía y una biografía. O mejor, se trata de la alegoría de un paisaje donde todos los fragmentos metonímicos mantienen en suspenso la escultura. La firma Sergi Aguilar (Barcelona, 1946) y los signos pertenecen al género dinámico de un medio que, de momento, aparece bidimensionado en la pared. Son gestos que se exponen en una duración tranquila para que el espectador pueda participar del proceso creativo del escultor. También son simulacro y fetichismo de taller.
     Antes de entrar, se nos invita a leer en la hoja de mano la siguiente cita del arquitecto austríaco Adolf Loos (1870-1933): “Si nos encontramos ante un montículo de dos por un metro de forma más o menos piramidal, podríamos llegar a pensar que esa loma en el paisaje es, en realidad, el túmulo de un enterramiento y que eso sería ya, en sí mismo, arquitectura. Creo que la naturaleza muestra y oculta lo sublime y lo cruel, que a la vez que nos revela toda su plenitud también la esconde. De aquí este continuo viajar”.
     En la obra de Sergi Aguilar, el afecto al paisaje se produce sobre los contornos, los límites y las líneas de fractura. Su trabajo es el viaje en diagonal de una narración ficticia que encadena todos los fragmentos que descansan en la mesa de su estudio. El artista nos dice que todo está delante de nuestros ojos o a punto de emerger. Debajo de cada ruina puede aparecer una escultura que se resiste a un orden interno, provocando en el espectador, más que una mirada focalizada en un objeto específico, una “mirada vacante” sobre un campo visual. Nada nuevo bajo el sol, puesto que ya hace décadas que la escultura moderna decidió proyectarse como una combinación de exclusiones, siendo el resultado de la adición del no paisaje a la no arquitectura. Pero Aguilar hace todo esto implícito, como una fórmula sobre una pizarra. La escultura obedece a unas leyes y relaciones que descartan, niegan y avanzan. La extracción del detalle está en las formas, juegos de planos y plantillas, mezcla de materiales –cartones pintados, fieltros, maderas, caucho, cuerdas-, siempre con la idea de aligerar la obra de la comodidad y el vigor formalista.

IMG_4835

SERGI AGUILAR.AL-GIR

IMG_4822


     La exposición sugiere pensar el desplazamiento, transitar estratos de la naturaleza, accidentes (simas, colinas, montañas) que son a la vez biografía, política y poética, y que ahora en las paredes de la galería se trans-forman en valores cromáticos y analogías. Cada pieza, cada forma, adquiere en su “casi” un sentido heterogéneo, derivado, pero por lo mismo despliega un sentido único, una transferencia que la inaugura y la cierra. Un túmulo que avisa, una tumba que oculta. El abismo invisible. Esto es “Al-Gir”, un viaje imaginario, la dislocación en la que se encuentra el artista antes de crear su obra y, aún más, después de su ejecución.
     La parte más débil del conjunto es la serie de esculturas “Ref.”, que representan ese mismo territorio imaginado pero hecho con yeso y mayas, que el artista encierra en una vitrina, como los antiguos dioramas de los museos de ciencias naturales. Son señuelos en los que la mirada se deja atrapar para poner en juego el simulacro del paisaje fragmentado en la pared. Encadenan el relato paisajístico antes inenarrable, pero no lo superan.

IMG_4613b


      En la sala de Silvia Dauder, (ProjecteSD,) el alemán Hans Peter Feldman (1941) firma la instalación “Stamps with Paintings” (Sellos con cuadros), que consiste en una línea de estantes de madera que ocupa todas las paredes de la galería y sobre los que se han colocado 150 sellos de correos, cada uno de los cuales reproduce una pintura histórica de un desnudo femenino. Los sellos tienen diversa procedencia y recogen una extensa arqueología del desnudo y sus diversas representaciones en los medios de comunicación y la alta cultura.
     En una sociedad como la nuestra donde se da un exceso de consumo de imágenes e información, resulta curioso comprobar cómo el aura de una obra de arte y su reproducción mecánica ya no son contradictorios, sino que se necesitan. Y más sorprendente aún es ver la facilidad con que algunas culturas, como la persa o la árabe, dejaban ver en aquellas estampas a la mujer en su máximo esplendor. No es la mejor obra de Feldman, pero tiene esa agilidad furtiva de los buenos ready-made.



“Al-Gir”. Sergi Aguilar. Galería Estrany & de la Mota. Passatge Mercader, 18. Barcelona. Hasta el 8 de marzo
 “Stamps with Paintings”. Hans-Peter Feldman. Galería ProjecteSD. Passatge Mercader, 8. baixos. Barcelona. Hasta el 6 de marzo.

 

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sin Título

Sobre el blog

Pero, ¿qué es el arte contemporáneo? Hay tantas respuestas como artistas. Por eso Sin título (Untitled) es un espacio abierto para informarse, debatir y, sobre todo, apreciar el arte de todos los tiempos y lugares, con especial énfasis en el latinoamericano. Un blog colectivo de contenidos originales y comentarios sobre la actualidad.

Sobre los autores

Es un blog colectivo elaborado por periodistas especializados de EL PAÍS y otros colaboradores.

Coleccionarte
Arte 40

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal