¿ETA hablará sola?

Por: Juan Mari Gastaca | 17 may 2012

ETA_Comunicado-del-final-de-ETA
Con una calculada reaparición, apenas Francia valoraba la toma de posesión de su nuevo presidente, François Hollande, ETA provoca su minuto de gloria. Lo hace, en esta ocasión, desde su universo imaginario, alertando ante la indiferencia generalizada de que ha elegido una delegación para abrirun diálogo directo con los Gobiernos español y francés. Solo ha encontrado esta vez el comprensible eco de una izquierda abertzale que es ahora el faro que les guía, siquiera que les alumbra.

Reducida con rapidez la maniobra de ETA hasta el ninguneo por parte de los gobiernos aludidos, cabría preguntarse a qué obedece esta irrupción, más allá del lógico interés por mantener viva la llama de  esa supuesta negociación pendiente que parecía esconderse entre líneas en la Conferencia de Aiete. ¿Podría pensarse que una vez propagada suficientemente por los verificadores la voluntad de los terroristas por proceder al desarme, ha llegado el momento de dar un paso adelante? Desde luego, una vez conocida la contundente y reiterada exigencia del ministro Jorge Fernández Díaz sobre la inexcusable disolución de ETA, resulta estéril aventurar a corto plazo un nuevo clima más propicio.

Sin retorno, por tanto, a sus exigencias ¿acaso ETA se ha dispuesto a hablar sola, a proyectar una realidad ficticia, a instalarse en un espejismo? En base a la firmeza dialéctica exhibida por Mariano Rajoy ante su familia popular del País Vasco bien podría creerse que posiblemente, sí. Pero parece  poco previsible que todo responda a un tacticismo tan vacuo por mucha desesperación, incluso, que les agobie sobre todo por la presión creciente que sienten desde las cárceles. Los terroristas, al igual que le ocurre a la izquierda abertzale -o posiblemente por eso en su condición de referente táctico- están profundamente convencidos de que ya no les corresponde a ellos mover ficha, que llegados a este punto de la partida ya han cumplido su parte y esperan, ante semejante gesto, que se les corresponda.

Al emitir este enésimo comunicado, en un día donde la calle volvía a temer todavía más por su incierto futuro económico, cabría preguntarse si solo ha sido un gesto propagandístico más. Hay fundadas razones para contestar que seguramente, sí. Sobre todo, porque no aporta nada, porque sigue manejando una retórica que la inmensa mayoría de la sociedad cree superada y porque con su actualizada exigencia de una negociación vuelve a exhibir su narcisismo para marcar los tiempos políticos. En definitiva, que alimenta las razones de quienes sostienen que es imposible dar un paso hacia adelante. Sin embargo, ante el riesgo de que el inmovilismo venga para instalarse, sería conveniente habilitar, por pequeña que fuera, una vía que aproxime la verificación y la disolución. Desde luego, hay terreno abonado.

Hay 4 Comentarios

LIBÈREZ LES VICTIMES !!!!

Acabo de leer un artículo publicado por Joseba Markaida, de Zaitu en Covite y, al respecto, debo de pedir disculpas por mi ignorancia en relación a algún comentario que hecho sobre Rodolfo Ares. Hace años que no vivo allí, por lo que he sido engañada por una apariencia externa o que quizás he querido ver, respecto a su actuación como persona y ciudadano.
Termina así su exposición en relación a la situación de quienes han sido estigmatizados:
"Nos hemos callado mucho hasta ahora por prudencia, pero no nos vendemos por palmas ni patacones (duros, en lengua gallega). No estamos dispuestos a pelotear ni a olvidarnos de los problemas que nos ha dejado la estigmática situación vivida y actuamos en consecuencia"
"Después de la amarga experiencia y desde el esperanzador presente, mirando al futuro sin resentimiento y procurando asumir la realidad con misericordia y alegría (aunque sea pasajera), a muchos nos entran ganas de gritar un encendido, penetrante y agudo irrintzi; para infundirnos más valor y, a la vez, asustar al enemigo, y lo hacemos. Hemos empezado a repetir el merecido estribillo vascoiberoamericano, entre apenados y enrabietados, dirigido a los que nos han defraudado: ¡Qué lindo que hubiera sido que no me hubieran fallau!"
Estamos con todos vosotros. Es cierto que quienes se han olvidado de quienes fueron, de lo que fueron, aquellos que han dejado de ser pueblo, han fallado. Utilizan incluso vocabulario y conceptos que son de las víctimas, como amnistía, o perdón, o lucha... Roban hasta eso (hoy se habla de amnistía "fiscal")
Sólo quería deciros que sois vosotros quienes me animáis a seguir luchando. Y que he oído el irrintzi
(http://www.covite.org/covite_articulos.php?lang=es&idNoticia=2457&idSeccion=3&idOrigen=2)

Amigo Juanmari,eta no va de vencido.Esta hecho un cristo,pero no piensa en que le crucifiquen publicamente,eso no.Ahora bien, tienen que darse cuenta que su masa social se ha cansado de barricadas y muertes.Su decision es irreversible y Patxi Lopez lo sabe y apoya.No se les puede romper puentes.El PP vasco tiene que saber que una cosa es Madrid y sus medidas y otra es el problema vasco,la LTH,el Estatuto,El concierto,eta ETC..
Asi pues amigo Juanmari,paciencia que de cara a las proximas Autonomicas,todo esta abierto y el PNV lo sabe.Al tiempo.

Sólo la incapapacidad política española es capaz de tener en las manos la solución y dejarla pasar.
Si Amaiur hubiese tenido malos resultados an a ganr las ya estaría casi resuelto, pero como van a ganar las elecciones a lehendakaritza( cuando Patxi López se digne a dejar de agarrarse la poltrona y dar un parlamento vasco representativo de la sociedad)
Aunque no se presente Otegi la IA va ganar y a medida que los partidos españoles PP-PSOE y sus coristas del PNV sigan sin moverse seguirá creciendo la IA .

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Juan Mari Gastaca

, delegado de El País en Euskadi. Se abre aquí un hueco para intercambiar opiniones sobre la vida política que en esta tierra vasca no deja a nadie indiferente y mucho menos cuando llegan unas elecciones.

Sobre el blog

Hablaremos sobre el día a día de la vida política que afecta a Euskadi, dentro y fuera de la casa común vasca.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal