En Euskadi, primero la crisis

Por: Juan Mari Gastaca | 23 sep 2012

Patxi
La pelea electoral entre PNV y EH Bildu hacía presagiar ante el 21-0 un debate incansable en Euskadi sobre el camino hacia el independentismo. Nada de eso. Ha valido que la crisis entre por las rendijas de la sociedad vasca a nivel de cada casa para que el debate identitario quede para mejor ocasión. Ni siquiera la ola creciente de Cataluña se ha dejado querer más allá de lo previsible en el discurso de la izquierda abertzale.

¿Las razones? Al PNV, ahora, ante la everfescencia electoral, no le interesa. Iñigo Urkullu, su presidente y nuevo candidato a lehendakari, busca otro ropaje dialéctico para la ocasión. Sabe que si se enfrasca en la lectura de la reivindicación soberanista, su rival más inmediato le puede superar en la intensidad de la apuesta y, aún peor, comprometerle para iniciar un viaje conjunto del que los nacionalistas no quieren ni oír hablar de momento. Por eso, en sus innumerables comparecencias, el líder peneuvista exhibe la capacidad de gestión de su partido para transmitir al votante la seguridad suficiente ante la incierto escenario económico en el que, poco a poco, Euskadi también se va instalando aunque con menor gravedad que el resto de España.

Además, el PNV ni siquiera quiere compartir con EH Bildu la fotografía independentista. Tiene su propia opción, la que Urkullu llama nuevo estatutus político y que abordará en 2015. Así, suaviza de momento el mensaje entre los sectores, principalmente económicos, que temían por una sacudida identitaria para evitar que los abertzales les arrebataran una significativa parte de su granero electoral, sobre todo en al abonado terreno de Gipuzkoa.

A pesar de esta evidente esfuerzo del PNV, el PP no se lo cree y lo hace interesadamente porque así sustenta una parte de su actual discurso. Antonio Basagoiti sabe que situar a los nacionalistas cerca de EH Bildu alienta las dudas a un sector sociológico de Bizkaia que les puede acabar votando. Por eso Urkullu se desgañita en esta territorio en abanderar el mensaje económico, que antepone a cualquier dialéctica identitaria.

En el PSE-EE se han percatado con rapidez del desmarque del PNV y de ahí que eludan las referencias sobre el marco jurídico de Euskadi en este primer debate antes de la campaña electoral. El lehendakari, Patxi López ha buscado un discurso propio. Como consecuencia directa de su condición de gobernante, quiere situar el cuerpo a cuerpo en el ámbito de la preocupación ciudadana. Y es ahí donde trata infructuosamente de enganchar a Iñigo Urkullu, que se resiste porque le ampara una sensible diferencia de votos y una condición admitida de favorito.

Así las cosas, Euskadi amaina la tormenta catalana, pero lo hace dejando todos sus efectos emotivos en manos de EH Bildu. La opción abertzale los aprovechará, sin duda, para consolidar así una alternativa programática que proyecta la soberanía como el remedio de todos los males socioeconómicos y políticos. Tras el fin de la violencia, es su mensaje.

Hay 9 Comentarios

E insisito, Gastaca, vete haciendo sitio en la redacción del edificio Mafre a Alberto Uriona y Peio Gómez Damborenea, que pronto saldrán del Gobierno vasco, como paso previo al cierre de la delegación y vuestro despido dentro del ERE masivo que prepara Prisa-Liberty

Gastaca, Gastaca, no te encares con Iñaki Soto, que ayer os dijo 4 verdades a la cara alos plumillas constitucionalistas; Te lo resumo: EL ASESINATO DE IÑIGO CABACAS es consecuencia de la política de TOLERANCIA 0 del gobierno de López, con ARES de ejecutor, como bien señaló Iñaki Soto. ¿ Por qué llego yo también a esta conclusión? PORQUE LA CARGA INDISCRIMINADA que terminó con la muerte de Iñigo no se puede desligar del lugar donde sucedió: al LADO DE UNA HERRIKO TABERNA, objetivo habitual de las políticas de Tolerancia 0 del gobierno vasco. Nada de "desgraciados accidentes". Un desgraciado accidente es el que sufrió ayer el señor al que le cayó una piedra de 100 kilos.

Si se debe tratar de solucionar los problema que están causando la crisis pero sin descuidar otras áreas que también necesitan atención http://goo.gl/fb/W3Xna

Y para reducir el numero de parlamentarios nacionalistas no sería una buena idea que navarra se uniera con la CAV.. y asi todos contentos.. por lo menos los vasquistas navarros si. y al pp tendria un mejor resultado electoral.
ademas ahora que hayque reducir las autonomias, si nos unimos una comunidad menos..

Su comentario, Gastca, huele demasiado a tentativa de propiciar un pacto PNV-PSE. El poder de influencia de Prisa está por esa labor. Claro, hay que salvar los muebles: es mejor un poco de poder en Lakua que quedarse sin nada. Bueno, les quedarían las alcaldías de Irún y Barakaldo. Y de Iruña de Oca.

Hace unos meses, Ud. Gastaca, hablaba del soberanismo que promulgarán después de las elecciones los dos partidos nacionalistas. Le indiqué que Urkullu no quiere ni oír hablar de soberanismo, que para eso está Bildu. Urkullu lo único que quiere es sacar a Euskadi de la crisis, volver al bienestar social, sustraído en parte, y gobernar, crear empleo y aumentar la recaudación. Ahora viene Ud. al cabo de los meses a corroborarlo. ¿No se informó a tiempo, entonces?.

Asi que todas las estrategias de los partidos van encaminadas a sacar mas votos?. La prioridad no es mejorar el pais? Pues vaya ...

Carla
www.lasbolaschinas.com

eso parece, primero la crisis http://goo.gl/fb/hSzGH

eso parece, primero la crisis http://goo.gl/fb/hSzGH

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Juan Mari Gastaca

, delegado de El País en Euskadi. Se abre aquí un hueco para intercambiar opiniones sobre la vida política que en esta tierra vasca no deja a nadie indiferente y mucho menos cuando llegan unas elecciones.

Sobre el blog

Hablaremos sobre el día a día de la vida política que afecta a Euskadi, dentro y fuera de la casa común vasca.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal