Ortega Lara y Abascal, ¿la solución?

Por: Juan Mari Gastaca | 15 ene 2014

Abascal15
José Antonio Ortega Lara y Santiago Abascal podrían contribuir, desde su nuevo partido Vox, a suavizar el miedo escénico que acompaña al Partido Popular en dos cuestiones nucleares como son el modelo territorial de España y el proceso de paz en Euskadi. Admitida con posible esta lectura, bien es verdad que, en sentido contrario, la irrupción de esta formación, surgida fundamentalmente del desencanto por la mano floja del Gobierno de Mariano Rajoy, podría contribuir todavía más a apretar las filas populares, temerosos de sufrir un boquete electoral.

Ortega Lara y Abascal comparten la teoría de que el PP es endeble ante las reivindicaciones nacionalistas y las exigencias de los terroristas. Ambos saben que se trata de una opinión infinitamente minoritaria en escenarios tan concernidos como Euskadi y Cataluña, pero esos jamás serán sus feudos electorales. En realidad se sienten reconfortados en el empeño por el aliento diario que reciben de esos círculos de la derecha mediática a los que nuestren y sobre las que Vox edificará su ideario.

Uno y otro han sufrido hasta la crueldad la violencia de ETA. Solo los sanguinarios carceleros de Ortega Lara -y Josu Bolinaga, en libertad por su cáncer, lo es - podrían sentirse indiferentes hacia el retrato perturbador de aquella angosta cárcel en la que este exfuncionario de prisiones permaneció secuestrado 532 días. Incluso Abascal ha tenido que rehacer su vida lejos de su casa familiar de Amurrio (Álava) hastiado de la extorsión y de la amenaza permanente de los terroristas, a quienes ha hecho frente en más de una ocasión.

Pero muchos compañeros de Abascal en el PP vasco tampoco se han podido escapar de la violencia de ETA hasta hace dos años. Han sufrido en silencio junto a sus familias en centenares de pueblos del País Vasco, donde ahora tratan de incorporarse muy lentamente a una convivencia que siempre se les negó desde el totalitarismo radical. Y ahí han seguido. Abascal, al menos, tuvo el apoyo de su anterior partido para rehacer su vida personal y profesional y por eso no comparten con él la deriva de su actual argumentario político

Sería aconsejable que el PP convirtiera en una oportunidad la existencia de un partido democrático a su derecha. No habría componendas sobre cuál es la intensidad de su ideario político. Hasta ahora se han entendido como justificación, e incluso atenuante, que políticas tan conservadores del Gobierno Rajoy como el proyecto de ley del aborto o la cerrazón al diálogo con Cataluña debían interpretarse como concesiones al sector más intransigente. Admitida la disculpa, ¿acaso la existencia de Vox será capaz de endurecer más aún estas políticas tan arriesgadas para la convivencia social? Esperando la resolución ahí siguen un referéndum y ETA.

Hay 3 Comentarios

Me temo que para vaciar de contenido o para menguar espacio electoral de este nuevo partido, Vox, surgido de la entraña medieval de la más profunda de las Españas, el PP se escore, todavía más a la ultraderecha, social, cultural, religiosa e incívicamente. En lo económico siguen con el signo de los tiempos, la claudicación ante los dictados de sus amos. Son malos tiempos para los consensos, para las políticas sociales, para el bienestar de la ciudadanía. Dickens en estado puro, misa, sobaco, sotana,hambre,enfermedad,desvalimiento,beneficencia, ropero parroquial,miseria. Comenzando por la miseria moral, en la que estamos.

Y yo me pregunto ¿porqué un asesinato cometido por un etarra en 1960 o 1970 no puede ser olvidado después de que el terrorista homicida haya cumplido diez o veinte años de condena y mientras tanto los crímenes franquistas perpetrados hasta el mismo día de la muerte del genocida gallego en 1975 deben ser olvidados, sin que por supuesto los criminales no sólo no sean perseguidos, enjuiciados o condenados sino que muchas veces puedan seguir gozando encima de las prebendas y privilegios conseguidos derramando la sangre de ciudadanos inocentes que lo único que querían era libertad y justicia? http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2013/10/no-todas-las-victimas-son-iguales-en.html

Todos los recortes, recopilados en un mismo blog: http://losrecortados.wordpress.com Sed conscientes de lo que os están robando.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Juan Mari Gastaca

, delegado de El País en Euskadi. Se abre aquí un hueco para intercambiar opiniones sobre la vida política que en esta tierra vasca no deja a nadie indiferente y mucho menos cuando llegan unas elecciones.

Sobre el blog

Hablaremos sobre el día a día de la vida política que afecta a Euskadi, dentro y fuera de la casa común vasca.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal