El PSE-EE se piensa el voto

Por: Juan Mari Gastaca | 14 jun 2014

03-09-13- PATXI LOPEZ PSE  2   FERNANDO DOMINGO-ALDAMA
En un feudo de honda raigambre socialista como Bilbao, Eduardo Madina no tenía dudas para elegir el punto de arranque de su captación de votos para aspirar a la secretaria general del PSOE. Y lo ha hecho, además, acompañado de dos expresivos gestos que reflejan buena parte de su personalidad política. De un lado, el agradecimiento a su origen político en aquellos años de dirigente de las Juventudes Socialistas cuando fue víctima de ETA y, luego, reiterarndola apuesta personal por Ramón Rubial como el referente de su acción práctica.

Madina venía a su casa, donde se le echa algunas veces en falta aunque siempre acude cuando se le llama. Además, el campo está minado de suspicacias en el seno del PSE-EE. Un partido que sigue sin encontrar su pulso en la política vasca, acuciado por unos reveses electorales que no parecen tocar suelo y alertado por un proceso de renovación que libra su segundo capítulo, se ve ahora inmerso en una pelea interna que presuponía en dirección contraria a la que llega.

Entre los socialistas vascos, y desde hace más de un año, existía el pleno convencimiento de que Patxi López, su líder, apenas quedaba pendiente del último empujón para seguir en Madrid su carrera política, dentro de la organización federal del PSOE. Incluso, buena parte de la política del socialismo vasco se interpretaba en la clave de adecuar un perfil de su secretario general para que no irritase en el resto del Estado. La patética comprensión mostrada desde Euskadi al ridículo del socialismo navarro con motivo de desdecirse de la censura a la presidenta Yolanda Barcina podría ser el último ejemplo de la lealtad.

Pero el cántaro se ha roto y, además, de mala manera. La posible precipitación de López al pagar el desastre electoral del 25-M en el País Vasco con su cargo y la retirada de la carrera electoral a dirigir el PSOE han alterado las ecuaciones. Incluso, el acercamiento del líder del PSE-EE a la influyente Susana Díaz mientras Eduardo Madina miraba cariacontecido los movimientos de su "amigo de siempre" han avivado el debate en el socialismo vasco.

Es muy probable que la mayoría de la militancia del socialismo vasco se entregue a su compañero Madina, sobre todo en el ritual de los alaves. De hecho, el resto de sus competidores ni siquiera han puesto un pie en Euskadi, demostrando así que es tierra ya conquistada. Pero la apelación de los dirigentes del PSE-EE a exhibir una neutralidad que no siempre es bien comprendida deja el camino abierto a las interpretaciones, aunque pierden fuerza decisoria al incorporarse por primera vez el voto de cualquier afiliado.

Ahora bien, solo será el primer paso del debate. El auténtico interés llegará cuando el nuevo líder del PSOE tenga que confeccionar su equipo de dirección. ¿Habrá un hueco para Patxi López? ¿Y si lo tiene que decidir Madina? Siempre quedará la opinión de Susana Díaz.

Hay 1 Comentarios

Patxi López, igual que le ocurrirá en el último momento a López Aguilar, se sabe de la vieja escuela, de quienes siempre están en el aparato y han hecho vida en él, lejísimos de esa sociedad a la que ya no entienden, y por lo que no tienen nada que contar. Madina es su recambio natural, salvo que los egos le hagan abandonar a su compatriota.

http://casaquerida.com/2014/06/14/nacion-de-necios/

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

Juan Mari Gastaca

, delegado de El País en Euskadi. Se abre aquí un hueco para intercambiar opiniones sobre la vida política que en esta tierra vasca no deja a nadie indiferente y mucho menos cuando llegan unas elecciones.

Sobre el blog

Hablaremos sobre el día a día de la vida política que afecta a Euskadi, dentro y fuera de la casa común vasca.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal