El PNV se empieza a enfadar

Por: Juan Mari Gastaca | 02 jul 2014

Erko18
Por la vía del Tribunal Constitucional, la mayoría absoluta en la que se asienta el Gobierno Rajoy viene apuntalando una progresiva recentralización, según el temor expresado por algunas autonomías, entre ellas la vasca. Ha bastado ahora la anulación de ocho artículos de la disposición sobre la que se asientan las EPSV -pensiones vascas- y que afecta a los millonarios ingresos depositados por 700.000 ciudadanos de Euskadi para que el PNV y el Gobierno de Urkullu al que apoya hayan elevado el tono de sus críticas con un acento especialmente agrio. Los nacionalistas, enrabietados por el inexistente flujo entre Moncloa y Ajuria Enea, entienden que ha llegado el momento de poner pie en pared.

No está siendo, desde luego, una buena semana para el lehendakari, Iñigo Urkullu. El enésimo intento patrocinado por el equipo logístico de su área de Paz y Convivencia para abrir una rendija en la pétrea posición de Mariano Rajoy sobre los presos de ETA no ha merecido siquiera una respuesta, un mínimo eco allí donde se pretendía. Nadie desde el ámbito de Moncloa ni del PP se ha interesado por el mensaje del presidente del Gobierno vasco, lanzado esta vez en El Escorial. Tan solo ha servido para enfurecer a Sortu, que se siente indignada cuando se le incluye junto al Gobierno central en la equidistancia de una reacción consecuente con el nuevo escenario sin violencia. Quienes aplaudieron hasta hace dos años el uso de las pistolas entienden que ya ha cumplido al dar un paso al frente abrazando las instituciones y la vía política.

Sin eco por tanto con su plan de paz y convivencia, Urkullu encaja ahora un golpe a la médula del Concierto Económico, a la capacidad normativa fiscal de que dispone el País Vasco. Las pensiones vascas son un producto decidido en 1983 por las instituciones forales, atractivo en el mercado hasta el punto de suponer el 33% el PIB vasco y que, sin embargo, ahora se ve azuzado por las dudas que arroja la revisión del Constitucional, a instancias del Gobierno Rajoy.

El PNV y su Gobierno vienen acompasando la expresión de su creciente malestar por la política autonómica del PP con la reivindicación constante de un nuevo modelo de Estado sobre la base de la superación del actual Estatuto de Gernika. Con apelaciones tan frecuentes al Constitucional, o con la promulgación de leyes como la LOMCE el campo se embarra cada vez más y el horizonte siquiera de un mínimo diálogo se oscurece.
La litigiosidad, una apeleación jurídica de la que los gobiernos de Ardanza e Ibarretxe decidieron desistir por su nula aportación a la aspiración autonómica, es ahora demasiado frecuente entre los gobiernos vascos y central. La convicción del PP de que la norma común no entiende de excepcionalidades en su aplicación enerva las aspiraciones autonómicas y en este caso agota la paciencia del PNV. Quizá habría que empezar a hablar un poco más, aunque fuera en la intimidad.

Hay 3 Comentarios

¿Alguien tiene en la cabeza la imagen de cualquiera del PNV riéndose o aunque sólo sea sonriendo? Cualquiera, de toda su historia. Los del PNV están siempre enfadados, A Iñaki Azkuna, que en paz descanse, se le veían algunas sonrisas, más con los ojos que con la boca, que se resistía a soltar el rictus, pero lo hacía incluso cuando estuvo enfermo. Seguirán enfadados porque con Rajoy no se mueve ni el viento, y gracias, que los que tiene alrededor creo que son aún peores.

No hay nada que hacer con este gobierno ultranacionalista español de extrema derecha. Solo cabe esperar el fin de la legislatura y que las elecciones generales próximas (¿noviembre 2015?) traigan un gran cambio en el congreso español, como parece que puede suceder. Digo puede porque no descarto que un PSOE con nueva cara, que seguirá siendo vieja para muchos, alcance un acuerdo de "gran coalición" con el PP como ya sugirió en su día Felipe González, ese jarrón chino que sigue tutelando todo lo que se mueve en Ferraz.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

Juan Mari Gastaca

, delegado de El País en Euskadi. Se abre aquí un hueco para intercambiar opiniones sobre la vida política que en esta tierra vasca no deja a nadie indiferente y mucho menos cuando llegan unas elecciones.

Sobre el blog

Hablaremos sobre el día a día de la vida política que afecta a Euskadi, dentro y fuera de la casa común vasca.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal