The American way of life

El presidente no puede fumar

Por:

Ni comprar comida basura. Ni brindar con vino. Ni teñirse el pelo.

"¿Será dejar de fumar para siempre una de las resoluciones de año nuevo del nuevo presidente Barack Obama?", New York Times, diciembre de 2008.

"El Presidente hace una parada en un restaurante de comida rápida", FOX News, mayo de 2009.

"Michelle Obama dice que el presidente ha dejado de fumar", ABC News, febrero de 2011.

Obamasmoke

Hace tiempo que Estados Unidos declaró la guerra al tabaco. Los fumadores siguen arrinconados en portales y aceras lo suficientemente alejados de entradas de edificios para no decorarlas con ceniza. Fumar está prohibido en casi todos los espacios públicos, en edificios de oficinas y de apartamentos e incluso en algunas casas particulares.

Y también en la Casa Blanca.

Allí llegó Obama en 2008 como "el presidente que quería dejar de fumar". También tenía en la agenda, por mencionar algunos asuntos, una crisis económica, dos guerras, la reforma del sistema financiero y sanitario o el cambio climático. 

Todos ellos son asuntos que merecen el protagonismo de las ruedas de prensa diarias con el portavoz de la Casa Blanca. Junto con los problemas de Obama para dejar de fumar. 

"El presidente sigue tomando chicles de nicotina", explicó Gibbs hace un año. Contó que su jefe había conseguido dejarlo, pero que había tropezado en alguna ocasión "como cualquiera que está intentando dejar ese hábito". Pero también quiso dejar tranquilos a los periodistas y los norteamericanos que leerían después la información: "Obama sigue trabajando duramente en ello y le cuesta un esfuerzo probablemente todos y cada uno de los días". 

Gibbs ha llegado a responder preguntas sobre dónde consigue Obama los cigarrillos. Bueno, casi. "No lo sé, porque yo no fumo". 

Michelle podría hacer de cómplice, pero le pidió que dejara el tabaco cuando decidieron apostar por la presidencia. "Lo odio", confesó a la CBS. Obama no es un empleado más de la Casa Blanca. No puede cruzar la calle a comprar un paquete Marlboro en el puesto de la esquina. 

¿Y dónde fuma? Obama prometió antes de mudarse a la Casa Blanca que no rompería las reglas y no fumaría dentro de la residencia. Pero en cualquier portal, jardín o balcón al que se asome es objetivo de las cámaras. Ni siquiera aquel domingo en el que le partieron el labio en un partido de baloncesto pudo esconder un ligero mosqueo.

A lo largo de la historia, cuatro presidentes han convivido con el tabaco en la Casa Blanca. Bill Clinton y John F. Kennedy fumaban puros, Teddy Roosevelt prefería los cigarrillos y Gerald Ford se decantaba por la pipa. 

Pero los Obama han hecho de la salud y la buena alimentación uno de los sellos de su presidencia. Harán pasar a la historia iniciativas como la llevada a cabo por Michelle Obama, Let's Move, para luchar contra la obesidad infantil, o legislación para aumentar los impuestos sobre refrescos y comida rápida. Pero ¿tiene sentido todo esto si el presidente fuma y come hamburguesas cada vez que puede escaparse de la Casa Blanca?

La obligación de ser el modelo perfecto viene con el puesto de trabajo. A Obama le gusta la cerveza pero podemos contar con los dedos de una mano las veces que se le ha visto consumirla. También es aficionado al vino -las marcas estadounidenses celebraron su llegada como una oportunidad de promoción y negocio- y tenía en su casa de Chicago una bodega. 

Pero lo que sospechamos al ver imágenes del brindis en la primera Cena de Estado quedó confirmada en la segunda. Si no era Vodka, Obama brindó con agua. Quizás no sea supersticioso. Quizás compense la mala suerte con mantener impoluto el papel de presidente perfecto.

A pesar de que su esposa le delate de vez en cuando. O el informe médico oficial diga que está curado de su adicción "en un 95 por ciento". Si Obama toma una cerveza, es noticia. Si compra hamburguesas, es noticia. Y no se lo podemos contar a Michelle. Y si se hubiera teñido el pelo, pues también. 

Menos mal que lo aclaró la señora Obama: "Ya es demasiado tarde".

Hay 3 Comentarios

I am really satisfied with this posting that you have given us. This is really a stupendous work done by you. Thank you and looking for more posts.

eua es para los que luchan todos los dias por el futuro de sus hijos y familias con la moral muy alta bajo el odio de los fracazados que miran este pais tras las vitrinas somos ricos aun estando en el estandar americano de la pobresa y notamos cada ano que todo se proyecta hacia lo mejor si eres pobre tienes seguro si eres viejo tienes seguro ,si eres rico tienes con que pagarlo con la educacion lo mismo no se enganen buena alimentacion y una libertad y un conford que cuesta un millon de pesos

usa es y ha sido uno de los paises mas mentirosos del mundo

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Eskup

TWITTER

Periodistas de El País en EEUU

Archivo

noviembre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal