The American way of life

Redefiniendo violación

Por:

Uno podría pensar que toda violación es, por definición, un acto que se comete contra la voluntad de una persona y, por tanto, va intrínsecamente ligado al término “forzoso”. Pero en su afán por negar un derecho a las mujeres y  además acabar de una vez por todas con la posibilidad futura de que fondos federales financien abortos, un nutrido grupo de congresistas republicanos intentó pasar un proyecto de ley que sólo permitía interrupciones voluntarias del embarazo pagadas con dinero de los contribuyentes en caso de ‘violación forzada’. Ahí es nada: el Partido Republicano redefiniendo ‘violación’. Antes de seguir leyendo, por favor, vea este vídeo, satírico e inteligente, como siempre, del humorista Jon Stewart. “Violación clásica”; “Violación-violación”; y “lo sentimos señoras pero se acabó la fiesta de abortos gratis”. Está en inglés...

Captura de pantalla 2011-02-24 a las 3.01.04 p.m.

¡¿Violación forzada?! No, no es una broma. Sí, violación ‘forzada’, que excluye como víctima de una violación a cualquier mujer que estuviera embriagada, drogada, o incapacitada mentalmente en el momento de ‘mantener relaciones sexuales’ -porque, claro, siguiendo ese razonamiento ya no se puede decir ‘violada’-. Huelga decir que el incesto también quedaba fuera de juego, suele ser ‘consentido’, a fuerza de sistemático.

“Una vuelta a los tiempos en que no valía con decir que ‘no’. Esa fue la frase más comedida que pronunciaron quienes se oponen a la ley republicana, en general y, en concreto, a  que se incluya ese término. Para algunos lectores que siguieron la noticia a través de los medios de comunicación online, se trataba de una prueba más de que los autores de esa propuesta eran unos “bastardos sin corazón”.

La ley ‘No Dinero del Contribuyente para Abortos’, también llamada H.R.3, es “una de las iniciativas legislativas más extremas que he visto nunca”, aseguraba Nancy Keenan, presidenta del grupo a favor del aborto NARAL. Sin lugar a dudas, la propuesta del representante republicano por Nueva Jersey Chris Smith mandaba un mensaje muy claro a las mujeres: ciertos ataques sexuales no cuentan como violación.

Captura de pantalla 2011-02-24 a las 2.59.55 p.m.

Desde el año 1976, la conocida como enmienda Hyde –toma su nombre del congresista antiaborto Henry Hyde- prohíbe el uso de fondos de Washington para proporcionar abortos a mujeres de escasos recursos económicos que estuvieran acogidas al programa sanitario gubernamental Medicaid, fueran trabajadoras federales o pertenecieran al Ejército o fueran familiares de militares.  En 1993, el Congreso abrió el abanico y permitió una excepción, que pudiera usarse dinero público en interrupciones de embarazos para todas las citadas anteriormente en caso de violación, incesto o que la vida de la futura madre estuviera en riesgo.

La enmienda Hyde debe pasarse anualmente y así se ha venido haciendo desde 1976. Pero los conservadores han sentido la urgencia de convertirla en permanente tras la aprobación el año pasado de la reforma sanitaria de Barack Obama, a la que los más críticos acusan de haber expandido el uso de fondos federales para abortos. No es cierto. Pero no importa. El Partido del Elefante tiene mayoría en la Cámara y ha querido aprovechar la oportunidad. De momento tiene más de 170 firmantes (en total hay 435 escaños; 242 de los republicanos y se estima que 246 representantes son contrarios al aborto –no me gusta el término pro-vida, como si los defensores del aborto fueran pro-muerte-). Su recepción en el Senado ya sería otra cosa. Y por supuesto, Obama siempre puede vetarla.

El escándalo ante la nueva definición de violación ha sido mayúsculo. Grupos de defensa de los derechos de las mujeres, juristas, medios de comunicación, la blogosfera…  y Jon Stewart. Todos clamaron contra semejante infamia. El GOP (Great Old Party, como se denomina el Partido Republicano) ha dado marcha atrás. No ve el error ni lo reconoce pero retira el término ‘forzosa’  unido al de violación. Qué detalle.

Hay 3 Comentarios

Thanks for sharing this information. I’m inspired to look through your other posts. Will come back to read more. Hope you can continue writing more great posts.


Exactamente Ciudadano C. Es lo que iba a escribir yo. El que ha escrito el articulo es ignorante simplemente. Lo llaman forzado para diferenciarlo de la violacion aceptada, que como dices es cuando alguien mayor practica sexo con alguien menor de la edad de aceptacion, que depende del estado. Aqui en Alabama por ejemplo creo que es a los 16. Si una pareja de novios tienen 16 y 15 anyos se considera por ley violacion, y el partido republicano no quiere financiar abortos para estos casos. Lo veo logico. El que haya escrito el articulo tiene que aprender derecho antes de hablar de ello. Una persona que ha bebido o que no es apta mentalmente no puede tomar decisiones como esa ni entrar en contratos por ley, asi que si seria violacion forzada.

No mencionan en su artículo el statutory rape, en el que un adulto se acuesta con un menor de forma consentida, y que se considera violación por muy consentida que sea la relación. Seguramente sería la aplicación más habitual en la distinción entre forzosa y no, y no tanto la distinción si se ha dicho no u otra cosa.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Eskup

TWITTER

Periodistas de El País en EEUU

Archivo

noviembre 2012

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal