Antonio Estella

Grecia: cómo salir del euro

Por: | 14 de mayo de 2012

20070717klphisuni_54.Ies.SCO

Es un secreto a voces que nadie se atreve a decir en público pero que todos comentamos en privado: Grecia saldrá del euro a lo largo del año. Primero, la situación económica del país se hace cada día más insostenible. Segundo, la situación política, tras el resultado de las elecciones del pasado 6 de Mayo, ha complicado todavía más las cosas. Y tercero, desde un punto de vista social, el país ha llegado probablemente al punto de no retorno. Es imposible pedirles más sacrificios a los griegos. Pero sin más sacrificios el rescate financiero del país no tendrá continuidad. Ergo habrá salida del euro.

El problema que se plantea, como es bien conocido, es que más allá de las consideraciones económicas que tendría la salida de Grecia del euro, no está claro cómo, desde un punto de vista regulatorio e institucional, se hace para salir del euro. Los redactores del Tratado de Maastricht y su saga no previeron esta opción. Quizá fue un acto de ingenuidad: pensaban que el euro sería, siempre, una historia de éxito. Quizá fue un acto voluntario: nada mejor para dar credibilidad a la nueva moneda que no prever situaciones de abandono de la misma. Quien sabe. El caso es que, desde un punto de vista jurídico, no existe un procedimiento legalmente tasado que indique cómo se sale del euro.

Para empezar, tenemos un primer problema: un Estado, ¿se sale del euro o le sacan del euro? Lo primero es posible, como argumentaré ahora. Pero lo segundo es legalmente imposible. La UE no puede “sacar” del euro a nadie, formalmente al menos. Puede, eso sí, hacer todo lo posible para que un Estado se vea abocado a esa situación. Pero “echar” del euro no es posible, en función de un viejo principio general del derecho: las medidas de carácter sancionatorio (y esta lo sería, supremamente) tienen que estar expresamente previstas en una norma jurídica. Como esta medida no está prevista ni en los Tratados, ni en su legislación de desarrollo, no hay manera de expulsar a ningún Estado Miembro del euro.

Por tanto, se sale del euro, no te sacan de él. Pero incluso una vez sentada esta idea, ¿cómo se hace para salir del euro? De nuevo, no hay un procedimiento establecido. Algunos autores acuden al artículo 50 del Tratado de la Unión Europea. Así lo hace, por ejemplo, Hannes Hofmeister, quien en un excelente artículo (18 Colum. J. Eur. L. 111), de obligada lectura, explora esta conexión. Como sabemos, el art. 50 del TUE prevé la posibilidad de que un Estado Miembro decida retirarse de la Unión; pero nada dice de retirarse de una política específica de la Unión, como es la Unión Monetaria, y menos todavía sobre la retirada del euro. Bajo mi punto de vista, el art. 50 del TUE es un “take-it-or-leave-it”: o te retiras de la Unión o sigues en ella, pero no puedes estar en la Unión y retirarte de aspectos específicos de ella, sobre la base de esa disposición al menos.

¿Qué se puede hacer, por tanto? Grecia se podría salir unilateralmente del euro. Pero ni es lo más responsable, ni es lo que más reputación internacional daría a este país. Por tanto, mi recomendación es que se saliera pero respetando lo más posible la legalidad comunitaria. Para ello, Grecia debería hacer lo siguiente. Primero, manifestar de forma clara y expresa a las autoridades comunitarias que quiere abandonar el euro. Segundo, debería solicitar al Consejo la inaplicación de la Decisión del Consejo, de 19 de junio de 2000, que fue la que confirmó su entrada en el euro. Tercero, el Consejo emitiría otra decisión similar a la anterior en la que indicaría que Grecia ya no cumple los criterios de adhesión al euro y que en consecuencia, y a petición propia, se establece su abandono de la moneda común. Por supuesto, en esa misma decisión, o en otras normas conectadas con la anterior, se establecería un protocolo de salida y cómo queda el nuevo dracma en relación con el euro.

No me gusta, no le gusta a nadie. Pero Grecia saldrá del euro. Esperemos que al menos lo haga bien.

 

Hay 41 Comentarios

No me gusta que Grecia sea empujada fuera del euro; creo que se podrían encontrar soluciones que no pasasen por la asfixia económica de los griegos. Me parece que estamos ante una negociación en la que ambas partes (Grecia-Alemania) han perdido la perspectiva.

lo he leído hace unos minutos en otro sitio: "Igual es la tontería del día ¿Pero no sería más fácil que saliesen de la zona euro Alemania y los países saneados? Ellos con nuevo euro megaguay y nosotros en caída libre con el viejo hacia la tan deseada devaluación, pero con euros para pagar pensiones, sueldos, deudas a los bancos alemanes, al BCE, la deuda pública y el copón bendito." Pues no me parece mala idea

Yo creo que Grecia va hacia el caos. Algunos ya hasta hablan de la posibilidad de que los militares den un golpe de Estado, algo que hace sólo un par de años era inimaginable en un país de la UE.

Cuando veo lo que está pasando en Grecia no puedo dejar de recordar lo que experimenté cuando viví en la antigua Unión Soviética entre 1989 y 1991: esa angustiante sensación de que el país entero se precipita en caída libre y de no saber cuándo va a tocar fondo.

Un tema apasionante para sociólogos políticos, psicólogos sociales e historiadores.

Grecia (o Portugal o España) no son Alemania del Este. No habrá integración europea, económica o política, porque en el fondo las hormigas centroeuropeas nunca se han considerado hermanas de las cigarras mediterráneas, y sin una identidad cultural fuerte la solidaridad económica no es posible.

Alex: por supuesto que tendría costes la salida del euro. Pero el problema es el siguiente: los griegos no aceptan los sacrificios que les impone la lógica económica. Por lo tanto, democráticamente no se les pueden imponer. Sólo hay dos soluciones: o damos un golpe de Estado y las imponemos de forma autoritaria, o salimos del euro y hacemos que el propio mecanismo del mercado las aplique de forma "automática" a través de la depreciación de la tasa de cambio. Ante lo inaceptable de lo segundo, parece que sólo queda lo segundo.

Juega al mejor simulador político, económico, y militar; gratuito y por navegador web:
http://xurl.es/n2yw0

Alex: yo voy más lejos todavía: la más perjudicada por el hundimiento de europa y del euro es alemania. Pero la miopía de sus políticos actuales parece no dejarles ver ese hecho. Ellos verán.

Cual es el secreto?

Luis: cierto, la salida tendría costes para Grecia (y los demás). Nada que decir sobre ello, estoy de acuerdo. Yo no quiero que Grecia salga del euro, solo intento analizar cómo se hace legalmente, llegado el caso.

¡Salgamos con ellos todos los países del Mare Nostrum y creemos la Confederación del Mediterráneo! ¡Banca pública e impago de la deuda mafiosa!

Es interesante el articulo y el esquema de pensamiento mágico que esta por detrás, plantea que: "Es imposible pedirles más sacrificios a los griegos", como si la salida del euro no fuese acompañada de un gran sacrificio. A partir de ese punto todo es un problema legal de como se sale o "te salen". Pero no vuelve sobre costos ni sacrificios de la salida.

Ya nos están vendiendo la idea de que Grecia va a salir del euro para que la vayamos asimilando. Lo que hay que hacer es que Merkel asuma que va a costar dinero a los alemanes ayudar a Grecia o incluso que pueden tener que pagar una parte de su deuda igual que tendremos que hacer el resto de europeos. Pero que no se olvide Alemania que recibió ayudas europeas por la reunificación y los demás no nos quejamos.

Rodrigo: a nadie le gusta que grecia salga del euro; a mí, menos todavía. Pero cuando salga lo mejor es tener las cosas claras y saber cómo tiene que hacerlo. Eso es lo que pretendo en este post; no pretendo ofender a nadie, menos a los griegos. Saludos.

Querido Antonio, muy interesante lo que escribes creo que no te has enterado de muchas cosas. Para empezar, la mayor parte de los griegos están en contra de las medidas de austeridad pero están a favor de seguir en el euro. Los griegos sienten frustración al ver que están pagando ellos los costes de una deuda que en su mayoría no han generado. Es posible que a Europa le interese que este país salga de la Eurozona y que realicen todas las medidas de presión para que esto se lleve adelante, pero la lógica que usted plantea esta totalmente sesgada. Parece que cada vez que se ejerce el derecho democrático aquí, ¨se complican màs las cosas¨. Pues mire usted, si dejamos de hacer siempre lo fácil y empezamos a apuntar a los que verdaderamente han creado esta situación (usted como catedrático sabrá la función de Goldman Sachs o el BCE en este problema) podemos encontrar otras soluciones que no sean las que les conviene a las grandes potencias de nuestro continente. Saludos

Belen: yo también lo espero. No me gusta nada. Pero lo veo muy probable. Mejor saber qué habría que hacer, cómo habría que operar. Y si, solidaridad con Grecia, que es igual a solidaridad con todos. Saludos

Esperemos que Grecia no salga del euro y que se evite que Turquía, un país que no respeta los Derechos Fundamentales, no consiga entrar en la UE.
Reducir este asunto al meramente económico no es de recibo. Así que pensemos en el fondo de solidaridad que debemos todos a los griegos. Con la exigencia, eso si, de que se actúe contra la corrupción, la especulación financiera, y el abandono.
Griegos, uníos, no estáis solos en la resistencia.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Catedrático Jean Monnet de Gobernanza Económica Global y Europea y Profesor Titular de Derecho Administrativo en la Universidad Carlos III de Madrid. Es doctor en derecho por el Instituto Universitario Europeo y posee un master en Derecho Europeo por la Universidad Libre de Bruselas. Es promotor y miembro del Grupo de Trabajo 'Plan B', dedicado a realizar propuestas alternativas a las salidas de la actual crisis económica.

Archivo

julio 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal