Antonio Estella

Condiciones leoninas

Por: | 26 de junio de 2012

Esopo

El Gobierno español pidió formalmente ayer a Bruselas el rescate a nuestro sistema bancario. A partir de ahí, entramos en una negociación a cara de perro sobre la “condicionalidad de la ayuda”. Mientras el gobierno español está intentando que las condiciones se apliquen solamente a la banca española, la Comisión europea y en general las instituciones de gobernanza económica europea, están intentando que vayan más allá. Las declaraciones de Almunia ayer en Madrid no dejan lugar a dudas sobre las verdaderas intenciones de la Unión Europea: “pensar que hay países que dan dinero gratis es vivir fuera de la realidad”, ha dicho el flamante comisario europeo.

Hasta aquí, todo correcto. Todos podemos suscribir las palabras de Almunia. El problema no está ahí. El problema está en qué pides a cambio de dar dinero. Y es aquí donde es importante aclarar conceptos. Pensar que hay países, como dice Almunia, que dan dinero a cambio de nada es vivir fuera de la realidad. Pero pensar que debemos de darlo todo a cambio de la ayuda sería situarnos, también, fuera de la realidad.

En derecho hay un concepto muy interesante, que se estudia aproximadamente en el primer año de la licenciatura (ahora, del grado), que es el de “condiciones leoninas”. Es un concepto que debemos de empezar a manejar en esta crisis, y a recordar a muchos supuestos líderes políticos europeos, para entender cómo nos están tratando aquellos países “que nos dan dinero”. Una condición leonina es una condición que se inserta en un contrato (de préstamo, por ejemplo) para “beneficiar solamente a una de las partes”. Como sabemos por el derecho de los contratos, éstos tienen que reflejar un cierto equilibrio entre las dos partes, de tal manera que si una impone a la otra condiciones leoninas, los tribunales de justicia pueden llegar a anular dicho contrato. Vamos, el ABC del derecho.

Es interesante entender cual es el origen de la expresión “leonina” para este tipo de condiciones. Leonino quiere decir “perteneciente al León”. Ello nos recuerda que la expresión proviene de una fábula de Esopo, autor de historias y cuentos tan conocidos como “La cigarra y la hormiga” “El león y el ratón” y mi favorita, “La zorra y las uvas”. Pues bien, Esopo fue el creador de otra fábula, que es la que viene al caso aquí, que es “Las partes del León”. En una de sus versiones, esta fábula cuenta que un día se asociaron un león, una zorra y un asno para cazar. La zorra, el más astuto de los tres animales, elaboró el plan. El asno azuzó a los animales a los que se quería dar caza y fue el león el que los cazó. Luego dividieron el botín entre tres. Cuando se iba a producir el reparto, lo primero que hizo el León fue asestarle un zarpazo al asno y matarlo. Seguidamente, le dijo a la zorra: “la primera parte es para mí, dado que he sido yo el que ha cazado; la segunda parte es también para mí, dado que soy el rey de la selva; y la tercera parte es, igualmente, para mi, si no quieres que te pase lo mismo que le ha pasado al asno”.

Me paro aquí, rellenen ustedes las casillas vacías: quien es el león, quien la zorra, y quien el asno en este juego europeo de los rescates. Pongan los nombres que pongan, lo importante son dos cosas:

1)      Que llamemos a las cosas por su nombre; algunas de las condiciones que nos quieren imponer desde Bruselas pueden ser razonables, otras profundamente injustas, llamemos a las segundas como merecen, “leoninas”;

2)      Que no aceptemos las que consideremos que son del segundo tipo, recuerden: condiciones que se establecen en beneficio solamente de una parte y en perjuicio de la otra.

 

Hay 18 Comentarios

Ángel comenta sobre un hecho importantísimo:"La competencia mundial aumenta y no podemos vivir igual de bien que antes, tenemos que acostumbrarnos a un menor bienestar" como el propio de naciones de Africa o de América Latina.

¿Nos irán a comunicar al pueblo esas condiciones leoninas? De ellas no sabremos nada pues son clausulas secretas en ese contrato.

Gracias por el artículo, muy interesante. Sobre todo si uno echa un vistazo a la historia. ¿Qué originó la gran inflación alemana de 1923? pues la imposibilidad de cumplir con las condiciones "leoninas" que los vencedores impusieron a Alemania tras la I gran guerra. Esas mismas condiciones fueron uno de los factores que facilitaron el auge del nazismo. ¿Que posibilitó el milagro de la RFA tras la II guerra mundial? una plan de ayudas sin exigir ninguna contrapartida hacía todos los países que se vieron destrozados por la alemania nazi. Curiosamente, esa política dio lugar a un proyecto extraordinario, la comunidad europea.

Si la señora Merkel (imaginaria) hubiera sido líder del bando aliado y Alemania hubiera tenido que resarcir todas las pérdidas causadas a los aliados, a día de hoy nuestra señora Merkel estaría limpiando el piso de algún francés.
Como consuelo, recordar que aunque los europeos hemos repetido la misma historia regularmente a lo largo de los siglos, esta es casi la primera ocasión en que no hay violencia, guerra y muertos de por medio. Al menos, eso deseamos todos

Si hubiera una zorra que advirtiera de no asociarse con el león, la próxima vez cazar le resultaría más difícil. Para este caso me gusta más la historia de la rana y el escorpión que le pide cruzar el río. Los argumentos racionales del escorpión - si te pico me hundo también yo - convencen a la rana. Cuando, a medio camino, el escorpión la ataca y la rana lo mira sorprendida, el escorpión comenta: - es mi naturaleza - La naturaleza de "los mercados" es apostar a la baja contra el poco solvente, la naturaleza de merkel es pensar en culpas y no en expectativas. Cuando el euro se hunda y con él nosotros, los ahorristas alemanes y los fondos con deuda pública en euros, ella responderá con el gesto didáctico y modosito: - es mi naturaleza -

Condiciones leoninas son aquellas que existen cuando entras en el terreno del león.
Si crees que es absolutamente necesario recibir ayuda de hasta 100.000 millones, entras en el terreno del león.
¿pero que pasa si no lo crees?
Nos dicen que solo el 30% del sector bancario (¿o, el fiananciero?) necesitan ayuda.
¿Es estrictamente cierta aquella hipótesis de "demasiado grande para dejarlo caer"?
Si es cierta, ¿vale la pena que el país se endeude más aún, para que ese 30% siga haciendo negocios comprometidos, que no solo podrían volver a ser, nuevamente, inviables para ellos sino que además sean capaces de comprometan más al país, en el futuro?
¿No es indeseable salvar a un grupo de pésimos gestores?

Si no es cierta esa hipótesis, ¿porque no dejarlos a ellos solos, para que sepan que las condiciones leoninas existen para todos y, de paso nos libramos de un 30% de malos gestores?

En esencia, las condiciones leoninas no son las que le corresponde al país asumir, bajo la óptica de un gobierno responsable.
Otra pregunta tonta Antonio. ¿Puede el restante 70% del sector (supuestamente sano) asumir la gestión prorrateada de las carteras mal gestionadas hasta ahora?

Ahora el turno le toca a Espana, ya conociamos en Cuba que dos transnacionales con sede en New York y una en Europa se reunieron en Belgica secretamente en 1989 para usar a Cuba como trampolin de comunicaciones, ya que suponian que iria hacia el capitalismo, y usar la isla para influir y dominar la Bolsa de Valores de Nueva York y de esa manera controlar la economia norteamericana, en toda esa reunion se hablo en aleman y se repartieron a Cuba con la misma metodologia conque Hitler se repartio a Polonia en la reunion anterior a la invasion a ese pais. Ellos no tienen un contrato, de antemano les digo que tiene un plan para el reparto de Espana donde les impodran tarde o temprano hasta la programacion de television que tienen que ver.

Considero que es muy positivo ilustrar a sus lectores con un término archiconocido en Derecho como el de las condiciones leoninas. Que, todo sea dicho, todos alguna vez en nuestra vida en el tráfico jurídico nos sometemos en parte y por voluntad propia.

Dicho lo cual no es óbice para que intente confundir a los lectores legos en economía asumiendo que las condiciones pactadas entre el Estado Español y la CE tengan dicho carácter. Afirmando alegremente sin ningun tipo de soporte documental en su argumentación. Esto es una pena ya que como docente le atribuía unos principios básicos como es aquel de argumentar con conocimiento de causa. También es reprochable el hecho de que no considere condiciones leoninas el tipo de interés al que se está remunerando a los tenedores de renta fija en las últimas subastas de obligaciones del Estado. Ahí, desde mi humilde opinión, existe un buen simil con la denominación proveniente del Derecho Romano.

¿Sabe el autor si en la fábula de Esopo había algún abogado o juez que finalmente impidiera que las condiciones del león se cumplieran?

Las condiciones no tienen que ser leoninas, pero lo cierto es que la competencia mundial aumenta y no podemos vivir igual de bien que antes, tenemos que acostumbrarnos a un menor bienestar, eso es así

es notable la capacidad de subjetividad que tienen las personas. estas condiciones leoninas estan siendo aplicadas en otros paises y no dan resultado, por el contrario, han desbaratado incluso lo que funcionaba. a nadie en este periodico ni en ningun otro le importaba un comino, total, son "otros" los que las padecen. algo habran hecho no? a darles con un caño!! hizo falta que solo le vieran el hocico al leon para cambiar radicalmente el discurso. de pronto sentimos afinidad con los "apestados" de ayer y sentimos "solidaridad" con lo que estan pasando...asi exorcisamos el miedo a que nos pase tambien a nosotros. y decimos que el ser humano es racional....

Excelente artículo.

Si me lo permiten diré que de la misma manera que quienes menos tenemos sólo contamos un ratito cada 4 años para echar un sobre en una urna, no nos carguen con responsabilidades a estas alturas: ¿vale?

Yo me pregunto si viene al cuento ahora esto. Q pensaran los q nos van a dejar la pasta si hace 4 años cuando ellos empezaron a apretarse el cinturon nuestro gobierno empezo a regalar PCs a los peores estudiantes del mundo. Seguia llamando inmigrantes q eran muy necesarios para nuestra economia. Hacia siempre todo lo contrario de lo q los europeos entendian como prudente. Como nos van a dejar pasta ahora si nadie se puede fiar de nosotros? Quien se puede fiar de un PSOE q hace 8 meses suplicaba para hacer una reforma constitucional!!! q ahora no asume. Quien se puede fiar de un pais q en 4 años ha pulido( encima para no se sabe q) el presupuesto de 6,4 años y aun habla q de recortes nada??
Yo me pregunto si estaran locos estos europeos q no nos echan del euro, de la UE y hasta de Africa nos echarian...por insensatos.

Ruben: como sabes muchas de las fábulas de Lafontaine están inspiradas en Esopo. Se discute si Esopo existió o no en realidad, pero de existir, la primera versión de la c y la h se le atribuye a él, igual que muchas otras fábulas que se le atribuyen a él y que luego re-escribió Lafontaine. Abrazos

"La cigarra y la hormiga" es de La Fontaine

Pero también es verdad que hay por ahí un dicho muy extendido e inteligible: ¡¡ A la fuerza ahorcan ¡¡ ¿ Se hacía absolutamente necesario ex ante, asumir con resignación llegar hasta el patibulo, aun cuando involuntariamente, es decir, a la fuerza ? Creo que no. Pero para eso hubiera sido necesario que los políticos y de entre ellos la clase dirigente, hubieran hablado alto, claro, a tiempo y con la verdad, para que los ciudadanos, conscientes de la situación, supieran a qué atenerse...

Pero nadie habló ni alto ni claro (siempre en susurros y bajo eufemismos); nunca a tiempo, sino a toro pasado; nunca, o casi nunca, con la verdad. Sí ya sabemos que, como alguien con acierto ha dejado escrito, la verdad es como una afilada espada sin empuñadura. Quien la utiliza se corta y si además forcejea con ella, se mutila. Pues ojo a lo que se suscribe, porque sí, en un momento dado y como en fébril pataleo, se puede invocar lo de las condiciones leoninas... Pero sobre todo, otros invocaran que "las obligaciones que nacen de los contratos tienen fuerza de ley entre las partes contratantes y deben cumplirse al tenor de los mismos".
Es cierto que este imperativo se puede "dulcificar" a tenor de otros preceptos, pero ¡ largo me lo fiais ¡

Software profesional para ganar a la ruleta en casinos online
¡Ganar a la Ruleta por sistema es posible con BetterBet y unos minutos al día!
Más información en el siguiente enlace:

http://jlgc79.btbet.hop.clickbank.net

El leon financiero pacta, es decir, impone, al trabajador esclavo las condiciones de la esclavitud: ...trabajar 20 horas diarias, durante todo el año, comer solo una vez al día y en 15 minutos, en especial, las sobras de los ricos, eliminar la educación y la sanidad, sancionar las ideas de libertad (de opinar), igualdad (de oportunidades) y fraternidad (amor al prójimo). No olvidemos estimados lectores que en cualquier momento ese león morirá de diarreas después de tanta voracidad.

El gobierno que tenemos está suspirando por firmar condiciones leoninas, por firmar lo que sea, así que ya nos hacemos una idea de si saldremos (más) perjudicados.
Yo creo que el asno es España y el león Alemania. La zorra no lo sé, pero el que se relame es China y EEUU los tiene de corbata. Así lo veo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Catedrático Jean Monnet de Gobernanza Económica Global y Europea y Profesor Titular de Derecho Administrativo en la Universidad Carlos III de Madrid. Es doctor en derecho por el Instituto Universitario Europeo y posee un master en Derecho Europeo por la Universidad Libre de Bruselas. Es promotor y miembro del Grupo de Trabajo 'Plan B', dedicado a realizar propuestas alternativas a las salidas de la actual crisis económica.

Archivo

julio 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal