Antonio Estella

El informe Wert o Alicia en Wonderland

Por: | 13 de marzo de 2013

Images

Llama la atención en el Informe Wert la poca importancia que se le da a la cuestión fundamental que tiene planteada la Universidad española hoy en día: la de su financiación. Casi 90 páginas dedicadas a hablar de cómo implementar la enésima reforma sobre temas que no le importan nada a casi nadie en la Universidad (como la elección del Rector) frente a 9 sobre el tema clave, que es su financiación. La cuestión de la financiación de la Universidad es tan fundamental, que hubiera merecido un tratamiento específico, en un informe separado.

Pero más allá de ello, y aunque sea brevemente, el informe señala alguna que otra cosa que merece ser analizada con algún detenimiento. Por ejemplo, que la Universidad tendrá que tener una financiación de alrededor del 3% del PIB español, o que la financiación pública debe ser “suficiente”.

El informe no dice, sin embargo, como se llegará al 3% de la financiación que el mismo establece; por ejemplo, si ese 3% será completamente público o público y privado. El tono general del informe hace temer que será más bien lo segundo, ya que el límite mínimo de financiación pública no se establece (solamente se dice, como ya he señalado, que deberá ser “suficiente”). Dependiendo de cómo entendiéramos el informe, la mayor parte de la financiación podría ser privada.

¿Habría algún problema en admitir una financiación mayoritariamente privada de la Universidad española? En principio no, siempre y cuando España fuera, por ejemplo, Estados Unidos, y tuviera una riqueza y diversidad de posibles financiadores como la que hay en Estados Unidos, sus alumni tuvieran la capacidad de encontrar, tras finalizar sus estudios universitarios, trabajos remunerados millonariamente y por tanto pasaran a convertirse en parte de los potenciales financiadores de la Universidad, y hubiera, finalmente, una gran pluralidad de confesiones religiosas (amén de otros grupos) interesados en meterse en el business de la educación superior. Si todo eso ocurriera, entonces no habría demasiado problema. Doy un dato: la Universidad de Princeton, por ejemplo, tiene un endowment de unos 18.000 millones de dólares, más dinero que todo el dinero presupuestado para todas las universidades públicas españolas en 2012. Todo esto estaría, por tanto, muy bien, salvo por un pequeño detalle: que España no es Estados Unidos.

Ese es el principal problema del que adolece el informe. Los miembros de la Comisión, algunos de ellos reputados profesionales que desarrollan su labor docente e investigadora en prestigiosas universidades de fuera de nuestro país, se creen que son Alicia, y que España es el país de las maravillas. Al hablar de otro país, confunden deseos con realidades, todo ello además con un punto de hostilidad hacia la universidad española que rezuma a lo largo y ancho de todo el informe (para muestra, un botón: “la primera condición para mejorar la calidad del SUE es reconocer que [ésta] es muy insuficiente: la falta de universidades españolas de excelencia es incontrovertible. Pag. 7 del informe). La cuestión es que sí que es controvertible, si tenemos en cuenta su escasísima financiación, tal y como se señala en este excelente artículo. Yo también me he formado en universidades extranjeras, y sin embargo, mi opinión de la Universidad española es diferente: teniendo en cuenta lo pobremente que está financiada, parece milagroso que funcione todos los días desde hace mucho tiempo.

La Universidad española tiene un problema esencial con su financiación, problema que es, además, endémico, lo que la RAE define como “enfermedad que reina habitualmente”, es decir, que siempre hemos tenido este problema. Y se ha venido a acentuar ahora con la suicida estrategia de salida de la crisis que primero el gobierno de Zapatero y luego el gobierno de Rajoy, acuciados por la estrechez de miras de la Unión Europea, están implementando desde 2010. Sí, señores, podían haber establecido una excepción en su política de recortes en relación con la ciencia, la investigación y la Universidad españolas. Porque si nos tomamos en serio documentos europeos como el de la Estrategia 2020, en el que parece que está inspirado el informe Wert para fijar precisamente el porcentaje de financiación al que me he referido antes, las cosas están entonces bastante claras: la ciencia, la investigación, las Universidades, son uno de los posibles motores de crecimiento de nuestros respectivos países y una de las principales fuentes para la salida de la crisis.

Me encanta Alicia en el país de las maravillas. Se lo leo a mis hijos por las noches. Y me preguntan siempre, al final, cuando les apago la luz: “Papá, ¿esto es un cuento, no? Sí, es un cuento, hijos míos”.

Hay 3 Comentarios

►►►INCREIBLE VIDEO Te Explica Como ELIMINAR LA GRASA De Tu Cuerpo Sin Dieta Ni Pildoras!!
►CIENTÍFICAMENTE COMPROBADO◄
►NO DAÑA A TU CUERPO◄
►► ► Mira el VIDEO GRATIS aquí: http://www.su.pr/2we2i5

Un problema similar al de la financiación de la Universidad española es el de la financiación de la futura Formación Profesional.
En la futura implantación de la LOMCE hay una gran contradicción: por un lado se pretende hacer una reforma educativa de bajo coste y por otro se quiere impulsar a la Formación Profesional. Y esto supone dinero, ya que una plaza escolar de Formación Profesional es considerablemente más cara que una plaza de bachillerato. Posiblemente se pretenda que, además de las Comunidades Autónomas, sean las empresas y los propios aprendices los que soporten el gasto.
http://www.otraspoliticas.com/educacion/formacion-profesional

Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate en gratis en [ http://bit.ly/123Estra ] desde tu navegador.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Catedrático Jean Monnet de Gobernanza Económica Global y Europea y Profesor Titular de Derecho Administrativo en la Universidad Carlos III de Madrid. Es doctor en derecho por el Instituto Universitario Europeo y posee un master en Derecho Europeo por la Universidad Libre de Bruselas. Es promotor y miembro del Grupo de Trabajo 'Plan B', dedicado a realizar propuestas alternativas a las salidas de la actual crisis económica.

Archivo

julio 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal