Antonio Estella

¿Nos “liberamos” del euro?

Por: | 25 de abril de 2013

Clavel_4

 

Hoy se celebra el 39 aniversario de la revolución de los claveles; hoy España ha alcanzado su cifra record de desempleados. Puede parecer una ironía de la historia que estos dos hechos se produzcan al mismo tiempo. Pero quizá no lo sea. Los portugueses se levantaron contra una dictadura, al grito de democracia y libertad. La pregunta es si los españoles se levantarán frente a una cifra de desempleo tan insoportable. En realidad, también en este caso, se trata de democracia y libertad. La única diferencia entre el 25 de Abril portugués de hace 39 años, y este 25 de abril, es que entonces el “enemigo” a batir estaba bastante claro: la dictadura iniciada por Salazar. Ahora para muchos la situación es insoportable, ¿pero de quien habría que liberarse? Aparentemente, vivimos en una democracia, y hay libertad. Por tanto, aunque no nos guste el actual estado de cosas, nadie sabría muy bien contra quien dirigir su ira.

Ello es sin embargo pura apariencia. En realidad estamos sometidos a una dictadura quizá peor que la portuguesa o la española de hace cuarenta años, porque es más sutil, y funciona de manera casi invisible. Y podemos personificarla, también, quizá no en una institución o en una persona, pero sí en un símbolo: el euro. En realidad estamos así porque formamos parte del euro. Por tanto, ¿nos liberamos de la moneda única?

Hay muchas razones para pensar que España no saldría tan mal parada si saliera de la moneda única. Para analizar esta cuestión hay que tener en cuenta al menos tres cosas: primera, cual es el perfil de los países que han tenido más tendencia a salir de uniones monetarias (o arreglos similares); segundo, qué nos dice la evidencia empírica en relación con los países que efectivamente han salido de uniones monetarias; y tercero, cuales son los condicionantes no solamente económicos sino también de tipo social que hay que tener en cuenta para tomar una decisión en este sentido.

Primero, ¿cuál es el perfil de los países que han tenido tendencia a salirse de uniones monetarias? De acuerdo con un estudio de Andrew Rose, hoy ya un clásico moderno, los países que han tenido más tendencia a salirse han sido, tradicionalmente, países grandes, desarrollados económicamente, y con democracias bien asentadas. En esos tres aspectos España puntúa alto, a pesar de la recesión actual, y por tanto, se conformaría con el perfil de los países que han solido tomar este tipo de decisiones. Segundo, ¿qué nos dice la evidencia empírica? Según el FMI, que nadie ha podido hacer consolidaciones fiscales sin una mezcla de ajustes, reformas estructurales, y políticas monetarias. Más concretamente, podemos comparar, en este sentido, los casos Argentino y Coreano. Argentina se salió de la paridad con el dólar en 2002. Aunque inicialmente la economía argentina sufrió una fuerte recesión, al año de la vuelta al peso el país estaba creciendo (y de hecho ha crecido a una tasa media de más del 7% desde ese año hasta 2011). Además de ello, el país mejoró muchísimo sus tasas e igualdad (coeficiente Gini de 0,54 en 2003 hasta 0,44 en 2010). En el caso de Corea, este país estaba atado al dólar (aunque con más flexibilidad que en el caso argentino) antes de que estallara la crisis de septiembre de 1997. Como consecuencia de la misma, el won sufrió en los meses posteriores una fortísima depreciación, aunque la situación mejoró algo al inicio de 1998. En cualquier caso, Corea inició con ello la mejor época de su historia económica, que todavía sigue produciendo resultados hoy en día (crecimiento medio del PIB del más del 5%  desde 1999 hasta 2011). Con respecto a la igualdad, este país mejoró, pero no tanto como Argentina, puesto que partía de una situación mucho mejor (coeficiente Gini de 0,316 en 1998 hasta 0,310 en 2010). La comparación es útil porque si tenemos en cuenta la progresión económica de ambos países hasta la fecha, la conclusión que sacamos es que además de retomar el control de la política monetaria, las reformas estructurales hacen que el desarrollo sea más duradero y sostenible a lo largo del tiempo.

En tercer lugar, hay que tener en cuenta, según señalan Hausman y Velasco (2002), fundamentalmente tres aspectos para tomar decisiones sobre salirse de monedas (o arreglos similares): la tasa de cambio real, la capacidad de financiación de un país, y el comportamiento de sus exportaciones. En relación con los tres aspectos, España presenta malos datos: tiene un problema de competitividad que en gran medida le viene dado por estar el euro sobreevaluado, tiene un problema de financiación (los tipos a los que se financia en el largo plazo son insoportables) y aunque las exportaciones parecen tener un comportamiento algo mejor, los últimos datos con los que contamos nos dicen que, debido al frenazo que están sufriendo las economías de nuestro entorno, también aquellas están resintiéndose.

A todo ello hay que añadirle la parte del ajuste “social”: además de los más de seis millones de parados, que hoy conocemos, España se ha convertido en el segundo país más desigual de la eurozona y en el cuarto de toda la Unión Europea; pero si tenemos en cuenta la distribución del ingreso (índice S80/S20), España emerge como el país más desigual de la Unión Europea en su conjunto.

Es difícil proyectar a priori cuáles serían los resultados de una salida del euro para la economía española. Inicialmente ello supondría un empobrecimiento de la población, pero de toda en general, sin excepciones. Todo el mundo quedaría afectado, con lo que lo que la situación actual, en la que hay vencedores y perdedores claros del proceso de ajuste, se disiparía en alguna medida. Segundo, si atendemos a las experiencias que he citado antes, es posible que el país sufriera en los primeros compases, pero al menos lo que nos dice la teoría clásica es que la recuperación de la soberanía monetaria unida a la devaluación de nuestra nueva moneda empujaría a las exportaciones y por tanto al crecimiento, con lo que el país volvería a crear empleo. Y la vuelta a la senda de crecimiento y de creación de empleo sin duda repercutiría positivamente en la rebaja de nuestros actuales índices de desigualdad.

Las ataduras de ayer son diferentes a las ataduras de hoy. O quizá no tanto, depende de cómo se mire. ¿Sabremos liberarnos también de éstas?

Hay 51 Comentarios

El pueblo español debe, tiene que revelarse contra la tirania europea. Salir a escape de las políticas genocidas impuestas. Seguir el ejemplo de Islandia exigiendo se juzgue a los políticos y banqueros responsables de la crisis. Negar el pago de la deuda, dando un corte de mangas a los mercados. Labrarse un porvenir con autonomía y si nos equivocamos, que nadie nos niege ese derecho siempre preferible a dejarnos equivocar por terceros.

El pueblo español debe, tiene que revelarse contra la tirania europea. Salir a escape de las políticas genocidas impuestas. Seguir el ejemplo de Islandia exigiendo se juzgue a los políticos y banqueros responsables de la crisis. Negar el pago de la deuda, dando un corte de mangas a los mercados. Labrarse un porvenir con autonomía y si nos equivocamos, que nadie nos niege ese derecho siempre preferible a dejarnos equivocar por terceros.

La crisis tiene su causa en la gigantesca corrupción que padeció y padecen aun muchos paises dentro y fuera del euro, todo ello con dusfraz democrártico. Y esa crisis se agudiza con políticas estúpidas de exprimir mas a los desposeidos, a las clases bajas y medias, favoreciendo a los grandes intereses financieros que controlan la economía mundial. Se han olvidado del derrumbe del feudalismo y de las monaquias tiránicas del pasado histórico que asolaron a campesinos y obreros. La guillotina asoma en el horizonte.

Don Antonio Estella,

Con el debido respeto, el salir o quedarnos dentro del euro, no es lo que condiciona el supuesto estado de bienestar ni griego, ni español ni de ningún país miembro de la unión monetaria.

Lo que condiciona es esta maldita mentalidad corrupta. Sí! Es verdad que en todos los países hay corrupción. Pero eso no justifica que nosotros lo seamos.

No es normal que tengamos una institución como es la corona, por citar un ejemplo, que en esencia contradice los principos democráticos. Es decir, ni usted ni yo podremos jamás llegar a ocupar un sitio dentro de la corona, a menos que nos casemos con alguno de sus miembros.

Qué mayor ejemplo de enchufismo es ese. Se llama corrupción. Tolerada y legalizada, pero corrupción.

Y encima, los miembros de la corona, que deberían ser un ejemplo brillante a seguir para el resto de las familias españolas... no son sino un grupo que dizque forman una "supuesta" familia, en la que sus miembros para empezar no se dirigen la palabra entre ellos.

Es eso correcto?

Y que decir de los líderes de partidos? Rubalcaba y sus asquerosas corruptelas, respaldado por grupitos en la sombra.

Y Rajoy por las misma.

Yo le digo a usted. Ellos son la punta del Iceberg.

Mi vecino cobra el paro y trabaja independientemente ganando tres veces más que yo, que me afano en pagar mis impuestos y en cumplir la ley. Y qué recibo a cambio...? patadas por el trasero de parte de Montoro, dueño o copropietario de sitios donde la gente se juega su dinero.

Si yo fuera presidenta de gobierno, solicitaría a todos los españoles honestos y hartos de esta políticas, arrojar su dinero a los bancos y encerrar en ellos a todos los políticos corruptos que roban por enriquecerse nada más.

Los dejaría ahí, adentro, con todo el dinero de España... Ahí metidos sin salir, sin probar bocado, sin agua... inmersos en su supuesta riqueza... juntos todos... en sus cochinos bancos... Y al resto de la sociedad que no busca enriquecerse por ser más rico que el prójimo, les otorgaría grandes extenciones de tierra para cultivar y crear cosas artesanales, y educar a nuestros niños dentro de principios básicos. El primero de esos principios: no robarás, no matarás, no mentirás...

Me pregunto: estaría usted de acuerdo o también usted busca ser reconocido por el mundo. Aplaudido y sobrevalorado al igual que tantos dizque economistas, periodistas, escritores y políticos.

La vanidad don Antonio... La vanidad mueve a todos los que dicen conocer la solución a la economía de la Unión y del resto del mundo... y cuando llegan al poder... olvidan sus principos y valores.

Deberriatua: "El precio de la soja no es el del oro, si no evidentemente el de la soja, muy variable por cierto".
Si?. No será al revés?

SALIR DEL EURO !! SOBERANIA ECONOMICA

Creo efectivamente q debierámos salir del €, no sólo x las cuestiones enunciadas (excepto x aquel/los q dicen que España se rompe....¿cómo se puede ser tan inculto?)
En una Europa sin aranceles, España como cabeza visible del turismo mundial (x sus condics_naturales y geográficas, ad+ de la infraestruc actual de su Industria) no debería temer gravar al extranjero con un Diezmo a cambio de disfrutar de su descanso y/o ocio (NO ES ESPAÑA EL PAÍS DEL CACHONDEO??? PUES APROVECHEMOSLO.........¿ o acaso alguien cree que los turistas que año tras año vienen acá, a cq de los emplazams_turísticos o no turísticos propiamente dichos, van a dejar de venir xq apliquemos una tasa tursítica [partimos de la base de una moneda propia (menor valor respecto al €) atractiva para los intercambios no sólo comerciales] >>>
>> al final de todo esto, el Visitante/Turista obtiene que por los mismos € (renta disponible para el gasto turistico) que antes gastaba, ahora adquiere más productos (turísticos y no turísticos), y, posiblem alargue sus estancias en nuestro país -> En Conclusión, todo este gasto ya no se reparte con nuestros ""socios"" europeos, sino que se usa para reequilibrar la Industria Española.

Me criticarán x no indicar q les pasará al resto de los sectores industriales españoles, pero, lanzo otra cuestión, a mi parecer, relevante >>>
En un mundo laboral en el que las empresas se deslocalizan [ante la pasividad de los Organismos Nacionales y Supranacionales] buscando el mayor beneficio (sin repartir éste equitativamente entre l@s unidades producitvas de éstas, el beneficio obtenido=salario según tarea desempeñada) ¿¿ No sería España un buen sitio para invertir, dado q su moneda es más atractiva, su situación geográfica es idonea y el carácter de sus gentes, x su grado de solación anual recibido, anima al experimento??

¿y si en vez de salida, ruptura, una decisión que nadie será capaz de tomar, se optara por diluir el euro?. Hay varios guiones posibles y no excluyentes.
Una. los "bones". Los españoles nos prestamos a nosotros mismos. El gobierno emite bonos negociables a 10 años y con ellos paga: paga la paga extra de los funcionarios, la investigación e innovación, la dependencia, la revolución energética (aislamiento, red inteligente). ¿Cuanto valdrán los "bones"?. Depende. Si quien los tiene está necesitado de dinero inmediato, tal vez consiga 500 por uno de mil. El euro empezaría a perder valor.
Dos. Se diseña un papel titulado "estonoesuneurobono". Deuda mutualizada Francia, España, Italia, Portugal, Grecia. El euro sigue bajando.
Ni el mejor contrato del mundo esta a salvo de la mala fe, de la voluntad de tergiversarlo. Alemania (sus bancos y su sirvienta) eligieron, una vez más, aprovechar a su favor la letra del contrato. LLegar a acuerdos es imposible, hacer cosas por nuestra cuenta es lo único democrático. Quienes conservaron los bonex del corralito, recuperaron todo su valor en dólares al cabo de 10 años.

Me parece evidente que la única vía posible para recuperar el terreno perdido es la salida del euro. En primer lugar para recuperar la soberanía y la democracia con mayúsculas, como usted tan acertadamente advierte. ¿En qué cabeza cabe pensar que unas instituciones que funcionan como lobbies de la banca internacional, los oligopolios y los gobiernos extranjeros, van a aportar las soluciones que necesita la clase media?
Pero es predicar en el desierto Sr. Screwdriver, no se moleste porque el esfuerzo intelectual que esto requiere es una tarea inasumible para el ejército de borregos egoístas (nadie que tenga un euro ahorrado y un trabajo estable aceptará perder 30 ctmos para que otra persona obtenga un empleo) que han modelado a su antojo los medios en este país.

Todos nuestros problemas vienen de la cantidad de políticos que tenemos y lo mal que lo gestionan todo. Lo que es insoportable es que un país como España, con la mitad población que Alemania, tenga el doble de políticos, y encima corruptos.
No le echemos la culpa al euro, ni a Alemania, ni a la UE, miremos para casa y de una vez por todas acabemos con esta dictadura disfrazada de democracia.

Todo lo relativo a la UE se vivió en España mezclado con el advenimiento de la democracia. Nuestros políticos querían acceder a Europa (UE y OTAN) para anclar definitivamente a nuestro país dentro de las democracias europeas. El esfuerzo se hizo en paralelo a la construcción del Estado del Bienestar por lo que era fácil asociar Europa con prosperidad.

Y llegó el Euro. España fue de los primeros en suscribirlo, sin un debate en profundidad sobre sus implicaciones, convencidos de que más Europa sería mejor para todos.

Pero no caímos en algunos matices. Como que el Banco Central Europeo se diseñó como clon del Bundesbank y entre sus objetivos no figuraba ni el crecimiento ni el mantenimiento del nivel de empleo. Sólo el control de la inflación. Recordemos que ya entonces había economistas, sobre todo norteamericanos, que advertían de las carencias de crear una zona monetaria -con el único objetivo ya citado- sin unión política ante la eventualidad de una crisis económica.

Y aquí estamos ahora. Seguro que salirse del euro traería consecuencias. Y no debemos olvidar que sería un proceso largo. No se sustituye una moneda de la noche a la mañana. Es más que probable que se generasen turbulencias financieras nada desdeñables.

Pero creo que, aunque tarde, deberíamos asistir al debate que no hicimos en su día. Al que deberían incorporarse nuestros economistas y nuestras fuerzas políticas -por muy denostadas que estén- sobre la conveniencia para España de pertenecer o no al Euro, visto lo visto.

Demasiado tarde, teníamos que habernos salido al principio de la crisis, cuando la Merkel utilizando el arma del Euro, inició la destrucción de nuestra economía, las posibilidades de crédito de las empresas, el tejido empresarial, millones de parados y la siembra de miseria por todo el país, después de una escalada por otros países, naturalmente.

''recuperación de la soberanía monetaria unida a la devaluación de nuestra nueva moneda empujaría a las exportaciones y por tanto al crecimiento, con lo que el país volvería a crear empleo'' Y que vas a exportar? el tomate almeriense o el freson de Huelva? Y la gente que ha comprado un piso en euros, como van a pagar sus creditos con una peseta devaluada, en lugar de devolver sobre cuarenta años, habra que ampliar a los 250.
España no puede salir del Euro, seria la ruina de todos, aunque ahora estamos ya en la ruina.

Cualquiera se puede salir del euro como antes se podía salir de la peseta. Vamos, que cualquiera puede tener invertido su capital en la moneda que le plazca.

Creo sinceramente que España siempre ha tenido un porcentaje de población extramadamente trabajadora, lista y emprendedora, pero nunca ha dirigido el pais. Muy al contrario, la masa peor (egoista, torpe, etc) siempre ha tenido la listeza de estar al mando del pais. Recuerdo que en historia me contaban que cuando volvio D.Juan de Austria de vencer en Lepanto le interrogaron con "cuanto te has gastado en picos, palas y azadones" (o similar)........ ¡En fin! Un desatre..... Este pais no tiene remedio porque la clase dirigente, JAMAS, repito JAMAS pensará ni actuará en beneficio de los españoles y mucho menos de su futuro..... Esto no tiene solución, pero creo que por simple ORGULLO deberiamos plantearnos salir del euro, y luchar nosotros mismos por nosotros. Ya echamos en su momento a los visigodos pidiendo auxilio al islam....¡No nos parecemos NADA a los alemanes! No tenemos nada en común, ni tenemos su forma de ver la vida.... Somos latinos.

Me he descojonado con lo de poner a Argentina de ejemplo... claro que sí, empecemos a imprimir billetes como churros. xDDD

Como ya han dicho varios, citar el caso argentino me parece que es un parangón estúpido. En segundo lugar nuestra deuda en pesetas devaluadas ¿a cuánto ascendería?. Por último prepare usted a la clase media española para volver a ahorrar la nómina de tres meses para comprarse una tv en color o un móvil moderno. Vendedor de humo...

No hay, y tal vez no habrá, en España un partido que se atreva a dar ese paso. ¿Alguien se imagina a Rajoy, o a Rubalcaba, o a quien les sustituya en el futuro decidiendo que nos salimos del euro? Ni con mayoría absoluta, ni con acuerdo nacional , ni de ninguna manera. Para eso hay que tener una categoría política, un patriotismo y una valentía de los que los líderes políticos españoles carecen.

El euro es un armazón para impedir que dentro de una unión monetaria las distintas monedas (culebra) fluctúen y desarticulen está "culebra". Pero está fluctuación es "natural" sin políticas fiscales, de empleo, salarios y precios comunes a los Estados miembros. Ya que el armazón o moneda única impide esta natural fluctuación, la tensión generada conlleva una implosión o derrumbe de las economías mas débiles de esta culebra cubierta.

Estos alemanes no paran de vivir por encima de sus posibilidades, de los cadáveres de los países a los que pisan y devoran sus bancos. El desprecio a la vida humana de la señora Merkel y sus bancos no tiene límites.

A salirse del euro con coraje y determinación y darle un portazo a Merkel. Por dignidad democrática. No más dinero público y sufrimiento para engrosar las arcas de los bancos alemanes. La Unión Europea hace tiempo que fue una farsa para el beneficio de un solo estado etnocéntrico y arrogante que no entiende de derechos civiles fuera de sus límites fronterizos.
Fuera. Puerta. Libertad, Igualdad, Fraternidad,Democracia.
Seamos los primeros, fuimos los primeros que luchamos contra regímenes fascistas en Europa. La historia nos dará la razón de nuevo. Al fascismo hay que combatirlo rápido antes de que se propague y nos vuelva a humillar, como en los treinta.

La referencia a la Argentina ... no sé que pensar. Si nos toma por tontos o es que no tiene ni idea. Interesante la reacción del ministro de economía argentino a una cadena de tv griega a la pregunta "y la inflación" ..."Corten, me quiero ir", contesta. Y dolar "oficial" o "dolar blue". En fin, que mejor mandarlo a algún lugar entre Ushuaia y La Qiaca: se puede establecer en cualquiera de los 5121 km entre una y otra. Ah! pague entes de marcharse todas las deudas.

"Interesante" opción quizá para los sobreendeudados pero que perjudicaría a los ahorradores, quizá especie en extinción en España. Con ello, seguiríamos la filosofía "de perdidos al río"... y los que han sido prudentes, que se fastidien también, un sinsentido más a sumar a otros muchos. Lo cierto es que sumarse al euro no tuvo sentido desde un principio (1 café=166 pesetas ¿no es de locos?) pero la cuestión era sumarse a Europa y subirse al carro de otros países aún cuando la economía española no era tan potente. ¿Comparar con Argentina? Otro sinsentido, porque ¿la paridad peso-dólar no fue otro disparate, acaso valían lo mismo? Pues tampoco. Esto es un suma y sigue de sinsentidos, cuando lo que se tendría que buscar a nivel de integración europea y GOBERNANZA ECONÓMICA es que realmente no primen más los intereses de un país (Alemania) sobre otros (por cierto, España pidió los créditos, otro sinsentido), que DOMINE LA POLÍTICA BIEN EJERCIDA SOBRE LA DICTADURA DE LOS MERCADOS y conseguir una ECONOMÍA REAL FUERTE Y PRODUCTIVA EN ESPAÑA (industria, investigación, etc... ¿utopía?) En cuanto al titular, provocativo, sí pero llevamos oyendo "cantinelas cenizas" desde el 2008 y seguimos en el euro... afortunadamente una moneda aún más fuerte que el dólar (24/04/13: paridad a 1.3080 euro/dólar) ;PPP
Blog Antoine Kerfant - Ideas y Ahorro.com: "Llegado a este punto, es posible que los políticos, presionados por los ciudadanos, opten por la otra opción: deshacer el euro (o que salgan los miembros más débiles entre los cuales está España). Los impactos son difíciles de prever, pero en todo caso lo lógico sería que los países que volviesen a sus monedas (la peseta para España), optasen por devaluar. De esta forma recuperarían la competitividad de los salarios (cosa mucho más sencilla que hacer las reformas estructurales de productividad). Para reducir la deuda externa, otro truco muy práctico sería recurrir a la inflación. Poco a poco el importe de deuda dejaría de valer nada".

Esta segunda situación, complicada para todos, tiene el inconveniente de perjudicar a los más prudentes (los ahorradores) mientras alivia a los que se sobreendeudaron de forma demasiada arriesgada. Sus deudas valdrían cada vez menos y serían más fáciles de pagar.

Creo que antes de estar en el euro ya se solucionaban estas crisis devaluando la peseta, si salimos del euro seguro que tambien salimos de la crisis. Pero mi pregunta es: ¿ dejariamos de ser alguna vez una republica bananera ?, porque solucionada la crisis nuestros politicos volverian a lo mismo, gastos inecesarios, corrupción, etc. Seamos serios de una vez, si queremos que nos respeten y que no nos traten como republica bananera debemos seguir en el euro ó en otra autoridad que controle a nuestros politicos.

No se le escapa a nadie que salir del euro supondría numerosos problemas y alguno de ellos de gravedad. Pero es que la situación actual ya presenta numerosos problemas y de gravedad. No voy a enumerarlos porque están bien presentes en la mente de todos. Lo que sí es claro es que bajo el euro no tenemos resortes para afrontar el futuro con garantías de alcanzar una recuperación digna, ni a medio ni largo plazo. El camino que llevamos es palpable y evidente, las cosas van cada vez a peor en todos los sentidos y no se vislumbra una salida mínimamente satisfactoria. La tendencia del desempleo seguirá su curso, al igual que el desmantelamiento de los servicios públicos y el empobrecimiento del país, sin recursos ni autonomía para cambiar el modelo productivo. Socialmente la situación es cada vez más insostenible y llegará al límite crítico. Es cuestión de tiempo, quizá de poco tiempo. Si el país no puede pilotar su futuro y va a seguir sumido en esta especie de neocolonialismo, la opción es clara: más vale una vez rojo que ciento amarillo. En cualquier caso ya va siendo hora de que se plantee este debate en toda su amplitud y profundidad. El porvenir del país con el euro ya está marcado.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es Catedrático Jean Monnet de Gobernanza Económica Global y Europea y Profesor Titular de Derecho Administrativo en la Universidad Carlos III de Madrid. Es doctor en derecho por el Instituto Universitario Europeo y posee un master en Derecho Europeo por la Universidad Libre de Bruselas. Es promotor y miembro del Grupo de Trabajo 'Plan B', dedicado a realizar propuestas alternativas a las salidas de la actual crisis económica.

Archivo

julio 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal